Los primeros minutos de un muerto

ChicoAkardecObservaciones del Organizador Arnaldo Rocha, del Grupo “Meimei”. En el horario reservado a la Instrucción, en la noche de 14 de junio de 1955, nuestro grupo recogió un expresivo mensaje del Hermano G, en el que nos informa sobre sus primeros minutos en la Vida Espiritual. Nos corresponde esclarecer que el comunicante, político y administrador de méritos indiscutibles, recientemente desencarnado, estuvo antes en nuestra Casa de Oraciones, bajo la custodia de amigos espirituales que amparaban su necesaria y justa recuperación. Entonces, se mostraba enfermizo e indispuesto, pero en poco tiempo -reanimado y fortalecido-, retornó a nuestro templo, donde nos suministró las valiosas impresiones que pasamos a transcribir.

Leer másLos primeros minutos de un muerto

Angustia

foto_joannaEl filosofo Kierkegaard considera la angustia como siendo una determinación que revela la condición espiritual del hombre, en el caso que se manifiesta psicológicamente de manera ambigua y lo despierte para la posibilidad de ser libre. La angustia es la terrible agonía que limita al ser en una estrechez de paredes de la insatisfacción, frente a la falta de objetivo y de esencialidad de la existencia.

Resultado de innúmeras incomodidades morales, se expresa en desinterés enfermizo y fuga, que pune al ser, llevándolo a graves trastornos psicológicos. Radicada en el Espíritu, se exterioriza como resentimiento de la vida, proceso de desestructuración de la personalidad, irritación e infelicidad.

Leer másAngustia

El anillo

sabio-Vengo, maestro, porque me siento tan poca cosa que no tengo fuerzas para hacer nada. Me dicen que no sirvo, que no hago nada bien, que soy torpe y bastante tonto. ¿Cómo puedo mejorar? ¿Qué puedo hacer para que me valoren más?

El maestro sin mirarlo, le dijo:

-Cuanto lo siento muchacho, no puedo ayudarte, debo resolver primero mi propio problema. Quizá después…- y haciendo una pausa agregó: si quisieras ayudarme tú a mí, yo podría resolver este problema con más rapidez y después tal vez te pueda ayudar.

Leer másEl anillo

Francisco Cándido Xavier – Parte 3

“Amigo y Mentor”

chico-felizEl año de 1932 reservaría a Chico la alegría de otro encuentro decisivo para su desempeño de médium serio, modesto, devotado y seguro, según el concepto de Allan Kardec, en el capitulo XVI, ítem 197, de El libro de los Médiums.

Lanzado el Parnaso más allá del Túmulo, he aquí que lo Alto le envió la amistad de Antônio Wantuil de Freitas, entonces en el ejercicio de periodista, a servicio del Consolador Prometido, a través de las páginas del periódico «La verdad», de Rio de Janeiro. Wantuil le escribió, en nombre del Espíritu abuelita Virginia, entidad benévola que lo amparaba en la noble tarea de divulgador del Espiritismo, enviándole diez libros espiritas,

Leer másFrancisco Cándido Xavier – Parte 3

La Biblia

bibliaLa Biblia ha sido vista como la palabra de Dios, que no puede ser cuestionada, solo obedecida. Ocurre que el ser humano evoluciona con el pasar del tiempo. La mentalidad de la humanidad actual es bien diferente de aquella que marco los siglos y los milenios pasados. Es la fuerza de la vida impulsando a la criatura para adelante, modificando su óptica, sus enfoques, sus conceptos, sus concepciones. Es como alguien que va subiendo por las laderas de una colina; cuanto más sube, más va ampliando la extensión del horizonte que su vista alcanza. De lo que era bueno en los milenios pasados, no todo continúa sirviendo en los días actuales.

En la Biblia encontramos dos tipos de mentalidad. El del Antiguo Testamento asentada en las leyes de Moisés, que cobraba “ojo por ojo y diente por diente”.

Leer másLa Biblia

Sublime renovación

humberto-de-camposSe cuenta que Santiago, Hijo de Alfeo, el discípulo de Jesús extremadamente ligado a la Ley Antigua, algunos meses después de la crucifixión se tomó de profunda nostalgia del redentor y, suspirando por recibir la visita divina, se apartó de los compañeros de apostolado, solicitando delicioso retiro, en las adyacencias de Nazaret. Él, que pretendía conciliar los principios de Cristo con las enseñanzas de Moisés, no toleraba los disturbios de la multitud.

