IV La Vejez

LedenisLos crímenes que los perversos cometieron aquí abajo. Contemplemos aquí sólo las vidas ordinarias, las existencias que siguen tranquilamente las fases lógicas del destino. Es la condición común de la inmensa mayoría de los mortales. El alma entró en la galería sombría: queda allí en la oscuridad o en la penumbra próxima de la luz. Es el crepúsculo del más allá.

Los poetas devolvieron muy afortunadamente este estado y describieron este medio día, este claro oscuro del mundo extraterreno. Aquí, las analogías entre el nacimiento y la muerte son sorprendentes. El niño permanece varias semanas sin poder ver la luz y tomar conciencia de lo que le rodea. Sus ojos todavía no están abiertos, no más que la radiación de su pensamiento. Continue reading

Frente a la niñez

andreVer en el corazón infantil el esbozo de la generación venidera, procurando ampararlo en todos los sentidos. Orientación de la infancia, profilaxis del futuro.

Solidarizarse con los movimientos que inspiren respeto por su labor asistencial a la niñez, mejorando los métodos y ampliando las tareas. Educar a los pequeñitos es sublimizar a la humanidad.

Colaborar decididamente en la recuperación de las criaturas enfermas, pugnando por la disminución de la mortandad infantil. En la infancia del cuerpo, el Espíritu encuentra oportunidad de renovar las bases de su propia vida. Continue reading

Declinación

HumbertoAquí va, mi amigo, la entrevista rápida que usted solicitó al viejo periodista desencarnado con una suicida común. Sabe usted, como yo, que no existen casos absolutamente iguales. Cada uno de nosotros es un mundo por sí. Para nuestro esclarecimiento, sin embargo, debo decirle que se trata de una joven señora que, hace precisamente catorce años, despidió el cuerpo físico, por deliberación propia, ingiriendo formícida.

Algunos apuntes más, ya que no podemos transformar el doloroso asunto en una novela de gran porte: ella se envenenó en Río, a los treinta y dos años de edad, dejando esposo y un hijito en casa; no era persona de cultura excepcional, desde el punto de vista del cerebro, pero se caracterizaba, en la Tierra, por nobles cualidades morales, moza tímida, honesta, laboriosa, de instrucción regular y extremadamente devota por los deberes de esposa y madre. Pasemos, entre tanto, sus once cuestiones y veamos las respuestas que ella nos dio y que transcribo, en su integridad: Continue reading

Una edad nueva para el hombre

raul_teixeira 1Quedo distante la histórica Edad de Oro, cuando el amor, la suavidad y la ternura guiaban la vida del mundo. No encontramos más a la diosa Astrea, hija de Temis, dominando el paisaje espiritual y moral de las sociedades, estableciendo el reino de la armonía, para una vida dichosa.

Ahora, cuando se agitan las entrañas de la Humanidad, cuando la violencia gana dimensiones alarmantes y el crimen muestra escenarios confusos, cuando el cinismo y la corrupción se muestran rudos y la mentira confunde al alma terrena, se tiene la impresión de que se instalo en la Tierra  la Edad de Hierro de las referencias mitológicas de los tiempos pasados. Continue reading

Visitas fraternas

andreluzVisitar es un acto de fraternidad, del cual no conviene abusar con robo de tiempo o comentario inconveniente.

Siempre que sea posible, la visita será marcada con antecedencia, a fin de que no se sacrifique a aquellos que la reciben.

La persona que visita a otra, por el placer de la amistad o de la cortesía, no necesitará, para eso, de tiempo más allá de quince minutos, competiendo a los anfitriones prolongar ese tiempo, insistiendo para que el visitante o los visitantes no se retiren. Continue reading

Chico Xavier no es Kardec

chico_novoNo es objetivo de este artículo atacar a nadie, por manifestar opinión contraria a la voy a exponer. Mas hay cuestiones que deben ser tratadas con cuidado para que no se tornen elemento de confusión. La crítica franca, abierta, racional, propia de los postulados espíritas, debe ser practicada, fraternalmente claro, so pena de sumergirnos de nuevo en las tinieblas medievales. Donde no hubiera cuestionamiento y crítica, donde no hubiera debate transparente, ciertamente habrá dominación, ignorancia, apatía y graves trabas a la autonomía de la razón humana y al desenvolvimiento espiritual de la humanidad,

