¿Qué sería de la piedra sin el martillo?…

xavierEn su profesión de trabajador público, Chico, cierta vez, fue a visitar a un compañero, que residía a algunos Kilómetros más allá de Pedro Leopoldo.

El compañero, intempestivamente, lo recibió con dos piedras en la mano. Lo insultó y cuando Chico intentaba responder, delicadamente, Emmanuel intervino, diciéndole:

– No digas nada, ejemplifica la propia fe, soportando la injusticia y los desahogos. Él sufre del hígado, y hace días que siente cólicos hepáticos. No respondas a los insultos y exacerbaciones. Necesita exteriorizar los venenos que están en el alma y en el cuerpo y, tú, te limarás, te purificarás y mejorarás, silenciando… Continue reading

Amar a Dios

DiAmar es vida.

Sin el amor de Dios que todo vitaliza, la Creación volvería al caos del principio. Antes, por tanto, del amor no había Creación, porque Dios es Amor.

*

Sin amor el amor al prójimo no se puede amar a Dios. En ese particular el Evangelio es todo un himno al Creador, mediante el elocuente testimonio de amor al prójimo, presentado por Jesús. En todos Sus pasos el amor se exterioriza en una canción de hechos, renovando, ayudando y levantando a los Espíritus. Continue reading

Amar sin amarrar

Richard_simonetti.Me preguntan, frecuentemente, que podemos hacer por los familiares desencarnados, que sepamos no preparados para enfrentar el retorno a la vida espiritual. Tres iniciativas son básicas.

* Oración.

Es un alivio para las almas sufrientes, aquellas que se sitúan perplejas ante las realidades espirituales que insistieron en ignorar en el pasar de sus experiencias. Cuando oramos por los desencarnados, no solo los beneficiamos con vibraciones de alivio, como evocamos, en favor de ellos, la asistencia de los amigos espirituales. Continue reading

Advertencia a los médiums

ManoelFilomenodeMirandaAllan Kardec afirmo con sabiduría que la mediumnidad es “apenas una aptitud para servir de instrumento más o menos dócil a los Espíritus en general” (1) Por esa y otras razones, los médiums no se pueden vanagloriar de haber sido elegidos como misioneros de la Nueva Era, dejándose sucumbir a los tormentos de la fascinación sutil o extravagante. La actividad mediúmnica, por eso mismo, constituye oportunidad bendita para el perfeccionamiento intelecto-moral del individuo, que se permitió errores en reencarnaciones anteriores, comprometiéndose en lamentables situaciones espirituales. La mediumnidad es, por tanto, una enseñanza especial para la auto recuperación, debiendo ser utilizada de manera digna, en cuyo ministerio de amor y de caridad será encontrada la directriz de seguridad para el reequilibrio. Continue reading

La leyenda del niño

niniosdelfuturoDicen que el Supremo Señor, después de ubicar en la Tierra a los primeros hombres, dividiéndolos en razas diversas, esperó, años y años, por la adhesión de aquellos al Bien Eterno. Creando a todos para la libertad, aguardó pacientemente que cada uno construyera su propio mundo de sabiduría y felicidad. En vista de eso, con sorpresa, comenzó a oir del Planeta Terrestre, en lugar de alabanzas y gratitud, únicamente desesperación y lágrimas, blasfemias e imprecaciones, hasta que, un día, los más instruidos, amparados en la distinción de Embajadores Angélicos, se elevaron hasta Dios, a fin de suplicar providencias especiales. E, inclinados delante del Todo Poderoso, rogaron cada cual a su vez: Continue reading

Oro y Experiencia

ChicoAkardecChico, en un viaje con su jefe de trabajo, exponiendo aquí y allí apuradas muestras de ganado, paso por Sabará y, de allí, por las Minas de Morro Velho. Las visitó por horas y se deslumbró con lo que vio.

El trabajo afanoso y sacrificado de la extracción de oro, su búsqueda, en grava, en el interior de la tierra, en una profundidad y distancia inconmensurable, le causó asombro inopinado. Observó a un hermano mayor, encallecido en aquel trabajo, en la que dió toda su existencia, y le preguntó: Continue reading

Ana Bitter

kardecLa pérdida de un hijo adorado es una herida que causa terrible pesar. Pero ver un hijo único que prometía las más bellas esperanzas, en el que se han concentrado todos los afectos, desmedrarse a vuestra vista, extinguiéndose sin sufrimientos, por una de esas rarezas de la naturaleza que burlan la perspicacia de la ciencia.

Haber agotado inútilmente todos los recursos del arte y adquirido la certeza de que no hay ninguna esperanza, y sufrir esta angustia todos los días, durante largos años, sin prever su término, es un suplicio cruel que la fortuna aumenta, lejos de endulzarlo, porque no se tiene la esperanza de verla gozar a un ser querido. Continue reading