¿Adolescencia, edad critica? Crisis de identidad

En la adolescencia, la conquista de la identidad es muy relevante y relativamente compleja.

Fase de cambios bajo todos los aspectos, al joven parece confuso distinguir cual, quien o como es el verdadero yo. Igualmente, delante de tantos papeles para desempeñar en la sociedad, es por él iniciada una búsqueda en la tentativa de encontrar su identidad en el conjunto, aquella que mejor se ajuste a su escala de conceptos.

La identidad es el resultado de los valores que facultan la percepción de yo, separado y diferente de todos los demás, que esté en equilibrio y continúe integrado, permaneciendo, a través de los tiempos, como siendo lo mismo, pudiendo ser conocido por las demás personas y descubriendo como los otros son, lo que constituye sentido global de caracterización del ego. Cualquier influencia que perjudique esta autopercepción genera confusión de identidad, problemas para conseguir la participación, la integración y la continuidad de la construcción de la autoimagen. Seguir leyendo “¿Adolescencia, edad critica? Crisis de identidad”

Iniciación mediúmnica

1. ¿Hay cursos sobre mediumnidad en los Centros Espíritas?

Algunos se estructuran para eso, ofreciendo a los frecuentadores la oportunidad de un aprendizaje disciplinado y eficiente. Es un servicio para ser constituido en todos los Centros Espíritas, en la medida en que sus dirigentes se hagan responsables de su importancia.

2. ¿Cuál es la ventaja para quien no es médium?

Repito que todos estamos en permanentemente contacto con el mundo espiritual. El conocimiento de los mecanismos que rigen esa unión es fundamental, a favor de nuestra estabilidad. La mayor parte de los problemas físicos y psíquicos que nos afligen están directamente relacionados por la acción de Espíritus perturbados o perturbadores. Seguir leyendo “Iniciación mediúmnica”

Vida y valores (La felicidad es de este mundo)

¿Quién no desea ser feliz? Sin duda esta será una pregunta ociosa, si miramos los grandes anhelos de las personas. Todo el mundo desea la felicidad. Lo que ocurre es que nuestra sociedad proviene de algunas culturas ancestrales que establecen que Dios le agrada los que sufren. Parece que estamos obligados al sufrimiento. En el siglo XVIII para XIX, en Europa, surgió una doctrina deísta que afirmaba ser la doctrina deísta independiente. ¿Por qué independiente? Porque ella predicaba una independencia de Dios en relación a Su criatura. Decía que Dios, después de haber creado al ser humano, viajó para los altos cielos y nos dejó en la Tierra, nos dejó aquí, en la Tierra, a merced de nuestros propios caprichos y nunca más vino con nosotros. Por eso, había esa independencia de Dios y nosotros. Y, porque fuimos dejados en la Tierra, quedamos a merced de nuestros propios caprichos, quedamos por cuenta de nosotros mismos. Por esa razón, mucha gente pasó a afirmar que sufrir es una contingencia de la vida material. Seguir leyendo “Vida y valores (La felicidad es de este mundo)”

¿Qué es el infierno?

La palabra infierno deriva del término “infernum” que en latín significa “profundidades”, haciendo referencia al “mundo inferior”, dentro de la Tierra. Infierno es una idea religiosa que consiste en un lugar a donde personas después de muertas van para sufrir las consecuencias de sus errores durante la vida. Idea que fue construida a través de los años, a partir del 2º siglo D.C (después del Apocalipsis de Pedro) y que fue trabajado no solamente por la iglesia sino también por muchos artistas, como por ejemplo Dante Alighieri con su obra “La Divina Comedia”.

Con el advenimiento de la Doctrina Espirita, Allan Kardec, a través de las comunicaciones mediúmnicas, codifica la Doctrina Espirita en 5 obras, y de entre ellas “El cielo y el infierno”, que tiene el objeto de elucidar lo que es el infierno, purgatorio y el cielo en el mundo de los espíritus. Según José Herculano Pires, escritor espírita brasileño, “Allan Kardec presenta la verdadera cara del deseado Cielo, del temido Infierno, como también del llamado Purgatorio. Pone fin a las penas eternas, demostrando que todo en el universo evoluciona.” Seguir leyendo “¿Qué es el infierno?”

Quién sabe lo hace ahora

En el taller mecánico el operario interrumpe el trabajo por momentos y dice, vehemente, para sí mismo:

¡Que es eso, chaval! ¡Toma ya!

Sorprendido, un compañero le pregunta el porqué de aquel inusitado comportamiento.

– Es para neutralizar malos pensamientos que me asaltan frecuentemente. Cuando me regaño a mí mismo pongo en orden la cabeza.

En la playa, noche sin luna.

El turista solitario depara con un hombre junto a las aguas. Oye la voz que suena afligido, en ardiente súplica:

– Jesús soy un miserable alcohólico, dominado por una tendencia compulsiva. Es como si seres malignos me atormentasen. No consigo resistir. ¡Por piedad, ayúdame Señor! Seguir leyendo “Quién sabe lo hace ahora”

¿Qué pasa en mi mente?

Meditación

Algo en mi pasa desconocido;
mi ayer perdido quiero olvidar;
y nunca vida, nueva impresión,
siento que se agita mi corazón.
Seres amigos, a quien yo amaba,
que los miraba con gran placer,
hoy los contemplo sin emoción,
y nada dicen a mi razón.
Sobre mi vida de desconsuelo
se extiende un velo;
y el porvenir ya no me inquieta.
¡Que transición!. Seguir leyendo “¿Qué pasa en mi mente?”

