Nacimiento

concienciaCuando esperamos un bebe y sabemos que seremos padres; cuando nos anuncian que nacerá un hermano, o sobrino, o incluso cuando unos amigos nos informan de que están embarazados… nos invade una sensación de alegría inmensa… ¡un nuevo ser nacerá! ¡El ciclo de la vida empieza otra vez!

Nuestra alegría ante la buena noticia, quizá nos haga reflexionar sobre la importancia de la venida de un ser entre nosotros. Una nueva vida que quizá tendrá los ojos de su padre, los labios de su madre, las manos de su tío… pero que a pesar de cualquier similitud o parecido genético con sus progenitores, es un espíritu independiente, individual y único. Es un ser que se ha preparado para comenzar de nuevo en la vida material, un espíritu que ya ha aceptado la necesidad de tener una nueva existencia física para vivenciar situaciones necesarias, para poner en práctica todo aquello que sabe que le ayudará a mejorar, a caminar con paso firme por el sendero del progreso. Seguir leyendo “Nacimiento”

El miedo

miedo-al-futuro_1_1313268¿Quién no ha tenido miedo alguna vez, sobre todo cuando somos niños donde las inseguridades y la inexperiencia hacen que nos sintamos con esa sensación que puede llegar a paralizarnos?

Cuando era pequeña, tuve la desagradable experiencia de recibir métodos, con los cuales no estoy de acuerdo, para que fuera obediente. Me daban pautas irreales que producían en mí mucho, pero mucho miedo: “que va a venir el hombre de la bolsa, el cuco” y otros tantos, llegando al extremo en que no podía volar una mosca cerca de mí que me hacía estremecer. Pero, como siempre, de las experiencias traumáticas salen cosas buenas, hoy gracias a Dios, ya supe controlar ese miedo y puedo manejar las situaciones con un poco más de calma. Seguir leyendo “El miedo”

André Luiz

andre.luizEn la década de los 60, cuando estudiaba la serie de las obras de André Luiz, psicografiadas por Francisco Cándido Xavier, naturalmente entusiasmado con la riqueza de sus informaciones, recogidas en pasantías realizadas en varios sectores de aprendizaje del Más Allá, y transmitidas con atrayente descripción novelada, también tuve, como muchos hermanos, la curiosidad de saber cuál era el autor desencarnado pocas décadas atrás, que se ocultaba bajo aquel seudónimo.

Esta curiosidad fue aguzada por una observación de la revista Reformador que, al divulgar el lanzamiento de una nueva obra de André Luiz, por la FEB, lo identificó como un ilustre médico de Río de Janeiro. Pasé, entonces, a investigar su identidad, consultando biografías de figuras importantes de la medicina brasileña, aunque recordaba siempre la advertencia de Emmanuel, conforme se lee en su prefacio para el libro Nuestro Hogar, el primero de la serie: “En balde los compañeros encarnados procurarían al médico André Luiz en los catálogos de convención. A veces, el anonimato es hijo del legítimo entendimiento y del verdadero amor.” Seguir leyendo “André Luiz”

Ve a mis hermanos y diles que subo a mi Padre y vuestro Padre

J.herculano_piresPosición de los espíritas en relación a la divinidad de Jesús – Elevación espiritual de María.

Los espíritas son, en general, acusados de no aceptar la divinidad de Jesús, no consideran a María con el debido respeto y no admiten su elevada posición en la jerarquía espiritual. De tarde en tarde, lectores pertenecientes a otras religiones, pero que nos honran con su atención, lo escriben a propósito. Buscaremos dar, en esta crónica, una respuesta general a la preguntas que nos son formuladas, advirtiendo que no tenemos la intención de herir susceptibilidades u ofender las creencias ajenas. Nuestra intención es sólo la de esclarecer la posición espírita, que los lectores podrán aprovechar o reprobar, de acuerdo con el criterio de cada uno. No intentamos proselitismo. Queremos sólo responder con claridad. Seguir leyendo “Ve a mis hermanos y diles que subo a mi Padre y vuestro Padre”

Ana Fuentes de Cardona

anafuentesAna Fuentes de Cardona nació el 24 de Marzo de 1916 en la ciudad de Cartagena. Estudió en el Colegio Nuestra Señora del Carmen, donde obtuvo el diploma de Institutora, el 7 de noviembre de 1934, en la ciudad de Cartagena. La Dirección de Educación Pública del Departamento de Bolívar certifica que se desempeño en el cargo de Maestra en los siguientes planteles: Directora de la Escuela de Niñas de Sucre, Directora de la Escuela Alternada del Barrio de Canapote, Maestra de la Escuela Ciudad de Barranquilla, Subdirectora de la Escuela Gabriela Mistral de Cartagena, Maestra en la Escuela San Pedro Claver No.1 en el barrio del Bosque, donde es ascendida a Directora y deja instalado un comedor comunitario para las niñas, concluyendo allí su misión como docente. Seguir leyendo “Ana Fuentes de Cardona”

Rebeldía

ChicoAkardecUn pequeño rebelde amaba a su madrecita viuda con entrañable amor; entretanto, ilusionado por la indisciplina, prestaba oído a los consejos perversos. Le agradaba la lectura de episodios sensacionales, en los que hombres rebeldes formaban cuadrillas de malhechores, en las grandes ciudades, y, antes que a cualquier página edificante, prefería el folletín con aventuras desagradables o criminales. Se sumergió en tantas historias de gente mala que, aunque la palabra materna lo convidase al trabajo digno, traía siempre respuestas negativas y rudas en la punta de la lengua. Seguir leyendo “Rebeldía”

La paz esté con vosotros…

Jesusnazareth“Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo”. Jesús. Juan, 16:33.

