Augusto Michel

allan-kardec-tratado5El Havre, marzo de 1863

Éste era un joven rico, amigo de tratarse bien, y que gozaba amplia y exclusivamente de la vida material. Aunque inteligente, la indiferencia por las cuestiones serias era el fondo de su carácter. Sin maldad, antes bueno que malo, era amado por sus compañeros de placer y buscado en la alta sociedad por sus cualidades de hombre de mundo. Sin haber hecho mal, no había hecho bien. Murió a consecuencia de la caída de su carruaje en el paseo. Evocado algunos días después de su muerte por un médium que le conocía indirectamente, dio sucesivamente las comunicaciones siguientes:

8 de marzo de 1863. “Estoy apenas separado de mi cuerpo, así es que difícilmente puedo hablaros. La terrible caída que ha hecho morir a mi cuerpo pone a mi espíritu en gran perturbación. Temo por lo que va a ser de mí, y esta incertidumbre es cruel. El horrible sufrimiento que mi cuerpo ha experimentado no es nada, comparándolo a la turbación en que estoy. Orad para que Dios me perdone. ¡Oh, qué dolor! ¡Oh, gracias, Dios mío! ¡Qué dolor! Adiós.” Continue reading

Otra vez las monedas

ancianoHabía una vez en las afueras de un pequeño pueblo, dos casas vecinas. En una, vivía un afortunado y acaudalado agricultor. Estaba rodeado de sirvientes y tenía acceso a todo lo que pudiera ocurrírsele. En la otra, una casucha humilde, vivía un viejito de hábitos muy austeros, que usaba gran parte de su tiempo en trabajar la tierra y orar. El viejo y el rico se cruzaban diariamente y cambiaban unas pocas palabras en cada encuentro. El rico hablaba de su dinero y el viejo hablaba de su fe.

— La fe… –se burlaba el rico— Si como dices, tu Dios es tan poderoso ¿por qué no le pides que te envíe suficiente como para no pasar las privaciones que atraviesas? Continue reading

Año nuevo, vida nueva

amaliaCuando conocí el Espiritismo, al llegar el primer día del año 73, quise emplear bien sus horas, y me dirigí a un hospital a visitar enfermos, acompañada de una joven amiga, parienta cercana de la superiora de aquel triste asilo. Después de recorrer algunas salas, entramos a ver a la madre Rosario, que nos recibió cariñosamente, llamándome mucho la atención su porte verdaderamente señoril y majestuoso, pues a pesar de su hábito, se veía en ella a la mujer elegante, aristocrática, y bajo su blanca toca brillaban unos ojos grandes, negros, magnéticos y soñadores. Continue reading

En dos ayunos permanentes

chico_xavierSi hace ayuno espiritual constantemente, frenando la lengua, cuidando el pensamiento, vigilando los ojos y demás sentidos, para no perder la asistencia de sus Mentores, Chico también hace el ayuno material absteniéndose de comer lo que le gusta y le hace mal.

Hace tiempo, fue víctima de un cólico hepático que le amargó la existencia por dos meses y le hizo rodar de dolor en la huerta de su casa.

José Xavier, que fue su hermano en la Tierra y que, hoy, en el más allá, lo ayuda en la misión mediúmnica, le recomendó que se alimentase una sola vez por día e incluso así de chayote, patatas, poquísima carne y cocida en agua y sal, y, a la tarde, que tomase, solamente, una taza de té con una galleta solo. Continue reading

La sentencia cristiana

juezUn juez cristiano, riguroso en la aplicaciones de la ley humana, pero fiel en la devoción al evangelio, encontrándose en medio de una sociedad corrompida y perversa, oró, implorando la presencia de Jesús.

Tantas sentencias condenatorias debía dictar diariamente, que se le endureció el corazón. Sin embargo, atormentado, entre la confianza que consagraba al divino maestro y a las acusaciones que se consideraba obligado a formular, rogó, cierta noche, al Señor, que le esclareciese el espíritu angustiado.

Efectivamente, soñó que Jesús venía deshacerle las dudas aflictivas. Se arrodilló a los pies del amoroso amigo y preguntó: Continue reading

Convite a la siembra

Di“La mies a la verdad es mucha, mas los obreros pocos” (Lucas: capítulo 10º, versículo 2.)

Se extiende, inmenso, el campo para sembrar…. La generosa gleba aguarda cultivo y preparación.

Las simientes son la palabra del Señor, fértiles y nobles, en su potencial liberador. Hay, sin embargo, otras simientes que han recibido la preferencia de los hombres.

Todos somos sembradores. Ejemplos generan lecciones, palabras proponen conceptos, pensamientos elaboran ideas. Estamos siempre delante de profesores, rodeados de aprendices. Continue reading

Amor y pasión

Richard SimonettiLa joven pregunta:

-¿Chico, amor es sinónimo de pasión?

-¡Ah! Hija mía, amor es comidita fresca, ropa lavada y planchada, biberón listo… ¡Pasión es como el Joelma, coge fuego y acaba todo!

Con la simplicidad y la jovialidad de los sabios, el médium establece diferencias fundamentales entre esos dos sustantivos, equivocadamente tomados a cuenta de sinónimos. La pasión se sitúa en los dominios del instinto, busca apenas la autoafirmación, el placer a cualquier precio, sin preocupaciones mas allá de la hora presente. Continue reading

Familia

familiaEn el mundo animal, en sus etapas más simples, no ocurre convivencia entre genitores y descendientes: insectos nacen preparados para su existencia que, generalmente, es corta, y las tortugas marinas entierran sus huevos fecundados en la arena, de los cuales, después de cerca de 60 días, salen las crías que instintivamente van para el mar, muchas en este viaje pierden la vida, victimados por predadores naturales. Aves y mamíferos alimentan y protegen sus hijos hasta que estos puedan cuidar de si, cuando se desligan completamente de ellos.

Para el hombre es diferente la situación, porque él surge en medio a una sociedad organizada y en el seno de una familia, junto a la cual, en un período de varios años, se dará su desarrollo físico, intelectual y moral con adquisición de la independencia de escoger, precisando, así, aprender a usar su libertad. Continue reading