Dinero y carencia

bezerrademenezes… hijos, cuanto pudieres, sembrad la felicidad para vuestros hermanos en la Tierra, cuanto nos sea posible, sirvamos.… tiempo es también depósito de Dios en nuestras manos.

¡Aquí, en la Vida Espiritual, no se os preguntará sobre los títulos que usasteis, en esa o aquella esfera de actividad humana y sí seréis inquiridos sobre los dolores que atenuasteis, a las lágrimas que suprimisteis!.…¡amémonos! Todo es bendición cuando convertimos las luchas y los valores del mundo en bendiciones para la vida.

Bendigamos nuestra oportunidad de trabajar. … en todas las circunstancias, preservemos la tranquilidad para servir; en todas las pruebas, inmunicémonos contra la discordia y reunamos nuestras energías para realizar la tarea a la que fuimos llamados.

Leer másDinero y carencia

Inversiones a largo plazo

pazSe habla mucho de inversiones. Los hombres de negocios están habituados al lenguaje, donde se mezclan acciones, caídas de la bolsa, títulos cambiarios, valores de la moneda. Las inversiones, muy celosamente, son vistas y revisadas diariamente, consumiendo energía y preocupación.

A veces llegan a costar valiosas horas de sueño, a causa de las fluctuaciones del mercado de acciones. Si esas inversiones llenan cajas fuertes y cuentas bancarias, hay otras que abarrotan de bendiciones la existencia. Deberíamos pensar también en invertir, por ejemplo, en la amistad.

Leer másInversiones a largo plazo

Hermosa rosa

rosaRosa, hermosa flor que enamoras a todos los que te miran.

Haces que suspiren los enamorados por tu belleza y por tu aroma.

Ni los mejores pintores del mundo pueden igualarte.

No hay perfume en el mundo que posean tu fragancia.

Tus pétalos son tan suaves, como los besos de los enamorados.

Leer másHermosa rosa

El Hotel Diniz no debe morir…

ChicoAkardecEn el año de 1956, visto que su Hotel estaba condenado por el ayuntamiento, que planeaba despropiar la parte de adelante para prolongar la calle Herbster, paralela a la estación, decide no renovar la licencia para el año 1957. Esto en noviembre, en el mes dedicado a este menester. Se encontraba en este propósito, cuando en la terraza de su casa, llega el Fiscal Municipal con la petición para firmar, pidiendo la licencia. Algo extraño sucedió con ella. Olvidó todo y, con las manos temblando, firmó la petición con una letra bien diferente. De ahí en adelante, Chico le apareció y le dijo:

Leer másEl Hotel Diniz no debe morir…

Lección en una carta

humberto-de-camposAl lado de Juan Firpo, desencarnado al impacto del fuego que consumiera su vieja casa, en una noche de expiación y de espanto, estaba la carta, fechada por él cuatro días antes, dirigida a un hermano y que el muerto evidentemente echaría al correo, en la primera oportunidad.

Mientras bomberos improvisados retiraban su cuerpo inerte y bienhechores de la Vida Mayor amparaban al Espíritu liberado en doloroso trauma, copié la curiosa misiva que sobrevolaba en las cenizas de la tragedia, a fin de transmitirla, con objetivos de estudio y meditación, a los compañeros del mundo, He aquí, íntegramente, el valioso documento:

Mi querido Didito:

Leer másLección en una carta

Algunas ponderaciones sobre lo que elegimos

decidirEn una reunión del Estudio Sistematizado de la Doctrina Espirita, en determinada Casa Espirita, se analizaba el capitulo 46, de la obra Los mensajeros, titulado, Aprendiendo siempre (1), cuando hubo interesante discusión.

Resumiendo, se cuestionó la famosa expresión: “La gente propone, Dios dispone”, en el sentido de que podemos tomar algunas decisiones en nuestra existencia, elegir trillar algunos caminos e, incluso con toda nuestra voluntad para que la situación se concretice, aquel recorrido seleccionando acaba no siendo lo que prevalece, cuando entonces somos “convidados” a retomar para la situación anterior, o aun, caminar por otra senda, lo que, en la gran mayoría de las veces, viene acompañado de una gran frustración. Aun en esta línea de raciocinio, es ahí donde estaría el libre albedrío, ya que nuestros anhelos reales no logran tener éxito.

Leer másAlgunas ponderaciones sobre lo que elegimos

Escolta bendita

Dr_Bezerra… somos una gran familia con responsabilidades definidas y compromisos graves, solicitándonos entendimiento y dedicación. Obra de sacrificio personal y devoción incesante que no podemos olvidar.

… las tareas programadas para la cuadra presente del aprendizaje humano son estas de hecho – las tareas de la Humanidad en que naturalmente os distinguiréis por el espíritu de consagración a la Causa del Bien.

… amparémonos unos en los otros.

… seamos la escolta de aquel que flaquea y el consuelo de cuantos se encuentren a las puertas del desaliento, porque, en verdad, cada uno de nosotros tiene sus días de exámenes mayores, frente a la aflicción, con la necesidad apremiante de apoyo, ante aquellos que nos compartan la experiencia.

Leer másEscolta bendita

Para lidiar con las obsesiones

Richard SimonettiEn el ítem 6, capitulo X, de El evangelio según el Espiritismo, comenta Allan Kardec: (…) Se sabe que la muerte no nos libra de nuestros enemigos; los Espíritus vengativos persiguen, con frecuencia, con su odio más allá de la tumba, a aquellos a quienes han conservado rencor; por esto el proverbio que dice: “Muerto el animal, muerto el veneno”, es falso en cuanto se aplica al hombre. El Espíritu malo espera que aquél a quien quiere mal esté preso al cuerpo y menos libre, para atormentarle más fácilmente y perjudicarle en sus intereses o en sus afectos más íntimos. En este hecho, es preciso ver, la causa de la mayoría de los casos de obsesión (…).

Esa observación de Kardec se sitúa por incisivo libelo contra la pena de muerte. El condenado, traspasado compulsoriamente para el mundo espiritual, simplemente se revestiría de invisibilidad y pasaría a perseguir a los responsables de su condenación.

Leer másPara lidiar con las obsesiones

Alcoholismo

v-hugoSin detenernos en el examen de los factores socio psicológicos del alcoholismo generalizado, son de dos órdenes los engranajes que lo desencadenan – observado el problema desde el punto de vista espiritual.

Antiguos viciosos y dependientes del alcohol, cuando desencarnan no se liberan del habito, antes al contrario es más ruda la imposición. Prosiguiendo la vida, aunque con la ausencia del cuerpo, los vicios continúan vigorosos, obligando a los que a ellos se aferraron a una necesidad enloquecedora.

Atónitos y sedientos, los alcohólatras desencarnados se vinculan a las mentes irresponsables, de las que se sirven para dar larga a la continuación del falso placer, empujándolos poco a poco, del sorbito en el aperitivo al lamentable estado de embriaguez.

Leer másAlcoholismo