Videncia

richard1_simonetti1.¿Cómo definiríamos la videncia?

Conforme ocurre, frecuentemente, en nuestro idioma, el término videncia tiene varias acepciones. Vidente es todo aquel que ejercita el sentido de la visión, utilizando los ojos. Es, también, el que adivina el futuro, el dotado de la visión a distancia, el individuo perspicaz…Bajo el punto de vista espírita, es la persona que ve el mundo espiritual.

2.Personas en estado de perturbación, enfrentando problemas existenciales o de salud, no es de extrañar que tengan videncia. ¿Es una facultad a ser desarrollada?

No necesariamente. Así como ocurre en relación a otros fenómenos envolviendo el mundo espiritual, la persona podrá tener videncias en hechos de una superexcitación psíquica. Después de someterse al tratamiento espiritual, tenderá a desaparecer.

Leer másVidencia

Cuarta gran confusión: escapar del dolor

bucayProbablemente como resultado de la suma de estas tres confusiones, se produzca esta identificación hedonista: Éxito + Placer + Amor = Felicidad.

Aterrizamos en una de las creencias de las que ya hablé en una hoja de ruta anterior, la
idea de que «debemos evitar el dolor». Esta premisa es la consecuencia lógica del siguiente razonamiento: si lo gozoso y disfrutable nos lleva a la felicidad, el dolor conduce a la desdicha. No es así

• Muchos evitamos situaciones importantes, intensas y trascendentes que quizá formen parte indisoluble de nuestro camino a la felicidad, creyendo que estamos luchando por ser más felices.

Leer másCuarta gran confusión: escapar del dolor

Francisco Cândido Xavier

chico-17anosFrancisco Cândido Xavier nació en Pedro Leopoldo, Estado de Minas Gerais (Brasil), el 2 de abril de 1910-2002. Miembro de familia numerosa, huérfano de madre a los cinco años, conoció toda la amargura de ser niño pobre, abruptamente arrojado de las suaves faldas maternas para caer en manos nerviosas de la madrina que le aplicaba castigos corporales a diario. Tras dos años de sufrimiento, durante los cuales añoraba el reencuentro con la madre, volvió al hogar paterno, gracias a los esfuerzos de Cidália, la joven bondadosa con quien se unió el padre.

Las dificultades de subsistencia material fueron constantes durante toda su infancia y adolescencia. Muy temprano, a los ocho años y medio, el niño Chico[1]empezó a trabajar para aportar al sustento de los hermanos, que eran quince en total. A la par de esa lucha por conseguir el pan de cada día, extraños fenómenos sucedían en su existencia, que le causaban conflictos psicológicos intensos. A los cuatro años y medio ya registraba la presencia de espíritus que le decían cosas incomprensibles para su mentalidad infantil. Veía a la madre desencarnada en el patio de la casa de la madrina, que le recomendaba tener paciencia para afrontar el sufrimiento.

Leer másFrancisco Cândido Xavier

Ya era tiempo

amaliaVerdaderamente ya era hora de que se le quitase a la creencia religiosa, la camisa de fuerza que le habían puesto las absurdas exigencias sociales, imponiendo una misma religión a todos los individuos, lo mismo al sabio que al ignorante; y el sentimiento religioso es tan espontáneo como el amor: se ha de sentir, y ha de ir uno a buscar la imagen que le inspire adoración, el credo cuyas palabras consigan llevar la convicción a nuestra mente. Es inútil que se lleve al niño al templo y se le diga: póstrate y ora; si el Espíritu de aquel niño no está predispuesto para el formalismo de las religiones, nada sentirá; y decimos esto, porque lo sabemos por experiencia.

