Los espíritus.Dios

Ledenis61.¿Qué es el espíritu?
− Es una sustancia inmaterial, indivisible e inmortal, principio inteligente del universo.

62.¿Podemos ver y comprender el espíritu?
− No. Su naturaleza íntima nos es desconocida; no conocemos en absoluto aquí abajo la esencia de los seres ni de las cosas; pero lo llamamos espíritu por oposición a la materia. Continue reading

Situación de los espíritus ante la disección de sus cadáveres

JHpiresCurioso episodio relatado por el prof. Paul Gibier – golpes invisibles contra el anatomista y un médium – Experiencia mediúmnica en una sala de anatomía.

¿Cual es la situación de los espíritus que ven sus cuerpos disecados en las salas de anatomía?
Anualmente, en ciertas escuelas superiores, se celebran ceremonias religiosas especiales, para esos espíritus. Hoy mismo, los periódicos cuentan la celebración de la llamada “Misa del cadáver”, en la Facultad de Farmacia de la Universidad de São Paulo. Continue reading

En silencio

Emmanuel-chicoxavier“No sirviendo a la vista, como para agradar a los hombres, sino como siervos de Cristo, haciendo de corazón la voluntad de Dios.” ‐ Pablo (Efesios, 6:6)

Si sabes, atiende al que ignora, sin ofuscarlo con tu luz.
Si tienes, ayuda al necesitado, sin molestarlo con tus posesiones.
Si amas, no hieras al objeto amado con exigencias.
Si pretendes curar, no humilles al enfermo.
Si quieres mejorar a los demás, no maldigas a nadie.
Si enseñas la caridad, no vistas de espinas, para que tu contacto no dilacere a los que sufren.

Ten cuidado en la tarea que el Señor te confió. Es muy difícil servir a la vista. Todos quieren hacerlo, procurando el aprecio de los hombres. Sin embargo, es difícil, servir ocultamente, sin el ilusorio manto de la vanidad. Es por esto que, en todos los tiempos, casi todo el trabajo de las criaturas es disperso y engañoso. Continue reading

La fe transporta montañas

Haroldo-Dutra“Créeme, mujer, viene la hora en que ni esta montaña ni en Jerusalén adorareis al Padre (…) Pero viene la hora – y es ahora- en que los verdaderos adoradores adoraran al Padre en espíritu y verdad” (1)

El pasaje arriba citado habla al respecto del encuentro de la mujer de Samaria con Jesús.

La samaritana pregunta cuál es el verdadero lugar de adoración a Dios, si el monte Gerazim (Samaria) o, al contrario, en el monte Sion (Jerusalén). El Maestro le responde, que los verdaderos adoradores adoran a Dios en espíritu y verdad, no en puntos geográficos fijos. Continue reading

Vitalismo x reduccionismo

marlenLas escuelas vitalistas y reduccionistas coexistieron, durante muchos siglos, y aún están presentes, en el campo científico y filosófico; la primera, preconizando la existencia de una “sustancia inmaterial”, esencial al funcionamiento de las células de los seres vivos; la segunda, reduciéndolo todo a las propiedades de la química celular. En el siglo XX, en la década de 1930, surgió una tercera vía, la biología orgánica o organicismo, en oposición al mecanicismo y al vitalismo.

Los biólogos organísmicos afirman que el entendimiento de la “organización”, o de las “relaciones oganizadoras”, es lo más importante para explicar el ser vivo y ninguna entidad separada, “no física”, es necesaria para el entendimiento de la vida. A nuestro modo de ver, la explicación de los organicistas sobre los reduccionistas es insatisfactoria. Continue reading

Entendimiento

bezerra_meneses… no conviene avanzar excesivamente, sin consolidación de bases. … trabajemos, ofreciendo alma y corazón, al servicio.

… comprendemos las dificultades con que sois enfrentados de cuando en cuando, entre tanto, la perseverancia es la condición fundamental para que la victoria nos concretice las aspiraciones. … no nos faltará el Socorro Divino.

… confiemos.… en todas las luchas, estaremos juntos en la oración.

En ese refugio, conversaremos, de corazón a corazón.

De mensaje recibido el
03.01.1964 Continue reading

La Caridad

kardecPor el Espíritu san Vicente de Paúl (Sociedad de Estudios Espíritas, sesión del 8 de junio de 1858.)

Sed buenos y caritativos, he aquí la llave de los Cielos que tenéis en vuestra mano; toda la felicidad eterna está contenida en esta máxima: Amaos los unos a los otros. El alma sólo puede elevarse a las regiones espirituales por medio de su consagración al prójimo; únicamente encuentra dicha y consuelo en los impulsos de la caridad; sed buenos, sostened a vuestros hermanos, dejad a un lado la horrible plaga del egoísmo; ese deber cumplido os abrirá el camino de la felicidad eterna. Continue reading

Una lección de escritura dada por un Espíritu

AllanKardec1En general los Espíritus no son maestros en caligrafía, porque la escritura a través del médium no brilla comúnmente por su elegancia; el Sr. D…, uno de nuestros médiums, ha presentado en este aspecto un fenómeno excepcional: el de escribir mucho mejor bajo la inspiración de los Espíritus que bajo la propia.

Su escritura normal es muy mala (de la cual no se envanece diciendo que es la de los grandes hombres); toma un carácter especial, muy distinto – según el Espíritu que se comunica – y la misma se reproduce constantemente con el mismo Espíritu, pero siempre más nítida, más legible y más correcta; con algunos es una especie de escritura inglesa, realizada con una cierta audacia. Uno de los miembros de la Sociedad, el Dr. V…, tenía la idea de evocar a un calígrafo distinguido, como asunto de observación desde el punto de vista de la escritura. Él conocía a uno, llamado Bertrand, fallecido hace aproximadamente dos años, con el cual tuvimos, en otra sesión, la siguiente conversación: Continue reading

Vida y valores (Perturbaciones religiosas)

raul_teixeiraToda religión pretende llevar a sus adeptos al entendimiento de la vida interior de la criatura, a la búsqueda del Ser Creador, de lo inefable, de la mejora de sí mismo. Si la religión no tuviera por ese escopo el camino que todos debemos alcanzar, si no fuera ese el objetivo de toda creencia, fatalmente conduciría sus adeptos, sus seguidores a la desarmonía o al fanatismo.

Cuando afirmamos creer en alguna cosa que no entendemos, ya estamos derrapando para el valle del fanatismo. Y, cuando llegamos a esas profundidades del fanatismo, imaginamos que somos los señores absolutos de la verdad y aquellos que no comparten de nuestro modo de pensar, de nuestra iglesia, de nuestro templo, de nuestra casa de fe, aquellos que no usaron las mismas palabras que nosotros, los mismos gestos que nosotros, estarán condenados al fuego del infierno, lo que no deja de ser un disparate, una ingenuidad. Continue reading