Ideas innatas

218 ¿El espíritu encarnado no conserva ningún vestigio de las percepciones que tuvo y de los conocimientos que adquirió en sus existencias anteriores?

«Le queda un vago recuerdo, que le da lo que se llama ideas innatas.»

– ¿La teoría de las ideas innatas no es, pues, una quimera?

«No, puesto que los conocimientos adquiridos en cada existencia no se pierden. El espíritu, desprendido de la materia, los recuerda siempre. Durante la encarnación, puede olvidarlos parcial y momentáneamente; pero la intuición que de ellos conserva, le ayuda en su progreso, sin lo cual tendría que volver a empezar siempre. En cada nueva existencia, el espíritu toma por punto de partida aquel a que había llegado en la existencia precedente.»

Leer másIdeas innatas

Deseo mucho

Médium quiere decir “intermediario”. Intermediario define la posición de aquel que se pone en medio. Y muchos amigos encarnados, aspirando al contacto con las Esferas Superiores, acostumbran a decir que desean mucho ser médiums. Son innumerables los que se proponen instruir y escribir, hablar y materializar, aliviar y consolar en nombre de los Mensajeros de la Luz; sin embargo, no pasan de la región del “deseo mucho”.

Imaginemos, sin embargo, algunos cuadros comunes en que la persona descansa en ese impulso de inicio.

Está el labrador que desea mucho sembrar; sin embargo, pasa la existencia discutiendo teorías de la agricultura o comentando algo acerca de las diversas plagas que flagelan la labranza, y espera indefinidamente el instante de plantar como si la tierra debiese desplazarse para cogerle las semillas de las manos.

Leer másDeseo mucho

El mundo del poeta

¡Cuán dulce es la noche silenciosa
gozar del sueño el apacible encanto;
y contemplar la siembra misteriosa
que enjuga compasiva nuestro llanto!

Esa maga purísima y hermosa,
que la noche cobija con su manto…
es una estrella cuyo disco puro
ilumina el pasado y el futuro.

¡A su fulgor contempla nuestra mente
tantas formas extrañas, tantos seres!
los unos nos sonríen dulcemente
brindándonos con copas de placeres;
otros vemos llorar amargamente
en fuerza de terribles padeceres
y en tomo de nosotros van girando
y huecas carcajadas todos dando…

Leer másEl mundo del poeta

Miedo a quedar loco

Algunas personas tienen un miedo muy grande a quedar locos, como si la alienación surgiese de la nada amenazando nuestras vidas. Parece un miedo interior por cuenta de algún conflicto que resuena en la consciencia. Es claro que esta posibilidad es asustadora, ¿pero será que estamos a la merced de la casualidad?

El hecho de algunas personas repentinamente enloquezcan no quiere decir que ocurra de la nada, pues el desequilibrio proviene de actitudes desvariadas en la vida presente o en el pasado. Al contrario de ese temor, para otras personas ni de lejos pasa por sus cabezas esa posibilidad, su estado de armonía interna trae certeza de su salud.

Leer másMiedo a quedar loco

Semejanzas físicas y morales

207 Con frecuencia los padres transmiten a los hijos la semejanza física. ¿Les transmiten también la moral?

«No; porque tienen almas o espíritus diferentes. El cuerpo procede del cuerpo, pero el espíritu no procede del espíritu. Entre los descendientes de raza no existe más que consanguinidad.»

– ¿De dónde proceden las semejanzas morales que existen a veces entre padres e hijos?

«Son espíritus simpáticos atraídos por la semejanza de inclinaciones.»

Leer másSemejanzas físicas y morales

Parábola del águila

Hubo una vez un hombre que, mientras caminaba por el bosque, encontró un águila, la llevó para su casa y la colocó en su gallinero, donde ella después aprendió a alimentarse y a comportarse como las gallinas. Un día, una persona que pasaba por allí le preguntó:

– ¿Por qué un águila, la reina de los pájaros, debería ser condenada a vivir en el gallinero como las gallinas?

