Lo que debe ser el espiritista entre la familia

vivesSi el espiritista ha de ser prudente, virtuoso, tolerante, humilde, abnegado y caritativo entre sus hermanos y entre la humanidad, ¡cuánto más tiene el deber de serlo entre la familia! Si son sagrados los deberes que tenemos que cumplir entre nuestros hermanos y entre la humanidad, lo son mucho más los que tenemos que cumplir con la familia; porque hemos de tener en cuenta que además de los vínculos que en esta existencia nos atan con lazos indisolubles, tenemos siempre historias pasadas que se enlazan con la historia presente. Los que no son espiritistas todo lo atribuyen a la casualidad; pero nosotros sabemos que no hay efecto sin causa y que las contrariedades o satisfacciones de hoy son continuación de nuestras vidas pasadas.

Por eso el espiritista debe ver en su familia un depósito que se le ha hecho, sobre el cual tiene muchos deberes que cumplir y muchos sacrificios que hacer; por eso el esposo debe ser el apoyo y sostén de su esposa, debe respetarla, amarla y protegerla en todo, aconsejarla, dirigirla y darle con justicia, en todos los trances de la vida, lo que le pertenece. Seguir leyendo “Lo que debe ser el espiritista entre la familia”

El asesino Lemaire

allan_kardecCondenado a la pena de muerte por el Supremo Tribunal de Justicia en lo Criminal del Aisne y ejecutado el 31 de diciembre de 1857. Evocado el 29 de enero de 1858.

1. Ruego a Dios Todopoderoso que permita al asesino Lemaire, ejecutado el 31 de diciembre de 1857, venir hacia nosotros.

– Resp. Estoy aquí.

2. ¿Cómo se explica que hayas atendido tan rápidamente a nuestro llamado?

– Resp. Raquel lo ha dicho.(1) Seguir leyendo “El asesino Lemaire”

Rosalía Rendú (1786-1856)

sor rosaliaJeanne Marie, se preocupó mucho por corresponder de la mejor manera a las exigencias de su nueva vida. Su salud se resintió mucho por la tensión de su espíritu, y por la falta de ejercicio físico. Siguiendo el consejo del médico y de su padrino, el señor Emery, su familia envía a Jeanne Marie a la casa de las Hijas de la Caridad del barrio Mouffetard, donde tendría la oportunidad de dedicarse al servicio de los más pobres, mostrando su verdadera vocación. Allí permanecerá 54 años.

La sed de acción, de entrega, de servicio, que sentía Jeanne Marie no pudo encontrar un terreno más propicio para ser saciada que este barrio parisiense. Era, en aquella época, el barrio de la capital, conocido más que nada, por su miseria social en plena expansión: pobreza en todas sus formas, psicológica y espiritual, enfermedades, tugurios insalubres, necesidades de toda clase… eran parte de la realidad cotidiana a la que se enfrentaban sus habitantes, que luchaban por sobrevivir. Jeanne Marie, quien recibió el nombre de Sor Rosalía, hizo allí “su aprendizaje”, acompañando a las Hermanas en las visitas a los enfermos y a los pobres, al mismo tiempo que enseñaba el catecismo y la lectura a las niñas acogidas en la escuela gratuita. Seguir leyendo “Rosalía Rendú (1786-1856)”

El aborto y el espiritismo

amor_verdeFue realizado, recientemente, en la ciudad de Recife en el Estado de Pernambuco, el aborto a una niña de 9 años de edad. Según el Ginecólogo José Severiano Cavalcanti, en una ciudad de salud, el encontró conveniente para salvaguardar a la madre embarazada que se encontraba en riesgo de vida si continuaba para tener el parto, pues pesaba sólo 33 kilos y un metro treinta y tres centímetros de estatura.

La edad cronológica no coincidía con la estructura flaquita y desnutrida. Este hecho generó una polémica nacional, pues tuvo origen una violación del padrastro que, fríamente, usando la inexperiencias de una joven cometió el abuso sexual. Pronto se hizo conocido para el público, por los sacerdotes que pidieron la excomunicación de los médicos, de la opinión pública y, hasta con el pronunciamiento del Presidente de la República, hablando así sobre este acontecimiento. Seguir leyendo “El aborto y el espiritismo”

Abusos en los malos centros espíritas

amaliaEl gran atraso moral e intelectual en que aún se hallan los hombres de la Tierra, y el poco caso que han hecho de las enseñanzas espiritas, contenidas en las obras de Allan Kardec; cuya lectura es tan útil, y su estudio tan indispensable, que sin comprenderlas, sin fijarse detenidamente en ellas, sin analizar y comentar sus conceptos; el que hable de Espiritismo sin una sólida instrucción, adquirida en sus libros fundamentales, tendrá de esta escuela filosófica los mismos conocimientos que tendrá un ciego de nacimiento de la diversidad de colores, y un sordo de la diferencia de los sonidos, ni más ni menos. Con el transcurso del tiempo vamos conociendo, a muchos que se dicen espiritistas; y cuando les preguntamos ¿Y como conoció Ud. el Espiritismo? Muchos nos contestan en estos parecidos términos: se murió mi padre, o mi hijo, o mi madre, etc. Seguir leyendo “Abusos en los malos centros espíritas”

Humberto de Campos

HumbertoHumberto de Campos nació en una pequeña localidad de Piritiba, en el Maranhâo, Brasil, en 1886. Fue un niño pobre. Estudió con esfuerzo y sacrificio. Quedó huérfano de padre a los 5 años de edad. Su infancia fue marcada por la miseria.

En sus “Memorias”, él cuenta algunos episodios que le dejaron marcado. Tiempo después, se mudó para Río de Janeiro, entonces Capital de la República, donde se hizo famoso. Brillante periodista y cronista perfecto, sus páginas fueron “columnas” en todos los periódicos importantes del País.

