Señor de los mundos

barca-a-velaSeñor de los mundos, Creador de las estrellas. Artista inigualable, que idealizó el Universo como el escenario más excepcional, disponiendo soles coloridos en toda su extensión, para que Su Creación quedase ampliamente iluminada.

Su primera orden fue: Hágase la luz. Y se hizo la luz. Se encendieron focos en todas las bandas de un Universo sin fin. Y en ese escenario deslumbrante, Él continuó creando.

Pensó en todos los detalles. Algunos de ellos, los seres que creó aún no los han descubierto totalmente, porque Él deseó que toda Su obra fuese amada, que ellos aprendiesen a descubrir la belleza por sí mismos. Y para eso sería necesario crecer en inteligencia y sentimiento. Que desarrollasen el arte de la observación, de escudriñar los detalles, de leer entre líneas una Creación compleja y grandiosa. Continue reading

Depresión

depresionLa depresión tiene sus orígenes en el Espíritu que reencarna con una alta dosis de culpa, cuando es coartado en el proceso de la evolución, por factores negativos que jalonan su marcha y de los que no decidió liberarse definitivamente. Con la conciencia culpable, sufriendo las consecuencias que dilaceran su alegría íntima, imprime en las células los elementos que las desconectan, propiciando a largo plazo, el desencadenamiento de esa psicosis que en la actualidad domina a una centena de millones de criaturas.

Si deseamos examinar las causas psicológicas, genéticas y orgánicas, tan bien estudiadas por las ciencias que se encargan de profundizar en el problema, debemos tener en cuenta el Espíritu inmortal, que es el generador de los cuadros emocionales y físicos de los que necesita para elevarse a Dios. Continue reading

Caridad y tú

andreCrees que sólo la caridad puede redimir al mundo; entre tanto no te demores en la posición de comentarista. No nos digas que careces de recursos o que no estás en condiciones de contribuir a la campaña renovadora de la sublime virtud.

Si no veamos: Si cada cinco dosis, destinaras el importe correspondiente a una gaseosa o un aperitivo, según tus hábitos, a los servicios de algún hospital, al cabo de un mes habrá mayor cantidad de medicación decisiva para un determinado enfermo.

Si renunciaras al cine una vez de cada cinco, y enviaras el dinero respectivo a un hogar infantil, transcurridas dos o tres semanas la institución contará con más leche en bien de los niños necesitados. Continue reading

Cartas Espirituales

emmanuel2“Cuando esta epístola hubiere sido leída entre vosotros, haced que también lo sea en la iglesia de los laodicenses, y la que vino de Laodicea leedla vosotros también.” – Pablo (Colosenses, 4:16)

El correo del Cielo nunca se interrumpió.

Desde que la inteligencia se colocó en condiciones de recibir la vibración de los planos más altos, el Padre no cesó de enviarle llamados, a través de todos los recursos. En razón de eso, la inspiración edificante nunca faltó a las criaturas. Y, en la actualidad, con la intensificación del intercambio entre los círculos visibles e invisibles, a la vista del Espiritismo evangélico que restaura en el mundo el Cristianismo, en su pureza esencial, las cartas espirituales son más directas, más tangibles. Continue reading

Tribulaciones

Saulo“También nos gloriamos en las tribulaciones.” – Pablo (Romanos, 5:3)

Comentando Pablo de Tarso los favores recibidos del Plano Superior, con mucha propiedad no se olvidaba de acrecentar su júbilo en las tribulaciones.

El Cristianismo está repleto de enseñanzas sublimes para todos los tiempos. Muchos aprendices no recuerdan al apóstol de la gentilidad sino en su encuentro divino con el Mesías, a las puertas de Damasco, fijándole la transformación bajo el hálito renovador de Jesús, y muchos compañeros se le dirigen al corazón, ideándolo con la corona de espíritu redimido y de trabajador glorificado en la casa del Padre Celestial. Continue reading

Se feliz

dar-y-recibirApunta hacia la luna, aun cuando falles aterrizarás entre las estrellas.

Más vale una sonrisa triste, que la tristeza de no sonreír.

Si piensas que todo el mundo está contra ti, recuerda que los aviones se elevan contra el viento.