– Después que le di comida de gallina y la eduqué para ser una gallina, ella nunca aprendió a volar. Replicó el dueño. Si ella se comporta como una gallina, no es más un águila.

Leer másParábola del águila

Fraternidad

“El estado corporal sólo es transitorio y pasajero. En el estado espiritual, sobre todo, el espíritu recoge los frutos del progreso logrados por su trabajo realizado por la encarnación. También se prepara para nuevas luchas y toma las resoluciones que se esforzará en practicar a su vuelta a la Humanidad.”

EL CIELO Y EL INFIERNO 1ª parte – Capítulo 3º – Ítem 10.

Saluda a la madrugada del deber haciendo luz en el entendimiento amargado.

No digas que es inútil luchar, teniendo en vista los fracasos personales.

Leer másFraternidad

¿Existe amor en los animales?

El mundo parece volver su atención para los animales dándole la debida importancia que merecen. Científicos de varias regiones del planeta se empeñan en desvelar los secretos que envuelven a los seres llamados inferiores de la naturaleza. Hechos y acontecimientos registrados a lo largo de numerosas investigaciones revelan actitudes y comportamientos sorprendentes en el reino animal. ¿Cómo evaluar los sentimientos de esos seres maravillosos? ¿Serán sentimientos semejantes a los de los humanos? ¿Cómo explicar los celos, la depresión y otros disturbios de comportamiento presente en algunas especies animales? Asistiendo al canal Discovery, acompañé una investigación realizada por una científica americana, cuyo nombre no recuerdo, la cual acompañó un grupo de chimpancés durante algunos años, registrando el comportamiento colectivo e individual de sus componentes. Lo que más me impresionó fue el caso de una madre chimpancé y de su bebé que reveló desde edad tierna un «amor» obsesivo por ella. Ese sentimiento lo dominó hasta tal punto que, en el momento en que su madre quedó nuevamente preñada y, obedeciendo al instinto, inició el proceso natural de distanciamiento echándolo de su convivencia y de su dependencia, demostró una reacción diferente de los otros chimpancés de su edad: rehusó distanciarse de su madre. Para el chimpancé madre, ese comportamiento se volvió un gran problema, pues asediada durante el día por el hijo, acabó teniendo dificultades en el desenvolvimiento del embarazo dejando de alimentarse con lo necesario para suplir sus necesidades que ahora eran mayores en función de su estado. Consecuentemente, esto acabó comprometiendo su salud. Pero, aun así consiguió parir un nuevo hijo.

Leer más¿Existe amor en los animales?

Al Señor D. Antonio Capo. En la inauguración de su academia dramática

¡Cuánto tiempo hace ya que de tu acento
escuché la sentida vibración!
¡Cuánto tiempo hace ya que tu talento
me inspiró una profunda admiración!

Cuanto tiempo hace ya que en los vergeles
de Sevilla, trasunto del edén.
En sus bosques de acacias y laureles
formé coronas para orlar tu sien;

Pasaron años con su densa bruma;
y nunca, nunca te llegué a olvidar,
que el recuerdo del genio es cual la espuma
que orgullosa se eleva sobre el mar.

Leer másAl Señor D. Antonio Capo. En la inauguración de su academia dramática

Parentesco, filiación

203 ¿Los padres transmiten a sus hijos una parte de su alma, o se limitan a darles la vida animal, a la cual viene después una nueva alma a añadir la vida moral?

«Solamente la vida animal, porque el alma es indivisible. Un padre estúpido puede tener hijos de talento y viceversa.»

204 Puesto que tenemos muchas existencias, ¿el parentesco se remonta a otras distintas de la actual?

«No puede suceder de otro modo. La sucesión de las existencias corporales establece entre los espíritus lazos que se remontan a vuestras anteriores existencias, y de aquí proceden con frecuencia las causas de simpatía entre vosotros y ciertos espíritus que os parecen extraños.»

Leer másParentesco, filiación