El castigo

allankExposición general del estado de los culpables a su entrada en el mundo de los espíritus, dictada a la Sociedad Espiritista de París, en octubre de 1860.

“Los espíritus malos, egoístas y endurecidos, están, después de la muerte, entregados a una duda cruel sobre su destino presente y futuro. Miran a su alrededor, no ven al principio ningún objeto sobre el que puedan ejercerse sus fechorías, y la desesperación se apodera de ellos, porque el aislamiento y la inacción son intolerables para los malos espíritus: no se elevan hacia los lugares habitados por los espíritus puros. Consideran lo que les rodea, e impresionados al instante por el abatimiento de los espíritus débiles y castigados, se adhieren a ellos como a una presa, y les recuerdan sus pasadas faltas, que ponen sin cesar en acción por sus gestos irrisorios. No bastándoles esta burla, se sumergen en la Tierra como buitres hambrientos, buscan entre los hombres el alma más accesible a sus tentaciones, se apoderan de ella, exaltan su concupiscencia, procuran apagar su fe en Dios, y cuando, en fin, dueños de su conciencia, consideran su presa asegurada, extienden sobre todo lo que rodea a su víctima el fatal contagio.”

Leer másEl castigo

No te apartes

emmanuel2“Mas líbranos del mal.” – Jesús (Mateo, 6:13)

La superficie del mundo es, indiscutiblemente, la gran escuela de los espíritus encarnados.

Es imposible recoger la enseñanza, huyendo de la lección.

Nadie sabe, sin aprender.

Gran número de discípulos del Evangelio, al descubrir algunos rayos de luz espiritual, se afirman enemigos declarados de la experiencia terrestre.

Leer másNo te apartes

Recursos y caminos

Emmanuel-“Y esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye.” (1 Juan, 5:14)

Expongamos en oración al Señor nuestros obstáculos, pidiendo las precauciones que se nos hagan necesarias a la paz y a la ejecución de los encargos que la vida nos delegó; sin embargo, suplicaremos también, a Él, nos ilumine el entendimiento, para que sepamos recibir dignamente las decisiones.

No nos olvidaremos de que nuestra capacidad visual abarque, más o menos, únicamente el corto espacio de sesenta segundos de un minuto,

Leer másRecursos y caminos

La estatua de Buda

cuerpoLa estatua del Buda de barro alcanzaba casi tres metros de altura. Durante generaciones había sido considerada sagrada por los habitantes del lugar. Un día, debido al crecimiento de la ciudad, decidieron trasladarla a un sitio más apropiado.

Esta delicada tarea le fue encomendada a un reconocido monje, quien, después de planificar detenidamente, comenzó su misión. Fue tan mala su fortuna que, al mover la estatua, ésta se deslizó y cayó, agrietándose en varias partes.

Compungidos, el monje y su equipo decidieron pasar la noche meditando sobre las alternativas. Fueron unas horas largas, oscuras y lluviosas.

Leer másLa estatua de Buda

Amor

corazonUn profesor de sociología mandó sus alumnos a los barrios pobres de la ciudad de Baltimore, Estados Unidos, para realizar estudios de casos individuales de 200 chicos, haciendo una evaluación del futuro de cada uno de ellos. En todos los casos los estudiantes hicieron la siguiente evaluación: «él no tiene la más mínima posibilidad de triunfar».

Pasaron 25 años y otro profesor de Sociología se dedicó al estudio realizado. Pidió a sus alumnos que efectuasen nuevos estudios para verificar lo que había sucedido con aquellos muchachos pobres. Los estudiantes descubrieron entonces que, con excepción de 20 chicos que se habían mudado o muerto, 176 entre los 180 restantes, habían alcanzado un éxito más allá de lo común como abogados, médicos y hombres de negocios.

Leer másAmor

Momentos de silencio

foto_joannaEn el tumulto que se apodera del mundo y de las personas, resérvate algunos momentos de silencio, que se transformen en quietud interior.

La agitación, el alboroto, la habladuría, desarmonizan los centros emocionales del equilibrio.

Calla más de lo que hablas.

Reflexiona antes de exponer tu opinión.

Escucha el ruido y aléjate del chismorreo, preservándote en paz.

Este comportamiento es saludable para todos los momentos de tu vida.

Leer másMomentos de silencio

Límite del Trabajo

abueloA la pregunta (núm. 683, Libro de los Espíritus), del Codificador: “¿cuál es el límite del trabajo?”, los mentores espirituales encargados de dictarle las bases de la nueva Revelación, respondieron: “el de las fuerzas”. Eso deja claro que, siendo, como es, fuente de equilibrio físico y moral, el trabajo debe ser ejercido por tanto tiempo como nos mantengamos útiles.

Existen naciones, inclusive Brasil, donde se considera una conquista social la divulgación de leyes previsoras que permiten al hombre cruzarse de brazos con menos de cincuenta años de edad. Creemos que se trata de un gran error, pues no hay sistema económico que resista a esa aberración de millones y millones de hombres, llenos de vitalidad, ganar sin producir.

Leer másLímite del Trabajo

Mayorales

Emmanuel2“Y él, sentándose, llamó a los doce y les dijo: Si alguno quisiera ser el primero, será el último de todos y siervo de todos.” – (Marcos, 9:35)

Ser de los primeros en la Tierra no es problema de solución complicada. Hay mayorales en el mundo en todas las situaciones.

La ciencia, la filosofía, el sacerdocio, tanto como la política, el comercio y las finanzas pueden exhibirlos, fácilmente.

Los hombres principales de la ciencia, con legítimas excepciones, acostumbran ser grandes presuntuosos; los de la filosofía, ingeniosos sofistas del pensamiento; los del sacerdocio, fanáticos sin comprensión de la verdadera fe.

Leer másMayorales

Alta mar

emmanuel«Y, cuando acabó de hablar, dijo a Simón: Hazte a alta mar, y lanzad vuestras redes para pescar.» — (Lucas, 5:4.)

Este versículo nos lleva a meditar en los compañeros de lucha que se sienten abandonados en la experiencia humana. Inquietante sensación de soledad les corta el corazón. Lloran de nostalgia, de dolor, renovando sus propias amarguras.

Creen que el destino les reservó la taza de la infinita amargura. Rememoran, compungidos, los días de la infancia, de la juventud, de las esperanzas deshechas en los conflictos del mundo. En lo íntimo, experimentan, a cada instante, el vago tropel de las reminiscencias que les dilatan las impresiones de vacío.

Leer másAlta mar

Allan Kardec y el Humanismo

AllanKardec1Al concebir el ser humano como un espíritu inmortal, libre, perfectible, el Humanismo Espírita se sitúa en una vía alternativa entre el nihilismo de la concepción materialista y el dogmatismo de la ideología judeo cristiana. Se trata de una visión optimista, ennoblecedora, emancipadora, que valoriza y engrandece el ser humano sobre un enfoque espiritualista y deísta, no fatalista, sin los prejuicios del espíritu de sistema, del fundamentalismo y del sectarismo religioso, y contrario a cualquier tipo de autoindulgencia.

El pensar humanista y la acción humanitaria son una de las características de la praxis (práctica) espírita, cuyos atributos y características peculiares se hayan determinados por la libertad y la modificación. El Espiritismo es, al mismo tiempo, humanista y humanitario. Humanista, por el rescate de la dignidad humana, en el aquí y ahora, sin fijar los ojos en el pasado palenginésico y sin perderse en una visionaria y alineante idealización del Más allá.

Leer másAllan Kardec y el Humanismo