Íntimamente

meimei2Te enterneces con la historia de los personajes infelices en los romances que la televisión presenta. Te sensibilizas con la situación de las víctimas del drama social en los noticieros de la prensa. Entre tanto, anota por ti mismo.

Las actitudes de las personas que te comparten lo cotidiano, casi siempre, son duramente analizadas por tu sentido de observación, mientras que tus gestos son detallados en profundidad por las criaturas de las cuales dependes o por las que sientes afecto. Eso nos induce a pedirte misericordia en casa y en el grupo de trabajo al que te vinculas. Continue reading

El agua de la paz

Chico_dibujoEn torno de la mediumnidad, se improvisan, alrededor de Chico, variadas discusiones. Es, no es. Vi, no vi. Y el médium sufría, a veces, largar irritaciones, a fin de explicar sin ser comprendido. Por eso, a la hora de la oración, se hallaba casi siempre, desanimado y afligido. Cierta vez, el Espíritu de María João de Deus compareció y aconsejándole:

-Hijo mío, para curar esas inquietudes debes usar el Agua de la Paz.

El Médium, satisfecho, busco el medicamento en todas las farmacias de Pedro Leopoldo. No lo encontró. Recorrió Bello Horizonte. Nada. Al cabo de dos semanas, le dijo a la progenitora desencarnada el fracaso de la búsqueda. Doña María sonrió y le dijo: Continue reading

Vibraciones

Rsimonetti1.¿Cuál es el trabajo de vibraciones, en la reunión mediúmnica?
En su expresión más simple, se trata de un pase a distancia. Los participantes se concentran en nombre de la persona, atendiendo al propósito de favorecerla con pensamientos de salud y paz. Se forma un foco vibratorio, auténtico baño de luz a favor del beneficiado. Los resultados son notables.

2.¿Cómo es la rutina?
El dirigente o alguien indicado lee, pausadamente el nombre, la dirección y la edad de los beneficiarios, deteniéndose cerca de medio minuto en cada registro, en cuanto el grupo hace la mentalización vibratoria. Pueden los participantes imaginarse junto a la persona, aplicándole un pase, diciéndole buenas palabras, deseando la mejoría de sus condiciones y solución para sus problemas o, simplemente, orar en su beneficio. Continue reading

Manifestación del espíritu de los animales

allan-kardec-tratado5Nos escriben desde Dieppe:

«… Me parece, estimado señor, que nos estamos acercando a una época donde deben acontecer cosas increíbles. No sé qué pensar sobre un fenómeno de lo más extraño que ha ocurrido en mi casa. En los tiempos de escepticismo que vivimos, no me atrevería a hablar sobre ello con nadie, por miedo a que me tomen por un alucinado; pero, aun arriesgándome, estimado señor, a provocar una sonrisa de duda sobre sus labios, quiero contaros el hecho; en apariencia fútil, en el fondo puede ser más serio de lo que se pueda creer.

Mi difunto hijo, fallecido en Boulogne-sur-Mer, donde continuaba sus estudios, había sido obsequiado por uno de sus amigos con una encantadora y pequeña galga, que habíamos entrenado con extremo cuidado. Era, en su especie, la más adorable criatura que se pueda uno imaginar. La amábamos como se ama todo lo que es bello y bueno. Nos comprendía al mínimo gesto, nos comprendía con una mirada. La expresión de sus ojos era tal, que parecía que fuese a responder cuando nos dirigíamos a ella con la palabra. Continue reading

Ángel misericordioso

DiLas más bellas palabras entretejidas en forma de una aureola de gratitud no expresan, realmente, la grandeza de que te cubres, ángel querido. Siendo una estrella luminosa, escondes tu claridad en el cuerpo físico, a fin de no ofuscar los caminos que recorres, particularmente cuando te conviertes en madre.

El brillo, pues, de tu luminosidad se exterioriza y clarea la noche densa del proceso de crecimiento de aquellos que van a tus brazos, en la condición de hijos, en la ansiosa búsqueda del progreso y de la plenitud.

