La barrera de la superstición

Estaba enfrentado con problemas complejos que lo afligían desde hacía meses. Males físicos de causa desconocida; perturbadora angustia, persistente irritabilidad.

Cediendo a insistentes llamadas de los familiares decidió buscar un Centro Espirita. Compareció desconfiado. No le agradaba la idea de lidiar con Espíritus. Tenia horror de cualquier contacto con lo “sobrenatural”.

El entrevistador, vinculado al servicio de atendimiento fraterno, conversó largamente con él. Escuchó sus quejas. Evaluó su condición psíquica y concluyó que estaba bajo la influencia de una obsesión.

Le habló sobre el tema. El consultante se sobresaltó:

– ¿Un Espíritu me persigue? Seguir leyendo “La barrera de la superstición”

Mediúmnidad en los niños

1 – Divaldo, películas como “Sexto Sentido” retratan el caso de niños con mediúmnidad ostensiva. ¿Cuándo podríamos identificar el caso de un “niño médium”?

El Espiritismo es una ciencia experimental y todos los casos, a fin de merecer credibilidad, deben pasar por el tamiz de la observación, del estudio y de la confirmación. Sin duda, en el período lúdico, el niño tiene la imaginación muy rica y crea imágenes, hechos fantasiosos, que tienen que ver con su propio desarrollo psicológico. De este modo, cuando un niño informa que ve seres espirituales, la mejor metodología es la observación, acompañando sus narrativas con tranquilidad y confiriéndolas con la realidad. A través de la conversación natural y sin disfraces, se le debe explicar que dicho caso es verdadero y que debe mantenerse perfectamente tranquilo, evitando la creación de miedos injustificables o de deslumbramientos innecesarios.

2 – ¿Qué deben hacer los padres cuando detectan que su hijo es un “niño médium”? ¿Pueden llevarlo a la evangelización, sesión mediúmnica, tomar pase, etc.? Seguir leyendo “Mediúmnidad en los niños”

Mediúmnidad a desarrollar

Mediúmnidad a desarrollar:

Tema permanente dentro del que hacer espírita. Para explicar sintéticamente qué es eso, recurrimos a los ejemplos esclarecientes y vivos del trabajo y del estudio. Alguien llega a un taller solicitando un empleo. Necesita ganar para su subsistencia. Su pedido obtiene respuesta favorable. Pero si espera, durante el transcurso de los días y los meses, que los directores de la organización lo impulsen constantemente en el trabajo que tiene que cumplir y para el cual no pone ni la menos iniciativa, ya sea para el traslado de un faro liviano como para colaborar en la limpieza con la escoba, se sentirá siempre bajo la mirada de los jefes de los trabajos, quienes tendrán motivos para agradecerle su presencia y comunicarle su cesantía. Esto es porque nadie adquiere competencia observando solamente.

Laguen llega a la escuela solicitando su inscripción en los cursos. Precisa capacitarse y adquirir conocimientos. Su solicitud es aprobada. Pero si espera, durante el transcurso de los días y los meses, que los profesores lo impulsen permanentemente en los deberes que tiene que cumplir y para los cuales no tiene ni la más común idea, tanto sea en el estudio de las lecciones, como en la respuesta espontánea a una pregunta que se le formule sobre una materia determinada del programa, se sentirá siempre bajo la mirada de los profesores que han de resolver la necesidad de que repita el ciclo. Seguir leyendo “Mediúmnidad a desarrollar”

La felicidad no es de este mundo

20. ¡Yo no soy feliz! ¡La felicidad no se ha hecho para mí! exclama generalmente el hombre en todas las posiciones sociales. Esto, hijos míos, prueba mejor que todos los razonamientos posibles, la verdad de esta máxima del Eclesiastés: “La felicidad no es de este mundo”. En efecto; ni la fortuna, ni el poder, ni tan siquiera la florida juventud, son condiciones esenciales de la dicha; diré más, tampoco lo es la reunión de esas tres condiciones tan envidiadas porque se oye sin cesar en medio de las clases más privilegiadas y a las personas de todas edades quejarse amargamente de su condición de ser. Ante tal resultado, es inconcebible que las clases laboriosas y militantes envidien con tanta codicia, la posición de aquellos que la fortuna parece haber favorecido. Allí, por más que se haga, cada uno tiene su parte de trabajo y de miseria, su parte de sufrimientos y de desengaños, por lo que nos será fácil sacar en consecuencia, que la tierra es un lugar de pruebas y de expiaciones.

