Espera más

meimei2Piensa en el dolor de los que no esperaron…

A veces, ruge la tempestad de la incomprensión en el ambiente doméstico y experimentas el ímpetu de reaccionar coléricamente. Entre tanto, nada digas. Espera un poco más.

Aparecen disensiones entre amigos que se perdieron en lastimeras actitudes y quieres asumir una posición drástica bajo las impresiones del momento. No obstante, no te perturbes. Espera un poco más.

Leer másEspera más

Visitando amigos

meimei2Joel era un niño muy nervioso y vivía metiéndose en enredos. Cierto día, la madre oyó un ruido y, enseguida, los gritos de Joel:

– ¡Ay! ¡Ay! ¡Ay!… ¡Socorro! ¡Socorro!.

Ella corrió al huerto, asustada, y se deparó con el hijo caído en el suelo.

– ¡Me caí del árbol, mamá! ¡Ay! Ay… ¡Mi pierna me duele mucho! – gritaba el niño llorando.

La madre telefoneó pidiendo socorro e inmediatamente una ambulancia llevó a Joel para el hospital. El médico, tras examinarlo y hacer una radiografía, dio la noticia:

Leer másVisitando amigos

Entendimiento

meimei2Comprensión, el gran problema. Abre las puertas del espíritu a la luz del amor para que el amor te ayude a entender el lenguaje de la vida.

Te sensibilizas con el enfermo necesitado y promueves para él el socorro de emergencia; reflexione, sin embargo, en aquellos compañeros favorecidos por finanzas y prestigio que encuentran la muerte del cuerpo, bajo el peso de los compromisos asumidos, especialmente en colapsos cardíacos o en estafas profundas, sin oportunidad de recibir cualquier medicación.

Te enterneces con la historia triste de criaturas sufrientes y sabes descubrir para ellas las fuentes de la consolación y de la esperanza; considere, no obstante, las que agonizan lentamente en el propio hogar, despreciadas por los seres que más aman, ocultando las aflicciones que les desgastan la vida, de modo de no herirlos.

Leer másEntendimiento

Donaciones

MeimeiNo digas que pueda existir alguien sin necesidad de ti.

Necesitamos de los otros, tanto como los demás se valen de nosotros.
Los enfermos te piden amparo y compañía.
Los débiles te piden apoyo.
Los tristes buscan en tu presencia esa o aquella migaja de alegría.
Los injuriados te imploran simpatía y defensa.
Los infelices cuentan con la fuerza de tu protección y consuelo
Los compañeros ricos aguardan inspiración de tu influencia.
Las víctimas de la penuria te ruegan asistencia y socorro.

Leer másDonaciones

Diálogo en servicio

meimei_fotoEl discípulo recién venido al cenáculo de la oración, oyó comentarios en torno a las lecciones y ejemplo de Cristo, y exclamó eufórico, en la oración que fue invitado a pronunciar:

¡Señor, mi corazón vibra de alegría al aceptarte!… Ahora, Amado Jesús, pido que me aceptes, dándome algún encargo en tu servicio! …

El nuevo aprendiz, sofocado de lágrimas, nada más consiguió decir. Desde aquel instante, comenzó vida nueva. Cargaba las horas repletas de actividades, relacionando comprensión humana y trabajo benéfico. Los días corrieron sobre los días, sumando mucho tiempo, hasta que, en cierta noche, al recogerse, exhausto, se vio fuera del cuerpo físico, delante de Jesús que le sonreía.

Leer másDiálogo en servicio

Desajustados

meimei2Son muchos en todas partes. Mujeres devotas traen en los brazos hijos desamparados que les fueron entregados por determinados amigos que la dejaron sola, desapercibidos de las dificultades de que se reconocen rodeadas, a fin de criarlos con seguridad.

Criaturas sensibles y leales abrazaron obras de elevada significación para los intereses comunitarios, después de entregarse a los compañeros que supusieran fieles a los compromisos que asumieran, se encuentran repentinamente abandonados por ellos, cuando más necesitaban de apoyo.

Leer másDesajustados

De camino a camino

MeimeiSigue haciendo el bien. Probablemente, no te faltarán espinas y piedras.

Piedras, no obstante, sirven en las construcciones y espinos nos recuerdan a las rosas. No pierdas la oportunidad de auxiliar. Si alguien te lanza obstáculos a la marcha, no te vincules a la idea del mal. Reflexiona en la Bondad de Dios y camina.

No acuses a nadie. Compadécete y actúa amparando. Quien te parezca en error, únicamente habrá dañado en sí mismo el sueño de amor y perfeccionamiento con que nació.

Leer másDe camino a camino

La dolencia del abuelo

meimei_fotoCierta familia vivía en un elegante barrio residencial. La casa era adecuada a las necesidades de la familia, pues la pareja tenía dos hijos, Alberto y Marina, de siete y ocho años y todos vivían alegres y satisfechos. Un día Júlia recibió la noticia de que su padre estaba enfermo. Preocupada, conversó con la familia y resolvió ir hasta la ciudad donde ellos vivían para enterarse de la salud de él. Llegando allá, al ver la situación, tomó una decisión:

– ¡Vosotros venid conmigo! ¡No puedo dejaros aquí solos!.

– ¡Hija! ¡No queremos darte trabajo a ti! ¡Si fuésemos para tu casa, vamos a incomodar a la familia! ¡Podemos quedarnos aquí mismo! – el padre protestó.

Leer másLa dolencia del abuelo

Zaqueo, el publicano

meimei_fotoEn la época en que Jesús estaba peregrinando por el planeta, había un hombre que era despreciado por los otros judíos por ser jefe de los publicanos. El publicano es un cobrador
de impuestos.

Impuesto es una contribución en dinero que el gobierno cobra a los ciudadanos para hacer frente a las dispensas públicas, es decir, para construcción de caminos, de escuelas, de puentes, y todo lo demás que sea para uso de todos los ciudadanos y que los habitantes necesitan.

Leer másZaqueo, el publicano