Valor del tiempo

amalia-domingo-soler-399Venimos a la Tierra con el deseo de progresar, con el firme propósito de trabajar y emplear el tiempo provechosamente; mas el orgullo nos estaciona, la indolencia nos hace huir del trabajo, y he aquí que pasamos toda una existencia sumidos en el error, envueltos en la ignorancia, consagrados a la superstición, o víctimas de cruel escepticismo.

Colocados en la escabrosa senda de la vida, no sabemos a dónde dirigir los pasos. Nuestra vida se extiende al infinito, como queriendo buscar un más allá; contemplamos el espacio indefinido y sonreímos: bajamos los ojos a la Tierra, y una nube de tristeza envuelve nuestro ser; la soledad nos aterra; el inmenso vacío que hallamos en derredor, nos aflige; el valor nos falta, y abandonándonos completamente, caemos desfallecidos bajo el peso de nuestra misma debilidad. Y entre tanto, ¿qué hemos hecho?

Leer másValor del tiempo

El ser humano como constructor de su destino

DestinoSi acudimos a los antiguos filósofos griegos como Epicuro, Zenón, Sócrates, etcétera, descubrimos que el objeto final de su ciencia fue el destino del ser humano y los medios para alcanzarlo. Posteriormente hemos ido diluyendo aquella idea esencial que insinuaba nuestro verdadero origen, procurando el olvido del ser. Es la característica de nuestro mundo contemporáneo, tecnológico.

El mundo, en su mundanidad (en la que cabe el ser), es un constructor del ser humano y en esta construcción racional debemos aceptarnos a nosotros mismos en tanto proceso cultural, esto es, en cuanto arquitectos de sí mismos en la dinámica dialéctica de la vida. La cultura sobredetermina la sociabilidad y el incremento de ésta produce la complejidad cultural. Es una realidad sistematizada por el Homo sapiens, aunque el proceso es de género: del género Homo en el devenir histórico de la evolución antropo-psico-sociológica en la que somos guionistas y actores gracias a la ganancia de nuestro libre albedrío.

Leer másEl ser humano como constructor de su destino

Mi hermano, mi ídolo

mas_allaAún no sé hablar… No a través de los idiomas tradicionales del mundo, pero creo que me entiendes, ¿verdad? Creo que me entiendes, cuando te observo con atención corriendo a mi alrededor, y mis ojos brillan, mi sonrisa nace y mi carcajada resuena en toda la casa.

Sólo para ti sonrío así pues, de alguna manera, creo que me acuerdo de ti, y ese recuerdo me trae paz, me trae seguridad, me trae alegría. Sí, alegría. Me has enseñado mucho acerca de ella, pues nunca te veo triste. Y saber que esta nueva vida puede ser así, alegre, me deja más tranquila delante de los desafíos que tendré que enfrentar.

Leer másMi hermano, mi ídolo

Joanna de Ângelis

foto_joannaUn espíritu que irradia ternura y sabiduría, despertándonos para la vivencia del amor en su más elevada expresión, incluso que, para vivirlo, nos sea impuesta una gran suma de sacrificios. Se trata del Espíritu que se hace conocido por el nombre de Joanna de Ângelis, y que en los caminos de los siglos, vamos a encontrarla en la mansa figura de Juana de Cusa, en una discípula de Francisco de Asís, en la grandiosa Sor Juana Inés de la Cruz y en la valiente Joana Angélica de Jesús.

Conozca ahora cada uno de estos personajes que marcaron la historia con su ejemplo de humildad y heroísmo.

Leer másJoanna de Ângelis

Vida y valores (Valorice su vida: violencia cotidiana)

slide-raul-03-2014Es curioso notar cómo nos aterra las noticias que los medios proyectan en torno a la violencia. En todas partes las noticias de los crímenes, de las guerras nos causan verdadero estupor. Es muy común que las personas registren todo esto con una cierta dosis de angustia, como si el mundo estuviese de mal en peor. Y cuando pensamos en esas cuestiones de la violencia, que la televisión muestra, que las emisoras de radio, que los periódicos escritos presentan, cuando pensamos en esa violencia que está en las películas, en las telenovelas, que está en todas partes de la sociedad, sentimos una angustia muy grande en el corazón. Al final de cuentas, ¿Qué mundo es este? ¿En qué mundo estamos viviendo?

Leer másVida y valores (Valorice su vida: violencia cotidiana)

El burro de carga

burrodecarga4En el tiempo en que no había automóviles, en la cochera de un famoso palacio real, un burro de carga curtía inmensa amargura, en vista de los chistes y remoquetes de los compañeros de establo.

Viéndole el pelo maltratado, las profundas cicatrices en el lomo y la cabeza triste y húmeda, se le aproximó un hermoso caballo árabe, que se hiciera merecedor de muchos premios, y le dijo, orgulloso:

– ¡Triste suerte la que recibiste! ¿No envidias mi posición en las carreras? ¡Soy acariciado por las manos de las princesas y elogiado por la palabra de los reyes!

Leer másEl burro de carga

Como debe portarse el espiritista

Vives_miguel¿Como debe portarse el espiritista en los sufrimientos y dolores de la vida.? Sabemos los espiritistas que la tierra es lugar de expiación y de dolor como sabemos también que el dolor purifica, depura y eleva, y sabemos más y es que el dolor es uno de los medios que nos hace progresar más rápidamente. ¿Cómo, pues, debemos tomar los dolores y sufrimientos físicos en la vida?

Con calma, con resignación y hasta con alegría, recordando siempre que el dolor es el camino más rápido para elevarnos a regiones más altas, y el más seguro para apartarnos de las veleidades humanas. Hemos visto espiritistas que han sufrido, no sólo con resignación, sino con alegría, porque si bien en los momentos del paroxismo del dolor los he visto quietos y serios y a veces algo fatigados, cosa muy natural, pero, pasado el paroxismo, los he visto relativamente tranquilos y alegres, y cuando sus enfermedades se lo han permitido, han sido expansivos y muy dispuestos a ensalzar la justicia de Dios. De éstos he visto pocos; pero los que han desencarnado y hemos podido saber de ellos, siempre han demostrado un estado muy feliz en el mundo espiritual, estando muy satisfechos de la calma y serenidad con que supieron sufrir lo dolores de la existencia material.

Leer másComo debe portarse el espiritista

La transformación del instinto

instintoHay diferencia entre instinto e inteligencia, y estas dos condiciones humanas es entrecruzan tan sutilmente que se tornan imperceptibles. Ellas interactúan, sin que el hombre pueda distinguir, en muchas ocasiones, cuando una termina y da lugar a la otra.

Según El libro de los Espíritus, la pregunta 73, “(…) el instinto constituye una inteligencia no racional, y mediante él todos los seres proveen a sus necesidades.”

Leer másLa transformación del instinto

José Herculano Pires

J.herculano_piresJ. Herculano Pires nació el 25 de septiembre de 1914 en la antigua Provincia do Río Novo, hoy llamada Provincia de Avaré, Zona Sorocabana; y desencarnó el 9 de marzo de 1979 en Sáo Paulo.

Era hijo del farmacéutico José Pires Correa y de la pianista Bonina Amarai Simonetti Pires.

Hizo sus primeros estudios en Avaré, Itai y Cerqueira César. Su vocación literaria se reveló desde que comenzó a escribir. A los nueve años compuso su primer soneto, un decasílabo sobre el Lago Sáo Joáo, de su ciudad natal. A los 16 años publicó su primer libro, Sueños azules (cuentos), y a los 18 su segundo libro, Corazón (poemas libres y sonetos).

Leer másJosé Herculano Pires