Comunicaciones apócrifas XXXIV

allank¡Qué hermosa es la naturaleza! ¡Qué prudente es la Providencia en su previsión! Pero vuestra ceguedad y vuestras pasiones humanas impiden el tomar paciencia en la prudencia y bondad de Dios. Os lamentáis de la más ligera nubecilla, del menor retardo en vuestras previsiones; sabed, pues, hombres impacientes que dudáis, que nada sucede sin un motivo siempre previsto, siempre premeditado en provecho de todos.

La razón de lo que procede es para reducir a la nada, hombres timoratos e hipócritas, todas vuestras previsiones de mal año para vuestras cosechas. Dios inspira a menudo la inquietud a los hombres por su porvenir para impulsarles a la previsión; y veis cuán grandes son los medios para hacer a vuestros temores sembrados con designio, y que lo más a menudo ocultan pensamiento ávidos más bien que una idea de una prudente previsión inspirada por un sentimiento de humanidad en provecho de los pequeños. Seguir leyendo “Comunicaciones apócrifas XXXIV”

Poema para Dios

meninaoracomflorUn día el alma despierta y se encanta con la mañana que se despereza en el horizonte. Se siente como flotar por encima y más allá de la escala humana. Entonces, se acuerda que es hija de un Padre amoroso y bueno.

Recuerda a un Creador que todo lo provee para todos. Y llena de gratitud, desborda su alma en versos: Dios, Inteligencia de las inteligencias, Causa de las causas, Ley de las leyes, Principio de los principios, Razón de las razones, Conciencia de las conciencias.

Tenía razón Isaac Newton al descubrirse cada vez que pronunciaba Vuestro nombre. Dios, Padre bondadoso, yo encuentro a Vos en la naturaleza, Vuestra hija y nuestra madre. Reconozco a Vos, Señor, en la poesía de la creación, en el viento que tañe armonías en la cabellera de los árboles. En los colores que se presentan en tan variados matices y gradaciones. Seguir leyendo “Poema para Dios”

Efecto de los sentimientos

Mario_MasNegándose a los sentimientos elevados, el ser transita por los sitios tumultuados del desespero a que se entrega, cuando podría ascender a las altiplanicies de la armonía que lo aguardan con plenitud. Manuel P de Miranda.

Por experiencia personal sabemos que los sentimientos elevados como alegría, gratitud, esperanza, amor, serenidad, ect, nos dejan más optimistas, con mas auto confianza, mas lucidos, en fin, nos sentimos mejores. ¿Qué tal persistir en tales sentimientos para divisar mejor la vida y saber lo que hacer? ¿Hasta cuándo vamos a ser impulsivos, agresivos, vengativos, antipáticos, rencorosos? Seguir leyendo “Efecto de los sentimientos”

Lo que ha de ser el espiritista ante Dios

Vives_miguelCuando el hombre, proceda del campo que proceda, sea religioso, ateo, filosófico, etc., entra en el Espiritismo, se le desarrolla un campo tan grande de investigaciones, que, de momento, no se da cuenta de tanta grandeza. A medida que va ensanchando sus estudios y sus experimentos, más grande es la perspectiva de lo que antes desconocía, y en todo ve la grandeza de Dios. Tanto es así, que se queda el ser maravillado ante tanta justicia, amor, belleza y poder.

Entonces ve lo que significa su individualidad en esta creación; comprende su vida eterna, a lo menos en un principio; sabe que no se halla aquí por casualidad, que no es un ser venido a la tierra sin plan ni concierto, sino que su existencia está unida al concierto universal de la creación y que nunca será abandonado, sino que está sujeto a una ley que alcanza a todos y que, como los demás seres de la humanidad, alcanzará con sus esfuerzos, más o menos tarde, su felicidad, su belleza, su sabiduría; sabe que puede retardar su progreso más o menos, pero que al fin tendrá que verse atraído por el amor universal, y tanto si quiere como no se verá un día impregnado de todo cuanto encierra de bello y grande el amor divino y que formará parte de la gran familia de espíritus felices que gozan y trabajan dentro del amor divino. Seguir leyendo “Lo que ha de ser el espiritista ante Dios”

Gustave Geley

GaleySu amigo Gastón Bourniquel se ocupó de dar a conocer la vida y obra de Gustave Geley, científico, médico e investigador de la psiquis humana. Aparentemente, la falta de datos familiares y personales de su infancia y adolescencia se debió a que a las pocas semanas de nacido, sus padres se trasladaron con él a Ginebra, Suiza y allí se establecieron. Gustave Geley nació el 13 de abril de 1868 en Monceau-les-Mines, región industrial de la Borgoña francesa, en el departamento Saône-Loira; es decir, donde estos ríos se encuentran en una tierra de castillos e iglesias romanas, de viñedos, ganado y labrantíos. Abandonó su tierra natal y a su regreso de Suiza se estableció en Lyon, donde comenzó sus estudios de medicina.

