Browse this website in:
Google
Web
Buscar en Luz Espiritual

La weblog Espirita de Mari

 

Radio Colombia Espirita

Hora local

Barcelona-España
En la sociedad PDF Imprimir E-mail
Psicografia
Escrito por Administrador   
Viernes, 08 de Julio de 2011 15:39

Desistir de, solamente, aparentar propósitos de evangelización, mas reformarse efectivamente en el campo moral, no sometiéndose a cualquier hábito menos digno, incluso consagrado por otro.

La evolución requiere de la criatura la necesaria dominación sobre el medio en que nació.

Perdonar siempre las posibles e improcedentes desaprobaciones sociales a su fe, confesando, cuando fuese preciso, su calidad religiosa, principalmente a través de la buena reputación y de la honradez que le embellecen el carácter.

Cada espíritu responde por sí mismo.

Libertarse de las presiones sociales que funcionen en detrimento de la fe que profesa y desapegarse de “excusa” sistemática con que pueda acomodarse a cualquier actitud menos feliz.

La negligencia provoca desperdicios irreparables.

Apartarse de los lugares viciosos con discreción y prudencia, sin crítica, ni desdén, solamente relacionándose con ellos para prestarles colaboración fraterna a favor de los necesitados.

El cristiano sabe descender a la sima del mal, socorriendo a las víctimas.

En obligación alguna, considerar sobrepasadas o ridículas las prácticas religiosas naturales del Espiritismo, como meditar, orar o predicar.

La doctrina espirita es una sola en todas las circunstancias.

Tributar respeto a los compañeros que fracasaron en tareas del corazón.

Hay luchas y dolores que solo el Juez Supremo puede juzgar en sana conciencia.

Atender a los supuestos felices o infelices, cultos e incultos, con respeto y bondad, distinción y cortesía.

La condición social es apenas presentación pasajera y todos los papeles son permutables en la sucesión de las existencias.

“Sigamos, pues, las cosas que contribuyen para la paz y para la edificación de unos para con los otros”-Pablo (Romanos, 14:19)

Espíritu Andre Luiz

Médium Waldo Vieira
Extraído Del libro “Conducta Espirita”
Traducido por Jacob