Amor perdón

foto_joannaCuando rige el amor en los sentimientos, no hay lugar para el resentimiento. No obstante, frente a la estructura psicológica del ser humano, la afectividad espontanea siempre irrumpe intentado crecer, de modo para administrar los paisajes que constituyen los objetivos existenciales. No consiguiendo alcanzar las metas, porque se depara con la agresividad inherente al proceso de desarrollo intelecto moral que aun no se puede instalar, se siente combatido e impelido a retroceder.

Tal cosa ocurre, en los individuos menos equipados de valores éticos, genera malestar y choques de comportamiento que se pueden transformar en trastornos aflictivos. Cuando eso sucede, el ser maltratado se refugia en el resentimiento, ancorándose en el deseo de desagravio o de venganza. Continue reading

Educación en el hogar

padre_madreLa educación en el hogar es la base de la felicidad de nuestros hijos.

Da toda la importancia que se merece a la formación del carácter de tus hijos, sobre todo con los ejemplos de tu propia vida.

No discutas jamás con tu esposa.

No des jamás un paso errado.

Vive de tal forma que tu hijo pueda sentirse orgulloso de ti y vea en tu ejemplo el modelo para seguir y ser un hombre de bien. Continue reading

Fidelidad a Dios

topicDespués de las primeras predicaciones de Jesús, respecto de los ingentes trabajos que la edificación del reino de Dios exigía de sus discípulos, se esbozó en la fraternal comunidad un leve movimiento de incomprensión. ¿Qué? ¿Pues la Buena Nueva reclamaría tantos sacrificios?

Entonces el Señor, que sondeaba el interior de sus dilectos compañeros, los reunió una noche, al dejarlos solos la turba, habiendo corrido ya algunas horas sobre la puesta del Sol. Interrogándolos vivamente, provocó la manifestación de sus pensamientos y dudas más íntimas. Después de escuchar sus confidencias simples y sinceras, el Maestro ponderó: Continue reading

El porqué del ser y del destino

salvadorCuando contemplamos el espectáculo del Universo con los ojos de la ciencia, la naturaleza entera se nos aparece bajo el carácter de un dinamismo inmenso, en cuyo seno se asocian o se transforman las fuerzas de la física y de la química. Una gran unidad envuelve el Universo.

El movimiento universal arrastra a los átomos como a los mundos. La vida es un intercambio incesante de materia. Todos los seres están constituidos de las mismas moléculas, que pasan sucesivamente de uno a otro, de manera que lo que somos físicamente se nos presta de forma temporal. Nuestro cuerpo se renueva constantemente y la mayoría de nuestros tejidos y células desaparecen en poco tiempo. Los átomos que forman nuestra materia no están muchos años con nosotros, incluso las células que más viven, las neuronas del córtex, renuevan continuamente sus átomos.

En este incesante cambio de materia nada nos pertenece en propiedad. Sólo nuestro ser pensante es realmente nuestro. Más allá de eso la materia que forma nuestros nervios, huesos, músculos y órganos viene y va, pasa de un ser a otro. Continue reading

En el paseo matinal

padresDionisio, el molinero, partió muy temprano en compañía de su hijito, en dirección al gran maizal. La mañana se había hecho linda. Los montes próximos parecían cubiertos de gases a revolotear. Las hojas de la hierba, guardando aún, el rocío nocturno, se asemejaban a un caprichoso tejido verde, adornado de perlas.

Flores bermejas aquí y allí, daban la idea de joyas esparcidas en el suelo. Los árboles, muy grandes, a la orilla del camino, despertaban, suavemente, al paso del viento. El Sol aparecía, brillante, revistiendo el paisaje en una corona resplandeciente.

