Minerales:¿Nuestros Hermanos?

mineralesEl poético, amoroso y sabio Francisco de Asís fue conocido como “el hermano de la naturaleza” porque a todo, fuesen conceptos concretos o abstractos, lo llamaba como hermano o hermana. Era “hermano sol”, “hermano fuego”, “hermana luna”, “hermana agua”, así como era “hermana pobreza”, “hermana caridad” y así sucesivamente.

Lejos de ser fuerza de expresión, lo que estaba por detrás de ese hablar de Francisco era una profunda comprensión de la Creación. Como todo emanó de Dios, cada proceso natural, cosa o ser viviente es hijo o hija de la “Inteligencia Suprema, Causa Primera de Todas las Cosas”. Así, somos todos hermanos o hermanas.

Leer másMinerales:¿Nuestros Hermanos?

Alcoholismo ¿obsesión o enfermedad?

DriveDrunkDONTLa doctrina Espírita asienta, siempre, sus principios en estudios y prácticas racionales, haciendo con que sus postulados estén siempre a la par con la ciencia académica y los avances. Es un echo, sin embargo, que muchos entusiasmados espíritas, movidos, seguramente, por la intención de ayudar, de hacer el bien, exceden en sus evaluaciones y colocan todos los problemas del mundo bajo la misma taza de procesos mediúmnicos u obsesivos.

Claro es que se de la interferencia espiritual en nuestras vidas, en la dependencia de nuestra sintonía y/o vibración. Sin embargo, necesitamos considerar que, en la mayoría de las veces, somos nosotros que atraemos la matiz moral de la interferencia espiritual. El alcoholismo, como cualquier otro vicio, tiene su componente orgánico en tendencia genética, que podrá ser despertado o no, de acuerdo con la interferencia moral externa que el individuo sufra. Hoy, ya se sabe que esos vicios no son apenas un «problema moral», resultante de debilidad de carácter o falta de fuerza de voluntad.

Leer másAlcoholismo ¿obsesión o enfermedad?

Autoconocimiento y mediumnidad para la evolución consciente

cuerpo bioplamáticoDiversidad de pensadores, filósofos, científicos de distintas áreas, comparten el pensamiento de lo trascendente que es para el ser humano conocerse a sí mismo, como camino que le permitirá acceder a un mundo mejor, generador de una transformación moral del planeta, que aspira a una etapa más pacífica y espiritualizada.

El conocimiento de sí mismo, la conciencia del propio yo, es lo que otorga libertad y fuerza al espíritu, lo introduce en el conocimiento de la vida y de las leyes que la rigen, aportando a su existencia confianza en sí mismo, esperanza y seguridad en sus acciones.

Leer másAutoconocimiento y mediumnidad para la evolución consciente

Las aterciopeladas manos de Dios

madresÉl estaba en el autobús urbano. Joven, llevaba la camiseta número diez de la selección de fútbol. El amarillo se destacaba en el vehículo repleto. Llamó la atención el niño que llevaba en sus brazos por los gritos extraños que emitía, a intervalos regulares. Denotaba ser portador de deficiencia, algún problema que, como legos, no identificamos.

El niño demostraba, además, tener problemas neurológicos graves, ya que se mantenía un tanto relajado en el regazo paterno, los brazos a lo largo del cuerpo, la cabeza colgando a un lado. De vez en cuando, el cuerpo se proyectaba hacia adelante en un movimiento de caída, como si la gravedad le emitiese un llamamiento, al que él accedía sin resistencia.

Leer másLas aterciopeladas manos de Dios

Albert Einstein creía en Dios

eisteinEl científico más famoso del siglo XX, cuando estuvo por cumplir los 71 años, llegando a sus últimos días de vida, en la cama de un hospital, realizaba anotaciones inclusive en las sábanas, donde a través de cálculos matemáticos intentaba encontrar una fórmula de la física que resumiera toda la existencia del universo y de la vida, que se llamaría TST (Teoría Sobre Todo), o como él decía: conocer la «Mente de Dios». Entre tanto esta obsesión en querer probar la existencia de Dios en los últimos días de su vida, lo estaba llevando al ridículo frente a sus colegas científicos físicos que no aceptaban su teoría, puesto que chocaba con la Mecánica Cuántica.

