Humberto de Campos

HumbertoHumberto de Campos nació en una pequeña localidad de Piritiba, en el Maranhâo, Brasil, en 1886. Fue un niño pobre. Estudió con esfuerzo y sacrificio. Quedó huérfano de padre a los 5 años de edad. Su infancia fue marcada por la miseria.

En sus “Memorias”, él cuenta algunos episodios que le dejaron marcado. Tiempo después, se mudó para Río de Janeiro, entonces Capital de la República, donde se hizo famoso. Brillante periodista y cronista perfecto, sus páginas fueron “columnas” en todos los periódicos importantes del País.

Se dedicó enteramente al arte de escribir, y por eso eran escasos los recursos financieros. A cierta altura de su vida, cuando la economía se volvió menguada, tuvo la idea de cambiar de estilo. Seguir leyendo “Humberto de Campos”

Dios siempre

FaroCuando caminamos por la senda de las pruebas de esta vida, es normal que en este trayecto de aprendizaje los días sean en muchos cosas, difíciles de llevar, sin embargo se hace muy importante la continuidad en el bien, y la insistencia en derrumbar todo pensamiento que este alejado de la caridad.

Sin embargo, siempre tenemos que tener presente que en todo tenemos que actuar en el bien, pues aun en las cosas más simples de la vida, aun allí, tenemos que hacer el bien.

Cuando comenzamos un nuevo día tenemos infinidad de oportunidades para mejorar, pues el Padre siempre nos da todas las herramientas para siempre mejorar. Importante procurar el bien, mas también comenzar a trabajar en nuestra transformación interior. Seguir leyendo “Dios siempre”

De viaje

andre_luiz_espirituDistribuir, durante el lapso de su viaje, exhortaciones de alegría y esperanza entre quienes compartiesen su itinerario. El verdadero espírita jamás pierde oportunidad de hacer el bien.

Tratar generosamente a los compañeros de trayecto. La calidad de la fe que nos alienta se trasparenta en toda acción.

Ceder, dentro de las posibilidades naturales, las mejores ubicaciones entre el pasaje a las personas más necesitadas. Un gesto simple define a una causa.

Sin olvidar los propios objetivos, prever, por medio de un estudio juicioso y detallado, los tropiezos y las metas del viaje. La previsión exige vigilancia. Seguir leyendo “De viaje”

Henri Sausse

Henri_SausseHenri Sausse nace el 6 de mayo de 1851 en Lyon (Francia). En 1869, año en que desencarna Allan Kardec, con tal solo 18 años se hace socio del grupo Finet, grupo espírita que mantiene reuniones semanales en casa del Sr. Finet. Henri Sausse se interesa por la doctrina y se propone estudiarla para entenderla mejor y poder divulgarla a los demás.

En 1873, en Lyon, los grupos espíritas son comparados con los anarquistas por lo que sufren persecuciones y medidas prohibitivas son tomadas contra ellos sin ningún motivo. El grupo Finet desaparece y Henri Sausse junto con algunos médiums se reúnen en su casa de la calle Mazenod, para continuar las sesiones. Tras cada sesión se quemaban las comunicaciones para evitar dejar ninguna huella hasta que mas tarde cuando pasó la tempestad, retomaron sus reuniones tres veces a la semana en el nº 14 de la calle Moncey en casa de una pareja de espíritas hasta que murió el Sr. Finet. Seguir leyendo “Henri Sausse”

Abnegación

foto_emmanuelEn el estudio de la abnegación, fijemos en Cristo el ejemplo máximo. Emisario de Dios entre los hombres, podía exigir un palacio para nacer, mas prefirió asilarse en el refugio de los animales.

Podía frecuentar, en la niñez, los más altos gremios filosóficos y religiosos de la nación que lo contaba entre los suyos; sin embargo, prefirió las rudas experiencias de la carpintería de Nazaret.