Leer másYa era tiempo

Buenas semillas, buenos frutos

adolescentes«El niño es la semilla que espera, el joven es el campo fecundo, el adulto es la cosecha en producción. Según sea la calidad de la semilla, así será la cosecha.» (Mensaje del Espíritu Amelia Rodrigues, en la obra Terapéutica de Urgencia, psicografiado por Divaldo Franco)

Con esta frase dimos comienzo a nuestra conferencia en el XX Congreso Espírita Nacional que se celebró en Calpe, Alicante, en diciembre pasado. Dicha frase resume todo el contenido desarrollado con posterioridad y nos invita a la reflexión con respecto a la Educación de las nuevas generaciones y lo que la Doctrina Espírita puede aportarnos.

Leer másBuenas semillas, buenos frutos

La avaricia

kardec2Disertación moral dictada por san Luis a la Srta. Ermance Dufaux 47 6 de enero de 1858

1

Tú, que posees, escúchame. Un día dos hijos de un mismo padre recibieron un celemín de trigo cada uno. El hijo mayor guardó el suyo en un lugar oculto; el otro encontró en su camino a un pobre que pedía limosna; corrió hacia él y echó en el faldón de su capote la mitad del trigo que le había correspondido; después, continuó su senda y se fue a sembrar el resto en el campo paterno. Ahora bien, por esos tiempos sobrevino una hambruna y las aves del cielo morían al borde del camino. El hermano mayor corrió a su escondite, pero allí sólo encontró polvo; el menor se fue a contemplar tristemente su trigo seco antes de la cosecha, cuando encontró al pobre que había asistido.

Leer másLa avaricia

El Juez recto

Chico_dibujoAl tribunal de Eliaquen Ben Jefté, juez respetable y sabio, compareció el negociante Jonatan Ben Cafar arrastrando a Zorobabel, un miserable mendigo.

– ¡Este hombre – clamó el comerciante, furioso – se burló de mí y me hizo una estafa de vastas proporciones! Me vendió un collar de perlas falsas, por cinco piezas de oro, aseverando que valían cinco mil. Compré las joyas, creyendo haber realizado un excelente negocio, descubriendo, al final, que el precio de ellas es inferior a dos huevos cocidos. Reclamé directamente contra el mistificador, pero este vagabundo ya me gastó mi valioso dinero. ¡Exijo para él las penas de la justicia! ¡Es ladrón despreciable y condenable!…

El magistrado, sin embargo, como cultivaba la justicia suprema, recomendó que el acusado a su vez se pronunciase:

Leer másEl Juez recto

Daniel Douglas Home

DanielNació en 1833 en Currie, pueblo cercano a Edimburgo, Escocia. Su madre, que tenía la capacidad de doble vista, aparentemente típica de los escoceses, contaba que desde su más tierna edad, alrededor de Daniel ocurrían extraños fenómenos. A los 9 años se trasladó a Nueva Inglaterra, con una tía que lo había adoptado, se estableció en Connecticut y se lo describió como un niño tímido y de salud frágil. A los 13 años comenzó a dar señales de sus facultades psíquicas extraordinarias. En sus conversaciones infantiles con un amigo, ambos muchachos se prometieron una visita del más allá, si alguno de ellos moría primero.

Home se trasladó a una localidad distante unos centenares de millas, donde tuvo la aparición del amigo que le anunciaba su muerte, noticia que en efecto llegó tres días más tarde; de la misma forma, cuatro años después tuvo una visión relativa a la muerte de su madre, que se había ido a vivir a América con su marido.

Leer másDaniel Douglas Home

La importancia de nuestras acciones y decisiones

decisionLa libertad es la condición necesaria del alma humana, ya que sin ella no podría construir su destino. A pesar de que a primera vista la libertad del hombre parece ser muy restringida por las propias limitaciones de las condiciones físicas, sociales, o por los intereses de cada uno, en realidad, siempre podemos eludir tales obstáculos y actuar de la manera que nos parezca más acertada.

“La libertad y la responsabilidad son correlativas en el ser y aumentan con su elevación, siendo la responsabilidad la que confiere al hombre dignidad y moralidad. Sin ella no sería más que un autómata, un juguete de las fuerzas que nos acompañan”.

Leer másLa importancia de nuestras acciones y decisiones