Herederos

emmanuel2“Y si nosotros somos hijos, luego, somos herederos también, herederos de Dios y coherederos de Cristo.” – Pablo (Romanos, 8:17)

Incomprensiblemente, muchas escuelas religiosas, a través de sus expositores, relegan al hombre a la esfera de la miseria absoluta. Púlpitos, tribunas, plazas, libros y periódicos están repletos de tremendas acusaciones.

Los hijos de la Tierra son catalogados como reos de la última pena.

Nadie contesta que el hombre, en la condición de alumno en crecimiento en la Sabiduría Universal, ha errado en todos los tiempos; nadie ignora que el crimen aún obceca, muchas veces, el pensamiento de las criaturas terrestres; entretanto, es indispensable establecer la verdad esencial.

Leer másHerederos

Como debemos actuar para ser felices en la vida espiritual

FantasmaBuenas noches nos dé Dios: Yo soy, hermanos queridos, un ser llegado a este mundo de los espíritus hace poco tiempo y al decir «tiempo» me refiero a vuestra medida.

Me vais a permitir que os exponga mis impresiones del tránsito: He venido a la conclusión que nosotros somos los propios artífices de nuestra dicha o desdicha en nuestra vida espiritual. Si cogemos una gubia y la ponemos en las manos de un artista, con esa herramienta puede representar una flor, puede hacer una figura y, sobre todo, puede practicar perfectamente el arte; pero con esa misma herramienta puede abrir el corazón de un semejante. Quiero decir con esto que el hombre sabe perfectamente cuándo debe hacer el bien y cuándo lo ha hecho. Es decir, que está la Ley de Dios tan definida y tan clara en nosotros, que tenemos total conocimiento para discernir lo bueno de lo malo y es de nuestra elección practicar una u otra cosa.  Por consecuencia, somos nosotros los artífices de nuestro porvenir.

Leer másComo debemos actuar para ser felices en la vida espiritual

De la aprensión a la muerte

allan-kardec-tratado5El hombre, sea cual fuere el grado de la escala al que pertenezca, desde el estado salvaje, tiene el sentimiento innato del futuro. Le dice la intuición que la muerte no es la última palabra de la existencia y que aquellos que lamentamos no están perdidos sin retorno. La creencia en el futuro es intuitiva y infinitamente, más general que la de la nada. ¿Cómo es pues, que, entre los que creen en la inmortalidad del alma, aun se encuentra tanto apego a la cosas de la Tierra, y tan grande aprensión a la muerte?

La aprensión a la muerte es el efecto de la sabiduría de la providencia, y una consecuencia del instinto de conservación común a todos los seres vivos. Ella es necesaria en tanto el hombre no esté bastante esclarecido en cuanto a las condiciones de la vida futura, como contra peso a la tendencia que, sin ese freno, lo llevaría a dejar prematuramente la vida terrestre, a menospreciar el trabajo de aquí, que debe servirle para su adelantamiento.

Leer másDe la aprensión a la muerte

Eres joven

pastorinoTú, que eres joven, construye la felicidad sobre bases sólidas.

La felicidad no depende de los otros sino de nosotros mismos.

Si alguien quiere desviarte del buen camino, no lo acompañes; continua por el buen camino pues solo así conseguirás la alegría para tu corazón.

Estudia todo lo que puedas, escucha los consejos de tus padres, se puro y sincero en tus afectos, porque así construirás una vida noble y digna.

Leer másEres joven

Mandato personal

Emmanuel“Según cada uno ha recibido un don especial, úselo sirviéndoos los unos a los otros…” (I Pedro, 4:10)

Forzoso consideres el valor de la tarea en tus manos. Ella se define por mandato de lo Alto, designio de Dios en ti y junto a ti.

Indudablemente, es preciso nos acomodemos a la convicción de que nada somos y ni realizamos sin Dios. Eso, sin embargo, no nos exonera de la obligación de anotar el sentido particular de las responsabilidades que nos fueron concedidas.

De modo alguno deseamos inducirnos a la hipertrofia de la personalidad, cuando todo nos determina a la extensión de la vanidad y del orgullo.

Leer másMandato personal

Tus encargos

mas_alla“…Sed, pues, vosotros perfectos, así como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto.” – Jesús (Mateo 5:48)

Cada cual, de nosotros, conforme las leyes que nos rigen, se encuentra hoy en el lugar correcto, con las criaturas adecuadas y en las circunstancias justas, necesarias al trabajo que nos compete efectuar, en la pauta de nuestro propio merecimiento.