Esta ciencia prevé la imprevisibilidad de los movimientos de las partículas subatómicas. Según los cuánticos teóricos todo lo que existe en la actualidad es por la existencia de la casualidad, es decir, el mero acaso de la Naturaleza, además, según estos científicos, todo se resume en un lance de juego de dados, la ley de las probabilidades.

Leer másAlbert Einstein creía en Dios

Allan Kardec y los mil núcleos espiritas

allan-kardec-tratado5Siempre causó controversia la información que consta en «El Evangelio según Espiritismo» (presente desde la preedición – Imitación del Evangelio), en la Introducción, en el punto II, donde Allan Kardec (1804-1869) afirmó que mantenía correspondencia con cerca de mil Centros Espiritas en todo el mundo. Muchos pensaban que Allan Kardec había exagerado.

Aprovechando las conmemoraciones de los doscientos años del nacimiento del Codificador, presentamos a los lectores el resultado de un estudio que realizamos, con el auxilio de un equipo de amigos espiritas sobre el número de localidades donde, durante el periodo del Codificador (1858-1869), existieron referencias de la presencia del Espiritismo (que constan en todos los libros de la Codificación y en la Revista Espírita). Consideramos el nombre de las localidades que aparecen solamente en los libros de la Codificación cuando no fueran mencionados en la Revista Espirita. La investigación sirvió también para conocer la expansión del Espiritismo en el mundo. La conclusión fue que: en doce años, la Doctrina Espírita estaba difundida por «Treinta y siete países y doscientas sesenta y ocho ciudades o localidades» (las principales ciudades de cuatro continentes: Europa, África, Asia y América – donde más de la mitad son de Francia).

Leer másAllan Kardec y los mil núcleos espiritas

Comunicación mediúmnica

mediumnidadTodos somos médiums, pero no todos tenemos la misma facultad mediúmnica. Unos pueden centrarse en la adoctrinación, otros en el pase o en la incorporación. También existen diferentes grados de desarrollo. En todos esos casos, Lindomar nos enseña que podemos abordar el campo de la comunicación mediúmnica desde dos perspectivas generales, la teoría y la práctica. Veamos de qué se trata.

Allan Kardec fue y será siempre la gran referencia teórica sobre la mediumnidad. En la gran lucha por el conocimiento y desarrollo de nuestra personalidad invertimos tal volumen de energía psíquica que nos aprisionamos en una idea y a la hora de abrir el campo de la manifestación para otra personalidad, deparamos con la resistencia, la búsqueda de sobrevivencia de lapersona que buscamos reconstruir a través de los años.

Leer másComunicación mediúmnica

Mediumnidad impuesta

relaciones_espiritualesLa mediumnidad impuesta, a diferencia de la mediumnidad de prueba, como su nombre indica, se da a los espíritus obligatoriamente sin que estos la hayan pedido. Es un tipo de mediumnidad que responde al gran atraso evolutivo de los espíritus en cuestión y por consiguiente que tienen en su haber un karma negativo excesivo el cual han de comenzar a ir eliminando.

Generalmente se trata de espíritus reacios al progreso espiritual, que se encuentran estancados en él más allá sin estar dispuestos a realizar ninguna iniciativa que les haga salir de su situación, sino muchas veces al contrario, en lugar de trabajar para su propia superación y preparación de una nueva existencia provechosa están desaprovechando el tiempo que tienen en el espacio y muchas veces entorpeciendo el progreso de los encarnados.