Podía adherirse a los programas de dominación de los jefes en Jerusalén, imponiéndoles su condición de misionero excepcional; sin embargo, prefirió incorporarse al trabajo de pescadores humildes, revelándose a ellos sin violencia. Seguir leyendo “Abnegación”

Comunicaciones apócrifas XXXIV

allank¡Qué hermosa es la naturaleza! ¡Qué prudente es la Providencia en su previsión! Pero vuestra ceguedad y vuestras pasiones humanas impiden el tomar paciencia en la prudencia y bondad de Dios. Os lamentáis de la más ligera nubecilla, del menor retardo en vuestras previsiones; sabed, pues, hombres impacientes que dudáis, que nada sucede sin un motivo siempre previsto, siempre premeditado en provecho de todos.

La razón de lo que procede es para reducir a la nada, hombres timoratos e hipócritas, todas vuestras previsiones de mal año para vuestras cosechas. Dios inspira a menudo la inquietud a los hombres por su porvenir para impulsarles a la previsión; y veis cuán grandes son los medios para hacer a vuestros temores sembrados con designio, y que lo más a menudo ocultan pensamiento ávidos más bien que una idea de una prudente previsión inspirada por un sentimiento de humanidad en provecho de los pequeños. Seguir leyendo “Comunicaciones apócrifas XXXIV”

Poema para Dios

meninaoracomflorUn día el alma despierta y se encanta con la mañana que se despereza en el horizonte. Se siente como flotar por encima y más allá de la escala humana. Entonces, se acuerda que es hija de un Padre amoroso y bueno.

Recuerda a un Creador que todo lo provee para todos. Y llena de gratitud, desborda su alma en versos: Dios, Inteligencia de las inteligencias, Causa de las causas, Ley de las leyes, Principio de los principios, Razón de las razones, Conciencia de las conciencias.

Tenía razón Isaac Newton al descubrirse cada vez que pronunciaba Vuestro nombre. Dios, Padre bondadoso, yo encuentro a Vos en la naturaleza, Vuestra hija y nuestra madre. Reconozco a Vos, Señor, en la poesía de la creación, en el viento que tañe armonías en la cabellera de los árboles. En los colores que se presentan en tan variados matices y gradaciones. Seguir leyendo “Poema para Dios”

Efecto de los sentimientos

Mario_MasNegándose a los sentimientos elevados, el ser transita por los sitios tumultuados del desespero a que se entrega, cuando podría ascender a las altiplanicies de la armonía que lo aguardan con plenitud. Manuel P de Miranda.

Por experiencia personal sabemos que los sentimientos elevados como alegría, gratitud, esperanza, amor, serenidad, ect, nos dejan más optimistas, con mas auto confianza, mas lucidos, en fin, nos sentimos mejores. ¿Qué tal persistir en tales sentimientos para divisar mejor la vida y saber lo que hacer? ¿Hasta cuándo vamos a ser impulsivos, agresivos, vengativos, antipáticos, rencorosos? Seguir leyendo “Efecto de los sentimientos”

Lo que ha de ser el espiritista ante Dios

Vives_miguelCuando el hombre, proceda del campo que proceda, sea religioso, ateo, filosófico, etc., entra en el Espiritismo, se le desarrolla un campo tan grande de investigaciones, que, de momento, no se da cuenta de tanta grandeza. A medida que va ensanchando sus estudios y sus experimentos, más grande es la perspectiva de lo que antes desconocía, y en todo ve la grandeza de Dios. Tanto es así, que se queda el ser maravillado ante tanta justicia, amor, belleza y poder.

