Contigo mismo

Amigo mío, protestas contra las dificultades del mundo, ¿pero has pensado ya acerca de las facilidades que tienes en las manos?

Observemos. Contribuyes dentro del plazo establecido, para librarte de la multa legal, con una significativa tasa por el consumo de luz y energía eléctrica; aun así, la usina solar que te suministra claridad, calor y vida, por lo general ni siquiera es identificada por tu memoria…

Saldas periódicamente abultadas cuentas relacionadas con el gasto de agua corriente; no obstante ni te acuerdas del agua gratuita de las lluvias y los manantiales que enriquecen tus días. Seguir leyendo “Contigo mismo”

Agujeros en el paraguas

No hay necesidad de largas disertaciones en torno a la pregunta número 469. Tenemos la definición de lo que es la practica del bien en las enseñanzas de Jesús.

Bellos como la Poesía.
Profundos como la Verdad.
Sublimes como la Vida.

Se sintetizan admirablemente en el capítulo séptimo, versículo doce, de las anotaciones del evangelista Mateo: “Todo lo que queráis que los hombres os hagan, hacedlo así también a ellos.”

No hay en que equivocarse, ninguna posibilidad de engaño. Para ejercitar el bien basta que nos coloquemos en el lugar de aquellos que están delante de nosotros, sea el familiar, el amigo, el colega de trabajo, el enfermo, el afligido, el desajustado, el infeliz, el desesperado, y nos preguntamos con la sinceridad de los que son honestos consigo mismos: Seguir leyendo “Agujeros en el paraguas”

El tigre que balaba

Al atacar a un rebaño, una tigresa dio a luz y poco después murió. El cachorro creció entre las ovejas y llegó él mismo a tomarse por una de ellas, y como una oveja llegó a ser considerado y tratado por el rebaño. Era sumamente apacible, pacía y balaba, ignorando por completo su verdadera naturaleza. Así transcurrieron algunos años.

Un día llegó un tigre hasta el rebaño y lo atacó. Se quedó estupefacto cuando comprobó que entre las ovejas había un tigre que se comportaba como una oveja más. No pudo por menos que decirle:

-Oye, ¿por qué te comportas como una oveja, si tú eres un tigre? Seguir leyendo “El tigre que balaba”

Lo que el adolescente espera de la sociedad y lo que la sociedad espera del adolescente

El adolescente es un ser nuevo, utilizándose del laboratorio fisiopsíquico en diferente expresión de aquella a que se acostumbró. Algunas de sus glándulas de secreción endocrina, como la pituitaria inicialmente, se encargan de secretar hormonas que caracterizan las graves y profundas alteraciones en su organización física, a fin de que, en los hombres, los testículos puedan fabricar testosterona, encargada de las definiciones sexuales masculinas.

En las niñas, los ovarios dan inicio a la labor de producir y eliminar estrógeno, que después se torna cíclico, señalando las formas de la pubertad y luego transformándose en ciclo menstrual. Los niños igualmente experimentan una producción de estrógeno, que proviene de las glándulas suprarrenales, y contribuyen para el desarrollo de los pelos pubianos y demás alteraciones externas del conjunto genital, que se unen para anunciar la llegada de la pubertad.

Las hormonas del crecimiento, secretados por la tiroides y por la pituitaria en el periodo de la pubertad, pasan por significativa transformación y responden por el alargamiento y peso del cuerpo, también denominado estirón de crecimiento, que dura de media cuatro años, y definen su nueva estructura y forma. Ese periodo de torbellinos en el joven lo lleva a verdaderas crisis existenciales de identidad, de contestación de valores, consecuente de los cambios físicos, sexuales, psicológicas y cognitivas al mismo tiempo. Seguir leyendo “Lo que el adolescente espera de la sociedad y lo que la sociedad espera del adolescente”

Vida y Valores (Día de los muertos)

¿Usted ya paró para pensar en el sentimiento que mueve las personas delante de la muerte de un ser querido? Es que la muerte aun en el occidente es una gran hidra. Las personas tienen miedo terrible a la muerte y a morir. Muy poca gente se da cuenta de que la muerte es el reverso de la medalla de la vida. Para que tengamos vida, hay necesidades de que haya muerte. En el planeta material en que nos encontramos, todas las veces que nosotros hablamos del fenómeno de la vida, solo lo hablamos porque ese fenómeno está junto al de la muerte. Para que una cosa viva, otra cosa tendrá que morir. Para que la planta viva, la simiente muere. Para que el pan aparezca, tenemos que triturar el grano. De esa manera, para que nosotros, seres humanos, vivamos tenemos que matar tantas plantas para alimentamos, algunos animales que alimentan nuestra mesa. Tenemos que digerir, que deglutir una cantidad enorme de partículas de vida que están por el espacio, por el aire que respiramos. Tenemos que gastar una cantidad muy gran de oxígeno para poder sobrevivir. Seguir leyendo “Vida y Valores (Día de los muertos)”

La barrera de la superstición

Estaba enfrentado con problemas complejos que lo afligían desde hacía meses. Males físicos de causa desconocida; perturbadora angustia, persistente irritabilidad.