Así, pues, aquellos que predican que la tierra es la única morada del hombre, y que sólo en ella y en una sola existencia les será permitido alcanzar el más alto grado de felicidades que su naturaleza admite, aquéllos se engañan y engañan a los que les escuchan, atendido que está demostrado por una experiencia archisecular, que ese globo no encierra más que excepcionalmente las condiciones necesarias para la felicidad completa del individuo. Seguir leyendo “La felicidad no es de este mundo”

Ante la reencarnación

En las tareas de la noche del 27 de mayo de 1954, conforme a las informaciones de nuestros Benefactores Espirituales, y, según dedujimos de las diversas comunicaciones obtenidas de entidades sufridoras, nuestro Grupo se hallaba repleto de compañeros desencarnados, sedientos de reencarnación, muchos de ellos implorando la vuelta a la carne como único recurso de solución a los problemas que les torturaban el alma. Primeramente Emmanuel, nuestro instructor de siempre, se incorporó al médium y nos transmitió la nota que pasamos a transcribir:

Amigos míos, la paz del Señor sea con nosotros. Mientras la Escuela Espiritual en la Tierra prepara las criaturas reencarnadas para el fenómeno de la muerte, en nuestro plano de acción esa misma Escuela prepara las criaturas desencarnadas para el aprendizaje de la existencia en el cuerpo físico. Atento a este programa, nuestro hermano Cornelio tomará hoy el equipo mediúmnico a fin de dirigirse, por algunos momentos, a la gran asamblea de compañeros que se aproximan a nuestro recinto, suspirando por el retorno al templo de lucha en la materia más densa. De ese modo, cedamos la palabra a nuestro amigo y que Jesús nos bendiga. Seguir leyendo “Ante la reencarnación”

El adolescente y el noviazgo

En la fase de la adolescencia, la atracción sexual es portadora de alta carga de magnetismo. Surge, inesperadamente, la necesidad de intercambio afectivo, que el joven aun no sabe definir. Los intereses infantiles son superados y las aspiraciones acogidas hasta entonces desaparecen, a fin de ceder lugar a otras motivaciones, normalmente a través del relacionamiento interpersonal. Las hormonas, madurando y produciendo las alteraciones orgánicas, también trabajan en el psiquismo, desarrollando aptitudes y deseos que antes no existían. En ese momento, los adolescentes se miran sorprendidos, observan las modificaciones externas y descubren deseos que no estaban acostumbrados. Son tomados de confusión en una primera fase, después, de inquietud, por fin, de cierta audacia, iniciándose las experiencias del noviazgo. Nos referimos al proceso natural, sin las precipitaciones propuestas por las insinuaciones, provocaciones y permisos morales de toda orden que asolan el mundo juvenil, conspirando contra su realización interior.

Estimulados por esa falsa libertad, mentalmente alertados antes de experimentar las legítimas expresiones del sentimiento, se lanzan en la excesiva búsqueda del sexo, sin ningún compromiso con la emoción, trastornándose y perdiendo la línea del desarrollo normal, paso a paso, cuerpo y mente. Seguir leyendo “El adolescente y el noviazgo”

Beneficios advenidos del sufrimiento

Como explica León Denis, en el libro El Problema del Ser, del Destino y del Dolor:

Fundamentalmente considerado, el dolor es una ley de equilibrio y educación. Sin duda, las faltas del pasado recaen sobre nosotros con todo su peso y determinan las condiciones de nuestro destino. El sufrimiento no es, muchas veces, nada más que la repercusión de las violaciones de orden eterna cometidas, pero, siendo parte de todos, debe ser considerado como necesidad de orden general, como agente de desarrollo, condición de progreso.

León Denis, en el mismo libro, enfatiza la importancia del sufrimiento para el resarcimiento de las faltas cometidas, cuando afirma: Todo se rescata y repara a través del dolor. El dolor será necesario mientras el hombre no haya puesto su pensamiento y sus actos de acuerdo con las leyes eternas. Seguir leyendo “Beneficios advenidos del sufrimiento”

La difícil metamorfosis

El dictado popular “El hombre propone y Dios dispone”, puede ser aplicado a penosos procesos obsesivos, sustentados por reciproca animosidad. Aunque los obstinados adversarios pretendan locamente continuar agrediéndose unos a los otros, tales venganzas son contrarios a los principios de armonía que sustentan el Universo.

El odio es la negación del Amor, ley suprema de Dios. Inevitablemente, siempre llega el momento de cambiar.

Las bendiciones del tiempo acaban por agotar la hiel de sus corazones. Exhaustos de tantos rencores sedientos de paz, derrotados por la indestructible centella divina que vive en sus corazones, ¡son hijos de Dios! los “duelistas” acaban por desear ardientemente una tregua, una posibilidad de renovar sus caminos. Y un día, después de largo sueño, he aquí reencarnados en las experiencias en común, unidos ahora por lazos de consanguinidad.

Ayer enemigos, hoy hermanos. Seguir leyendo “La difícil metamorfosis”

Flor de loto

Planta que florece sobre el agua, la flor de loto, nativa de Asia, es considerada sagrada en algunas culturas orientales. Sus raíces nacen en el lodo y su tallo va desarrollándose en el barro hasta alcanzar su tamaño total, cuando el botón emerge sobre la superficie del agua para abrirse al sol. Por la noche, los pétalos de la flor se cierran y ella se sumerge bajo el agua. Antes de amanecer, vuelve a la superficie, donde se abre nuevamente. Sus luminosos pétalos tienen la propiedad de autolimpiarse, o sea, consiguen repeler microorganismos y barro, no dejando que el agua la contamine y, por eso, es capaz de florecer en medio del pantano.

