A un espíritu que huye de la luz

amaliaMujer, hace algún tiempo que perdiste a una hija adorada, pero su muerte no fue una muerte tranquila; no te puedes acostumbrar a la idea de perderla velándola en sus noches de insomnio y de fiebre. No; fue por el contrario una sorpresa horrible la que recibiste. La niña estaba ante ti risueña y confiada, sonriente como la inocencia, hermosa como la felicidad, cuando ese elemento voraz, esa llama abrasadora que tantas víctimas ha ocasionado en los pasados siglos, esas lenguas de fuego que destruyen cuanto tocan, envolvió a tu hija cuando menos lo esperabas, y en el breve plazo de cinco horas quedó extinguida la savia vital de aquella niña encantadora, que durante diez años fue tu delicia por su gracia, por su donaire y gentileza, por su cariño, por su bondad, por su despejada inteligencia, y sobre todo, por ser tu hija, porque para las madres todos los hijos son dechados de virtudes y modelos de hermosura. La impresión que debiste recibir fue tan dolorosa, que renunciamos a describirla, porque hay dolores que se profanan si se pretende trazar sus límites. Continue reading

Las muchas formas de alabar al Señor

jardinAlabar a Dios puede significar el acto de glorificar, adorar al Creador. También la demostración de reverencia y amor al Todopoderoso. En general, cuando se menciona la alabanza a Dios la mente nos lleva a religiosos enclaustrados en conventos y monasterios, que dedican su vida a cantar himnos, a la meditación y a las oraciones. Sin embargo, cuando nos referimos a la oración, encontramos que es alabanza, petición y agradecimiento.

¿Será posible al hombre común, con familia, profesión, tantos deberes que atender, externalizar alabanzas a su Creador? Continue reading

Los discípulos

Jesus_discipulosFrecuentemente, era en las proximidades de Cafarnaúm que el Maestro reunía a la gran comunidad de sus seguidores. Numerosas personas lo aguardaban a lo largo del camino, ansiosas por escuchar su instructiva palabra. Pero no tardó en componer su reducido colegio de discípulos. Después de una de sus predicaciones del nuevo reino, llamó a los doce compañeros que, desde entonces, serían los intérpretes de sus acciones y enseñanzas. Ellos eran los hombres más humildes y simples del lago de Genesaret.

Pedro, André y Felipe eran hijos de Bethsaida, de donde igualmente provenían Santiago y Juan, descendientes de Zebedeo. Leví, Tadeo y Santiago, hijos de Alfeo y su esposa Cleofas, pariente de María, eran nazarenos y amaban a Jesús desde la infancia, siendo muchas veces llamados “los hermanos del Señor”, por sus profundas afinidades afectivas. Continue reading

Renacimiento de Cristo

JoannaLa irrefrenable ambición generada por el delirio de grandeza, es la responsable del desaliento de las multitudes arrojadas al sub-mundo de la miseria moderna, de donde procede el germen de la delincuencia que se esparce por los cuadrantes de la Tierra…

Y no es porque el psiquismo de Cristo se haya diluido en vano, a través de las páginas de la Historia; ni porque falten los testimonios grandilocuentes de la solidaridad y del amor, demostrando la sublime conducta de los mártires de la fe y de los misioneros de toda índole…

*

La humanidad conoce la trayectoria de los verdaderos argonautas del bien, que se sacrifican en el testimonio de los ideales de ennoblecimiento, mediante los cuales demuestran que, verdaderamente, el triunfo es una conquista interior sobre los ímpetus y pasiones animalizantes y no el dominio de objetos y valores de legitimidad muy dudosa. Continue reading

Amargura

andreluizSi la amargura le toca a la puerta, entorpeciéndole la cabeza o paralizándole los brazos, huya de esa intoxicación mental en cuanto pueda.

Si usted está enfermo, atienda al cuerpo enfermizo, en la convicción de que no es con lágrimas que usted recuperará el reloj defectuoso.

