La caridad para con los criminales

La verdadera caridad es una de las más sublimes enseñanzas que Dios haya dado al mundo. Entre los verdaderos discípulos de su doctrina, debe existir una fraternidad completa. Debéis amar a los desgraciados y a los criminales, como a criaturas de Dios a las cuales se concederá el perdón y la misericordia, si se arrepienten como a vosotros mismos, por las faltas que cometéis contra su ley. Pensad que vosotros sois más reprensibles, más culpables que aquellos a quienes rehusáis el perdón y la conmiseración, porque muchas veces ellos no conocen a Dios como vosotros lo conocéis, y se les harán menos cargos que a vosotros. Seguir leyendo “La caridad para con los criminales”

La ley de amor

El amor resume toda la doctrina de Jesús, porque es el sentimiento por excelencia, y los sentimientos son los instintos elevados a la altura del progreso realizado. El hombre en su origen sólo tiene instintos; más adelantado y corrompido, sólo tiene sensaciones; pero instruido y purificado, tiene sentimientos, y el punto exquisito del sentimiento es el amor; no el amor en el sentido vulgar de la palabra, sino ese sol interior que condensa y reúne en su ardiente foco todas las aspiraciones y todas las revelaciones sobrehumanas.

La ley de amor reemplaza a la personalidad por la fusión de los seres, y aniquila las miserias sociales. ¡Feliz aquel que, elevándose sobre su humanidad, quiere con grande amor a sus hermanos doloridos! ¡Feliz aquel que ama, porque no conoce ni la carestía del alma ni la del cuerpo; sus pies son ligeros y vive como transportado fuera de sí mismo! Seguir leyendo “La ley de amor”

Emigraciones e inmigraciones de los Espíritus

35. – En los intervalos de sus existencias corporales, los Espíritus están en estado de erraticidad y componen la población espiritual ambiente del globo. Por medio de las muertes y los nacimientos estas dos poblaciones se vierten incesantemente una en la otra; pues, diariamente hay emigraciones del mundo corporal al mundo espiritual e inmigraciones del mundo espiritual al mundo corporal: es el estado normal.

36. – En ciertas épocas, reguladas por la sabiduría divina, estas emigraciones e inmigraciones se operan en masas más o menos considerables, como consecuencia de las grandes revoluciones que hacen partir al mismo tiempo, innumerables cantidades, que son rápidamente sustituidas por cantidades equivalentes de encarnaciones. Seguir leyendo “Emigraciones e inmigraciones de los Espíritus”

La mujer encorvada

19. – Jesús enseñaba en una sinagoga todos los sábados. – Un día, vio a una mujer poseída por un Espíritu, que la enfermó desde los dieciocho años; y ella estaba tan encorvada que no podía, de ninguna manera, mirar hacia arriba. Viéndola Jesús la llamó y le dijo: Mujer, libre estás de tu enfermedad. – Al mismo tiempo puso las manos sobre ella y ella se enderezó, y glorificaba a Dios. Pero el jefe de la sinagoga, indignado porque Jesús había curado en sábado, dijo al pueblo: Seis días hay en que se puede trabajar; en éstos, pues, venid y sed sanados y no en sábado.El Señor, tomando la palabra le dice: ¡Hipócrita, ¿hay alguno de vosotros que no desata en sábado su buey, o su asno del pesebre, y no lo lleva a abrevar? ¿Porqué, pues, no convendría librar de sus lazos, en un día sábado, a esta hija de Abraham, a quien Satanás mantuvo así atada durante dieciocho años? Al decir él estas cosas todos sus adversarios quedaron confundidos, y todo el pueblo se regocijaba al verlo hacer tantas cosas gloriosas. (San Lucas, Cap. XIII, v. del 10 al 17). Seguir leyendo “La mujer encorvada”

Orígenes de la doctrina espiritista sobre las penas futuras

La doctrina espiritista, en lo que concierne a las penas futuras, no se funda en una teoría preconcebida. Como en sus otras partes, no es un sistema sustituido a otro sistema, sino que todos los hechos se apoyan en observaciones y esto es lo que constituye su autoridad.

Ninguno ha imaginado que las almas, después de su muerte, vengan a encontrarse en tal o cual situación. Los mismos seres que han dejado la Tierra son los que vienen hoy a iniciarnos en los misterios de la vida futura, a describir su posición, feliz o desgraciada, sus impresiones y su transformación después de la muerte del cuerpo. En una palabra, a completar sobre este punto la enseñanza de Cristo. Seguir leyendo “Orígenes de la doctrina espiritista sobre las penas futuras”

Lazos de familia

773 – ¿Por qué entre los animales, no se conocen entre sí padres e hijos, cuando éstos no necesitan los cuidados de aquéllos?

– Los animales viven la vida material y no la moral. La ternura de la madre por sus pequeñuelos tiene como principio el instinto de conservación de los seres a quienes ha dado a luz. Cuando éstos pueden bastarse a sí mismos, su misión está cumplida y la Naturaleza no le exige más. Por esto los abandona para ocuparse con los recién nacidos.