Reinaldo, el pequeño guiado por la mano paterna, seguía en un deslumbramiento. No sabía que admirar más: si el lecho de neblina muy alba o si el horizonte inflamado de luz. En un momento dado, preguntó, feliz: Continue reading

A un espíritu que huye de la luz

amaliaMujer, hace algún tiempo que perdiste a una hija adorada, pero su muerte no fue una muerte tranquila; no te puedes acostumbrar a la idea de perderla velándola en sus noches de insomnio y de fiebre. No; fue por el contrario una sorpresa horrible la que recibiste. La niña estaba ante ti risueña y confiada, sonriente como la inocencia, hermosa como la felicidad, cuando ese elemento voraz, esa llama abrasadora que tantas víctimas ha ocasionado en los pasados siglos, esas lenguas de fuego que destruyen cuanto tocan, envolvió a tu hija cuando menos lo esperabas, y en el breve plazo de cinco horas quedó extinguida la savia vital de aquella niña encantadora, que durante diez años fue tu delicia por su gracia, por su donaire y gentileza, por su cariño, por su bondad, por su despejada inteligencia, y sobre todo, por ser tu hija, porque para las madres todos los hijos son dechados de virtudes y modelos de hermosura. La impresión que debiste recibir fue tan dolorosa, que renunciamos a describirla, porque hay dolores que se profanan si se pretende trazar sus límites. Continue reading

Las muchas formas de alabar al Señor

jardinAlabar a Dios puede significar el acto de glorificar, adorar al Creador. También la demostración de reverencia y amor al Todopoderoso. En general, cuando se menciona la alabanza a Dios la mente nos lleva a religiosos enclaustrados en conventos y monasterios, que dedican su vida a cantar himnos, a la meditación y a las oraciones. Sin embargo, cuando nos referimos a la oración, encontramos que es alabanza, petición y agradecimiento.

¿Será posible al hombre común, con familia, profesión, tantos deberes que atender, externalizar alabanzas a su Creador? Continue reading

Los discípulos

Jesus_discipulosFrecuentemente, era en las proximidades de Cafarnaúm que el Maestro reunía a la gran comunidad de sus seguidores. Numerosas personas lo aguardaban a lo largo del camino, ansiosas por escuchar su instructiva palabra. Pero no tardó en componer su reducido colegio de discípulos. Después de una de sus predicaciones del nuevo reino, llamó a los doce compañeros que, desde entonces, serían los intérpretes de sus acciones y enseñanzas. Ellos eran los hombres más humildes y simples del lago de Genesaret.

Pedro, André y Felipe eran hijos de Bethsaida, de donde igualmente provenían Santiago y Juan, descendientes de Zebedeo. Leví, Tadeo y Santiago, hijos de Alfeo y su esposa Cleofas, pariente de María, eran nazarenos y amaban a Jesús desde la infancia, siendo muchas veces llamados “los hermanos del Señor”, por sus profundas afinidades afectivas. Continue reading

Renacimiento de Cristo

JoannaLa irrefrenable ambición generada por el delirio de grandeza, es la responsable del desaliento de las multitudes arrojadas al sub-mundo de la miseria moderna, de donde procede el germen de la delincuencia que se esparce por los cuadrantes de la Tierra…

Y no es porque el psiquismo de Cristo se haya diluido en vano, a través de las páginas de la Historia; ni porque falten los testimonios grandilocuentes de la solidaridad y del amor, demostrando la sublime conducta de los mártires de la fe y de los misioneros de toda índole…

*

La humanidad conoce la trayectoria de los verdaderos argonautas del bien, que se sacrifican en el testimonio de los ideales de ennoblecimiento, mediante los cuales demuestran que, verdaderamente, el triunfo es una conquista interior sobre los ímpetus y pasiones animalizantes y no el dominio de objetos y valores de legitimidad muy dudosa. Continue reading

Amargura

andreluizSi la amargura le toca a la puerta, entorpeciéndole la cabeza o paralizándole los brazos, huya de esa intoxicación mental en cuanto pueda.

Si usted está enfermo, atienda al cuerpo enfermizo, en la convicción de que no es con lágrimas que usted recuperará el reloj defectuoso.

Si usted erró, busque reconsiderar la propia falta, reajustando el camino sin vanidad, reconociendo que usted no es el primero y no será el último en encontrarse en una cuenta desajustada que ruega corrección. Continue reading