En un simbolismo usado en Oriente, el agua lodosa que acoge la planta es asociada al apego y a los deseos materiales y la flor, que se desarrolla sobre el agua en busca de luz, indica una promesa de elevación espiritual. Ella representa la superación del dolor y del sufrimiento en el mundo físico en busca del crecimiento espiritual y es considerada símbolo de pureza del alma. Seguir leyendo “Flor de loto”

El adolescente, el amor y la pasión

Periodo de exuberancia hormonal, la adolescencia se caracteriza por los impulsos y desobediencia de la emotividad.

Se confunden las emociones, y todo el ser es un conjunto de sensaciones desordenadas, en un torbellino de impresiones que aturden al joven. Irrumpe, naturalmente, los deseos de la sensualidad, y se confunden los sentimientos, por falta de capacidad de discernir gozo y plenitud, éxtasis sexual y armonía interior.

Es en esa fase que se presentan las pasiones avasalladoras e irresponsables que desajustan y alucinan, generando problemas psicológicos y sociales muy graves, cuando no son controladas y orientadas en el sentido de la superación de los deseos carnales.

Súbitamente el joven descubre intereses nuevos en relación con otro, a aquel con quien convive y nunca antes experimentó nada de original, que se diferenciase de la fraternidad, de la amistad sin compromiso. Seguir leyendo “El adolescente, el amor y la pasión”

Caso de conciencia

Mi amigo, Usted se declara extremamente cansado en la lucha por la victoria del bien y añade en su carta:

“Hermano X, ¿qué se puede hacer? No aguanto más injurias, incomprensiones, sarcasmos, críticas… Sólo pienso en descanso, tranquilidad y en la noche, cuando consigo dormir, si sueño, de la única cosa que me acuerdo, es la de una hamaca que incesantemente pasó a vivir en mi memoria.”

De hecho, mi amigo, el cansancio es sufrimiento y de los mayores; sin embargo, ya que nos pide opinión, pido permiso para narrarle algo que sucedió en el dominio de las sombras.

Un denodado legionario de obra salvadora nos contó que en un tenebroso rincón de la Espiritualidad Inferior, casi como una copia perfecta de la antigua parábola, atribuida a Lutero, se reunió un empresario graduado en el mal con diversos cooperadores. Se disponía a oírlos sobre alguna idea nueva, con relación a vampirizar a los amigos encarnados en la Tierra. Reunión de bandidos, como sucede, de hecho, en muchos lugares del plano físico. Expuesto el objetivo de la asamblea, por el director de la crueldad organizada, dijo uno de los asesores: Seguir leyendo “Caso de conciencia”

La virtud que faltó

Allí hay casos gravísimos de subyugación en que el obsediado parece poseído por mil demonios, según la creencia popular.

Agitado al extremo demanda severas medidas de contención, como la camisa de fuerza y altas dosis de tranquilizantes.

Tales uniones generalmente se originan de sombríos dramas pasionales, de inenarrables tragedias, ocurridas en el pasado distante o cercano, en existencias anteriores o en la actual. Casi siempre el infeliz que hoy se debate ante la furiosa agresión espiritual es alguien que ayer traicionó, ofendió, arruinó, mató, inspirado en propósitos menos dignos.

El agresor de hoy es aquel que fue traicionado, ofendido, arruinado, muerto y que, deseando hacer justicia con las propias manos, pretende someter al desafecto a sufrimientos mil veces acentuados.

Victima de ayer, verdugo de hoy. Seguir leyendo “La virtud que faltó”

¿Ciencia o Religión?

Es este un tema controvertido cuando, en realidad, no debería serlo, y que, además no es nuevo, sino que ya era una cuestión presente desde los primeros tiempos de la codificación espiritista. Pero, ¿no es ya hora de haber superado el tiempo de la discusión? ¿o se trata más bien de que no hemos entendido con profundidad, de verdad, el alcance y significado de nuestra doctrina?

Un asunto debería quedarnos suficientemente despejado antes de adentrarnos en esta controversia siempre de actualidad (desafortunadamente), y es que, pese a todo, y como controversia, sólo existe en la mente de aquellos aficionados a la polémica y a la discusión, en lugar del estudio y la reflexión que es lo que nuestra doctrina precogniza. Para algunos es irresistiblemente más atractiva la vía del escándalo y la actitud polemista, que el trabajo netamente espírita que es la auto-reforma y el crecimiento espiritual a través del estudio y el apoyo fraternal. Seguir leyendo “¿Ciencia o Religión?”

Navegación de entradas

1 2 3 4 5 6 7 8 460 461 462
Volver arriba