Buscad la verdad y la libertad

cairbar“Jesús dijo a los judíos que habían creído en él: Si os mantenéis firmes en mi doctrina, sois de verdad  discípulos míos, conoceréis la Verdad y la Verdad os hará libres.” (Juan, VIII, 31-32).

El hombre es un ser dotado de razón y sentimiento. Estos son los dos polos de la Vida Psíquica a través de la cual se realza el eje del Ideal mantenedor de la evolución gradual del Espíritu. El hombre es un ser polarizado por el raciocinio y animado por sentimientos de virtud, por afectos que lo prenden a la Fraternidad y sólo cuando utiliza esos atributos en busca de la Verdad, se levanta, se dignifica, se eleva y se santifica. ¡Fuera de esa esfera de acción y de educación el hombre es una bestia! ¡Bestia porque no siente, bestia porque no piensa! Pensar es existir; asimilar afectos, virtudes, amor; es vivir: ¡Cogito, ergo sum! “¡Pienso, luego existo!”

Leer másBuscad la verdad y la libertad

El mayor profeta

Cairbar1“Y si queréis admitirlo, él es Elías, el que había de venir.” (Mateo, XI, 14).

El mayor Profeta precede al mayor Enviado; aquél es la Voz, este la Acción; uno clama, exhorta, previene; el otro allana valles, arrasa montes, derriba árboles, y, en su pasaje por la Tierra, deja un Camino firme, grande, inmenso, luminoso, que se eleva a la morada eterna del Padre.

Juan bautiza con agua a los arrepentidos, para borrar en ellos las manchas de los elegidos; Jesús, con fuego, destruye y calcina las doctrinas humanas que oscurecen sus almas; si aquél limpia, este da blancura, para que el Espíritu de Dios refleje en ellos el “amor de Dios y del prójimo, que resume la Ley y los Profetas”.

Leer másEl mayor profeta

Cruz de cruces

Cairbar_schutel«Jesús quedó en manos de los judíos y, cargando con la cruz, salió hacia el lugar llamado «Calvario», en hebreo Gólgota, donde lo crucificaron. Con él crucificaron a otros dos, uno a cada lado, y Jesús en medio. Pilatos, por su parte, escribió y puso sobre la cruz este rótulo: JESÚS NAZARENO, REY DE LOS JUDÍOS. » (Juan, XIX, 17-19).

¡Cruz! ¡Madero infamante, que serviste de instrumento para el suplicio de mi Maestro! ¡Símbolo de torturas y desventuras, emblema de la malicia humana, invento satánico del odio y de la venganza, origen de todos los artefactos, de todas las máquinas, de todos los utensilios, de todas las rejas, de todos los hierros, lanza, puñal, cuchillo, que masacraron cuerpos y pisotearon almas, yo te maldigo, como la luz maldice las tinieblas, como la verdad maldice el error, como el amor maldice el mal!

Leer másCruz de cruces

Amor siempre parábola del festín de bodas

itgtuyrutuiyio 033«Y Jesús se puso a hablar de nuevo en parábolas: El reino de Dios es semejante a un rey que celebró las bodas de su hijo. Envió sus criados a llamar a los invitados a las bodas, y no quisieron venir. Mandó de nuevo a otros criados con este encargo: Decid a los invitados: Mi banquete está preparado, mis terneros y cebones dispuestos, todo está a punto; venid a las bodas. Pero ellos no hicieron caso y se fueron, unos a su campo y otros a su negocio; los demás echaron mano a los criados, los maltrataron y los mataron. El rey, entonces, se irritó, mandó sus tropas a exterminar a aquellos asesinos e incendió su ciudad. Luego dijo a sus criados: El banquete de bodas está preparado, pero los invitados no eran dignos. Id a las encrucijadas de los caminos y a todos los que encontréis convidadlos a la boda.

Leer másAmor siempre parábola del festín de bodas

Sea un voluntario

Cairbar_schutelSea voluntario en la Evangelización Infantil.

No aguarde invitación para contribuir en favor de la Buena Nueva en el corazón de los niños. Auxilie en la siembra del futuro.

Sea voluntario en la práctica del Evangelio en el Hogar.

No aguarde la participación de todos los compañeros del hogar para iniciarlo. Si necesario hágalo a solas.

Sea voluntario en el Centro Espírita.

Leer másSea un voluntario

Ascensión espiritual

jacob“Jacob salió de Berseba con dirección a Jarán. Llegó a cierto lugar y se dispuso a pasar allí la noche, porque el sol ya se había puesto. Tomó una piedra, la puso por cabecera y se acostó. Tuvo un sueño. Veía una escalera que, apoyándose en la tierra tocaba con su cima en el Cielo, y por la que subían y bajaban los ángeles del Señor. Arriba estaba el Señor, el cual dijo: Yo soy el Señor, el Dios de Abraham, tu antepasado, y el Dios de Isaac. Yo te daré a ti y a tu descendencia la tierra en que descansas. Tu descendencia será como el polvo de la tierra; te extenderás a oriente y occidente, al norte y al sur. Por ti y por tu descendencia serán bendecidas todas las naciones de la Tierra. Yo estoy contigo. Te guardaré donde quiera que vayas y te volveré a esta tierra, porque no te abandonaré hasta que no haya cumplido lo que te he prometido.

