En el Reino interior

foto_emmanuel“Sigamos, pues, las cosas que contribuyen para la paz y para la edificación de unos para con los otros.” – Pablo (Romanos, 14:19)

No podemos esperar, mientras tanto, que el Evangelio de Jesús obtenga victoria inmediata en el espíritu de los pueblos. Su influencia es manifiesta en el mundo, en todas las colectividades; entre tanto, refiriéndonos a las masas humanas, somos compelidos a verificar que toda transformación es lenta y difícil.

Pero, no ocurre lo mismo, en la esfera particular del discípulo. Cada espíritu tiene su reino de sentimientos y raciocinios, acciones y reacciones, posibilidades y tendencias, pensamientos y creaciones. En ese plano, la enseñanza evangélica puede exteriorizarse en obras inmediatas.

Leer másEn el Reino interior

Acreedores en el hogar

Emmanuel2“Honrad a vuestro padre y vuestra madre…” – Jesús – Mateo, 19: 19. “Honrar a su padre y a su madre no consiste apenas en respetarlos es también asistirlos en la necesidad; es proporcionarles reposo en la vejez; es rodearlos de cuidados como ellos hicieron con nosotros en la infancia.” – Cap. XIV, 3.

En la dedicación de los padres, todos los hijos son joyas de luz, entre tanto, para que comprenda ciertos antagonismos que te afligen en el hogar, es preciso sepas que, entre los hijos-compañeros que te apoyan en el alma, surgen los hijos acreedores, alcanzándote la vida, por instructores de afecto diferente.

Leer másAcreedores en el hogar

Aceptemos el dolor

Emmanuel2Aceptemos realmente el dolor en la condición de Apoyo Celestial con que la Divina Providencia nos enriquece el camino. Toda la naturaleza para ayudar a la experiencia del hombre, alimentándolo y amparándolo, padece constantes dilaceraciones.

Para transformarse en sementera provechosa, muere el grano olvidado en el suelo.

Para convertirse la espiga en harina, se humilla, asfixiada, bajo la piedra de molino que la tritura.

Leer másAceptemos el dolor

Y mirad por vosotros

Emmanuel_1“Y mirad por vosotros, no acontezca que vuestros corazones se carguen de glotonería, de embriaguez y de los cuidados de esta vida, y venga sobre vosotros de improviso aquel día.” – Jesús (Lucas, 21:34)

En general, el hombre se interesa por todo cuanto diga respecto al bienestar inmediato de la existencia física, descuidándose de la vida espiritual, sobrecargando sentimientos de vicio e inquietudes de toda suerte. Mientras le sobra tiempo para comprar aflicciones en el vasto noticiario de los planos inferiores de la actividad terrena, nunca encuentra oportunidad para los escasos momentos de meditación elevada.

Fija con interés las ondas destructoras de odio y tiniebla que asolan naciones, pero no ve, comúnmente, las sombras que lo invaden. Escudriña los males del vecino y se distrae de los suyos propios. No cuida sino de alimentar convenientemente el vehículo físico, sumergiéndose en el mar de fantasías o encarcelándose en los lazos terribles del dolor, que él mismo crea, a lo largo del camino.

Leer másY mirad por vosotros

Correcciones

Emmanuel_1“Porque el Señor corrige al que ama y azota a cualquiera que recibe como hijo.” Pablo (Hebreos, 12:6)

Cuando los discípulos del Evangelio comienzan a entender el valor de la corrección, se les eleva la mente a planos más altos de la vida.

Naturalmente que el Padre ama a todos los hijos, no obstante, los que procuran comprenderlo percibirán, de más cerca, el amor divino.

Máxima identificación con el Señor representan máxima capacidad sentimental.

Llegado a esa posición, el espíritu accede en otras zonas de servicio y aprendizaje. Al principio, le duelen las correcciones, lo atormentan los azotes de la experiencia, entre tanto, si sabe vencer en las primeras pruebas, entra en el conocimiento de sus propias necesidades y acepta la lucha como alimento espiritual y el testimonio de servicio diario como indispensable expresión de la mejoría de sí mismo.

Leer másCorrecciones

Oración y renovación

Emmanuel2“Holocausto y oblaciones por el pecado no te agradaron.” –Pablo (Hebreos, 10:6)

Es cierto que todo trabajo sincero de adoración espiritual nos levanta el alma, elevándonos los sentimientos.

La súplica, en el remordimiento, nos trae la bendición de las lágrimas consoladoras. La rogativa es la aflicción que nos da a conocer la deficiencia propia, ayudándonos a descubrir el valor de la humildad.

La solicitud en el dolor nos revela la fuente sagrada de la inagotable Misericordia.

Leer másOración y renovación

Puerta estrecha

Emmanuel-chicoxavier“Porfiad por entrar por la puerta estrecha, porque yo os digo que muchos procurarán entrar y no podrán.” – Jesús (Lucas, 13:24)

Antes de la reencarnación necesaria para el progreso, el alma estima en la “puerta estrecha” su oportunidad gloriosa en los círculos carnales.