Si usted erró, busque reconsiderar la propia falta, reajustando el camino sin vanidad, reconociendo que usted no es el primero y no será el último en encontrarse en una cuenta desajustada que ruega corrección. Continue reading

Sobrevivencia

DiEn toda la Buena Nueva se trasunta sutilmente el suave mensaje de aliento inmortalita, en una invitación directa y sin modificaciones con respecto a la observancia de las leyes de la vida inscritas en la conciencia del hombre, como reflejo de la Divina conciencia.

Todo el ministerio de Cristo se realizó con el concurso espiritual de Mensajeros elevados que confraternizaban con las criaturas, así como de Entidades sufrientes que en El encontraban el vigor y la liberación de las desdichadas situaciones en las que se debatían… Continue reading

Palingenesia

reecarnarPalingenesia, vocablo usado para denominar la ley de renacimientos múltiples o renovación constante de las diversas manifestaciones de vida en el plano físico.

La Palingenesia, es uno de los aspectos de la ley cósmica de la evolución, que determina un constante progreso en toda vida manifestada en los mundos físicos del vasto universo.

Toda la creación, todos los mundos están regidos por las mismas leyes, emanadas de esa grandiosidad cósmica desconocida, en cuya energía estamos inmersos. Continue reading

La Iglesia de Antioquia

Haroldo“La institución fue iniciada por discípulos de Jerusalén, bajo las orientaciones generosas de Simón Pedro. (…) Antioquia era uno de los mayores centros activos. No faltaban contribuyentes para los gastos de las obras (…) entretanto, escaseaban los legítimos trabajadores del pensamiento (…) La institución de Antioquia era, entonces, mucho más seductora que la propia iglesia de Jerusalén. Se vivía allí en un ambiente de simplicidad pura (…) Había riqueza, porque no faltaba trabajo. Todos amaban las obligaciones diuturnas, aguardando el reposo de la noche en las reuniones de la iglesia, como una bendición de Dios. (…) La unión de pensamiento en torno de un solo objetivo daba la oportunidad a hermosas manifestaciones de espiritualidad. En noches determinadas, había fenómenos de “voces directas” (1). Continue reading

Momento Difícil

DivaldoEl mundo está en crisis, y Brasil tiembla, conforme el noticiario a todo instante. Se suceden los escándalos, y las sorpresas con las personas en ellas envueltas que producen un doble efecto: desencanto al confiar en individuos de aparente presentación digna, intachable, mantenedores, sin embargo, de conducta vulgar y criminal, así como la pérdida de la esperanza en días mejores ante la cultura a la deshonestidad que campea suelta.

La cuestión, sin embargo, es más amplia porque se presenta con carácter internacional. El ser humano parece haber perdido el rumbo ético, entregándose a los excesos de todo orden, reviviendo preconceptos bárbaros que se repiten causando lastima y compasión. Continue reading

Adversario íntimo

andreEl Evangelio según el Espiritismo Introducción-II y III Jesús y Kardec, cada uno en su propia dimensión histórica, tuvieron opositores implacables.

Jesús fue atacado por los saduceos.
Kardec, por los materialistas.

Jesús fue perseguido por los sacerdotes.
Kardec, por los religiosos intolerantes.

Jesús fue injuriado por los escribas.
Kardec, por los teólogos. Continue reading

Caracteres del hombre de bien

allan-kardec-tratado5918 – ¿Por qué señales se puede reconocer en un hombre el progreso real que debe elevar su Espíritu en la jerarquía espírita?

– El Espíritu prueba su elevación cuando todos los actos de su vida corporal son la práctica de la ley de Dios, y cuando comprende por anticipado, la vida espiritual. El verdadero hombre de bien es el que practica la ley de justicia, de amor y de caridad en su mayor pureza.

Si interroga su conciencia sobre los actos realizados, se pregunta si no ha violado esa ley, si no ha hecho mal, si ha hecho todo el bien que ha podido, si nadie ha tenido que quejarse de él, y en fin, si ha hecho a otro todo lo que hubiera querido que se hiciera por él. Continue reading