Civilización

kardec790. ¿Es un progreso la civilización o, según algunos filósofos, una decadencia de la humanidad?
«Progreso incompleto. El hombre no pasa de súbito de la infancia a la madurez».

-¿Es racional condenar a la civilización?
«Condenad más bien a los que abusan de ella, y no la obra de Dios». Seguir leyendo “Civilización”

Ahora

chico_xavierEn la sesión de Luiz Gonzaga, de 30/8/1951, estábamos presentes juntamente con varios compañeros del Distrito Federal. El salón del Centro se encontraba completamente lleno. A las 19 horas, Chico llegó y comenzó a atender los pedidos de autógrafos en libros allí adquiridos, y, a resolver, rápidamente, problemas íntimos de varios hermanos. En un momento del descanso pasó cerca de nosotros y nos pidió y a nuestro grupo:

– Vosotros, que sois más esclarecidos, que son mis Amigos, intenten ayudarme para obtener buen ambiente, pues siento en el aire relámpagos y tormentas anunciando aguacero. Seguir leyendo “Ahora”

Caridad

paulo-coelho-ayudarSin caridad, todo, en la Tierra que poblamos, sería como el caos del principio. La ciencia atizará siempre la llama de la palabra en los labios humanos, irguiendo pedestales a la inteligencia; pero, sin la caridad de Jesús, que alimenta el cuerpo y sustenta la vida, en balde se levantarán púlpitos y monumentos.

Todos los patrimonios que enriquecen al hombre fueron acumulados por la gracia del Señor, considerando el progreso en sus fundamentos profundos.

La caridad divina es tangible en todas partes. La caridad es el aire que respiramos, la luz que nos aclara los caminos, el grano que suple nuestras fuerzas, el paño que nos envuelve, el afecto que nos da calidez, el trabajo que nos perfecciona y la experiencia que nos primorea. Seguir leyendo “Caridad”

El mayor pecado

mas_allaUn sacerdote sabio, deseando enseñar el camino del cielo a los creyentes que confiaban en él, rogó a Jesús, después de largas meditaciones y sacrificios, que le fuese rebelado cual es el mayor impedimento contra la iluminación espiritual. Con efecto, de mente limpia, se durmió y soñó que era conducido a la puerta celestial. Rodeado de esplendor, un Ángel lo recibió, benevolente.

–¡Mensajero de Dios! – Clamó el sacerdote – vengo a rogar la verdad para las ovejas humanas que me siguen… Seguir leyendo “El mayor pecado”

En los dominios de la palabra

ChicoAkardecNo vamos a tratar aquí del arte de hablar y escribir bien, obedeciendo a las leyes gramaticales.

Recordamos la conversación que tuvimos, de una vez, con Chico, sobre lo que sale de nuestra boca, que nos revela el carácter, la personalidad. Sin que contengamos la lengua, difícilmente conseguiremos ganar nuestro día.

Cuando estamos convencidos de nosotros, ya tomamos parte en los torneos de la maledicencia, conversamos futilidades o damos respuestas infelices, que nos traerán sufrimiento y arrepentimientos tardíos. Y viene a la superficie la respuesta que recibimos, por el aire, sin hilo del pensamiento, de personas de quien, en momentos desprevenidos, hicimos un mal juicio… Seguir leyendo “En los dominios de la palabra”

Cuando Él llegó

ameliaAquellos eran días tormentosos, semejantes a éstos. El monstruo de la guerra devoraba las naciones, que se transformaban en amontonamientos de cadáveres y pasto de devastación, mientras la locura del poder esclavizaba las vidas en las fuertes redes de su cruel dominación.

El ser humano valía menos que una alimaña, como ocurre hoy cuando lo denominan como excluido, cayendo en la extenuación de la miseria.

Los vencedores alucinados se regocijaban en sus cárceles internas que los enloquecían cuando paseaban su pestilencia en los carros de triunfo coronados de hojas de mirto o de laurel. Seguir leyendo “Cuando Él llegó”

Convite a la solidaridad

Di“Trátalo, y todo lo que gaste de más, en la vuelta yo te pagaré” (Lucas: capítulo 15º, versículo 35.)