774 – Hay personas que del abandono de los animalitos por sus padres, infieren que en el hombre los lazos de la familia no son más que el resultado de las costumbres sociales y no una ley natural. ¿Qué debemos pensar de esto? Seguir leyendo “Lazos de familia”

Justicia de las aflicciones

1- Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados. -Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán hartos. -Bienaventurados los que padecen persecuciones por la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos. (San Mateo, cap. V, v. 5, 6 y 10).

2- Y Él, alzando los ojos hacia sus discípulos, decía: -Bienaventurados los pobres, porque vuestro es el reino de Dios. – Bienaventurados los que ahora tenéis hambre, porque hartos seréis. – Bienaventurados los que ahora lloráis, porque reiréis (San Lucas, cap. VI, v. 20 y 21). Mas ¡ay de vosotros los ricos, porque tenéis vuestro consuelo! – ¡Ay de vosotros los que estáis hartos, porque tendréis hambre! – ¡Ay de vosotros los que ahora reís, porque gemiréis y lloraréis! (San Lucas, cap. VI, v. 24 y 25). Seguir leyendo “Justicia de las aflicciones”

Jacobo Latour

Asesino condenado porta Audiencia de Foix y ejecutado en septiembre del 1864. En una reunión espiritista íntima de siete u ocho personas, que tuvo lugar en Bruselas el 13 de septiembre de 1864, y a la cual asistimos, se suplicó a una señora, médium, tuviese la bondad de escribir.

No habiéndose hecho ninguna evocación especial, trazó con agitación extraordinaria, en letras muy grandes, y después de haber roto violentamente el papel, estas palabras:

“¡Yo me arrepiento! ¡Yo me arrepiento!”

Latour Seguir leyendo “Jacobo Latour”

Libertad natural

825 – ¿Hay posiciones en el mundo en que el hombre pueda vanagloriarse de gozar de una libertad absoluta?

– No; porque todos os necesitáis unos a otros, así los grandes como los pequeños.

826 – ¿Cuál sería la condición en que el hombre podría gozar de libertad absoluta?

– El ermitaño en el desierto. Desde el momento en que se reúnen dos hombres, tienen derechos que respetar y no tienen, por consiguiente, libertad absoluta. Seguir leyendo “Libertad natural”

La indulgencia

Espiritistas, hoy queremos hablaros de la indulgencia, de este sentimiento tan dulce, tan fraternal que todo hombre debe tener para con sus hermanos, pero que muy pocos practican. La indulgencia no ve los defectos de los otros, o si los ve se guarda de hablar de ellos o de divulgarlos; por el contrario, los oculta con el fin de que sólo él los conozca; y si la malevolencia los descubre, siempre tiene a mano una excusa para paliarlos, es decir, una excusa plausible, formal y nada tiene de aquellas que queriendo atenuar la falta, la hacen resaltar con pérfida maestría. Seguir leyendo “La indulgencia”

Los infortunios ocultos

4. En las grandes calamidades, la caridad se conmueve y se ven generosos rasgos para reparar los desastres; pero al lado de esos desastres generales, millares de desastres particulares hay que pasan desapercibidos, como personas que yacen sobre inmundicias sin quejarse. Estos son aquellos infortunios prudentes y ocultos que la verdadera generosidad sabe descubrir sin esperar que vengan a pedir asistencia. Seguir leyendo “Los infortunios ocultos”

Evocaciones de los animales

36. ¿Puede evocarse el Espíritu de un animal?

Después de la muerte del animal, el principio inteligente que estaba en él, está en un estado latente; al momento es utilizado por ciertos Espíritus encargados de este cuidado para animar nuevos seres, en los cuales continúa la obra de su elaboración. De este modo en el mundo de los Espíritus no hay Espíritus de animales errantes, sino únicamente Espíritus humanos. Esto contesta a vuestra pregunta. Seguir leyendo “Evocaciones de los animales”

Relaciones de ultratumba

274 – Los diferentes órdenes de Espíritus, ¿establecen entre sí jerarquías de poderes? ¿Existe entre ellos subordinaciones y autoridad?

– Sí, y muy grande. Unos Espíritus tienen sobre otros una autoridad relativa a su superioridad, la cual ejercen por un ascendiente moral irresistible.

– Los Espíritus inferiores, ¿pueden substraerse a la autoridad de los que le son superiores?

– Hemos dicho: irresistible. Seguir leyendo “Relaciones de ultratumba”

Oraciones pagadas

3. Y oyéndolo todo el pueblo, dijo a sus discípulos: – Guardaos de los escribas, que quieren andar con ropas talares y gustan de ser saludados en las plazas, y de las primeras sillas en las sinagogas, y de los primeros asientos en los convites. – “Que devoran las casas de las viudas pretextando larga oración”. Estos recibirán mayor condenación. (San Lucas, cap. XX, v. 45, 46 y 47. – San Marcos, cap. XII, v. 38, 39 y 40. – San Mateo, cap. XXIII, y. 14).

4. También dijo Jesús: No hagáis pagar vuestras oraciones; no hagáis como los escribas, que bajo el pretexto de largas oraciones, “devoran las casas de las viudas”; es decir, acaparan las fortunas. Seguir leyendo “Oraciones pagadas”

Navegación de entradas

1 2 3 4 5 6 39 40 41
Volver arriba