Leer másAscensión espiritual

Cruz y cruces

Cairbar_schutel«Jesús quedó en manos de los judíos y, cargando con la cruz, salió hacia el lugar llamado «Calvario», en hebreo Gólgota, donde lo crucificaron. Con él crucificaron a otros dos, uno a cada lado, y Jesús en medio. Pilatos, por su parte, escribió y puso sobre la cruz este rótulo: Jesús Nazareno, Rey de los judíos. (Juan, XIX, 17-19).

¡Cruz! ¡Madero infamante, que serviste de instrumento para el suplicio de mi Maestro! ¡Símbolo de torturas y desventuras, emblema de la malicia humana, invento satánico del odio y de la venganza, origen de todos los artefactos, de todas las máquinas, de todos los utensilios, de todas las rejas, de todos los hierros, lanza, puñal, cuchillo, que masacraron cuerpos y pisotearon almas, yo te maldigo, como la luz maldice las tinieblas, como la verdad maldice el error, como el amor maldice el mal!

Leer másCruz y cruces

Parábola del rico y lázaro

Cairbar_schutel«Había un hombre rico que se vestía de púrpura y de lino y blanqueaba a diario espléndidamente. Un pobre, llamado Lázaro, cubierto de úlceras, estaba sentado a la puerta del rico; quería quitarse el hambre con lo que caía de la mesa del rico; hasta los perros se acercaban y le lamían sus úlceras. Murió el pobre, y los ángeles le llevaron al seno de Abraham. Murió también el rico, y lo enterraron. Y estando en el infierno, entre torturas, levantó los ojos y vio a lo lejos a Abraham, y a Lázaro a su lado. Y gritó: Padre Abraham, ten compasión de mí y envía a Lázaro para que moje en agua la yema de su dedo y refresque mi lengua, porque me atormentan estas llamas.

Leer másParábola del rico y lázaro

Trinidad devastadora

escribas“Mas ¡ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! Porque cerráis el Reino de los Cielos delante de los hombres; pues ni entráis vosotros, ni dejáis entrar a los que están entrando. ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas!

Porque devoráis las casas de las viudas, y como pretexto hacéis largas oraciones; por esto recibiréis mayor condenación. ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! Porque recorréis mar y tierra para hacer un prosélito, y una vez hecho, le hacéis dos veces más hijo del infierno que vosotros. ¡Ay de vosotros, guías ciegos! Que decís: Si alguno jura por el templo, no es nada; pero si alguno jura por el oro del templo, es deudor. ¡Insensatos y ciegos! Porque ¿cuál es mayor, el oro, o el templo que santifica al oro? También decís: Si alguno jura por el altar, no es nada; pero si alguno jura por la ofrenda que está sobre él, es deudor.

Leer másTrinidad devastadora

Una parte del sermón de la montaña

itgtuyrutuiyio 033“Al ver las multitudes subió al monte, se sentó y se le acercaron sus discípulos; y se puso a enseñarles así:

“Bienaventurados los pobres de espíritu, porque de ellos es el Reino de los Cielos.
“Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados.
“Bienaventurados los mansos, porque ellos heredarán la Tierra.
“Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán hartos.
“Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia.
“Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios.
“Bienaventurados los pacíficos, porque ellos serán llamados hijos de Dios.
“Bienaventurados los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el Reino de los Cielos.
“Bienaventurados seréis, cuando os injurien, os persigan y digan contra vosotros toda suerte de calumnias por causa mía.

Leer másUna parte del sermón de la montaña

Vida y destino

itgtuyrutuiyio 033“Todos los que vinieron antes de mí eran ladrones y salteadores, pero las ovejas no les hicieron caso. Yo soy la puerta; el que entra por mí se salvará; entrará y saldrá y encontrará pastos. El ladrón sólo entra para robar, matar y destruir. Yo he venido para que tengan vida y la tengan abundante.” (Juan, X, 8-10).

La vida es una lucha tenaz, un caminar incesante para la realización del destino. El destino es la luz que, cuanto más nos aproximamos a ella, más ilumina y resalta los horizontes de la vida. La vida material tiene el naciente y el ocaso: nace con las caricias promisorias de la aurora; muere oculta en las tinieblas de la noche. ¡Y la vida nace y renace tantas veces como las arenas del mar y los átomos del aire!

En la Tierra imperan las alternativas: el día extiende su luminoso lienzo de gasa, iluminando, a los ojos humanos, las bellezas de la Naturaleza; la noche nubla las alegrías y las esperanzas con su manto tenebroso. En lo alto brillan las estrellas, pero aumentan las nubes; ahora, el aire derrama fluidos en los pétalos de las rosas y de los jazmines, perfumando la atmósfera; ahora, resuenan los rayos concentrando la savia de las plantas en el tallo trémulo de terror.

Leer másVida y destino