El carnero rebelde

carneroCierto carnero muy inteligente, pero indisciplinado, se dio cuenta de los beneficios que la lana esparcía en todas partes, y desde entonces, se juzgó mejor que los demás seres de la creación, pasando a rebelarse contra el trasquilado.

– Si era tan precioso – pensaba – ¿por qué aceptar la humillación de aquella tijera enorme?

Sufría frío intenso, de tiempo en tiempo, y, despreocupado de las ricas raciones que recibía en el redil, se detenía solamente en el examen de los perjuicios que suponía sufrir. Muy amargado, se dirigió al Creador, exclamando: Continue reading

El amor propio

sebastian_de_araucoEl convencimiento íntimo de que todo lo merecemos, nos causa, al no obtenerlo, estados deprimentes y de ansiedad emocional, así como dolores morales que nos llevan a enfocar ese desagrado, esa vibración negativa que germina y crece en nosotros, sobre aquellos que suponemos culpables o causantes de nuestros disgustos o de las situaciones desagradables que debemos sobrellevar.

Entonces, nos resentimos y comenzamos a sentir rencor y hasta odio que crece en cada golpe que nos corresponde recibir. Todo eso es originario de nuestro amor propio. Continue reading

Viejo argumento

Emmanuel2“Y aduciendo él esto en su defensa, dijo Festo en alta voz: – Estás loco, Pablo, la abundancia de letras te hace delirar.” – (Hechos, 26:24.)

Es muy común lancen a los discípulos del Evangelio la falsa acusación de locos, que les es imputada por los círculos del cientificismo de cada siglo. El argumento es viejísimo por parte de cuantos pretenden huir a la verdad, complacientes con sus propios errores.

Hay trabajadores que pierden valioso tiempo, lamentando que la multitud los clasifique como desequilibrados. Esto no constituye razón para contiendas estériles. Muchas veces, el propio Maestro fue interpretado como demente y los apóstoles no recibieron otra definición. Continue reading

El deber

denis_1_okLa práctica constante del deber nos conduce al perfeccionamiento. Para acelerar éste, conviene primero estudiarse a sí mismo con atención y someter nuestros actos a un juicio escrupuloso. No se puede remediar el mal sin conocerlo. Podemos, incluso, estudiarnos en los demás hombres. Si cualquier vicio, si cualquier enojoso defecto nos choca en ellos, indaguemos con cuidado si existe en nosotros un germen idéntico, y, si lo descubrimos, dediquémonos a arrancárnoslo.

Consideremos nuestra alma como lo que es realmente, es decir, una obra admirable, aunque muy imperfecta, y hemos de notar que estamos en el deber de embellecerla y adornarla sin cesar. Este pensamiento de nuestra imperfección nos hará más modestos y alejará de nosotros la presunción y la necia vanidad. Continue reading

Problemas religiosos

JHpiresSe oye con frecuencia la pregunta: “¿El Espiritismo es religión?” Y muchas veces los espíritas no saben responderla. La confusión al respecto proviene de las campañas religiosas contra el Espiritismo. Las Iglesias Cristianas, descendientes directas de la Iglesia Judaica, se definen religiosas en los términos tradicionales del formalismo de sus organizaciones y del culto exterior calcado de los diversos cultos de esa naturaleza que les sirvieron de modelo, en primer lugar el judío, y después los mitológicos, con sustanciales influencias de Órdenes Ocultas, como la Masonería. Continue reading

La madre Kisagotami

bucayCuentan que… En tiempos de Buda, murió el único hijo de una mujer llamada Kisagotami. Incapaz de soportar siquiera la idea de no volver a verlo, la mujer dejó el cadáver de su hijo en su cama y durante muchos días lloró y lloró implorando a los dioses que le permitieran morir a su vez.

Como no encontraba consuelo, empezó a correr de una persona a otra en busca de una medicina que la ayudara a seguir viviendo sin su hijo o, de lo contrario, a morir como él. Le dijeron que Buda la tenía. Kisagotami fue a ver a Buda, le rindió homenaje y preguntó:

-¿Puedes preparar una medicina que me sane este dolor o me mate para no sentirlo? Continue reading

El platillo mendigo

bucayHabía una vez un príncipe que vivía en un palacio y poseía todo lo que deseara tener, como corresponde a todo príncipe de cuento. En la mañana de esta historia, ve pasar a un mendigo pidiendo limosna con un platillo. El príncipe lo manda llamar e intenta tirar algunas monedas en su extraña escudilla amarillenta. Pero el mendigo lo detiene y le dice:

-Perdona, señor, tú eres el hombre más rico del mundo; si de verdad quieres darme una limosna, y te confieso que no estás obligado, dame suficiente para llenar mi plato. No me des dinero si no quieres, dame comida o basura, pero dame tanto como para colmar mi escudilla. Si no quieres o no puedes hacerlo, preferiría que aguardes al próximo mendigo para complacer tu caridad de esta mañana. Continue reading

Fe y caridad

bezerrademenezesLas páginas examinadas en “El Evangelio Según el Espiritismo” nos hablan de bendiciones y traducción de la bendición, de confianza en Dios expresándose en servicio de amor a los semejantes, y eso nos pide atención para las conquistas que demandamos en el campo de nuestra propia renovación.

Somos hoy un gran libro de excelsas doctrinas – dada uno de nosotros un capítulo estructurado en caracteres brillantes, sin embargo, la Tierra espera por nosotros en el campo de la verdad aplicada y tan sólo en esa aplicación del bien que conocemos es que, en verdad, descubriremos el bien que desconocemos y, en el cual, se nos levantará la felicidad eterna. Continue reading

Convite a la palabra

foto_joanna“…. Porque su boca habla de lo que está lleno el corazón” (Lucas: capitulo 6º, versículo 45.)

Instrumento valioso es la palabra, donación divina, para el elevado ministerio del intercambio entre los hombres.

Resultado de notables experiencias, el hombre no siempre la utiliza debidamente, dominado por la liviandad.

Aunque el ser humano, con raras excepciones expiatorias, sea dotado del recurso vocálico, solamente pocos de ellos se sirven con la necesaria sabiduría, de modo para construir esperanzas, aliviar dolores y trazar rutas de seguridad. Se habla mucho por hablar, “se mata el tiempo”. Continue reading