Comunicaciones apócrifas XXXIII

allan_kardecHijos de mi fe, cristianos de mi doctrina olvidada por los intereses de los torrentes de la filosofía de los materialistas, seguidme por el camino de Judea, seguid la pasión de mi vida, contemplad ahora a mis enemigos, mirad mis sufrimientos, mis tormentos y mi sangre derramada por mi fe.

Hijos espiritualistas de mi nueva doctrina, estad prontos a soportar, a desafiar las olas de la adversidad, los sarcasmos de vuestros enemigos. La fe marchará sin cesar siguiendo vuestra estrella que os conducirá por el camino de la felicidad eterna, de la misma manera que la estrella condujo por la fe a los magos del Oriente al pesebre.

Cualesquiera que sean vuestras adversidades, cualesquiera que sean vuestras penas y lágrimas que habréis derramado sobre esta esfera de destierro, tened ánimo, estad persuadidos que la alegría que os inundará en el mundo de los Espíritus será mucho más grande que los tormentos de vuestra existencia pasajera. El valle de lágrimas es un valle que debe desaparecer para desear puesto a la brillante morada de alegría, de fraternidad y de unión, en la que iréis a parar por vuestra buena obediencia a la santa revelación.

Leer másComunicaciones apócrifas XXXIII

El vencedor

VencedorQuien cree que perder es ser menor en la vida…
Quien siempre quiere la victoria y pierde la gloria de llorar…
Yo… Que ya no quiero más… Ser un vencedor.
Llevo la vida lentamente… Para que no falte el amor.

La letra de la música popular es de extrema belleza y profundidad. En el mundo de la victoria a cualquier coste, de los vencedores de cuna y esas cosas, es necesario pensar un poco acerca de todo eso.

Todos queremos vencer, es cierto. La naturaleza nos impele siempre para las victorias, para el crecimiento continuo e inevitable. Sin embargo, en el entendimiento humano de la palabra vencer y en quienes juzgamos que sean vencedores está la cuestión fundamental.

Leer másEl vencedor

En sociedad

andreDesistir de aparentar solamente propósitos de evangelizarse, reformándose efectivamente en el aspecto moral y no sometiéndose a ninguno de los malos hábitos, aunque fuesen consagrados por los demás.

La evolución requiere de la persona la necesaria dominación sobre el medio en que nació.

Perdonar siempre las posibles e improcedentes desaprobaciones sociales a su fe, confesando, cuan fuere preciso, su condición religiosa de espírita, principalmente por medio de la buena reputación y de la honradez que embellecen el carácter.

Leer másEn sociedad

Convite al deber

Di“Sed, pues vosotros, perfectos, como perfecto es vuestro Padre celestial” (Mateo: capitulo 5, versículo 48)

Como directriz de seguridad; como dinamo propulsor del progreso, semejante a la resistencia contra los desequilibrios, el deber se encuentra inscrito como factor preponderante en todo ser que piensa.

Lo corrompe el soborno de la ilusión, lo ensucia las imposiciones constreñidas, desconsiderarlo al imperio de la anarquía es descender psíquicamente a los sub-niveles de la humanización…

Desertan hombres porque les falta los complemento del coraje, estimulados, dicen, por la preponderancia de la perturbación que propaga generalizada. Se angustian otros, descorazonados ante la victoria de la falta de valor de la astucia, contemplando los fracasos continuos de la honra y de la honestidad. Desalientan los menos temperados en la forja de la fe, porque factores negativos de la distrofia social se sobreponen a los legítimos de la abnegación…

Leer másConvite al deber

Tratamiento médico

piresDebe haber asimismo una orientación médica, tenga o no el profesional conocimiento de la Doctrina.

(De cualquier modo, éste no podrá utilizar profesionalmente las armas que el Espiritismo puede poner en sus manos, pues el Código de Ética Médica se lo impide, con justa razón, en el actual estado de los conocimientos y de los determinantes culturales que actúan en la mayoría de los países.

Los médicos que sean espíritas no pueden instituir un “tratamiento espírita”, pero obviamente pueden, cuando se les solicite, y apoyados en sus convicciones filosóficas, opinar sobre la situación vivencial de amigos y pacientes).

Leer másTratamiento médico

Oliver Lodge

Sir Oliver Lodge(1851-1940) Físico inglés, n. en Penkfull (Staffordshire) y m. en Lake, cerca de Salisbury.

Estudió en la Universidad de Londres y desde 1900 a 1919 actuó como rector de la Universidad de Birmingham. Sus investigaciones se refieren principalmente a las teorías de la electricidad de contacto, la electrólisis, la acción de los pararrayos, las descargas oscilantes en las botellas de Leyden y la producción de ondas electromagnéticas.

Contribuyó al desarrollo de la telegrafía sin hilos con la invención de un     aparato de sintonización (1898). Fue la primera persona en transmitir una señal de radio (en 1894, un año antes que Guillermo Marconi hiciera lo propio), y recibió reconocimiento internacional por su trabajo.

Leer másOliver Lodge

El mundo del mañana

niniosdelfuturoDespuntará el día que nos mostrará cómo puede ser el mundo del mañana, sus bellezas naturales resplandeciendo en la vida de plenitud del amor.

Despierta, mi hermano, para que conquistes las luces del Bien. Sé servicial donde estuvieres, manso donde la mansedumbre signifique esperanza y paz, trabajo y pureza. No te olvides del trabajo permanente donde vibre la verdad, pues ella te liberará de las indeseables labores que no engrandezcan la fraternidad universal. Sé constante en la delicadeza, pues esa es la manera de mostrar que el Amor es la fuente de la vida en la Tierra y en el Cielo.

Leer másEl mundo del mañana

Gobierno interno

foto_emmanuel“Antes subyugo a mi cuerpo y lo reduzco a la servidumbre, para que, predicando a los otros, yo mismo no venga, de algún modo, a ser reprobado”. – Pablo. (I Corintios, 9:27.)

Efectivamente, el cuerpo es una miniatura del Universo. Por lo tanto, es imprescindible gobernarlo.

Siendo una representación en material terrestre de la personalidad espiritual, es razonable que esté cada uno atento a sus disposiciones. No es que la sustancia pasiva haya adquirido un poder superior al de la voluntad humana, sin embargo, es imperioso reconocer que las tendencias inferiores procuran sustraernos el poder de dominio.

Leer másGobierno interno