Como en mis viajes fuera de Brasil, soy indagada sobre esta polémica, resolví manifestarme públicamente para examinarla con las herramientas críticas que tomo prestadas de Kardec. Que Chico Xavier sea la reencarnación de Kardec no sería una hipótesis a ser discutida, porque se trata de un absurdo tan sin fundamento que debería chocar al buen sentido de cualquiera (he visto hasta no-espíritas, que conocen superficialmente la doctrina, mostrarse perplejos delante de la idea). Pero ya que se trata de una afirmación en la pluma de algunos escritores y médiums actuantes en el movimiento, no podemos dejar de analizarla. Continue reading

Dos hermanas

Richard SimonettiUsted, amigo lector, espirita esclarecido, ciertamente es consciente de que el ejercicio de la caridad es fundamental, base de nuestra edificación como hijos de Dios. Pero hay un detalle para lo cual pido su reflexión: es imposible practicar verdaderamente la caridad, sin un componente básico, sin que este acompañado de su querida hermana – la humildad.

El médico recibe un cliente adinerado y le da toda la atención, en una consulta de dos horas. En seguida recibe un paciente del SUS “Sistema único de salud”, lo que equivale a un acto de caridad, ya que la remuneración es irrisoria. Pero, sin la humildad que lo inspire a no discriminar a nadie, consciente de que todos somos iguales ante Dios, tratara de despacharlo rapidito, lejos del comportamiento de caridad. Se nota ese problema en trabajos de filantropía. Hay voluntarios que no se mezclan con los asistidos, imponiendo un distanciamiento y limitándose a elementares rutinas de atendimiento. Otros confraternizan, conversan, se interesan por sus dificultades y problemas, porque ven en los asistidos sus iguales ante Dios. Continue reading

Sin brazos y sin piernas

amaliaEn una de las oraciones que rezan los católicos romanos llaman a este mundo valle de lágrimas, y creo que es la mejor definición que se puede hacer de esta penitenciaría del Universo, porque en realidad, no hay un solo Ser que pueda vanagloriarse de decir: ¡soy feliz en toda la acepción de la palabra! La mayoría de los potentados suelen sufrir enfermedades incurables; hay millonarios en los Estados Unidos que sólo pueden alimentarse con copas de leche en muy corta cantidad; otros no pueden dormir porque se ahogan y tienen millones de renta que no les proporcionan el menor goce, con lo que descienden hasta los más pobres; si algunos son fuertes y robustos carecen de los más indispensable para sostener sus fuerzas vitales, viéndoselos decaer como lámpara que se apaga en el lleno de su juventud; por consiguiente, la felicidad es una nube de humo que se deshace al menor soplo de viento huracanado de la vida, como se deshace la niebla a los primeros rayos del sol; mas en medio de tantos dolores, los hay de distintos grados: los hay soportables y los hay irresistibles. Continue reading

El verdadero valor del anillo

634735544526218485_bor_intervju_jorge_bucay_005Habíamos estado hablando sobre la necesidad de reconocimiento y valoración. Jorge me había explicado la teoría de Maslow sobre las necesidades crecientes. Todos necesitamos el respeto y la estima del afuera para poder construir nuestra autoestima. Yo me quejaba por entonces de no recibir la aceptación franca de mis padres, de no ser el compañero elegido de mis amigos, de no poder lograr el reconocimiento en mi trabajo.

– Hay una vieja historia— dijo el gordo, mientras me pasaba la pava para que yo cebara— de un joven que concurrió a un sabio en busca de ayuda. Su problema me hace acordar al tuyo. Continue reading

Encuentro en Hollywood

HumbertoCaminábamos, algunos amigos, admirando el paisaje de Wilshire Boulevard, en Hollywood, cuando hicimos parada ante la serenidad del Memoriam Park Cemetery, entre nuestro camino y los jardines de Glendon Avenue.

La hermosa mansión de los muertos mostraba una gran movilización de Espíritus liberados de la experiencia física, y entramos. Todo, en el interior, era tranquilidad y alegría. Los túmulos simples parecían monumentos erguidos a la paz, induciendo a la oración. Entre los árboles que la primavera pintara de verde nuevo, numerosas entidades iban y venían, muchas de ellas apoyadas una en las otras a manera de convalecientes, sostenidas por enfermeros en el patio del hospital agradable y extenso. En una esquina que se elevaba con el terreno, dos naranjos ornamentales cuidaban el acceso hacia el interior de la pequeña construcción que hospeda las cenizas de muchas personalidades que aportaron al Más Allá, con el aprecio del mundo. A un costado, leí la inscripción: “Marilyn Monroe” – 1926-1962.” Continue reading