Arthur Conan Doyle

SirArthurConanDoyle1929-01Célebre narrador de la sagacidad. Cada vida se dirige desde el ángulo por el cual el espíritu trazó su proyecto, y se ha dicho que: “el epitafio de esa vida debiera situarse en ese ángulo que abarcase todo el edificio de la existencia”. La esposa de Sir Arthur Conan Doyle expresó en un breve epitafio la clave de la vida de ese gran hombre:

Sir Arthur Conan Doyle

Nació el 22 de mayo de 1859 “Temple de acero, rectitud de espada” Seguir leyendo “Arthur Conan Doyle”

Segunda gran confusión: equiparar la felicidad con el placer

bucayComo ya hemos visto, la gente suele identificar ser feliz con estar disfrutando de lo que sucede. Hasta dice: “Soy tan feliz…” el día que todo ha salido como pensaba o cada vez que le ocurre algo muy divertido. Al pedirle, por ejemplo, que imagine una escena con gente feliz, la mayoría evoca de inmediato la imagen de personas riendo, jugando o bebiendo en una fiesta. Pocos imaginan a una pareja criando a un hijo, a un matrimonio que cumple cincuenta años de casados, a alguien que lee un libro o a personas haciendo cosas trascendentes.

Pero “pasarla bien” no crea felicidad, porque —como sucede con toda diversión— el placer que produce termina cuando se acaba el entretenimiento, y en ese mismo instante todas las personas que llegaron desdichadas, comienzan a sentir otra vez su infelicidad y se vuelven dependientes de la búsqueda desenfrenada de placer como única forma de escape. No es necesario aclarar que esto conspira contra la felicidad en lugar de acercarla. Seguir leyendo “Segunda gran confusión: equiparar la felicidad con el placer”

El Espiritismo como filosofía de vida

DiEl Siglo XVII se significa por ser un notable momento cultural y científico, cuando hombres y mujeres como Hobbes, Locke, Lord Bacon… han resuelto cambiar la estructura de la ciencia empírica separándola así de la intolerancia religiosa. Hasta aquel momento, la cultura estaba detenida en las pasiones clericales y la ortodoxia religiosa administraba el conocimiento internacional.

Lord Bacon tuvo la oportunidad de afirmar que «una filosofía superficial induce el pensamiento humano al materialismo, mientras que una filosofía profunda conduce al hombre a la verdadera religiosidad». Posteriormente, casi 300 años después, otro pensador francés tendrá ocasión de afirmar: «Brindarnos con una religión científica y nosotros nos doblegaremos ante su realidad». Seguir leyendo “El Espiritismo como filosofía de vida”

Exceso de preocupación

Mario_MasNecesitamos aprender a parar y a recomponernos cuando la vida se vuelve confusa, porque la tendencia es generar más tormentos con los excesos de preocupación que lleva a la fijación mental en el problema, al descontrol emocional, la somatización, la agresividad o la reclusión. Este estado compromete el discernimiento y la ponderación.

Conforme el grado de desequilibrio de la persona, contenidos de vidas pasadas, que están archivadas en el inconsciente, pueden fluir para el consciente o la mente actual generando más perturbación.

Un ejemplo de tal descontrol es dado por Víctor Hugo, en el libro Ardua Ascensión, psicografiado por Divaldo P. Franco, con el personaje Augusta que había perdido a la madre y enfrentaba las propias angustias. Seguir leyendo “Exceso de preocupación”

Aislamiento de cuerpos pesados

kardec2El movimiento impreso a los cuerpos inertes por medio de la voluntad es hoy tan conocido que sería casi pueril relatar hechos de este género; no es lo mismo cuando este movimiento es acompañado de ciertos fenómenos menos comunes, tales como, por ejemplo, el de la suspensión en el espacio. Aunque los anales del Espiritismo citen numerosos ejemplos sobre el particular, este fenómeno presenta una derogación tal de las leyes de la gravedad que la duda parece tan natural para cualquiera que no haya sido testigo de los mismos.

Por más habituados que estamos a las cosas extraordinarias, nosotros mismo – lo reconocemos – hemos quedado muy contento en poder constatar su realidad. Los hechos que vamos a relatar han sucedido varias veces ante nuestros ojos en las reuniones que tuvieron lugar en otros tiempos en la casa del Sr. B…,43 rue Lamartine, y sabemos que muchas veces se han producido en otros lugares; por lo tanto, podemos certificarlos como indiscutibles. He aquí cómo las cosas han ocurrido. Seguir leyendo “Aislamiento de cuerpos pesados”

Dios crea las flores, el hombre idealiza el jardín

jardinEl espectáculo de la primavera explotando en flores y colores es deslumbrante. Casi increíble, si no ocurriera todos los años, después de los meses de invierno con temperaturas extremadamente bajas, con tal profusión de botones y flores abriéndose a los besos del sol.

Los árboles, hasta hace poco desnudos, se visten de verdes variados y se engalanan con hojas. Pero el espectáculo que el hombre monta con árboles, plantas, follaje y flores siempre es indescriptible. Seguir leyendo “Dios crea las flores, el hombre idealiza el jardín”

Andrew Jackson Davis

AndrewJacksonDavisNació en 1826, en el estado de New York, USA; era hijo de un pobre zapatero remendón, con hábitos alcohólicos, y su madre era una mujer sin instrucción, con tendencia hacia la más vulgar superstición. Sus vivencias infantiles quedaron plasmadas por él mismo, en su libro “La varita mágica”, que muestra la vida de un pueblo primitivo rudo e ignorante, pero con una gran avidez de asimilarse a todo lo nuevo; pues en aquellos distritos rurales se desarrollaron en pocos años, el mormonismo y el espiritualismo moderno.

