Browse this website in:
Google
Web
Buscar en Luz Espiritual

La weblog Espirita de Mari

 

Radio Colombia Espirita

Hora local

Barcelona-España
Levantando manos santas PDF Imprimir E-mail
Francisco Cândido Xavier
Escrito por Administrador   
Domingo, 15 de Agosto de 2010 16:25

"Quiero, pues, que los hombres oren en todo lugar, levantando manos santas, sin ira ni contienda." — Pablo. (1 Timoteo, 2:8.)

En este trecho de la primera epístola de Pablo a Timoteo, recibimos preciosa recomendación de servicio. Algunos aprendices desearán ver en el texto sólo una exhortación a las actitudes de alabanza; no obstante, el convertido de Damasco esclarece que debemos levantar manos santas en todo lugar, sin ira ni contienda. No se refería Pablo al hecho de manos puestas que la criatura prefiere siempre llevar a efecto, en determinados círculos religiosos, donde, por el artificialísmo respetable de la situación, no se justifican irritaciones o disputas visibles.

El apóstol menciona la acción honesta y edificante del hombre que colabora con la Providencia Divina y se reporta al trabajo de cada día, que se verifica en las más recónditas regiones del Globo.

Leyéndole el consejo, es razonable recordar que el hombre, en esfuerzo individualista, invariablemente yergue las manos, en la tarea diaria. Si administra, permanece indicando caminos; si participa de labores intelectuales, empuña la pluma; si opera en el campo, guiará el instrumento agrícola. Pero, Pablo añade que esas manos deben ser santificadas, desprendiéndose de ahí que mucha gente mueve los brazos en la obra terrestre, sobresaliendo, no obstante, la conveniencia de juzgar la finalidad y el contenido de la acción disipada. Si deseas aplicar el raciocinio a ti mismo, repara, antes de nada, si tu realización prosigue sin cólera destructiva y sin demandas inútiles.

Espíritu Emmanuel Médium

Francisco Cândido Xavier
Extraído del libro "Pan nuestro"