Convite a la renovación

foto_joannaTransformaos por la renovación de vuestra mente, para que probéis cual es la buena, agradable y perfecta voluntad de Dios” (Romanos: capitulo 12, versículo 2)

Ante los frecuentes fracasos, que te dejan surcos vigorosos, necesario examinar en profundidad sus causas determinantes.

Los métodos arraigados consecuentes de hábitos prolongados, promueven lamentables resultados.

Renovación es medida urgente frente a los impositivos de la revisión de conceptos y actitudes a que te aferras.

Leer másConvite a la renovación

Guerra y paz

piresEs difícil que entendamos la actitud de aquellos que, caminando hombro con hombro con nosotros en largas caminatas en el camino de la Verdad y del bien, súbitamente rompen la antigua unión y pasan a tratarnos como adversarios. Más difícil aún comprender agresiones, y calumnias proferidas por la boca de amigos y compañeros que ayer solo tenían con nosotros palabras de elogio y cariño. Y todo se confunde en el temporal de las incongruencias y absurdos, cuando el único motivo de la ruptura fue el hecho de no habernos apartado del camino recto.

¿Qué razones tenían los compañeros amotinados para acusarnos, hoy, de aquello que ayer mismo alababan? ¿Por qué extraños motivos no buscan debatir sus dudas con nosotros en plena igualdad, a base del raciocinio fraterno? ¿Por qué huyen de nosotros y nos acusan por detrás?

Leer másGuerra y paz

Sombrero a plazos

xavierEl Sr Armandinho es uno de los habitantes más viejos de Pedro Leopoldo. Fue compañero de infancia del Sr. João Cândido, padre de Chico. Posee una bien surtida casa de negocio, en frente del Hotel Diniz. Nos contó Lindos Casos del querido médium, que él conoció desde niño, habiendo acompañado todas las fases buenas o dolorosas de su vida.

Lo quiere como a un hijo. Y, de entre muchos, nos contó, para publicar, estos dos:

Chico fue siempre una criatura bondadosa, servicial, humilde, pobre y honesto. En una ocasión, debía acompañar al Dr Rómulo Joviano, su jefe, a una excursión lejos de Pedro Leopoldo. Y, porque no tenía sombrero, me buscó.

Leer másSombrero a plazos

Las bases de la Iglesia Cristiana

Jesus.templo“Los filósofos del mundo siempre pontificaron de cátedras confortables, mas nunca descendieron al plano de la acción personal, al lado de los más infortunados de la suerte. Jesús renovó, con ejemplos divinos, todo el sistema de predicar la virtud. Llamando a si a los afligidos y a los enfermos, inauguró en el mundo la formula de la verdadera benemerencia social” (1)

Las festividades de la Pascua, (2), en Palestina del año 33, (3) terminaron de forma inesperada, gravando en el corazón de los Apóstoles las penosas lecciones del calvario. El Maestro se dejó inmolar, aceptando el supremo sacrificio sin ninguna reprobación o murmuro. De alma envuelta en perplejidad y tristeza, el colegio apostólico se dispersó. Jesús, sin embargo, compadeciéndose de la fragilidad humana, resurgió de las sombras de la muerte confirmando la inmortalidad del alma. La noticia se esparció rápidamente, nutriendo el corazón de los seguidores de inmortal esperanza.

Leer másLas bases de la Iglesia Cristiana

Sé amigo de ti mismo

relaciones_espiritualesPor donde nos movemos en el mundo, vemos almas atormentadas por el sentimiento de soledad, por la sensación de abandono en que se ven, ansiosas por formar vínculos de amistad, a pesar de no saber cómo hacerlo. En tales casos, se hace necesario un mayor cuidado, ya que la ansiedad acostumbra precipitar negativamente las cosas en la vida.

Es común que, en el afán de hacer amigos, la persona se comprometa con gente de malas costumbres morales, viciosa o portadora de complicaciones graves. Así ocurre en la búsqueda de amistades, como en la búsqueda de pareja para el matrimonio. De ningún modo vale la pena. Muy coherente es el dicho popular que dice: Mejor solo que mal acompañado.

Leer másSé amigo de ti mismo

Duelo

kardec¿El duelo puede ser considerado como un caso de legítima defensa?
No, es un homicidio y un hábito absurdo, digno de los bárbaros. Con una civilización más avanzada y más moral, el hombre comprenderá que el duelo es tan ridículo, como los combates que se consideraron otrora como el juicio de Dios.

¿El duelo puede ser considerado como un homicidio de la parte de aquel que, conociendo su propia flaqueza, está más o menos seguro de sucumbir?
Es un suicidio.

¿Y cuándo las oportunidades son iguales, es un homicidio o un suicidio?
Es uno y otro. En todos los casos, inclusive en aquellos en que las oportunidades son iguales, el duelista es culpable, primero porque él atenta fríamente y a propósito deliberado contra la vida de su semejante; en segundo lugar, porque expone su propia vida inútilmente y sin provecho para nadie.

Leer másDuelo

Frente a los sueños

andreluzEncarar con naturalidad los sueños que pueda tener durante el descanso físico, sin preocuparse ni afligirse por acontecimientos o ideas que extraiga de ellos.

Hay más sueños en la vigilia que en el sueño natural.

Reflexionar siempre sobre las lecciones edificantes de tal o cual cuadro entrevisto en el sueño.

En todo hay siempre una lección.

Repudiar las interpretaciones supersticiosas que pretendan relacionar los sueños con los juegos de azar y acontecimientos mundanos, dilapidando preciosos recursos y oportunidades de la existencia con preocupaciones fútiles y viciosas.

Leer másFrente a los sueños

Espiritismo

kardec“Son llegados los tiempos en que la enseñanza de Cristo debe recibir su complemento; en que el velo con que se cubrió a propósito ciertas partes de esas enseñanzas tienen que ser levantados; en que la ciencia, dejando de ser exclusivamente materialista, debe tomar en cuenta el elemento espiritual; en que la religión cese de desconocer las inmutables leyes orgánicas de la materia; y esas dos fuerzas, ciencia y religión, apoyándose una en otra y marchando de consumo, se presten mutuo apoyo.

Entonces la religión, que ya no será desmentida por la ciencia, adquirirá un poder inquebrantable, por que estará de acuerdo con la razón y no se podrá oponerle la lógica irresistible de los hechos.

Leer másEspiritismo