El desarrollo corporal e intelectual de Andrew fue muy lento. Hasta los 16 años su rendimiento escolar era ínfimo, porque su memoria no le permitía asimilar las lecciones. Asistió sólo un año a la escuela, y más tarde a algunos cursos nocturnos, aunque por poco tiempo, mientras trabajaba como ayudante en varios oficios. En los últimos años de su infancia comenzaron a desarrollarse sus fuerzas psíquicas latentes y desde la adolescencia mostró sensibilidad para la clarividencia y la clariaudiencia. Seguir leyendo “Andrew Jackson Davis”

Videncia

Vives_miguelEstando el médium en oración, se le apareció Teresa de Ávila, muy hermosa, que le dijo así: Según las virtudes que practiquéis en la vida terrena, es que viviréis en un estado más feliz o más desgraciado en el Espacio. Aquel que, en la Tierra, fue virtuoso, caritativo, compadecido, resignado y amoroso, cuando deja ese mundo es semejante al viajero que emprende su viaje en un día primaveral.

A la medida que avanza en su camino, el sol va subiendo majestuoso en el espacio y su viaje transborda de luz y hermosura. Porque el espíritu que se conduce bien, al dejar la Tierra, va abriendo sus facultades a la luz. Y cuando despierta, encuéntrase en plena luz, comprende donde se encuentra y sabe que es feliz. Seguir leyendo “Videncia”

Viejo testamento

richarsimonetti1 –¿Existen referencias a la reencarnación en la Biblia?

Es evocada muchas veces en el Viejo Testamento, de cara a las tendencias inmediatas del pueblo judío, pero dirigido a los intereses materiales, sin asuntos de orden espiritual.

2 -¿Dónde aparece la reencarnación, en el Viejo Testamento?

Dice Jo (14:14): “Muriendo un hombre, por ventura volverá a vivir. Todos los días en que ahora combato espero hasta que llegue mi cambio”. No había motivo para el patriarca cuestionar su fe en la supervivienda. Ciertamente se refería a la posibilidad de retomar la experiencia humana. Seguir leyendo “Viejo testamento”

Una filosofía para espíritus libres

leondenisAmar a los maestros de la razón y de la sabiduría humana, no implica desdén para los maestros de la razón sobrehumana, los representantes de una sabiduría más elevada y más profunda. He considerado un deber que se beneficiasen mis hermanos terrestres de estas enseñanzas. Una obra vale por sí misma. Piénsese lo que se piense y dígase lo que se diga de la revelación de los espíritus, yo no puedo admitir, cuando se enseñan en todas las Universidades inmensos sistemas metafísicos creados por el pensamiento de los hombres, que se puedan considerar desdeñables y rechazar los principios divulgados por las nobles inteligencias del espacio.

(…) El espíritu del hombre, oprimido por la carne, privado de la plenitud de sus recursos y de sus percepciones, no puede llegar por sí mismo al conocimiento del Universo invisible y de sus leyes. Seguir leyendo “Una filosofía para espíritus libres”

Nacimiento

concienciaCuando esperamos un bebe y sabemos que seremos padres; cuando nos anuncian que nacerá un hermano, o sobrino, o incluso cuando unos amigos nos informan de que están embarazados… nos invade una sensación de alegría inmensa… ¡un nuevo ser nacerá! ¡El ciclo de la vida empieza otra vez!

Nuestra alegría ante la buena noticia, quizá nos haga reflexionar sobre la importancia de la venida de un ser entre nosotros. Una nueva vida que quizá tendrá los ojos de su padre, los labios de su madre, las manos de su tío… pero que a pesar de cualquier similitud o parecido genético con sus progenitores, es un espíritu independiente, individual y único. Es un ser que se ha preparado para comenzar de nuevo en la vida material, un espíritu que ya ha aceptado la necesidad de tener una nueva existencia física para vivenciar situaciones necesarias, para poner en práctica todo aquello que sabe que le ayudará a mejorar, a caminar con paso firme por el sendero del progreso. Seguir leyendo “Nacimiento”

El miedo

miedo-al-futuro_1_1313268¿Quién no ha tenido miedo alguna vez, sobre todo cuando somos niños donde las inseguridades y la inexperiencia hacen que nos sintamos con esa sensación que puede llegar a paralizarnos?

Cuando era pequeña, tuve la desagradable experiencia de recibir métodos, con los cuales no estoy de acuerdo, para que fuera obediente. Me daban pautas irreales que producían en mí mucho, pero mucho miedo: “que va a venir el hombre de la bolsa, el cuco” y otros tantos, llegando al extremo en que no podía volar una mosca cerca de mí que me hacía estremecer. Pero, como siempre, de las experiencias traumáticas salen cosas buenas, hoy gracias a Dios, ya supe controlar ese miedo y puedo manejar las situaciones con un poco más de calma. Seguir leyendo “El miedo”

Navegación de entradas

1 2 3 467 468 469 470 471 472 473
Volver arriba