Sueños de semilla

En el silencio de mi reflexión percibo todo mi mundo interno como si fuera una semilla, de alguna manera pequeña e insignificante pero también pletórica de potencialidades. …Y veo en sus entrañas el germen de un árbol magnífico, el árbol de mi propia vida en proceso de desarrollo. En su pequeñez, cada semilla contiene el espíritu del árbol que será después. Cada semilla sabe cómo transformarse en árbol, cayendo en tierra fértil, absorbiendo los jugos que la alimentan, expandiendo las ramas y el follaje, llenándose de flores y de frutos, para poder dar lo que tienen que dar. Cada semilla sabe cómo llegar a ser árbol. Y tantas son las semillas como son los sueños secretos.

Leer másSueños de semilla

Cremación

El miedo de ser enterrado vivo induce a mucha gente a pensar en la propia incineración. Se quema el cadáver evitando el problema. Pero hay una duda que inspira la pregunta más frecuente en las conferencias sobre la muerte:

– Si en el crematorio yo aún estoy preso al cuerpo, ¿qué ocurrirá?

En esas oportunidades, acostumbro a decir:

– Bien, en el interior del horno la temperatura alcanza mil cuatrocientos grados centígrados. Considerando que el agua hierbe a cien grados, podemos imaginar lo que es eso. Queda tan caliente que el propio cadáver entra en combustión. Entonces, en medio de las llamas, si el fallecido está lleno de concepciones teológicas medievales, imaginará, horrorizado:

“¡Dios mío! ¡Estoy en el Infierno!”

Leer másCremación

Mediúmnidad y Jesús

La mediúmnidad es una facultad, que hace posible el intercambio con los espíritus de una forma consciente o no, no importando si éstos espíritus se encuentren en el cuerpo físico o estén fuera de él, más allá de la muerte orgánica. Ella es neutra, desde el punto de vista filosófico y religioso, ha sido utilizada a través de la historia para fines que le destinan los grupos sociales en los cuales se presenta. Es innata a la naturaleza humana, contribuye para demostrar con seguridad la transitoriedad de la organización biológica, al mismo tiempo que favorece la indiscutible realidad de la vida inmortal.

Su uso la hace merecedora de bendiciones o de perturbación, pues está de acuerdo a la conducta del médium, así como de aquellos con los que él alterna. Se expresa de forma automática, despertando curiosidad y llamando la atención, sin embargo, impone un comportamiento saludable, con el fin de ofrecer resultados provechosos.

Leer másMediúmnidad y Jesús

A mi querida amiga La Sra. Dª Adela Cruz de Séneca

¡Cuánto tiempo hace ya! Tras densa bruma
te vi desaparecer dulce y riente,
y al contemplar del mar la blanca espuma
mi corazón suspira tristemente.

Tal vez ya nunca de tus negros ojos
extasiarme podrá tierna mirada,
ni formen para mí tus labios rojos
una sonrisa dulce y delicada.

Tu misma estrella iluminó mi cuna,
y a su fulgor incierto, triste y frío;
contemplamos, las dos, de la fortuna
su tinte melancólico y sombrío.

Leer másA mi querida amiga La Sra. Dª Adela Cruz de Séneca

Por ahora

Por ahora, es inútil que el hombre en el mundo labre escrituras y acuerdos sobre propiedades que no le pertenecen.

Usufructuario de la hacienda terrestre vive para decir adiós, cada día, aprendiendo, no es raro, con dificultades y rebeldías, el arte de despedirse. Por ahora, ciudades preciosas e imponentes son patrimonio móvil de las generaciones que se suceden, ininterrumpidamente…  

Casas solariegas son transmitidas de padres a hijos, cuando no descienden a las oscuras disputas envenenadas que rodean la sepultura de aquellos que las relegan a los descendientes…

Leer másPor ahora

Flores de nostalgia

Si pretendemos venerar la memoria de familiares queridos, transferidos para el Más Allá, elijamos el lugar ideal: nuestra casa.

Usemos muchas flores para adornar la Vida, en el acercamiento al hogar; nunca para exaltar la muerte, en la frialdad del cementerio. Ellos preferirán, invariablemente, recibir nuestro mensaje de cariño, por el correo de la añoranza, sin el sello fúnebre.

Es bueno sentir añoranza. Significa que hay amor en nuestros corazones, el sentimiento supremo que presta significado y objetivo a la existencia.

Leer másFlores de nostalgia

Olimpiada del alma

¿Usted sabe porque los atletas tienen buena forma física? Si usted es atleta ya conoce la respuesta. Sabe que para adquirir un cuerpo bien preparado es preciso esforzarse mucho, hacer ejercicios físicos que desarrollen la fuerza muscular, la rigidez y resistencias necesarias para las competiciones. No es una tarea fácil. El atleta precisa hacer esfuerzos, superar dolores, sufrir rasguños, caer, levantar, tantas veces como sean necesarias para conseguir su intento.

¿En el campo del alma, será que es diferente? ¿Para obtener un desarrollo espiritual, moralmente bien definido, será necesario hacer esfuerzos? ¿Será que la belleza del espíritu se consigue sin ningún esfuerzo?

Leer másOlimpiada del alma

Revuelta

“192 a. ¿Puede el hombre asegurarse en esta vida una existencia futura menos llena de amargura?

– Por cierto que sí, le cabe abreviar la longitud y las dificultades del camino. Sólo el despreocupado se encuentra siempre en el mismo punto.”

EL LIBRO DE LOS ESPÍRITUS

Indiscutiblemente, enfrentas la revuelta en toda la Tierra, cargando una máscara de mil caras con que se presenta, dominadora.

Leer másRevuelta

Sobre las sociedades espiritistas XXIV

Yo os hablaré de la necesidad de observar la más grande regularidad en vuestras sesiones, es decir, de evitar toda confusión, toda divergencia en las ideas. La divergencia favorece la sustitución de malos Espíritus a los buenos y casi siempre son los primeros los que se apoderan de las cuestiones que se proponen. Por otra parte, en una reunión compuesta de elementos diversos y desconocidos los unos de los otros, ¿cómo se evitan las ideas contradictorias, la distracción y aun peor: una vaga y satírica indiferencia?

Leer másSobre las sociedades espiritistas XXIV