Se dedicó enteramente al arte de escribir, y por eso eran escasos los recursos financieros. A cierta altura de su vida, cuando la economía se volvió menguada, tuvo la idea de cambiar de estilo. Seguir leyendo “Humberto de Campos”

Dios siempre

FaroCuando caminamos por la senda de las pruebas de esta vida, es normal que en este trayecto de aprendizaje los días sean en muchos cosas, difíciles de llevar, sin embargo se hace muy importante la continuidad en el bien, y la insistencia en derrumbar todo pensamiento que este alejado de la caridad.

Sin embargo, siempre tenemos que tener presente que en todo tenemos que actuar en el bien, pues aun en las cosas más simples de la vida, aun allí, tenemos que hacer el bien.

Cuando comenzamos un nuevo día tenemos infinidad de oportunidades para mejorar, pues el Padre siempre nos da todas las herramientas para siempre mejorar. Importante procurar el bien, mas también comenzar a trabajar en nuestra transformación interior. Seguir leyendo “Dios siempre”

De viaje

andre_luiz_espirituDistribuir, durante el lapso de su viaje, exhortaciones de alegría y esperanza entre quienes compartiesen su itinerario. El verdadero espírita jamás pierde oportunidad de hacer el bien.

Tratar generosamente a los compañeros de trayecto. La calidad de la fe que nos alienta se trasparenta en toda acción.

Ceder, dentro de las posibilidades naturales, las mejores ubicaciones entre el pasaje a las personas más necesitadas. Un gesto simple define a una causa.

Sin olvidar los propios objetivos, prever, por medio de un estudio juicioso y detallado, los tropiezos y las metas del viaje. La previsión exige vigilancia. Seguir leyendo “De viaje”

Henri Sausse

Henri_SausseHenri Sausse nace el 6 de mayo de 1851 en Lyon (Francia). En 1869, año en que desencarna Allan Kardec, con tal solo 18 años se hace socio del grupo Finet, grupo espírita que mantiene reuniones semanales en casa del Sr. Finet. Henri Sausse se interesa por la doctrina y se propone estudiarla para entenderla mejor y poder divulgarla a los demás.

En 1873, en Lyon, los grupos espíritas son comparados con los anarquistas por lo que sufren persecuciones y medidas prohibitivas son tomadas contra ellos sin ningún motivo. El grupo Finet desaparece y Henri Sausse junto con algunos médiums se reúnen en su casa de la calle Mazenod, para continuar las sesiones. Tras cada sesión se quemaban las comunicaciones para evitar dejar ninguna huella hasta que mas tarde cuando pasó la tempestad, retomaron sus reuniones tres veces a la semana en el nº 14 de la calle Moncey en casa de una pareja de espíritas hasta que murió el Sr. Finet. Seguir leyendo “Henri Sausse”

Abnegación

foto_emmanuelEn el estudio de la abnegación, fijemos en Cristo el ejemplo máximo. Emisario de Dios entre los hombres, podía exigir un palacio para nacer, mas prefirió asilarse en el refugio de los animales.

Podía frecuentar, en la niñez, los más altos gremios filosóficos y religiosos de la nación que lo contaba entre los suyos; sin embargo, prefirió las rudas experiencias de la carpintería de Nazaret.

Podía adherirse a los programas de dominación de los jefes en Jerusalén, imponiéndoles su condición de misionero excepcional; sin embargo, prefirió incorporarse al trabajo de pescadores humildes, revelándose a ellos sin violencia. Seguir leyendo “Abnegación”

Comunicaciones apócrifas XXXIV

allank¡Qué hermosa es la naturaleza! ¡Qué prudente es la Providencia en su previsión! Pero vuestra ceguedad y vuestras pasiones humanas impiden el tomar paciencia en la prudencia y bondad de Dios. Os lamentáis de la más ligera nubecilla, del menor retardo en vuestras previsiones; sabed, pues, hombres impacientes que dudáis, que nada sucede sin un motivo siempre previsto, siempre premeditado en provecho de todos.

La razón de lo que procede es para reducir a la nada, hombres timoratos e hipócritas, todas vuestras previsiones de mal año para vuestras cosechas. Dios inspira a menudo la inquietud a los hombres por su porvenir para impulsarles a la previsión; y veis cuán grandes son los medios para hacer a vuestros temores sembrados con designio, y que lo más a menudo ocultan pensamiento ávidos más bien que una idea de una prudente previsión inspirada por un sentimiento de humanidad en provecho de los pequeños. Seguir leyendo “Comunicaciones apócrifas XXXIV”

Poema para Dios

meninaoracomflorUn día el alma despierta y se encanta con la mañana que se despereza en el horizonte. Se siente como flotar por encima y más allá de la escala humana. Entonces, se acuerda que es hija de un Padre amoroso y bueno.

Recuerda a un Creador que todo lo provee para todos. Y llena de gratitud, desborda su alma en versos: Dios, Inteligencia de las inteligencias, Causa de las causas, Ley de las leyes, Principio de los principios, Razón de las razones, Conciencia de las conciencias.

Tenía razón Isaac Newton al descubrirse cada vez que pronunciaba Vuestro nombre. Dios, Padre bondadoso, yo encuentro a Vos en la naturaleza, Vuestra hija y nuestra madre. Reconozco a Vos, Señor, en la poesía de la creación, en el viento que tañe armonías en la cabellera de los árboles. En los colores que se presentan en tan variados matices y gradaciones. Seguir leyendo “Poema para Dios”

Navegación de entradas

1 2 3 457 458 459 460 461 462 463 471 472 473
Volver arriba