Leer másMediumnidad impuesta

Actividad nocturna del espíritu

muerteDurante el sueño el Espíritu se desprende del cuerpo; debido a que los lazos fluídicos están más tenues. Por la noche es un largo periodo en que está libre para obrar en otro plano de existencia. Sin embargo, varían los grados de desprendimiento y lucidez.

No todos se apartan de su cuerpo, sino que permanecen en el ambiente doméstico; temen hacerlo, se sentirían forzado en un medio extraño (aparentemente). Otros se mueven en el plano espiritual, pero sus actividades y comprensiones dependen del nivel de elevación.

El principio que rige la permanencia fuera del cuerpo es la de la afinidad moral, expresada, conforme la explicación anterior, por medio de la afinidad vibratoria o sintonía. El espíritu será atraído para regiones y compañías que estén armonizadas y sintonizadas con él a través de las acciones, pensamientos, instrucciones, deseos e intenciones, o sea, impulsos predominantes. Pudiendo así, subir más o degradarse más.

Leer másActividad nocturna del espíritu

Un pequeño poema de bertolt brecht

JoannaAngelisA mi madre. Cuando ella pereció, fue colocada en la tierra. Flores nacen, mariposas vuelan por encima… Ella, liviana, no hizo presión sobre la tierra. ¡Cuánto dolor fue necesario para que quedase tan liviana!

El dolor nos hace más livianos cuando extraemos de él la esencia de la sabiduría. De nada adelanta sufrir y seguir igual, con el mismo modo de pensar, con los mismos vicios…

El dolor siempre enseña. El dolor siempre esculpe. Corresponde al alumno dejarse moldear por él. El dolor retira a golpes de cincel en el bloque de mármol de la vida, aquello que no es belleza ni es escultura. En un primer momento y con una tímida mirada, los golpes son crueles, hieren, sangran. Sin embargo, más tarde y sólo más tarde, se puede mirar el bloque antes deformado, surgiendo con formas definidas y correctas. Así también es el sufrimiento.

Leer másUn pequeño poema de bertolt brecht

Alabanzas vacías

Tentaciones-desiertoCuentan las tradiciones del mundo espiritual que, en una ocasión, estaba Vicente de Paúl, el noble sacerdote francés, celebrando un oficio religioso. El noble clérigo, quien ganaría la Historia por su devoción a los pobres y por su humildad verifica, durante la solemnidad, una repentina alabanza pública. Se acerca al altar un viejo pirata que, en voz alta, comienza su letanía de agradecimientos.

Gracias Dios mío, decía él, por los ricos barcos que has puesto en mi camino, por las buenas presas, víctimas de mis robos y saqueos. Gracias a Tu generosidad Señor, pude tomarles las riquezas y los tesoros. No permita nunca que este Tu hijo se pierda en la miseria.

Leer másAlabanzas vacías

La envida

orsonpetercarraraLa envidia es el arma de los débiles. Matriz de innúmeros males, mentora de muchos desordenes, base de incontables desgracias.

Discreta, incómodamente, ha sido dejada al margen por los expositores de las verdades evangélicas en todas las creencias. Sutil como es, pasa desapercibida, aunque maliciosa, comparable al vapor deletéreo que intoxica todo aquel que padece su presencia, esparciendo miasmas al derredor.

Hábil, consigue transformarse en celos exacerbados, cuando no lo hace como arrogancia vengadora o aparenta en la condición de humildad, siempre perniciosa, o se disfraza como orgullo prepotente.

La envidia, más allá de los males psíquicos que produce, en razón de los pensamientos negativos que dirige contra otro, proporciona, simultáneamente, graves prejuicios morales que de ella contamina.La envidia es capaz de calumniar, arremetiendo contra una vida con unas frases ambiguas, en la cual consigue infamar al más puro carácter. Soez, transforma palabras e infiltra insultos perniciosos; ve lo que le place y realiza conforme le parece ganar.

Leer másLa envida