Son muchos los necesitados que desfilan aflicciones, aguardando entendimiento y socorro. Unos están señalados rudamente por deformidades visibles que constituyen la cruel recibida de que precisan para aprender, conducta y deber. Otros se encuentran situados por limitaciones coercitivas que funcionan como presidio correccional, a fin de habilitarlos para una futura convivencia social.

Algunos se presentan con dificultades en el raciocinio y en la lucidez, aunque con apariencia armoniosa, como si fuesen estetas de la forma, emparedando miserias mentales que los enseñan a valorizar oportunidades y bendición. Seguir leyendo “Convite a la solidaridad”

Perdón siempre

jesusQueridos hermanos: Paz en Jesús.

En el día de la gloria, Jesús, nuestro amado amigo, mientras Su cuerpo se despedazaba en aquel sangriento madero, abrazó a todos los que allí frente a Él se encontraban, y con una mirada que bañó a todos de dulzura y compasión, instauró el Amor en la Tierra.

Si elegiste la senda del Cristianismo para transformar tu alma, no puedes caminar ignorando la utilización del perdón como estandarte identificatorio de la causa del Noble Maestro. Seguir leyendo “Perdón siempre”

Ansiedades

Emmanuel2“Lanzando sobre él, toda vuestra ansiedad, porque él tiene cuidado de vosotros.” – (1 Pedro, 5:7.)

Las ansiedades arman muchos crímenes y jamás edifican algo de útil en la Tierra. Invariablemente, el hombre precipitado cuenta con todas las probabilidades en contra.

Oponiéndose a las inquietudes angustiosas, hablan las lecciones de paciencia de la Naturaleza, en todos los sectores del camino humano. Seguir leyendo “Ansiedades”

Prueba de soledad…

chicoVimos aun una señora, aparentando tener unos sesenta y pocos años, sufriendo la prueba de la soledad. Está totalmente paralitica. Vive sola en un cuarto con una cama y una mesa apenas. Sale con dificultad, para la alimentación material y asistencia espiritual.

Tiene una fisionomía con aires de nobleza, haciéndonos creer que fue una figura relevante en algún imperio. Y Chico nos explicó su prueba: se trata de alguien que fue una criada de la emperatriz Teresa Cristina, esposa de D. Pedro II. Desencarnó en 1884, siendo, como persona de confianza de la emperatriz, castigando exageradamente a muchas esclavas, colocándolas en cuartos oscuros, por varios meses, con la alimentación de agua y pan. Seguir leyendo “Prueba de soledad…”

La lección del arado

haroldo_dutra“El acto de seguir a Jesús no es definido como la sensación de una luz interior, o la percepción de una consciencia intelectual, sino es comparado con la ejecución de una tarea creativa, consumidora y activa, como la de colocar la mano en el arado y dirigir una yunta de bueyes” (1)

Narra el Evangelio de Lucas la pintoresca historia del impetuoso candidato a discípulo, cuya lealtad estaba divida entre la obediencia a los patrones culturales de su época y al delicado jugo del Cristo: Otro dijo: Señor, yo te seguiré, pero permíteme despedirme de los que están en mi casa. Jesús, pues, le dijo: Nadie que pone su mano en el arado y mira para atrás es apto para el Reino de Dios. (Lucas, 9:61 – 62). Seguir leyendo “La lección del arado”

Cuando me amo

auto-amorCuando me amo…

Enciendo una luz que ilumina mis sótanos olvidados, dejando atrás los errores y derrotas de los días pasados, y vuelvo a respirar.

Cuando me amo…

Aprendo a mirarme hacia adentro, encontrándome en parte “potencia”, en parte “posibilidad” – aquello que ya soy, aquello que seré; dónde ya estoy, dónde quiero estar.

Cuando me amo… Seguir leyendo “Cuando me amo”

Navegación de entradas

1 2 3 326 327 328 329 330 331 332 452 453 454
Volver arriba