Venimos mandados por una fuerza que nosotros no podemos definir…

desencarnacionBuenas noches: Que el Altísimo nos bendiga a todos.

Venimos mandados por una fuerza que nosotros no os podemos definir; por una fuerza impulsiva y tan llena de luz que denota traer mucha inteligencia y amor para los hombres de la tierra. Somos uno de los muchísimos enviados que estamos en la tierra preparando las grandes transformaciones, los gigantescos acontecimientos y los ingentes problemas que hay que resolver para que se cumpla, lo más suavemente posible, la divina, excelsa y grandiosa transformación de vuestro mundo. Continue reading

Un viejo carpintero

carpinteroUn viejo carpintero estaba a punto de jubilarse. Llegó junto a su jefe y le informó la decisión. Los años pesaban mucho y él deseaba una vida más tranquila. Quería descansar un poco, estar más con su familia, no preocuparse más con horarios y rígidas disciplinas que su labor le imponía. Como era un excelente empleado, su jefe se entristeció. Perdería un inestimable colaborador. Pero antes de dejar su puesto de tantos años, como última tarea, el jefe le pidió que construyera una casa, la última. Era un favor especial que le pedía. El carpintero consintió.

A medida que las paredes iban siendo levantadas, las habitaciones delineadas, la terminación concluyéndose, se podía notar a distancia que los pensamientos y el corazón del servidor no estaban allí. Él no puso empeño en su trabajo. No se preocupó en la selección de la materia prima, de tal forma que las puertas, ventanas y el techo presentaban serios defectos. Como tampoco tuvo cuidado con la mano de obra, la casa quedó con un aspecto lamentable. Fue una manera muy desagradable de cerrar su carrera. La sorpresa mayor fue cuando el jefe vino a inspeccionar la obra terminada. Miró y no pareció satisfecho con lo que veía. Ese no era un trabajo de su mejor carpintero. Asimismo, tomó las llaves de la casa y se las entregó al carpintero. Continue reading

La Psicología del Amor

corazonDe los sentimientos humanos, el amor es el que exige mayor grado de complejidad para ocurrir. Si la sensación, es el inicio de las emociones instintivas humanas, el amor es el ápice de los sentimientos que se pueden alcanzar. Cuando una persona está verdaderamente enamorada, irradia una aura de felicidad que contamina a aquellos que a ella se aproximan, contribuyendo para el bienestar de todos. Sus pensamientos, sus ideas y su disposición para vivir se amplían, proporcionando profundas relaciones con las Fuerzas Creativas de la Naturaleza. Continue reading

Fe orgullosa

Vencedor-¿Cuándo usted “estire la pata”, o se vista “el traje de madera”, para donde ira?
-Después del juicio, mi destino es el Cielo.
-Su afirmación expresa seguridad. ¿Es seguro de eso?
-¡Segurísimo!
-¿Por qué?
-¡Acepte a Jesús!
-¿Eso es suficiente?
-Claro, según su palabra es por Jesús que vamos a Dios.
- ¿Sin Jesús estamos perdidos?
-Ciertamente. Continue reading

Veneno mortal

RsimonettiDespués de estacionar en el Umbral por un tiempo que le pareció una Eternidad, Zulmira fue internada en una bendita institución socorrista. Instalada en una cama sencilla, vio aproximarse a un asistente que, después de saludarla, le hizo algunas preguntas, a fin de definir con exactitud sus necesidades.

– ¿Nombre?
– Zulmira Santorra
– ¿Estado civil?
– Divorciada
– ¿Hijos? Continue reading

Tristeza

amalia¡Cuánto pesa la vida algunas veces! ¡Qué frío se experimenta evocando las sombras del pasado! Cuando uno se detiene a deletrear en el alfabeto de una larga existencia, se llora sin derramar una lágrima, se llora por dentro; parece que plomo derretido o agua de nieve corre por nuestras venas, y es tan profundo el desconsuelo que se siente que ni se desea morir, temiendo encontrar más allá de la tumba la continuación de la historia comenzada aquí; cuando no se alimenta un deseo ni se posee una esperanza, ¡cuánto pesa la vida! … ¡Vivir sin esperar! … ¡no es vivir!… Vivir sin desear es morir sin agonía. Vivir, dominado por la indiferencia, es anticipar la crisis de la muerte, es abrirse uno mismo la fosa para en ella enterrar nuestro organismo: es convertirse en sepulturero. Continue reading

Vida y destino

itgtuyrutuiyio 033“Todos los que vinieron antes de mí eran ladrones y salteadores, pero las ovejas no les hicieron caso. Yo soy la puerta; el que entra por mí se salvará; entrará y saldrá y encontrará pastos. El ladrón sólo entra para robar, matar y destruir. Yo he venido para que tengan vida y la tengan abundante.” (Juan, X, 8-10).

La vida es una lucha tenaz, un caminar incesante para la realización del destino. El destino es la luz que, cuanto más nos aproximamos a ella, más ilumina y resalta los horizontes de la vida. La vida material tiene el naciente y el ocaso: nace con las caricias promisorias de la aurora; muere oculta en las tinieblas de la noche. ¡Y la vida nace y renace tantas veces como las arenas del mar y los átomos del aire! Continue reading

Espiritu y materia

almaEn el principio creó Dios los cielos y la tierra.
Y la tierra estaba desordenada y vacía,
y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo,
y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas.

La Biblia, Génesis 1:1-2

Estos son los dos primeros versículos de la Biblia que hallamos en el libro de Génesis y son muy significativos. Vemos aquí, según la visión judeocristiana, como Dios preside y dirige la Creación del Universo material con sus planetas, soles, galaxias, cúmulos de galaxias, súper-cúmulos y demás objetos del espacio exterior, «los cielos», y, en particular, de la Tierra. Nos habla de la Creación de la materia visible e invisible, de la conocida y desconocida, de la ponderable y de la imponderable, de la materia y de la anti-materia tal como se vislumbra hoy en día por la ciencia terrena. Continue reading