Browse this website in:
Google
Web
Buscar en Luz Espiritual

La weblog Espirita de Mari

 

Radio Colombia Espirita

Hora local

Barcelona-España
La Rivalidad PDF Imprimir E-mail
Psicografia
Escrito por Administrador   
Sábado, 18 de Octubre de 2008 18:34

La rivalidad hoy en día hay muchos hermanos que la poseen, es una actitud egoísta y desde luego no es nada agradable. La rivalidad hoy en día ya desde niños la tienen, ya desde temprana edad existe una rivalidad que cuando son mayores pueden perjudicar mucho, pues el sentimiento de rivalidad hace que la competitividad sea mas fuerte. Es una pena que en esta sociedad la rivalidad sea normal, pues para el mundo espiritual es una acción negativa, por que en vez de ver al semejante como hermano, es como un rival, en los trabajos donde ganáis el sustento hay rivalidad en muchas cosas, donde los jóvenes estudian hay rivalidad, la sociedad hace que haya rivalidad y eso no es bueno. Con los años la rivalidad se vuelve hostilidad y un egoísmo que enferma el alma, los obsesores aprovechan esas circunstancias para que haya un mal y recelos de manera que la discusión y los odios puedan surgir, y todo esto es como una enfermedad que si no se controla puede ir a peor.

Los padres con sus hijos deberían de educarlos sin rivalidad, y educarlos para que piensen en el Padre y no querer ser mejor que el otro, por que de lo contrario la gente se volverá cada vez mas egoísta y solo mirara por sus intereses aun pisando al hermano, y es una pena llegar hasta eso, pues cuando dejen la materia se vera la realidad tal y como es y verán el egoísmo que han conseguido.

La rivalidad empieza por cosas muy pequeñas y que a simple vista no parece nada serio, pero se va poco a poco agrandando y la persona se vuelve egoísta y frívola y eso no es nada bueno para vuestro adelanto, no os dejéis apoderar por la rivalidad, el pensamiento mas pequeño que tengáis de rivalidad y de egoísmo no lo dejéis florecer en el alma, pensad que todos sois hermanos y que el Padre todo lo ve, pues perdonad al hermano que os hace mal y pensad en el Padre, pues es la manera de que no caigáis en ese laberinto que es el egoísmo, siempre ved al semejante como un hermano en evolución que esta aprendiendo como vosotros, pues todos queréis llegar al Padre, lo que pasa es que no todos tienen esa fuerza y ese amor, se dejan arrastrar por las malas sensaciones y el egoísmo, no os dejéis vosotros arrastrar y ayudad a vuestros hermanos con el ejemplo de templaza y de honestidad, pensando en el Padre y progresando hacia El.

No os dejéis llevar y luchad por ser mejores, luchad por querer al Padre y aprended de nuestro hermano Jesús, siendo El un ejemplo universal para llegar al Padre.

Por el espíritu Rafael
Médium; Bertolinni