El espírita y la cultura

ninos-leyendoEl Espírita tiene el deber de instruirse, de integrarse en la cultura de su tiempo. El Espíritu de la Verdad enséñanos un nuevo mandamiento, al declarar: Espíritas, amaros, es la primera enseñanza; instruiros, es la segunda. Kardec, a su vez, nos enseña que el Espiritismo se relaciona con todas las ciencias, y que sólo le fue posible aparecer, después que ellas se desarrollaron en el mundo.

La antigua ley, la del Viejo Testamento, era la ley de la justicia, dura y fría como la espada. Por eso, la Biblia está llena de matanzas, ordenadas por los propios profetas. La ley renovadora de Cristo, que modificó el mundo y todavía hoy continúa a transformar nuestros corazones endurecidos, era la ley del amor. Continue reading

Cuatro formas de tolerancia

arrepentirseLa mayor fuerza de la humanidad no consiste en armas de fuego, puños, ni en un poderío militar, sino en la capacidad de tolerancia. Todo tipo de fuerza debe inclinarse delante de quien tolera. Hay cuatro principios para la tolerancia:

1. No responder a las blasfemias.

Cuando somos insultados, provocados o acusados injustamente debemos responder con el silencio. Si respondemos de la misma forma cuando somos víctimas de la blasfemia, nos igualamos con aquellos que nos insultan, rebajando nuestro nivel. Si nos mantenemos en silencio usándolo como arma contra las blasfemias, evocando la conciencia de quien las pronunció, esta fuerza es, naturalmente, mayor. Continue reading

El entusiasmo apagado

Chico Xavier aos 17 anos de idadeA finales de 1927, el “Centro Espirita Luiz Gonzaga”, entonces con sede en la residencia de José Cándido Xavier, que se hizo Presidente de la institución, estaba bien frecuentado. Mucha gente. Muchos candidatos al servicio de la mediumnidad. Muchas promesas.

José era el hermano de Chico y en su residencia se realizaban las sesiones públicas en las noches de lunes y viernes. En cada reunión, se oían exclamaciones como esta:

-¡Quiero ser médium psicografo!…

-¡Quiero desarrollarme en la incorporación!

-Necesitamos trabajar mucho… Continue reading

Conociendo al enemigo

ErraticidadUna película de ciencia ficción presenta una guerra estelar en un tiempo futuro. La pantalla de apertura de la película trae un pensamiento fascinante: En el momento en que verdaderamente conozco a mi enemigo lo suficientemente bien como para derrotarlo, en ese exacto momento, paso a amarlo.

Ahora, ¿cómo eso podría suceder? ¿Cómo un sentimiento de odio se transformaría en amor? ¿Es sólo una divagación tonta del autor de la idea? No. Ella tiene mucho sentido y necesita ser analizada por nosotros, racionalmente y también por nuestros sentimientos. Continue reading

Valorice su día

felizCada día corresponde a una nueva página escrita en el libro de su vida, donde usted deberá escribir las mejores memorias. Así, cuando se despierte, dirija al Infinito su oración. Agradezca por la noche superada y ruegue al Padre del Cielo las indispensables bendiciones el período que empieza. Eleve las vibraciones del alma y entréguese al Señor, totalmente. Levántese y alégrese con la oportunidad de mantener su cuerpo físico para las empresas del progreso. Busque ocuparse con algo noble, algo que dignifique su existencia en la Tierra. Ante los trastornos y contratiempos, que surgen en los caminos de todos, invariablemente, no se deje conducir por la irritación por el desgaste y por el resentimiento, y trate de entender que nada le ocurre sin que tenga un sentido útil para su crecimiento general. Continue reading

Vivamos caminando

VencedorHoy en día suceden muchas cosas, todos son difíciles, aparentemente, pero necesarias. El mundo esta cambiando, miles de espíritus endurecidos se están mudando, todo el mundo se transforma, y cambia.

Todos estos acontecimientos están siendo evidentemente, cometidos, por el orgullo y la ambición del hombre, por el escaso respeto al propio semejante. Entre tanto, nosotros debemos de trabajar para ser distintos, no perdamos ni un segundo en preocupaciones mundanas y comencemos a trabajar. Continue reading

La envidia

Victor HugoAparece un hombre de genio: es bondadoso, fuerte, magnánimo, útil para todo. Como el alba surgiendo del Océano, dora con los rayos de su ilustración las frentes de la multitud, aporta una idea al siglo que le espera, cumple su misión y trata de engrandecer lo espiritual, de disminuir las miserias y desea el progreso y es feliz si consigue que se piense algo más y se sufra algo menos. ¿Creéis que le van a coronar? Pues le silban.

Escribas, sabios, retóricos, la aristocracia, el populacho, todos le silban a la vez, produciendo siniestra algarabía. Si es orador o ministro, le silban; si poeta, todos exclaman a coro: “Es absurdo, falso, monstruoso: causa indignación”. Continue reading

Elefantes blancos

Richard SimonettiMateo, 13-44

En varios pasajes, Jesús se refiere al Reino de los Cielos, o el Reino de Dios, o, simplemente, el Reino. Son expresiones equivalentes. La teología medieval imagino que Jesús vino a instalar el Reino de Dios, lo que siguiere que la Tierra no estaba bajo la orientación divina. ¿Permanecía acéfala?

Un tanto extraño, lector amigo, si consideramos que Dios es el Creador, el Señor supremo, presencia inmanente, cuyas leyes tiene vigencia en todos los cuadrantes del Universo. No encontraremos una sola galaxia, un solo sistema solar, un solo planeta, un solo rincón, por más remoto que sea, donde el Todo Poderoso este ausente. Dios es la consciencia cósmica del Universo. Permanece en todo y en todos. Estamos sumergidos en las bendiciones divinas, como peces en el océano. Continue reading