El inesperado benefactor

Chico_ediEn la tienda de José Felizardo, donde Chico trabajaba, vivía repleta. Entre los que la frecuentaba había un hombre rudo, de nombre Honorato, que era experto en provocar antipatía a los otros. Decía palabrotas. Se embriagaba. Por cualquier cosa sin importancia sacaba el puñal.

Chico tampoco simpatizaba con él. Y cuando estaba al borde de una discusión desagradable con el pobre borrachín, se acordó de la oración y se cayó. En plena oración, vio a Doña María João de Deus, que lo aviso:

-Hijo mío, evita discusiones. Hoy ese hombre puede ser antipático a tus ojos. Mañana, tal vez podrá ser un benefactor en nuestras necesidades. Continue reading

En el equipo cristiano

Dr_Bezerra… un equipo espírita es un equipo de Jesús en acción. Equipo, en el que solamente prevalece el propósito del Maestro Divino, en la producción de amor y luz al que todas las expresiones del Evangelio son llamadas.

… procuremos en el trabajo, que el Señor nos reserva, la posición de servicio que nos es la propia, buscando en ella la felicidad de obedecer al Celeste Orientador.

Ni quejas, ni exigencias.
Ni deserción, ni exclusivismo.
Ni lamentación que es indisciplina, ni examen precipitado del concurso ajeno que redunda en desorden. Continue reading

Tratamiento espiritual de las dolencias físicas

manosConferencia hecha en la primera jornada medico-espirita de Goiás. La historia nos narra que la creencia en la capacidad del hombre en interactuar en el proceso de la salud y la enfermedad viene de lejos.

Los magos de la Caldea y los brahmanes de la India buscaban curar por la aplicación de mirar, estimulando el sueño y la letargia. En el templo de la diosa Isis, en los márgenes del Nilo, la imposición de las manos era usada por los sacerdotes iniciados, para intentar aliviar el sufrimiento de millares de personas. Los griegos, que incluían en su modo de vida muchas cosas de Egipto, usaban la fricción de las manos en el tratamiento de los enfermos. El padre de la medicina moderna, Hipócrates también cita la imposición de las manos. Cuando observamos la tradición judaico-cristiana, es interesante notar el contraste. Continue reading

Recuerdos de vidas pasadas confirmadas por comunicaciones

pires_herculanoVisiones mentales y sensaciones persistentes de una existencia anterior: he ahí un problema que puede ser reducido a términos puramente psicológicos. Pero, cuando esas visiones y esas sensaciones no encuentran explicación ni solución en los cuadros de la Psicología, y cuando las revelaciones mediúmnicas las confirman, el problema se desplaza hacia otro campo de estudios.

Sólo el Espiritismo dispone de elementos para explicarlo. Porque esta es una de las modalidades de las pruebas espirituales de la reencarnación. La prueba se da por la concordancia entre lo que el individuo siente, con aquello que médiums diversos, espontáneamente y en distintas situaciones, y sin conocerse entre sí, le revelan acerca de su existencia anterior. Continue reading

Tras la tempestad, la calma

amaliaLa vida es un compuesto de goces y amarguras, de lágrimas y esperanzas, de risueñas ilusiones y de terribles desengaños. Ora vemos densos nubarrones que presagian horribles tempestades, ora vislumbramos bellísimos horizontes, que anuncian días alegres y tranquilos. Cuando entramos en el período de nuestras pruebas o expiaciones, presentimos, sin poderlo remediar, la horrísona tempestad de las vicisitudes que, más tarde, han de poner al espíritu en trance de zozobrar; y cuando la prueba termina, el espíritu ve brillar en lontananza un rayo de sol que le devuelve la tranquilidad perdida. Sin esa mezcla de flores y espinas, no sabríamos apreciar la existencia en su valor verdadero. De ese modo filosofábamos una hermosa tarde de estío por la orilla del mar, en unión de una amiga íntima. Continue reading

Seña

Pez cristianoCuando el mensajero celestial anunció la Buena Nueva a los pastores en el campo, así se expresó: He aquí que os anuncio una gran alegría, que lo será para todo el pueblo. Nació en la ciudad de David el Salvador, que es el Cristo Señor.

Y, ante el asombro de los oyentes que, seguramente, deberían estar preguntándose dónde exactamente estaría el niño, como lo reconocerían, concluyó: Y he aquí lo que os servirá de señal: encontraréis un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre. Continue reading

Convite a la gratitud

foto_joanna“Bendecir a los que os maldicen, orad por los que os insultan” (Lucas: capitulo 6º, versículo 28)

Por temperamento te retraes en muchas circunstancias, cuando deberías y podrías exteriorizar los sentimientos que llevas.

Supones que todos marchan alzados en la alegría, tan jubilosos se manifiestan, que evitas traducir los tesoros de la buena palabra y de la gentileza que se van oxidando por desuso en los cofres de tu corazón.

Recibes dádivas, disfrutas oportunidades, recoges bendiciones, acumulas favores, enumeras benéficos y solamente una formal expresión ya desgastada de reconocimiento te escapa de los labios. Continue reading

Vivir mejor

andre_luiz_espirituTodos queremos ser felices, vivir mejor. Entre tanto, oigamos a la experiencia.

La felicidad no es una alfombra mágica. Ella nace de los bienes que usted esparce, no de aquellos que se amontonan inútilmente. Tanto esto es verdad que la alegría es la única donación que usted puede hacer sin poseer ninguna.

Usted puede estar en dificultades y suprimir muchas dificultades de los demás. Aunque a veces sin ningún consuelo, usted dispone de inmensos recursos para reconfortar y levantar a los hermanos en pruebas o desvalimiento. La receta de Vida mejor será siempre mejorarnos, a través de la mejoría que vengamos a realizar para los demás. Continue reading

La vejez

Leon-DenisLa vejez es el otoño de la vida; en su último declive, es su invierno. Sólo con pronunciar la palabra vejez, sentimos el frío en el corazón; la vejez, según la estimación común de los hombres, es la decrepitud, la ruina; recapitula todas las tristezas, todos los males, todos los dolores de la vida; es el preludio melancólico y desolado del adiós final.

En esto hay un grave error. Primero, por regla general, ninguna fase de la vida humana está totalmente desheredada de los dones de la naturaleza, y todavía menos de las bendiciones de Dios.¿Por qué la última etapa de nuestra existencia, aquella que precede inmediatamente el coronamiento del destino, debería ser más afligida que las otras? Sería una contradicción y no correspondería con la obra divina, pues todo en ella es armonía, como en la viva composición de un concierto impecable. Al contrario, la vejez es bella, es grande, es santa; y vamos a estudiarlo un instante, a la luz pura y serena del Espiritismo. Continue reading