Entonces ve lo que significa su individualidad en esta creación; comprende su vida eterna, a lo menos en un principio; sabe que no se halla aquí por casualidad, que no es un ser venido a la tierra sin plan ni concierto, sino que su existencia está unida al concierto universal de la creación y que nunca será abandonado, sino que está sujeto a una ley que alcanza a todos y que, como los demás seres de la humanidad, alcanzará con sus esfuerzos, más o menos tarde, su felicidad, su belleza, su sabiduría; sabe que puede retardar su progreso más o menos, pero que al fin tendrá que verse atraído por el amor universal, y tanto si quiere como no se verá un día impregnado de todo cuanto encierra de bello y grande el amor divino y que formará parte de la gran familia de espíritus felices que gozan y trabajan dentro del amor divino. Seguir leyendo “Lo que ha de ser el espiritista ante Dios”

Gustave Geley

GaleySu amigo Gastón Bourniquel se ocupó de dar a conocer la vida y obra de Gustave Geley, científico, médico e investigador de la psiquis humana. Aparentemente, la falta de datos familiares y personales de su infancia y adolescencia se debió a que a las pocas semanas de nacido, sus padres se trasladaron con él a Ginebra, Suiza y allí se establecieron. Gustave Geley nació el 13 de abril de 1868 en Monceau-les-Mines, región industrial de la Borgoña francesa, en el departamento Saône-Loira; es decir, donde estos ríos se encuentran en una tierra de castillos e iglesias romanas, de viñedos, ganado y labrantíos. Abandonó su tierra natal y a su regreso de Suiza se estableció en Lyon, donde comenzó sus estudios de medicina.

Su adolescencia y juventud se desarrollaron, entonces, en el marco antiguo de la metrópoli bimilenaria, fundada 43 años antes de nuestra era y al mismo tiempo con el empuje de la modernidad. Podemos imaginarnos que disfrutó de sus amplios vestigios romanos, de los incomparables barrios renacentistas, de las altas torres, las oportunas y altas escaleras, de sus patios con galerías unidos por amplios pasillos que permiten transitar de una calle a otra; y también, habrá admirado la catedral de Saint Jean del siglo XII que luce un basamento de mármol extraído del foro Trajano y sus cuatro torres ubicadas al pie de la colina de Fourrière. Seguir leyendo “Gustave Geley”

Vida y valores (Valorizarse para crecer)

raulCada día que vivimos en la tierra es un día significativo para nosotros. Aunque sea muy difícil vivir en el mundo -difícil, no por causa del mundo, más por causa de la gente- somos los únicos seres racionales que respiramos, sobre el planeta. De ese modo, todo tipo de confusiones es generado por nosotros, los seres inteligentes de la creación de Dios.

Los animales siguen su ciclo natural. Lo que ellos hacen esta dentro de la ley de determinismo, del instinto. Los animales no erraran jamás. Un predador, cuando destruye o mata a otro lo hace para comer y no apenas por el placer de destruir. Cuando miramos las estaciones del año, vemos como son regulares. En todos los años, las cosas se comportan del mismo modo. En invierno es frío, el verano es caluroso, el otoño de hojas amarillentas y mucho fruto y, naturalmente, la primavera de flores. El sol nace siempre en el mismo lugar y se oculta después en el mismo lugar. El resplandor de la luna realiza el mismo trabajo, el mismo resplandor. Seguir leyendo “Vida y valores (Valorizarse para crecer)”

Genética o filosofía de la vida

epigenéticaDe todas maneras, como puede confirmarlo cualquier padre y como cada vez más lo muestran los estudios científicos realizados, nacemos ya dotados de ciertos rasgos de personalidad, con determinadas características, que nos harán distintos de nuestros hermanos criados por los mismos padres en el mismo entorno. Así como la medicina clásica determinaba los cuatro temperamentos básicos y encontraba correlatos clínicos entre las enfermedades somáticas y los rasgos temperamentales, la psicogenética parece haber confirmado que algunos de nosotros hemos nacido con una personalidad predispuesta hacia el optimismo o la alegría y algunos con una personalidad predispuesta a la queja pesimista. (Lo que la ciencia no parece resolver es el gran enigma; ¿por qué estos dos tipos de personas se casan siempre con alguien del otro grupo?) Seguir leyendo “Genética o filosofía de la vida”

Navegación de entradas

1 2 3 443 444 445 446 447 448 449 457 458 459
Volver arriba