La grandeza de la presencia de Jesús en la vida de todos nosotros merece reflexiones y pensamientos de elevado cuño intelectual y de profunda inmersión en el sentimiento de cada ser. Su dulce inspiración llena nuestro pensamiento y la historia de la Humanidad, sin que haya otra personalidad que se acerque a la eminencia de su marca luminosa.

Tenemos dificultades para reconocer los quilates espirituales de Jesús y comprender, aunque sea pálidamente, los valores que nos enseñó a cultivar, abrazando el Evangelio como Código Divino de Amor y Sabiduría. Como nos dice Emmanuel, por las manos de Francisco Cândido Xavier, “Debemos amar al Cristo como maestro mayor, cuya elevación escapa a nuestra percepción, sin que haya manera de hablar mucho sobre su naturaleza. Superando esa dificultad inicia el camino del entendimiento de la vida y de las leyes de Dios”. Seguir leyendo “La paz esté con vosotros…”

Ya no os digo “al final un sepulturero”…

tumuloYa no os digo “al final un sepulturero”; os digo: “al final una luz, una nueva vida y un camino siempre abierto”…

Gloria a Dios en las alturas.

-Hermanos, os halláis envueltos en fluidos magníficos porque siempre que os proponéis la comunicación con nosotros, desintegráis mucha parte física de vuestro cuerpo. Se impone vuestra alma, y ésta, al vibrar más intensamente, se sublimiza, se envuelve en una luz verde tan intensa y de unas radiaciones tan poderosas que desarrolla con toda su plenitud la grandeza para lo que ha sido creada por Dios. Seguir leyendo “Ya no os digo “al final un sepulturero”…”

Amélie Boudet

Amelie BoudetEn la historia de la codificación del Espiritismo, no se puede dejar de recordar el nombre de Amélie Boudet, más conocida por Madame Allan Kardec. En realidad ella se convirtió en una dedicada asesora del gran maestro lionés en su glorioso cometido, actuando como secretaria. Por eso su nombre debe ser siempre recordado con cariño y admiración.

Amélie Gabrielle de Lacombe Boudet Rivail, también conocida por Madame Allan Kardec, o Madame Rivail; en las ruedas literarias, artísticas y educativas, más conocidas por Amelie Boudet, y en la intimidad por «Gaby», nació en Thiais, ciudad de la provincia de Sena, en Francia, el día 23 de noviembre de 1795 y desencarnó el 21 de enero de 1883. Hija de Julian-Luous Boudet, propietario y antiguo tablado, y de Lulie-Louise Seigneat de Lacombe. Era hija única del matrimonio y tuvo una educación de lo más esmerada, de acuerdo a los recursos de los que la familia disponía. Seguir leyendo “Amélie Boudet”

Visitas de atendimiento

raul_teixeira 1A los servidores de la mies espiritista que se consagran al ministerio del socorro, a los compañeros cogidos en las mallas de los variados infortunios, se hace presente el impositivo de la atención, en la determinación del servicio, depositando en el Señor la confianza indeclinable, no obstante alzándose con la debida acuidad y la vigilancia imprescindible, de forma a realizar sus labores, consiguiendo los más sazonados frutos.

En el esfuerzo por obsequiar con visitas fraternas a los hermanos problematizados, estemos atentos a no inmiscuirmos en detalles particulares, desde que en nada vengan auxiliar en el proceso del atendimiento. Desapegarse de las mentalizaciones en hechos y matices de los atendidos, cuyas narraciones, contaminadas por fuertes componentes emotivos, serán capaces de enredar al desprevenido laborante, vinculándolo psíquicamente a los elementos, desencarnados o no, uncidos al caso. Seguir leyendo “Visitas de atendimiento”

Primera gran confusión: identificar felicidad con éxito

634735544526218485_bor_intervju_jorge_bucay_005Como veremos después, la comparación con lo que otros tienen es una de las maneras favoritas de construir expectativas. Existe una gran tentación en la que todos caímos alguna vez.: comparar la felicidad propia con la que imaginamos que disfrutan los exitosos.

Para promover nuestro bienestar, una buena tarea de investigación sería hablar con aquellos que han logrado grandes éxitos y preguntarles si son felices. Siempre encontraremos lo mismo: los que dicen que lo son, ya lo eran antes de obtener el éxito; y quienes eran desdichados antes de tener éxito, continúan siendo desdichados después o son todavía más infelices que antes (como siguen equiparando el éxito con la felicidad y no la han alcanzado, dedican mas tiempo a buscar mayores éxitos que a realizar aquellas cosas que en realidad les permitirían sentirse felices). ¿Por qué entonces nos obsesiona tanto el éxito? Seguir leyendo “Primera gran confusión: identificar felicidad con éxito”

Navegación de entradas

1 2 3 463 464 465 466 467 468 469
Volver arriba