Cediendo a insistentes llamadas de los familiares decidió buscar un Centro Espirita. Compareció desconfiado. No le agradaba la idea de lidiar con Espíritus. Tenia horror de cualquier contacto con lo “sobrenatural”.

El entrevistador, vinculado al servicio de atendimiento fraterno, conversó largamente con él. Escuchó sus quejas. Evaluó su condición psíquica y concluyó que estaba bajo la influencia de una obsesión.

Le habló sobre el tema. El consultante se sobresaltó:

– ¿Un Espíritu me persigue? Seguir leyendo “La barrera de la superstición”

Mediúmnidad en los niños

1 – Divaldo, películas como “Sexto Sentido” retratan el caso de niños con mediúmnidad ostensiva. ¿Cuándo podríamos identificar el caso de un “niño médium”?

El Espiritismo es una ciencia experimental y todos los casos, a fin de merecer credibilidad, deben pasar por el tamiz de la observación, del estudio y de la confirmación. Sin duda, en el período lúdico, el niño tiene la imaginación muy rica y crea imágenes, hechos fantasiosos, que tienen que ver con su propio desarrollo psicológico. De este modo, cuando un niño informa que ve seres espirituales, la mejor metodología es la observación, acompañando sus narrativas con tranquilidad y confiriéndolas con la realidad. A través de la conversación natural y sin disfraces, se le debe explicar que dicho caso es verdadero y que debe mantenerse perfectamente tranquilo, evitando la creación de miedos injustificables o de deslumbramientos innecesarios.

2 – ¿Qué deben hacer los padres cuando detectan que su hijo es un “niño médium”? ¿Pueden llevarlo a la evangelización, sesión mediúmnica, tomar pase, etc.? Seguir leyendo “Mediúmnidad en los niños”

Mediúmnidad a desarrollar

Mediúmnidad a desarrollar:

Tema permanente dentro del que hacer espírita. Para explicar sintéticamente qué es eso, recurrimos a los ejemplos esclarecientes y vivos del trabajo y del estudio. Alguien llega a un taller solicitando un empleo. Necesita ganar para su subsistencia. Su pedido obtiene respuesta favorable. Pero si espera, durante el transcurso de los días y los meses, que los directores de la organización lo impulsen constantemente en el trabajo que tiene que cumplir y para el cual no pone ni la menos iniciativa, ya sea para el traslado de un faro liviano como para colaborar en la limpieza con la escoba, se sentirá siempre bajo la mirada de los jefes de los trabajos, quienes tendrán motivos para agradecerle su presencia y comunicarle su cesantía. Esto es porque nadie adquiere competencia observando solamente.

Laguen llega a la escuela solicitando su inscripción en los cursos. Precisa capacitarse y adquirir conocimientos. Su solicitud es aprobada. Pero si espera, durante el transcurso de los días y los meses, que los profesores lo impulsen permanentemente en los deberes que tiene que cumplir y para los cuales no tiene ni la más común idea, tanto sea en el estudio de las lecciones, como en la respuesta espontánea a una pregunta que se le formule sobre una materia determinada del programa, se sentirá siempre bajo la mirada de los profesores que han de resolver la necesidad de que repita el ciclo. Seguir leyendo “Mediúmnidad a desarrollar”

La felicidad no es de este mundo

20. ¡Yo no soy feliz! ¡La felicidad no se ha hecho para mí! exclama generalmente el hombre en todas las posiciones sociales. Esto, hijos míos, prueba mejor que todos los razonamientos posibles, la verdad de esta máxima del Eclesiastés: “La felicidad no es de este mundo”. En efecto; ni la fortuna, ni el poder, ni tan siquiera la florida juventud, son condiciones esenciales de la dicha; diré más, tampoco lo es la reunión de esas tres condiciones tan envidiadas porque se oye sin cesar en medio de las clases más privilegiadas y a las personas de todas edades quejarse amargamente de su condición de ser. Ante tal resultado, es inconcebible que las clases laboriosas y militantes envidien con tanta codicia, la posición de aquellos que la fortuna parece haber favorecido. Allí, por más que se haga, cada uno tiene su parte de trabajo y de miseria, su parte de sufrimientos y de desengaños, por lo que nos será fácil sacar en consecuencia, que la tierra es un lugar de pruebas y de expiaciones.