Reconoce la necesidad del sufrimiento purificador. Anhela el sacrificio que redime. Exalta el obstáculo que enseña. Comprende la dificultad que enriquece la mente y no pide otra cosa que no sea la lección, ni espera sino la luz del entendimiento que lo elevará en los caminos infinitos de la vida. Obtiene el vaso frágil de carne, en el que se sumerge para el servicio de rectificación perfeccionamiento.

Pero, reconquistando la oportunidad de la existencia terrestre, vuelve a procurar las “puertas
anchas” por donde transitan las multitudes. Huyendo de la dificultad, se empeña por el menor esfuerzo. Temiendo el sacrificio, exige la ventaja personal.

Leer másPuerta estrecha

Ejecutar bien

Emmanuel_1“Y él les dijo: ‐ “No exijáis más de lo que os está ordenado.” – Juan el Bautista (Lucas, 3:13)

La advertencia de Juan el Bautista a la multitud inquieta es de los avisos más preciosos del Evangelio.

La ansiedad es enemiga del trabajo fructuoso.

La precipitación determina desórdenes y recapitulaciones consecuentes.

Toda actividad edificante reclama entendimiento.

La palabra del Precursor no busca anular la iniciativa o disminuir la responsabilidad, sino que recomienda espíritu de precisión y ejecución en los compromisos asumidos.

Leer másEjecutar bien

Oigamos atentos

Emmanuel2“Buscad primero el Reino de Dios y su justicia.” – Jesús (Mateo, 6:33)

A pesar de todos los esclarecimientos del Evangelio, los discípulos encuentran dificultades para equilibrar, convenientemente, la brújula del corazón.

Se recurre a la fe, en la sed de paz espiritual, en el anhelo de luz, en la pesquisa de la solución a los problemas graves del destino. Mientras tanto, ante todo, el aprendiz acostumbra a procurar la realización de sus propios caprichos; el predominio de las opiniones que le son peculiares; la subordinación de otros a sus puntos de vista; la sumisión de los demás a la fuerza directa o indirecta de que es portador; la consideración ajena a su modo de ser; la imposición de su autoridad personalísima; los caminos más agradables; las comodidades fáciles del día que pasa; las respuestas favorables a sus intentos y la plena satisfacción propia, en la inmediatez vulgar.

Leer másOigamos atentos

Auxilio eficiente

Emmanuel_1“Y abriendo su boca los enseñaba.” (Mateo, 5:2)

El hombre que se distancia de la multitud raramente asume una posición digna frente a ella.En general, quien recibe autoridad piensa sólo encastillarse en una zona superior.

Quien alcanza un patrimonio financiero elevado acostumbra olvidar a los que fueron sus compañeros del principio y traza líneas divisorias humillantes para que los necesitados no lo aborrezcan.

Quien perfecciona la inteligencia, casi siempre abusa de las pasiones populares fácilmente explotables. Y la masa, en la mayoría de las regiones del mundo, prosigue relegada a sí misma. La política inferior la convierte en juguete de maniobra común.

Leer másAuxilio eficiente

vidas y futuro

Emmanuel_1Si el mundo no estuviese aguardando profesionales competentes y dignos del progreso, no se entendería el esfuerzo de la escuela. ¿Para que profesores e investigadores, disciplina y ejercicios si no hubiese futuro? De igual manera, sucede lo mismo con la vida en el Plano Físico y en la Vida del Más Allá de la Muerte. Reconociéndose que la Espiritualidad superior espera criaturas habilitadas al concurso efectivo en la construcción de un Mundo Mejor, se comprende claramente el imperativo de tribulaciones y dificultades, problemas y conflictos en las áreas del hombre, ante la función de la existencia terrestre como recurso de perfeccionamiento.

Es por eso que nosotros, – los amigos desencarnados – volvemos al intercambio espiritual, a fin de solicitar paciencia y coraje a los hermanos encarnados en la Tierra. Si te ves involucrado en una tarea que te parezca superior a las propias fuerzas, soporta con serenidad los deberes que te caben, evitando reclamaciones y quejas que simplemente te hacen más espinoso el camino a recorrer.

Leer másvidas y futuro

Aborto delictivo

Emmanuel2Nos conmovemos, habitualmente, delante de grandes tragedias que agitan la opinión.

Homicidios que convulsionan la prensa y movilizan largos equipos policiales…

Hurtos espectaculares que inspiran vastas medidas de vigilancia…

Asesinatos, conflictos, engaños y asaltos de todo los tipos crean la guerra de los nervios, en todas partes; y, para impedir semejantes fecundaciones de ignorancia y delincuencia, se yerguen cárceles y se funden cadenas, se organiza el trabajo forzado y en algunas naciones es practicada la propia lapidación de infelices en la calle, sin ninguna señal de compasión.

Leer másAborto delictivo