Si quieres ver las cosas que nunca has visto, haz cosas que nunca has hecho.

Hoy es el mañana por el que te preocupabas ayer. Continue reading

José Maitre,ciego

AllanKardec1José Maitre pertenecía a la clase media de la sociedad. Gozaba de un modesto bienestar que le ponía al abrigo de las necesidades. Sus padres le habían hecho dar una buena educación y le destinaban a la industria, pero a los veinte años se quedó ciego. Murió cuando tenía unos cincuenta años. Una segunda dolencia vino a herirle. Cerca de diez años antes de su muerte se quedó completamente sordo, de modo que sus relaciones con los vivos sólo podían tener lugar por medio del tacto. No ver era ya muy penoso, pero no oír era un cruel suplicio para aquel que, no habiendo gozado de todas sus facultades, debía sentir aún mejor los efectos de esta doble privación.

¿Por qué había merecido esta triste suerte? No sería por su última existencia, porque su conducta había sido siempre ejemplar. Continue reading

El Espiritismo

kardecEl Espiritismo, tomando su punto de partida en las mismas palabras del Cristo, como Cristo tomó el suyo en Moisés, es una consecuencia directa de su doctrina.

A la idea vaga de la vida futura, añade la revelación de la existencia del mundo invisible que nos rodea y puebla el espacio, y ahí precisa la creencia; le da un cuerpo, una consistencia, una realidad en el pensamiento. Define los lazos que unen el alma y el cuerpo, y levanta el velo que ocultaba a los hombres los misterios del nacimiento y de la muerte.

Por el Espiritismo, el hombre sabe de donde viene, donde va, por qué está sobre la Tierra, por qué sufre en ella temporalmente, y ve en todo la justicia de Dios. Sabe que el alma progresa sin cesar a través de una serie de existencias sucesivas, hasta haber alcanzado el grado de perfección que puede acercarla a Dios. Continue reading

El escudo

Emmanuel2“Embrazando, sobre todo, el escudo de la fe, con el cual podréis apagar todos los dardos inflamados del maligno.” – Pablo (Efesios, 6:16)

Nadie se decide a la lucha sin los instrumentos necesarios. No nos referimos aquí a los choques sanguinolentos.

Tomemos, para ejemplificar, las realizaciones económicas. ¿Quién garantizará éxito a la producción, sin articular elementos básicos, imprescindibles a la industria? La agricultura requiere instrumentos del campo, la fábrica pide maquinaria adecuada.

En la batalla de cada uno, es también indispensable la preparación de sentimientos. Se requiere un intenso trabajo de sembradura, de cuidado, esfuerzo propio y disciplina. Continue reading

El yelmo

Emmanuel“Tomad también el yelmo de la salvación.” – Pablo (Efesios, 6:17)

Si es justa la salvaguarda de miembros importantes del cuerpo, con mucha más propiedad es imprescindible defender la cabeza, en los momentos de lucha. Además, es razonable considerar que los brazos y las piernas no siempre son requeridos a mayores gastos de energía.

La cabeza, sin embargo, no descansa.

La sede del pensamiento es un vivero de trabajo incesante. Continue reading

Efectos del carnaval

DivaldoPasaron los días festivos de la gran bacanal, que a unos individuos casi los enloquecieron en la busca orgíaca del placer exorbitante, como se la existencia humana tuviese por finalidad apenas el gozo. Ahora es la realidad sin fantasía, sin música ensordecedora, sin ilusión.

Es el momento de la evaluación del placer frustrante que fue muy rápido, no permaneciendo tanto tiempo como les gustaría a los juerguistas. En el momento en que hagan una retrospectiva de las sensaciones vividas, de los compromisos asumidos, de las mentiras románticas y promesas de venturas, de los efectos de los disparates a que se entregaron, huyendo del día a día hacia el vórtice del volcán de la entrega del cuerpo y del alma hasta la consumición, que vendrá como consecuencia de las imprudencias, del alcohol en abundancia, de las drogas ilícitas y criminales, de los mentirosos afectos de ocasión, de las relaciones sexuales descuidadas y sin sentido es cuando sorprenderán… Continue reading