Su adolescencia y juventud se desarrollaron, entonces, en el marco antiguo de la metrópoli bimilenaria, fundada 43 años antes de nuestra era y al mismo tiempo con el empuje de la modernidad. Podemos imaginarnos que disfrutó de sus amplios vestigios romanos, de los incomparables barrios renacentistas, de las altas torres, las oportunas y altas escaleras, de sus patios con galerías unidos por amplios pasillos que permiten transitar de una calle a otra; y también, habrá admirado la catedral de Saint Jean del siglo XII que luce un basamento de mármol extraído del foro Trajano y sus cuatro torres ubicadas al pie de la colina de Fourrière. Seguir leyendo “Gustave Geley”

Vida y valores (Valorizarse para crecer)

raulCada día que vivimos en la tierra es un día significativo para nosotros. Aunque sea muy difícil vivir en el mundo -difícil, no por causa del mundo, más por causa de la gente- somos los únicos seres racionales que respiramos, sobre el planeta. De ese modo, todo tipo de confusiones es generado por nosotros, los seres inteligentes de la creación de Dios.

Los animales siguen su ciclo natural. Lo que ellos hacen esta dentro de la ley de determinismo, del instinto. Los animales no erraran jamás. Un predador, cuando destruye o mata a otro lo hace para comer y no apenas por el placer de destruir. Cuando miramos las estaciones del año, vemos como son regulares. En todos los años, las cosas se comportan del mismo modo. En invierno es frío, el verano es caluroso, el otoño de hojas amarillentas y mucho fruto y, naturalmente, la primavera de flores. El sol nace siempre en el mismo lugar y se oculta después en el mismo lugar. El resplandor de la luna realiza el mismo trabajo, el mismo resplandor. Seguir leyendo “Vida y valores (Valorizarse para crecer)”

Genética o filosofía de la vida

epigenéticaDe todas maneras, como puede confirmarlo cualquier padre y como cada vez más lo muestran los estudios científicos realizados, nacemos ya dotados de ciertos rasgos de personalidad, con determinadas características, que nos harán distintos de nuestros hermanos criados por los mismos padres en el mismo entorno. Así como la medicina clásica determinaba los cuatro temperamentos básicos y encontraba correlatos clínicos entre las enfermedades somáticas y los rasgos temperamentales, la psicogenética parece haber confirmado que algunos de nosotros hemos nacido con una personalidad predispuesta hacia el optimismo o la alegría y algunos con una personalidad predispuesta a la queja pesimista. (Lo que la ciencia no parece resolver es el gran enigma; ¿por qué estos dos tipos de personas se casan siempre con alguien del otro grupo?) Seguir leyendo “Genética o filosofía de la vida”

¿Qué es la muerte?

tumuloEl fenómeno de la muerte (del latín mors, mortis, y del griego thánatos) es, en general, estudiado en tres niveles de amplitud: a) como un fenómeno biológico natural que acontece a todos los seres vivos del Planeta; b) en lo que dice respecto a los impactos que produce en las diferentes culturas o comunidades humanas; c) según las interpretaciones espiritualistas oriundas de la filosofía y de la religión.

Las normas vigentes en la sociedad moderna determinan que la muerte sea certificada por medio de procedimientos técnicos y legales, una vez que la muerte pueda tener consecuencias para otras personas o para la Naturaleza. En el caso de ser humano, se hace la confirmación a través del Certificado de defunción, firmado por un médico. Procedimientos semejantes, de base científica, son igualmente utilizados para comprobar la muerte de seres no humanos. La aceptación de la muerte como hecho inevitable establece un trazo de unión entre todas las criaturas. Seguir leyendo “¿Qué es la muerte?”

El aborto

aborto¿Qué es el aborto? Un aborto es la terminación de un embarazo. Es la muerte y expulsión del feto antes de los cinco meses de embarazo. Hay un gran debate abierto en la cuestión de en que momento se considera que existe vida, si en el momento de la concepción o cuando se considera que el feto es capaz de sobrevivir y mantener una vida extrauterina. Según el espiritismo, existe vida desde el mismo momento de la concepción. Mucho antes de la concepción hay todo un equipo espiritual de acompañamiento y especialización en el evento. Al igual que en el planeta tierra tenemos las maternidades para acoger al recién nacido, en el plano espiritual existe el correspondiente equipo que acompaña a aquel que va a reencarnar. Seguir leyendo “El aborto”

Preciosa dádiva

MadreLa mujer llamó a la puerta de la rica casa. Estaba embarazada y ya se acercaba el día de dar a luz. La dueña de la casa vino a atender, llevando en la mirada la serenidad de los días vividos y de los dolores soportados. Señora, le dijo la embarazada:

-¿Quieres quedarte con mi bebé?

Y antes que la otra se recobrase del susto de la inesperada oferta, prosiguió:

-No lo quiero. No tengo lugar para él en mi vida. Me embaracé sin querer y no puedo mantener otra boca. Me pesa el vientre y ansío liberarme de la carga. Si usted no lo quiere, no sé lo que haré. Ya lo ofrecí a más de dos decenas de personas. Nadie lo quiere. Seguir leyendo “Preciosa dádiva”

Navegación de entradas

1 2 3 447 448 449 450 451 452 453 460 461 462
Volver arriba