Luz Espiritual – Página 3 – Doctrina Espirita Allan Kardec

Entrevista Divaldo “S.O.S Familia”.4

PREGUNTA:

¿Los niños que están siendo evangelizados, de qué manera pueden los padres ayudarlos, a fin de que la evangelización continúe en el hogar?

DIVALDO:

A los padres compete la observación de las tendencias, de la naturaleza de sus hijos para orientarlos bien y despertar nosotros mismos las cualidades que se contraponen a los defectos. Entretanto, esto debe ser hecho cuando los hijos son muy pequeños, y es justamente cuando los padres son más inexpertos, menos maduros. Entonces, cuando vemos los resultados, el tiempo ya pasó. ¿Cómo actuar? Por más inmaduros que sean los padres, hay, entre ellos y los hijos, el largo periodo que ya vivieron. Seguir leyendo “Entrevista Divaldo “S.O.S Familia”.4”

Maratonistas de la vida

Fue alrededor del año 2.500 a.C. que los griegos idealizaron festivales deportivos, en homenaje a Zeus, en el santuario de Olimpia, lo que originó el término Olimpíada. El evento era tan importante, que incluso interrumpía las guerras en curso. El vencedor recibía una corona de laureles o de hojas de oliva.

La primera Olimpíada de la Era Moderna ocurrió en 1896, en Atenas, con la participación de catorce países. En las Olimpíadas, que se realizan cada cuatro años, se registra siempre algún hecho destacado. En el evento de 1984, en Los Ángeles, no fue diferente.

Por primera vez, fue incluida el maratón para las mujeres.

Si los juegos se destacaron por la organización y la ceremonia de apertura, con desfiles y música ejecutados a la perfección por centenares de participantes, una mujer atrajo las miradas del mundo entero. Posiblemente, pocos se acuerden quién ganó el oro olímpico en el maratón femenino. Seguir leyendo “Maratonistas de la vida”

La presencia de la nube

Causa rareza a aquellos que no están familiarizados con la Doctrina Espirita la pregunta nº 459 de “El libro de los Espíritus”:

¿Influyen los Espíritus sobre nuestros actos y pensamientos?

– A ese respecto su influjo es mayor de lo que creéis, porque con sobrada frecuencia son ellos los que os dirigen.

¿Viviremos rodeados de tantos Espíritus, dotados de poderes que los habilitan a condicionar nuestro comportamiento?

Pues es exactamente lo que ocurre. No se trata de una mera especulación. Mucho menos de mentira. Sobre todo, no es novedad. Seguir leyendo “La presencia de la nube”

Vida y valores (La misión de la maternidad)

¿Qué misterio es ese que envuelve a las madres? E aquí una pregunta difícil de explicar. No existe una única criatura en el mundo que no haya experimentado el envolvimiento de su madre. Sea un envolvimiento positivo, amoroso, sea un envolvimiento lamentable, enfermizo, patológico. Pero, nadie escapa de la presencia de la madre. Alguien puede nacer sin la presencia del padre, pero es imposible que alguien nazca en el mundo sin la presencia de la madre. La madre es esa criatura tan especial que, muchas veces, atormenta la vida de los hijos, deseosa de impulsar sus vidas. Muchas veces asfixia al hijo, queriendo protegerlo. ¡Cuánto es importante esa figura en el mundo!

En “El libro de los Espíritus”, de Allan Kardec, pregunta a los seres espirituales cual es la misión más importante de entre aquellas que Dios concedió a los hombres en la Tierra. Seguir leyendo “Vida y valores (La misión de la maternidad)”

Auxiliar

André Luiz

Cuando la Ley nos observa:

“Ame al prójimo”, nos está avisando, que ayudar a los otros será realmente ayudarnos a nosotros mismos.

No huya del engranaje de su grupo si desea perfeccionarse y progresar.

Los otros son las áreas destinadas a la complementación y mejoría de sus propios reflejos. Seguir leyendo “Auxiliar”

La ley de amor

El amor resume toda la doctrina de Jesús, porque es el sentimiento por excelencia, y los sentimientos son los instintos elevados a la altura del progreso realizado. El hombre en su origen sólo tiene instintos; más adelantado y corrompido, sólo tiene sensaciones; pero instruido y purificado, tiene sentimientos, y el punto exquisito del sentimiento es el amor; no el amor en el sentido vulgar de la palabra, sino ese sol interior que condensa y reúne en su ardiente foco todas las aspiraciones y todas las revelaciones sobrehumanas.