¿No sería más justo – pensaba – aguardar al Señor en la quietud del campo y en la bendición de la oración? ¿Por qué mezclarse con los gentíos irreverentes? Simón y los demás cooperadores habían permanecido en Jerusalén, confundiéndose con meretrices y malhechores. Viérales el sacrificio a favor de los leprosos y de los locos, de las madres desdichadas y de los niños abandonados, pero no desconocía que, entre los sufrientes que los rodeaban, surgían oportunistas y ladrones.

Leer másSublime renovación

Mira en los niños el futuro

auto-amorMira en los niños el futuro de la humanidad.

Procura, por lo tanto, ser solidario con las actividades que benefician a los niños.

Piensa que cada uno de ellos podría ser un hijo querido de tu corazón.

Colabora en la recuperación de los niños difíciles con tu ejemplo digno y noble.

En todos los sectores, los niños son el futuro y, por eso, es necesario asistirlos atentamente en sus necesidades.

Leer másMira en los niños el futuro

Francisco Cándido Xavier – Parte 2

ChicoPrimeros pasos en la vida terrena

Nuestro hermano reencarnó el 2 de abril de 1910, en la pequeña ciudad de Pedro Leopoldo, en Minas Gerais, siendo bautizado con el nombre de Francisco de Paula Cándido. (3) De origen muy humilde, Chico era hijo del operario João Cândido Xavier y de la lavandera María João de Deus, desencarnados respectivamente el 6-12-1960 y 29-9-1915.

(3) Solo en abril de 1966, Chico pidió la rectificación de su nombre Francisco de Paula Cândido por Francisco Cândido Xavier, lo que fue judicialmente autorizado.

Las apariciones del Espíritu de su madre, cuando de niño aun no había completado cinco años, señalaron los primeros fenómenos de clarividencia y clauridiencia que se ofrecían a sus facultades mediúmnicas, los cuales, proporcionaron gran alegría a su alma infantil, también le valió castigos e incomprensiones por parte de quien creía que todo era invenciones de un niño travieso.

Leer másFrancisco Cándido Xavier – Parte 2

Ayúdate y el cielo te ayudará

kardec17. Pedid, y se os dará: buscad y hallaréis: llamad y se os abrirá – Porque todo el que pide recibe; y el que busca, halla; y al que llame, se le abrirá. ¿O quién de vosotros es el hombre, a quien si su hijo le pidiere pan, le dará una piedra? -¿O si le pidiere un pez, por ventura le dará una serpiente? – Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos: ¿Cuánto más vuestro Padre que está en los cielos, dará bienes a los que se los pidan? (San Mateo, cap. VII, y. de 7 a 11).

Leer másAyúdate y el cielo te ayudará

Sebastián Carolino Dos Santos

chico-jovenAl salir de Rio, en la tarde del 4 de marzo de 1956, nuestra tía Luiza Gama dos Santos, conocida íntima de D.Lulu, nos recomendó:

– No te olvides de pedir en la sesión de Chico por Carolino y por mí.

– Con mucho placer, no lo olvidaremos, le afirmamos.

En Pedro Leopoldo, asistimos a las Sesiones del lunes y viernes en Luiz Gonsaga. Pedimos, en ellas por tanta gente y olvidamos el pedido de la queridísima Tía Lulu. En la sesión del día 7, lunes, a que asistimos, como despedida, en su final, Chico nos dijo:

Leer másSebastián Carolino Dos Santos

Servir más…

Humberto-de-CamposEfraín ben Assef, caudillo de Israel contra el poderío romano, había venido a Jerusalén para levantar las fuerzas de la resistencia, e informado de que Jesús, el profeta, había sido recibido festivamente en la ciudad, decidió buscarlo, en la casa de Obede, el cuidador de cabras, a fin de escucharle.

–Maestro –dijo el guerrero–, no te busco como quien desconoce la justicia de Dios, que corrige los errores del mundo, todos los días… Tengo necesidad de instrucción para mi conducta personal en el auxilio del pueblo. ¿Cómo actuar, cuándo el orgullo de otros se agiganta y obstruye nuestro camino?… ¿Cuándo la vanidad ostenta el poder y multiplica las lágrimas de quien llora?

Leer másServir más…