Observa los encargos que te honorifican la existencia como siendo, de ese modo, actividades de alta significación en tu beneficio, dado que se originan todos ellos en la cima de la realización a que, de momento, te puedes consagrar.

Leer másTus encargos

Fortaleza

emmanuel“Sabiendo que la tribulación produce fortaleza.” – Pablo (Romanos, 5:3)

¿Queréis fortaleza? No os esquivéis a la tempestad.

Mucha gente pretende fortalecerse al precio de rogativas para evitar el servicio áspero. Llegada la preciosa oportunidad de testimoniar la fe, los creyentes se internan, de manera general, por los largos caminos de la fuga, creyéndose seguros. Entretanto, día más día menos, surge la dolorosa ocasión en que caen en la equivocación de sí mismos. Entonces, se creen perseguidos y abandonados.

Leer másFortaleza

Autoafirmación

JoannaLas raíces de la autoafirmación del individuo se encuentran en su infancia, cuando los movimientos automáticos del cuerpo son sustituidos por las palabras, particularmente cuando se usa la negación. Al rechazar cualquier cosa, mediante gestos, el niño demuestra que aun no se instalaron los inicios de su identidad. Sin embargo, el rechazo verbal, perentorio, a cualquier cosa, incluso aquellas que son agradables, denota que está siendo elaborada la autoafirmación, que transcurre de la capacidad de escoger de aquello que interesa, o simplemente se trata de una forma utilizada para llamar la atención para su existencia, para su realidad.

Se trata de un sentido de identificación infantil, sin duda, en lo cual el niño, aun incapaz de discernir y entender, procura conseguir el espacio que le pertenece, de esa manera informando que ya existe, que solicita y merece reconocimiento por parte de las demás personas que lo rodean.

Leer másAutoafirmación

Influencia del Espiritismo en el Progreso de la Humanidad

rodolfoEl progreso de la Humanidad, sin duda, es lento, incluso muy lento, pero constaste e incesante. Aun cuando parezca estar retrocediendo, lo que ocurre en ciertos períodos transitorios, ese retroceso no es si no el pronóstico de una nueva etapa de ascensión. Lo que la lleva siempre hacia delante son las nuevas ideas, las cuales, normalmente, son traídas a la Tierra por los misioneros encargados de activar su marcha. Sucede, entretanto, que “la Naturaleza no da saltos”, y cualquier principio más avanzado, que huya a los modelos culturales establecidos, sólo al cabo de varias generaciones logra ser aceptado y asimilado por los que siguen en la retaguardia.  Esa resistencia a las concepciones modernas, sean políticas, sociales o religiosas, parece un mal, pero en verdad es un bien, porque funciona como un proceso de selección natural, haciendo que las destituidas de real valor desaparezcan y caigan en el olvido, para sólo quedar en vigor aquellas que deban contribuir, efectivamente, para el perfeccionamiento de las instituciones.

Leer másInfluencia del Espiritismo en el Progreso de la Humanidad

Derecho

Emmanuel-“Y cualquiera que dé a uno de estos pequeñitos un vaso de agua fría solamente, porque es discípulo, de cierto os digo que no perderá su recompensa.” – Jesús (Mateo, 10:42)

Deber cumplido es raíz del derecho conquistado: sin embargo, en todas las circunstancias de la vida identificamos los más diferentes derechos.

Tienes el derecho de pedir donde prestas generosidad y colaboración, pero desconoces hasta qué punto tus solicitaciones son capaces de tiznar las fuentes de la espontaneidad o podar los intereses ajenos.

Leer másDerecho

Quejas

quejas“Hermanos no os quejéis unos contra los otros, para que no seáis condenados.” – (Santiago, 5:9)

La queja nunca resolvió problemas de orden evolutivo, entretanto, si los aprendices del Evangelio sumasen los minutos malgastados en ese falso sistema de desahogo, se admirarían del volumen de tiempo perdido.

Realmente, muchos trabajadores valiosos no se refieren al sufrimiento y servicio, con espíritu de repulsa a la tarea que les fue encomendada.

La amistad y la confianza siempre autorizan confidencias; aun en ese particular, sin embargo, vale disciplinar la conversación.

Leer másQuejas