La ley de amor reemplaza a la personalidad por la fusión de los seres, y aniquila las miserias sociales. ¡Feliz aquel que, elevándose sobre su humanidad, quiere con grande amor a sus hermanos doloridos! ¡Feliz aquel que ama, porque no conoce ni la carestía del alma ni la del cuerpo; sus pies son ligeros y vive como transportado fuera de sí mismo! Seguir leyendo “La ley de amor”

La conquista de la paz

Gloria a Dios en las Alturas, paz en la Tierra a los hombres de buena voluntad. Lucas, 2:14.

La paz es el tempero de la Vida.
Imposible vivir bien sin ella.
¿Felicidad? ¡Ni pensar!
¡Pesa el fardo, si la perdemos!…

***

Jesús nos orienta para la conquista de la paz. En sus fundamentos, una única condición: Que tengamos buena voluntad, la voluntad de ser bueno… Ejercitarla es ofrecer: Seguir leyendo “La conquista de la paz”

No aspires

Emmanuel

No aspires rectificar rápidamente a los otros, cuando los consideres equivocados, según tus puntos de vista, porque también nosotros, cuando nos equivocamos, no siempre admitimos reprimendas inmediatas.

No impongas tu ideal de felicidad a aquellos que estimas, a la vez que la felicidad de las criaturas varía siempre conforme el escalón evolutivo en que se encuentran.

Cuando puedas, como puedas y donde puedas, guardando la consciencia tranquila, trabaja sirviendo siempre. Seguir leyendo “No aspires”

Entrevista Divaldo “S.O.S Familia”.2

PREGUNTA:

Un niño recién nacido y totalmente deformado tiene una vida vegetativa. ¿El sufrimiento sirve para quien reencarnó en ese niño o para los que conviven con él?

DIVALDO:

Para ambos. Principalmente para quien está reencarnado. Posiblemente aquel niño deformado fue un suicida. Pero los padres actuales o aquellos con quien el niño convive pueden haber sido los autores del suicidio o equivalente. Tal vez sean aquellos que no respetaron sus valores morales o entonces los responsables negativos del pasado que vuelven para ayudarlo a soportar las circunstancias. Seguir leyendo “Entrevista Divaldo “S.O.S Familia”.2”

La esperanza

Yo me llamo la Esperanza; sonrío a vuestra entrada en la vida; yo os sigo paso a paso, y no os dejo sino en los mundos donde se realizan, para vosotros, las promesas de felicidad que oís, sin cesar, murmurar a vuestros oídos. Yo soy vuestra fiel amiga; no rechacéis mis inspiraciones: yo soy la Esperanza.

Soy yo quien canta por la voz del ruiseñor y que lanza a los ecos de las florestas esas notas de lamento y cadenciosas que os hacen soñar con los cielos: soy yo quien inspira a la golondrina el deseo de calentar sus amores al abrigo de vuestras moradas; yo juego en la brisa leve que acaricia vuestros cabellos; yo derramo a vuestros pies los perfumes suaves de las flores de vuestros canteros, ¡y es con dificultad que dais un pensamiento a esta amiga que os es tan dedicada! No la repeléis: es la Esperanza. Seguir leyendo “La esperanza”

Objeto de la vida humana

Como fácil es comprender, todo lo que existe en nuestro Universo y en toda la Creación, tiene un propósito, un objetivo, una misión que cumplir. Y la vida humana no es una excepción.

Cierto día, oí a una persona amiga decir: “¿Qué objeto tiene la vida, porque tal y como podemos apreciar en algunas personas desgraciadas, y al final mueren, de qué les ha servido la vida, si ni siquiera la han vivido? Este interrogante me fue hecho por una persona cuya condición humana era y es, de las que son consideradas felices a la vista de todos; pues, tenía salud y bienes de fortuna; no obstante, no se sentía feliz, ansiaba algo que no sabía precisar; pero su Conciencia íntima se le manifestaba en una insatisfacción de la vida. Seguir leyendo “Objeto de la vida humana”

Navegación de entradas

1 2 3 4 5 6 446 447 448
Volver arriba