Luz Espiritual – Página 347 – Doctrina Espirita Allan Kardec

Cuestión de ética

herculanoSin la observación activa y vigilante de los principios éticos que lo informan, ningún movimiento cultural puede subsistir, pues estará minado en sus bases por la irresponsabilidad de los adeptos. Lo que se evidenció, en el caso de la adulteración, en este caso de modo amenazador e incluso arrasador, fue el estado de alienación en que cayó la comunidad espirita en lo concerniente a sus responsabilidades doctrinarias.

Este no es un problema superficial, que podamos ignorar simplemente. Es un problema de la más alta gravedad para todas las organizaciones humanas. Lo que la ética espirita nos enseña es que no debemos confundir el error con quien lo cometió. Seguir leyendo “Cuestión de ética”

Allí donde hay un universo esta Dios

Camille_FlammarionAllí donde hay un universo esta Dios, y también su ciencia, su amor, sus leyes exactas y sus incomparables obras. Hermanos queridos: Los que lejos de vuestras miradas seguimos la ruta eterna del progreso tenemos muchas cosas que comunicaros. Hemos oído muy atentamente a la hermana que se ha comunicado, y os podemos decir: Ella tuvo la facultad de penetrar en las almas y medir sus radiaciones. Nosotros, con la ayuda de Dios, pudimos estudiar, calcular y descubrir muchísimas trayectorias y leyes de los cuerpos celestes.

Ella tenia un ojo bendito que miraba sin mirar y veía sin ver, cosas que los demás no podíamos observar. Nosotros disponíamos de otro ojo maravilloso, el telescopio, que nos acercaba las inmensidades del cosmos. Uno descubría las cualidades y pensamientos de las almas: el otro escudriñaba los cielos. Seguir leyendo “Allí donde hay un universo esta Dios”

Pobres ovejas

bucayMe quedé boyando en el tema de las relaciones entre padres e hijos. ¡El gordo tenía razón! Cada generación ve las cosas desde su propio y único punto de vista. Nosotros y ellos como en otro tiempo, ellos y los abuelos, peleamos porque no podemos siquiera acordar una misma realidad.

— Hablé con mis viejos, ¿sabes?

— ¿Ahá?

— Le conté el cuento de la gallina.

— ¿Y? Seguir leyendo “Pobres ovejas”

La visita de la Verdad

scan0012Cierta ocasión, dijo el Maestro que sólo la Verdad hará libre al hombre; y, quizá porque no le pudiese aprender, de inmediato, la vasta extensión de la afirmativa, le preguntó Pedro, en el culto doméstico:

-Señor, ¿qué es la Verdad?

Jesús exhibió en su rostro una enigmática expresión y contestó:

– La Verdad total es la Luz Divina total; sin embargo, el hombre aún está lejos de soportarle la sublime fulguración.

Reparando, sin embargo, que el pescador continuaba hambriento de nuevos esclarecimientos, el Amigo Celeste meditó algunos minutos y habló: Seguir leyendo “La visita de la Verdad”

Afirmaciones impertinentes

Richard Simonetti1 – La mejor prueba contra la reencarnación es el crecimiento de la población mundial. Somos, hoy, seis billones de habitantes. En la edad media no pasábamos de quinientos mil… Obviamente no son los mismos Espíritus que están retornando. La población global de la Tierra, entre encarnados y desencarnados, es de cerca de veinticinco billones. Por otro lado tenemos las llamadas emigraciones planetarias, Espíritus que vienen de otros mundos para vivir en la Tierra. Siempre habrá Espíritus para reencarnar.

2 – La reencarnación destruye los lazos de familia. Cada Espíritu tenderá a seguir sus propios caminos, en nuevas existencias, modificando sus relaciones. La unidad de existencia, con la transferencia compulsoria hacia el cielo o el infierno, es que los destruye. ¿Cómo quedaría una madre, cuyo hijo fuese al infierno? Las uniones afectivas se consolidan en las vidas sucesivas, formando familias espirituales que reencarnan para experiencias en común. Seguir leyendo “Afirmaciones impertinentes”

Así es mi naturaleza

escorpionUn maestro oriental que vio cómo un escorpión se estaba ahogando decidió sacarlo del agua, pero cuando lo hizo, el escorpión lo picó. Por la reacción al dolor, el maestro lo soltó, el animal cayó al agua y de nuevo empezó a ahogarse. El maestro intentó sacarlo otra vez y otra vez el escorpión lo picó…

Alguien que había observado todo, se acercó al maestro y le dijo:

– ¡Perdone, ¡pero usted es terco! ¿No entiende que cada vez que intente sacarlo del agua, el escorpión lo picará? Seguir leyendo “Así es mi naturaleza”

Estudio

DiSumerge la mente, en cuanto sea posible, en el estudio.

