Alergia y obsesión

alergiaQuien se consagra a los trabajos de socorro espiritual ha de convivir, por cierto, en que la obsesión es un proceso alérgico, afectando el equilibrio de la mente. Sabemos que la palabra “alergia” fue creada, en este siglo, por el médico vienés Von Pirquet, significando la reacción modificada en los hechos de la hipersensibilidad humana.

Semejante alteración puede ser provocada en el campo orgánico por los agentes más diversos, como sean los alimentos, el polvo doméstico, el polen de las plantas, los parásitos de la piel, del intestino y del aire, tanto como las bacterias que se multiplican en núcleos infecciosos. Las drogas largamente usadas, cuando están en asociación con factores proteicos, pueden suscitar igualmente la constitución de alérgenos alarmantes. Como vemos, los elementos de ese orden son exógenos o endógenos, esto es, proceden del medio externo o interno, reportándonos al mundo complejo del organismo. Continue reading

Temperamento

Richard SimonettiChristian Friedrich Samuel Hahnemann, nacido el 10 de abril de 1755, en Sajonia, un Estado alemán, fue el genial idealizador de la Homeopatía, hoy reconocida como especialidad médica en innúmeros países, inclusive Brasil. Sus formulas dinamizadas actúan en el periespíritu, donde se origina la mayor parte de los males humanos, conforme nos enseña la Doctrina Espirita.

Hahnemann desencarnó el 2 de junio de 1843, a los 88 años, después de una existencia provechosa, enteramente devotada al bien de la Humanidad. Tan notable fue ese misionario de la Medicina, que conquistó la honra de participar en la Codificación de la Doctrina Espirita, a partir de las primeras experiencias de Kardec, en 1855, por tanto solo 12 años después de su retorno a la Espiritualidad. Continue reading

Relacionamientos espirituales

JoannaAngelisEl intercambio entre los encarnados y los desencarnados es un fenómeno natural que ocurre incluso sin el conocimiento de unos, de los otros o de ambos. Frente a la ley de las afinidades que está en vigor en todas partes en el Universo, hay una identificación vibratoria entre los seres humanos de ambos planos de la vida, como consecuencia de sus aspiraciones, de sus pensamientos, de su conducta.

Por si mismos sintonizan de forma consciente o no los deambulantes del vehículo carnal con aquellos que se despojan de la indumentaria orgánica. Desvelados de que se encuentran en la otra dimensión pero no desintegrados, como afirmaban los materialistas o fijados en regiones definidas que los aguardaban más allá de la muerte del cuerpo, como aseveran algunas doctrinas religiosas, la mediumnidad les proporcionó el inmenso campo que necesitan para comunicarse. Continue reading

El duelo

kardec11. Sólo es grande aquel que, considerando la vida como un viaje que debe conducirle a un fin, hace poco caso de las asperezas del camino, y no se deja desviar un instante de la senda recta; dirigiendo sin cesar la vista hacia el término de la carrera, poco importa que los abrojos y las espinas del sendero amenacen arañarle; le rozan sin alcanzarle y no obstante, no deja de seguir su curso.

Exponer su vida para vengar una injuria, es retroceder ante las pruebas de la vida; es siempre un crimen a los ojos de Dios, y si no fueseis engañados, como lo sois, por vuestras preocupaciones, sería una ridícula y suprema locura a los ojos de los hombres. Continue reading

Comportamiento digno

DivaldoAnte la desenfrenada violencia que retumba en todas partes, los cristianos verdaderamente pacifistas, preguntamos si es posible mantener los postulados del Maestro galileo vivos en nuestra conducta. Bajo otro aspecto, la vulgaridad de los placeres básicos, sexo desenfrenando, drogas y vicios denominados sociales, se encuentran con facilidad expuestos a la experiencia abusiva en casi todos los segmentos de la sociedad, convidándonos a su sumisión, en reacción a la conducta ética y moralizadora que fluye del Evangelio.

Se multiplican las caídas de personas aparentemente honradas que acumulan envidiable patrimonio y, repentinamente, son presentadas públicamente como corruptas, indignas de las funciones que ejercen, aunque se mantengan como si nada les hubiera acontecido. Continue reading

Afectividad perturbada

DiLa afectividad es el sentimiento que se expresa mediante reacciones físicas positivas. El ser humano tiene necesidad de placer, y todos sus esfuerzos son dirigidos para disfrutarlo, evitando las experiencias del sufrimiento, exceptuándose los casos de trastornos masoquistas. Toda y cualquier búsqueda, conscientemente o no, aguarda la compensación del bienestar, que es siempre la fuente motivadora para toda lucha. De ese modo, la afectividad produce una reacción de adrenalina en la sangre que lleva al individuo al calentamiento orgánico, del cual transcurre la sensación agradable del placer, del deseo de estar próximo, del contacto físico, del apretón de mano, del abrazo, de la caricia. Continue reading

Cuestión de ética

herculanoSin la observación activa y vigilante de los principios éticos que lo informan, ningún movimiento cultural puede subsistir, pues estará minado en sus bases por la irresponsabilidad de los adeptos. Lo que se evidenció, en el caso de la adulteración, en este caso de modo amenazador e incluso arrasador, fue el estado de alienación en que cayó la comunidad espirita en lo concerniente a sus responsabilidades doctrinarias.

Este no es un problema superficial, que podamos ignorar simplemente. Es un problema de la más alta gravedad para todas las organizaciones humanas. Lo que la ética espirita nos enseña es que no debemos confundir el error con quien lo cometió. Continue reading

Allí donde hay un universo esta Dios

Camille_FlammarionAllí donde hay un universo esta Dios, y también su ciencia, su amor, sus leyes exactas y sus incomparables obras. Hermanos queridos: Los que lejos de vuestras miradas seguimos la ruta eterna del progreso tenemos muchas cosas que comunicaros. Hemos oído muy atentamente a la hermana que se ha comunicado, y os podemos decir: Ella tuvo la facultad de penetrar en las almas y medir sus radiaciones. Nosotros, con la ayuda de Dios, pudimos estudiar, calcular y descubrir muchísimas trayectorias y leyes de los cuerpos celestes.

Ella tenia un ojo bendito que miraba sin mirar y veía sin ver, cosas que los demás no podíamos observar. Nosotros disponíamos de otro ojo maravilloso, el telescopio, que nos acercaba las inmensidades del cosmos. Uno descubría las cualidades y pensamientos de las almas: el otro escudriñaba los cielos. Continue reading