Así, pues, aquellos que predican que la tierra es la única morada del hombre, y que sólo en ella y en una sola existencia les será permitido alcanzar el más alto grado de felicidades que su naturaleza admite, aquéllos se engañan y engañan a los que les escuchan, atendido que está demostrado por una experiencia archisecular, que ese globo no encierra más que excepcionalmente las condiciones necesarias para la felicidad completa del individuo. Seguir leyendo “La felicidad no es de este mundo”

Ante la reencarnación

En las tareas de la noche del 27 de mayo de 1954, conforme a las informaciones de nuestros Benefactores Espirituales, y, según dedujimos de las diversas comunicaciones obtenidas de entidades sufridoras, nuestro Grupo se hallaba repleto de compañeros desencarnados, sedientos de reencarnación, muchos de ellos implorando la vuelta a la carne como único recurso de solución a los problemas que les torturaban el alma. Primeramente Emmanuel, nuestro instructor de siempre, se incorporó al médium y nos transmitió la nota que pasamos a transcribir:

Amigos míos, la paz del Señor sea con nosotros. Mientras la Escuela Espiritual en la Tierra prepara las criaturas reencarnadas para el fenómeno de la muerte, en nuestro plano de acción esa misma Escuela prepara las criaturas desencarnadas para el aprendizaje de la existencia en el cuerpo físico. Atento a este programa, nuestro hermano Cornelio tomará hoy el equipo mediúmnico a fin de dirigirse, por algunos momentos, a la gran asamblea de compañeros que se aproximan a nuestro recinto, suspirando por el retorno al templo de lucha en la materia más densa. De ese modo, cedamos la palabra a nuestro amigo y que Jesús nos bendiga. Seguir leyendo “Ante la reencarnación”

El adolescente y el noviazgo

En la fase de la adolescencia, la atracción sexual es portadora de alta carga de magnetismo. Surge, inesperadamente, la necesidad de intercambio afectivo, que el joven aun no sabe definir. Los intereses infantiles son superados y las aspiraciones acogidas hasta entonces desaparecen, a fin de ceder lugar a otras motivaciones, normalmente a través del relacionamiento interpersonal. Las hormonas, madurando y produciendo las alteraciones orgánicas, también trabajan en el psiquismo, desarrollando aptitudes y deseos que antes no existían. En ese momento, los adolescentes se miran sorprendidos, observan las modificaciones externas y descubren deseos que no estaban acostumbrados. Son tomados de confusión en una primera fase, después, de inquietud, por fin, de cierta audacia, iniciándose las experiencias del noviazgo. Nos referimos al proceso natural, sin las precipitaciones propuestas por las insinuaciones, provocaciones y permisos morales de toda orden que asolan el mundo juvenil, conspirando contra su realización interior.

Estimulados por esa falsa libertad, mentalmente alertados antes de experimentar las legítimas expresiones del sentimiento, se lanzan en la excesiva búsqueda del sexo, sin ningún compromiso con la emoción, trastornándose y perdiendo la línea del desarrollo normal, paso a paso, cuerpo y mente. Seguir leyendo “El adolescente y el noviazgo”

Beneficios advenidos del sufrimiento

Como explica León Denis, en el libro El Problema del Ser, del Destino y del Dolor:

Fundamentalmente considerado, el dolor es una ley de equilibrio y educación. Sin duda, las faltas del pasado recaen sobre nosotros con todo su peso y determinan las condiciones de nuestro destino. El sufrimiento no es, muchas veces, nada más que la repercusión de las violaciones de orden eterna cometidas, pero, siendo parte de todos, debe ser considerado como necesidad de orden general, como agente de desarrollo, condición de progreso.

León Denis, en el mismo libro, enfatiza la importancia del sufrimiento para el resarcimiento de las faltas cometidas, cuando afirma: Todo se rescata y repara a través del dolor. El dolor será necesario mientras el hombre no haya puesto su pensamiento y sus actos de acuerdo con las leyes eternas. Seguir leyendo “Beneficios advenidos del sufrimiento”

Navegación de entradas

1 2 3 4 457 458 459
Volver arriba