Aislamiento de cuerpos pesados

kardec2El movimiento impreso a los cuerpos inertes por medio de la voluntad es hoy tan conocido que sería casi pueril relatar hechos de este género; no es lo mismo cuando este movimiento es acompañado de ciertos fenómenos menos comunes, tales como, por ejemplo, el de la suspensión en el espacio. Aunque los anales del Espiritismo citen numerosos ejemplos sobre el particular, este fenómeno presenta una derogación tal de las leyes de la gravedad que la duda parece tan natural para cualquiera que no haya sido testigo de los mismos.

Por más habituados que estamos a las cosas extraordinarias, nosotros mismo – lo reconocemos – hemos quedado muy contento en poder constatar su realidad. Los hechos que vamos a relatar han sucedido varias veces ante nuestros ojos en las reuniones que tuvieron lugar en otros tiempos en la casa del Sr. B…,43 rue Lamartine, y sabemos que muchas veces se han producido en otros lugares; por lo tanto, podemos certificarlos como indiscutibles. He aquí cómo las cosas han ocurrido.

Leer másAislamiento de cuerpos pesados

El aparecido de Mademoiselle Clairon

allankEsta historia tuvo una gran repercusión en su tiempo, por la posición de la heroína y por el gran número de personas que atestiguó lo ocurrido. A pesar de su singularidad, ya sería probablemente olvidada si mademoiselle Clairon no la hubiese consignado en sus Memorias, de donde nosotros hemos extraído el relato que vamos a hacer. La analogía que ella presenta con algunos de los hechos que pasan hoy en día le da un lugar natural en esta Compilación.

Mademoiselle Clairon, como se sabe, era tan notable por su belleza como por su talento de cantante y de actriz trágica; ella había inspirado a un joven bretón, el Sr. S…, una de esas pasiones que frecuentemente deciden una vida, cuando no se tiene la suficiente fuerza de carácter para vencerla.

Leer másEl aparecido de Mademoiselle Clairon

Desigualdad de aptitudes

kardec804 – ¿Por qué no ha dado Dios a todos los hombres las mismas aptitudes?

– Dios ha creado a todos los Espíritus iguales; pero cada uno de ellos ha vivido más o menos tiempo y por consiguiente mayor o menor experiencia. La diferencia proviene de su grado de experiencia y de su voluntad que es el libre albedrío: de aquí que unos se perfeccionen más rápidamente, lo cual les da aptitudes diversas. La variedad de aptitudes es necesaria, a fin de que cada uno pueda concurrir a los objetivos de la Providencia, en el límite del desarrollo de sus fuerzas físicas e intelectuales: lo que no hace uno lo hace otro. Y así es como cada uno tiene su papel útil. Además, siendo los mundos solidarios unos con los otros, es preciso que los habitantes de los mundos superiores – y que en su mayor parte fueron creados antes que el vuestro –, vengan a habitar a éste para daros el ejemplo. (361)

Leer másDesigualdad de aptitudes