Browse this website in:
Google
Web
Buscar en Luz Espiritual

La weblog Espirita de Mari

 

Radio Colombia Espirita

Hora local

Barcelona-España
Como debemos actuar PDF Imprimir E-mail
Psicografia
Escrito por Administrador   
Jueves, 25 de Marzo de 2010 16:57

Como debemos actuar para ser felices en la vida espiritual.

Buenas noches nos dé Dios: Yo soy, hermanos queridos, un ser llegado a este mundo de los espíritus hace poco tiempo y al decir «tiempo» me refiero a vuestra medida. Me vais a permitir que os exponga mis impresiones del tránsito: He venido a la conclusión que nosotros somos los propios artífices de nuestra dicha o desdicha en nuestra vida espiritual. Si cogemos una gubia y la ponemos en las manos de un artista, con esa herramienta puede representar una flor, puede hacer una figura y, sobre todo, puede practicar perfectamente el arte; pero con esa misma herramienta puede abrir el corazón de un semejante. Quiero decir con esto que el hombre sabe perfectamente cuándo debe hacer el bien y cuándo lo ha hecho.

Es decir, que está la Ley de Dios tan definida y tan clara en nosotros, que tenemos total conocimiento para discernir lo bueno de lo malo y es de nuestra elección practicar una u otra cosa. Por consecuencia, somos nosotros los artífices de nuestro porvenir. Según hayamos estado intensificados en las tendencias de la materia, así nos cuesta más o menos trabajo desprendernos de ella cuando llega el tránsito o liberación del espíritu.

Si hemos sido puros en los pensamientos, si hemos tenido el corazón abierto a las buenas acciones y hemos sido consecuentes con las obligaciones que debemos cumplir, esa separación se hace tan despacio y tan insensible que poco a poco va entrando la luz en las profundidades de las tinieblas del alma; poco a poco se va rehabilitando el espíritu a su libertad. Tan lentamente va haciéndose la transformación fluídica del periespíritu que no nos damos cuenta que se está efectuando esa metamorfosis tan necesaria para la libertad del alma; es decir, que se sabe perfectamente que se ha gobernado un cuerpo material, que esa materia ha sido muy necesaria para proyectar y para realizar nuestro progreso y purificación y que, según se ha sabido dominar los ímpetus y apetitos de esa materia, así ha sido más o menos suave la separación. O sea, que el ser, cuando va a desprenderse del cuerpo que le ha servido durante una encarnación, ésta se realiza con mayor o menor sufrimiento y dificultades, según la vida, pensamientos y acciones que haya realizado durante su vida en el cuerpo material.

Por lo tanto, esto viene a daros una lección concreta: que siendo buenos en todos los aspectos, se goza y se adelanta más que siendo malos. Una vez que estamos alejados de lo que fue nuestra cubierta material, ¡ah, hermanos míos!, entonces empieza la verdadera vida espiritual. Allí se ve todo lo que fuimos, allí se anhela ser lo que antes hemos debido ser. Al tomar conocimiento de lo que fuimos e hicimos nos recriminamos y arrepentimos y nos disponemos por completo a rectificar, decididos a ser mejores y más dignos de respetar la trayectoria que Dios ponga en nuestro camino. Vuestros guías me han traído para que observéis que, a pesar de mi reciente llegada a este mundo, he comprendido cosas que ignoraba y os las he dicho tal y como yo las he visto y comprendido; nunca como os la habrán dicho y explicado ellos, cuyos conocimientos son muy superiores a los míos. Quedaos con Dios y que El nos bendiga a todos.

Extraído del libro "Desde La Otra Vida"