Tus silencios, en los momentos de testimonios, se transforman en canciones de inigualable belleza, dando sentido psicológico y armonía a la vida, porque te sacrificas en beneficio de aquellos que Dios te concedió, por préstamo sublime, para conducirlos a Su corazón inefable. Tu dedicación continua constituye la lección preciosa de perseverancia de quien cree en la Vida y en el triunfo del Bien Eterno, nunca desistiendo de luchar y de donarte. Continue reading

Señales del mundo nuevo

J.herculano_piresEn verdad, tenemos mucho más que las llamados señales de los tiempos. Tenemos la señalización del nuevo mundo en transformación, en evidente transición, del mundo en que nos criamos. Las generaciones formadas en este siglo pasaron por grandes perturbaciones, como las producidas por la primera Guerra Mundial, y después por la aparición de nuevas formas sociales, como el Socialismo, el Nazismo y el Fascismo, y la ocurrencia brutal de la segunda Guerra Mundial, que resultó en un aceleramiento espantoso de la evolución tecnológica y científica.

Las transformaciones consecuentes de estos hechos aún están en curso, y diariamente las sentimos a nuestro alrededor. En Rusia, después de la perturbación de las invasiones de 1920, surgió una figura de pedagogo que tuvo que enfrentar grandes luchas. Era Makárenko, el educador que transformó a las colonias correccionales de menores, en verdaderas escuelas. Combatido por los teóricos del Partido, perseguido por autoridades de mentalidad esquemática, criticado hasta en el exterior, Makárenko no retrocedió en su esfuerzo de renovar los procesos educativos. Continue reading

León Denis, el apóstol del espiritismo

denis_1_okNació el 1 de Enero de 1846 en la pequeña localidad de Foug cercana a Toul, en Francia. Hijo de José y Ana Lucía Denis, familia extremadamente humilde y con escasos medios para vivir, por lo que León Denis tuvo que ponerse a trabajar a muy temprana edad dejando de lado sus estudios. Aún así, sus ganas de aprender y su infatigable curiosidad le hizo aprovechar cada minuto para, en lugar de utilizar su poco tiempo libre en actividades más ociosas o frívolas, estudiar todo tipo de obras edificantes y enriquecedoras con lo que se convirtió en un gran autodidacta.

Su primer trabajo fue a la edad de 9 años, con su padre en La Casa de la Moneda y años más tarde, a la edad de 16 años comenzó a trabajar en una fábrica de loza, debido a que los ingresos en su casa eran insuficientes. Esto redujo sus estudios a unas pocas clases nocturnas. Le encantaba estudiar, pero sobre todo le gustaba la geografía, la historia y las ciencias naturales. Uno de sus sueños era viajar por todo lo largo y ancho del planeta, cosa que conseguiría a la edad de 18 años debido a un trabajo que tuvo como representante comercial que le obligaba a viajar constantemente por toda Francia, Italia, Suiza, Argelia… Continue reading

Un aviso del Más Allá

allan_kardecEl siguiente caso ha sido relatado por La Patrie (La Patria) del 15 de agosto de 1858:

«El martes último me comprometí – tal vez muy imprudentemente – a contaros una historia emocionante. Debería haber pensado en una cosa: que no existen historias emocionantes, sino que existen historias bien contadas, y el mismo relato, hecho por dos narradores diferentes, puede hacer dormir a un auditorio o ponerle la piel de gallina. ¡Cómo he escuchado a mi compañero de viaje de Cherburgo a París, el Sr. B…, de quien tengo una anécdota maravillosa! Si yo hubiese taquigrafiado su narración, tendría verdaderamente alguna posibilidad de haceros estremecer. Continue reading

Sufrimiento en la tierra

enfermoLa intuición – correcta – relacionada a la existencia de un mecanismo retributivo actuante en la vida, aliada al desconocimiento de su naturaleza educativa así como su funcionamiento a lo largo de las vidas sucesivas, llevó las corrientes religiosas, no reencarnacionistas, a la adopción de conceptos deficientes e insatisfactorios sobre la justicia divina, según las cuales las consecuencias de nuestros actos vendrían sólo después de la muerte y se presentarían de forma dualista, comprendiendo dos situaciones definitivas: la felicidad inalterable (el cielo) o la suprema desgracia (el infierno), admitiéndose aún, una etapa de sufrimiento purificador (el purgatorio), antes de ingresar a la comunidad de los bienaventurados. En relación a esta última posibilidad, se debe recordar que ella no es acepta por todos los cristianos, pues no es mencionada en la Biblia. Continue reading