La vida social del adolescente

En el periodo de la adolescencia, la vida social gira en torno de los fenómenos de transformación que afectan el comportamiento juvenil. Así, la preferencia del joven es por otro de la misma franja de edad, sus juegos son perteneciente a las ocurrencias que les están sucediendo en el día a día. Hay abrupto cambio de interés, y por tanto, de compañías, que se tornan imperiosos para la formación y definición de su personalidad.

No más él se complace en los encantamientos anteriores, en las colecciones infantiles que le eran agradables, ni tampoco en las aspiraciones que antes lo mantenían preso al hogar, al estudio o a los deportes hasta entonces preferidos. Es cierto que existen excepciones, pero, lo normal es la alteración de conducta social, frente a la necesidad de afirmación de la masculinidad o feminidad, del descubrimiento de las ocurrencias que lo afectan y de como orientar el rumbo de las aspiraciones que ahora pueblan su pensamiento. Su socialización depende, de alguna forma, de relativa independencia de los padres, de ajustes a la madurez sexual y de los relacionamientos cooperativos con los nuevos amigos que atraviesan el mismo estadio. Seguir leyendo “La vida social del adolescente”

Mi sucesor

22 de diciembre de 1861 (En mi casa; comunicación particular. – Médium., Mr. D´A.)

En una conversación que tuve con los Espíritus a propósito de mi sucesor, planteé la proposición siguiente:

Pregunta. Entre los adeptos, muchos se inquietan acerca de quién vendrá en pos de mí, y se preguntan quién me reemplazará cuando parta, puesto que no ven persona notoriamente apta para tomar las riendas. Yo respondo que no tengo la pretensión de ser el indispensable, que Dios es muy sabio para hacer descansar el porvenir de una doctrina que debe regenerar el mundo sobre la vida de un hombre, y que además, me ha sido dicho que para cumplir mi tarea de constituir la doctrina, me será otorgado el tiempo necesario. A mi sucesor le será entonces la empresa más fácil, puesto que tendrá trazado todo el camino y no necesitará más que perseverar en él. Esto no obstante, si los Espíritus juzgan a propósito decirme alguna cosa más positiva a este respecto, les estaré reconocido. Seguir leyendo “Mi sucesor”

Ser Médium

La mediúmnidad es un instrumento paranormal que se encuentra inherente en la criatura humana, como la inteligencia, la razón. Todo individuo que capta la presencia de seres espirituales de forma consciente o no, es portador de mediúmnidad y tiene como tarea el desplegar los recursos paranormales a través de una educación adecuada, gracias a la cual se volverá un instrumento responsable para el ministerio superior a que está destinado. Siendo confundida al comienzo con varias patologías, sean de orden mental u orgánica, la mediúmnidad se convirtió en un medio para demostrar en el equívoco en que tercamente permanecían sus gratuitos opositores o los investigadores apurados.

La mediúmnidad describe una función que siempre ha estado presente en el hombre en todos los tiempos, pero es con Allan Kardec que comienza a ser tomada en cuenta y a ser tratada a través de un estudio minucioso, colocándola así en el lugar que le corresponde, el ser puente para el intercambio entre los espíritus de ambos lados de la vida con aquellos que se encuentran sumergidos en el mismo nivel de percepciones psíquicas en el cuerpo físico. Seguir leyendo “Ser Médium”

Nuevos samaritanos

El que usó de misericordia con él.

Así termina una de las más importantes lecciones del Evangelio de Jesús, cuando el Maestro hace comprender al doctor de la ley lo que significa tornarse el prójimo de alguien. En el instante en que el samaritano se dispone a cambiar la rutina de su día para ayudar a un completo desconocido, él se vuelve el prójimo de aquel hombre, y esa es la esencia del amor al prójimo.

No hacer juicios. Dejar de pensar solo en sí mismo. Tornarse útil al otro y al mundo. Misericordia es poner el corazón en la miseria del otro. Seguir leyendo “Nuevos samaritanos”

Definiendo rumbos

En verdad, amigo mío, en el Espiritismo habrás encontrado tu renovación mental. El fenómeno mediúmnico habrá modificado tus convicciones. Seguramente, las conclusiones filosóficas han alterado tu visión del mundo. Ahora admites la inmortalidad del ser. Sientes la excelsitud de tu propio destino.

Pero si esa transformación de la inteligencia no eleva tu corazón mediante el perfeccionamiento íntimo, si los principios que abrazas no te ayudan a que mejore tu comportamiento en relación con nuestros hermanos de la Humanidad, ¿para qué te sirve el conocimiento?

Si una fuerza superior no educa tus emociones, si la cultura no te conduce hacia la sublimación del carácter y del sentimiento, ¿qué haces con el tesoro intelectual que la vida te confía?

El intercambio con los habitantes del mundo espiritual no tiene valor si solamente satisface un capricho. La asombrosa manifestación de lo que no es habitual puede carecer de sustancia. Seguir leyendo “Definiendo rumbos”

En la hora más amarga

Ella es así. Llega cuando uno está en el auge de la alegría, cuando los planes son muchos y se espera lo jamás alcanzado. Llega y derrumba sueños, destruye placeres idealizados, consume de dolor a los que permanecen.

Cuenta la actriz Helen Hayes su inconformidad con la muerte de su hija, de apenas diecinueve años, llevada por una crisis de poliomielitis. ¿Por qué? – Gritaba su corazón. Mi hija era joven e inocente, ¿por qué razón fue llevada de esta forma, en vísperas de su estreno en la carrera teatral, en Nueva York?

Ella misma, envuelta en luto, abandonó la carrera artística. ¿Cómo podría crear belleza en los escenarios, si estaba muerta por dentro? Comenzó a rechazar compromisos sociales y profesionales, limitándose a recibir a las personas más íntimas de la familia. Seguir leyendo “En la hora más amarga”

Navegación de entradas

1 2 3 5 6 7 8 9 10 11 465 466 467
Volver arriba