El estudio libera de la ignorancia y favorece a la criatura con el discernimiento.

El estudio y el trabajo son las alas que facilitan la evolución del ser.

El conocimiento es mensaje de vida.

No solo en las instituciones educativas puedes estudiar.

La propia vida es un libro abierto, que enseña a quien desea aprender. Seguir leyendo “Estudio”

Cisco

ChicoAkardecHablamos a Chico de los nombres y sus traducciones, particularmente algunos de nuestro conocimiento. Nos acordamos de un querido hermano, hoy en la Espiritualidad, y con quien trabajamos en la Central de Brasil.

Se llamaba Julemo y su nombre vino de Juvenal, su padre, Leonor, su madre, y Morais, el sobrenombre de ambos.

Chico sonrió y salió con esta, revelándonos el alma cándida y humilde: Seguir leyendo “Cisco”

El egoísmo

kardecEl egoísmo, llaga de la Humanidad, tiene que desaparecer de la Tierra, a cuyo progreso moral contradice. Al Espiritismo está reservada la tarea de hacerla ascender en la jerarquía de los mundos.

El egoísmo es, pues, el albo para el cual todos los verdaderos creyentes deben apuntar sus armas, dirigir sus fuerzas, su coraje. Digo: coraje, porque de él mucho más necesita cada uno para vencerse a sí mismo, de que para vencer a los otros. Seguir leyendo “El egoísmo”

Amar, no sufrir

topic“Preguntáis si es permitido suavizar vuestras propias pruebas: esa cuestión lleva a esta: ¿Le es permitido al que se ahoga procurar salvarse? ¿Aquel que tiene una espina clavada, sacársela?…” “…contentaos con las pruebas que Dios os envía, y no aumentéis su carga, algunas veces tan pesada…” (Cap., ítem 26.)

Sufrimos porque aun no aprendimos a amar, al final, la ley divina nos incentiva al amor, como siendo la única forma capaz de promover nuestro crecimiento espiritual. Los métodos reales de la evolución solo acontecen cuando entramos en el flujo educativo del amor. Sufrir por sufrir no tiene significado alguno, pues el dolor tiene como función rescatar las almas para las fajas nobles de la vida, por donde transitan los que aman en plenitud. Seguir leyendo “Amar, no sufrir”

Y mirad por vosotros

Emmanuel_1“Y mirad por vosotros, no acontezca que vuestros corazones se carguen de glotonería, de embriaguez y de los cuidados de esta vida, y venga sobre vosotros de improviso aquel día.” – Jesús (Lucas, 21:34)

En general, el hombre se interesa por todo cuanto diga respecto al bienestar inmediato de la existencia física, descuidándose de la vida espiritual, sobrecargando sentimientos de vicio e inquietudes de toda suerte. Mientras le sobra tiempo para comprar aflicciones en el vasto noticiario de los planos inferiores de la actividad terrena, nunca encuentra oportunidad para los escasos momentos de meditación elevada.

Fija con interés las ondas destructoras de odio y tiniebla que asolan naciones, pero no ve, comúnmente, las sombras que lo invaden. Escudriña los males del vecino y se distrae de los suyos propios. No cuida sino de alimentar convenientemente el vehículo físico, sumergiéndose en el mar de fantasías o encarcelándose en los lazos terribles del dolor, que él mismo crea, a lo largo del camino. Seguir leyendo “Y mirad por vosotros”

Perseverar

bezerrademenezes… perseveremos en el bien, sobre todo.

… la senda probablemente se nos erigirá lodosa o agresiva por los tropiezos y espinas que presente….

Perseveremos sirviendo para transponerla.

… en el ambiente habrá surgido cargado de nubes, en la condensación de injurias o incomprensiones que nos circunden…

Perseveremos ofreciendo a los demás lo mejor de nosotros en favor de los otros y los otros nos auxiliarán para vencer las sombras y disiparlas. Seguir leyendo “Perseverar”

Viendo más allá…

ChicoAkardecA finales de 1945, el hermano Agostinho João de Deus enfermó de malaria. Y fue a Pedro Leopoldo a pedir a Chico una receta. Chico lo atendió prontamente: En la receta venia el medicamento, consideró:

– Agostinho, este medicamento es alemán, y a causa de la guerra mundial, es muy escaso en las farmacias.

Pensó un poco y, como quien intentaba ver más allá. Seguir leyendo “Viendo más allá…”

Navegación de entradas

1 2 3 344 345 346 347 348 349 350 446 447 448
Volver arriba