El vicio de las drogas

El vicio de las drogas se caracteriza por el impulso prácticamente incontrolable del viciado en buscar satisfacción en el ilusorio placer que las mismas pueden proporcionarle. La búsqueda de la droga evidencia la esclavitud en la que se encuentra el viciado, que busca en la misma manifestar su independencia con relación a sus semejantes, o a una situación que aparentemente disminuye su posición en la familia o en la sociedad, y reacciona agresivamente, procurando evidenciar un sentimiento de superioridad.

La inducción a las toxicomanías vienen, casi siempre, de la influencia o de la convivencia con los viciados, que pueden despertar, inicialmente, la curiosidad de las personas hacia su uso, llegando, así, a las primeras experiencias, aparentemente inocuas y que pueden proporcionarles un estado de euforia, de ilusoria disposición y coraje, para enfrentar situaciones en la vida, pero que exigen la continuidad de su ingestión.

Leer másEl vicio de las drogas

La lluvia de los ojos

“Llueve.
En la fuente de las aguas, llueve.
En la frente de las lágrimas del pasado callado.
Lavando la lluvia de los ojos cansados.
Lloviendo en los mares, en los mares amados.”

¿Hace cuánto tiempo que usted no llora? ¿Hace cuánto tiempo sus ojos no son inundados por lágrimas, por estas pequeñas gotas que parecen nacer en nuestro corazón? ¿Hace cuánto tempo? Así como el fenómeno natural de la precipitación atmosférica, la lluvia, realiza el trabajo de purificar la tierra, el agua y el aire, también nuestras lágrimas tienen tal función. La de limpiar nuestro interior, la de exteriorizar nuestras emociones, sean ellas de alegría o de pesar.

Leer másLa lluvia de los ojos

Mediúmnidad y locura

Cómo distinguir límites y diferencias.

Las personas que son acometidas de experiencias mediúmnicas pueden presentar pensamientos y sensaciones que, cuando no son debidamente identificados, debido a la falta de conocimiento del propio individuo, familiares y médicos, pueden culminar en consecuencias desastrosas. Nosotros aún tenemos la tendencia de analizar las situaciones bajo una óptica basada en los conceptos del siglo XIX, considerando todo como si fuera regido por las leyes de la Física Clásica. A esta tendencia, se acostumbra a denominar de “visión newtoniana”, pues es muy fácil para la mente humana, elaborar pensamientos sobre asuntos con los cuales estamos envueltos en nuestro día a día y objetos concretos, del tipo que podemos ver y sentir.

Leer másMediúmnidad y locura

La curación por la fe

Para el apóstol San Pablo, “Es pues la fe la sustancia de las cosas que se esperan, la demostración de las cosas que no se ven”. La fe es una fuerza que emana de la propia alma, la certeza intuitiva de la sabiduría de Dios que se refleja en la perfección de todo lo que existe. Es la fuerza que propulsa las acciones humanas en todos los sectores de la vida, cualquiera que sea la religión o la concepción filosófica que la persona pueda tener. La fe es, igualmente, un requisito fundamental para la propia vida, como mencionan las Escrituras, que “lo justo vivirá por la fe”. (Hab 2, 4).

Allan Kardec en El Evangelio Según el Espiritismo, dice que: “la fe no se prescribe, ni se impone”. Habla de la fe ciega y de la fe razonada. La fe ciega es la que acepta las cosas sin un análisis más profundo, y afirma que solamente la fe que se basa en hechos tiene el mérito de la veracidad. La fe es una virtud maravillosa que ayuda siempre al ser humano, en la condición de cuando desea alguna cosa para sí mismo o para sus semejantes, y cuando actúa como intermediario en las acciones de cura espiritual de los enfermos que lo buscan. Así, Jesús, cuando se encontraba en medio de la multitud, curó a una mujer que sufría una hemorragia desde hacía 12 años.

Leer másLa curación por la fe

Libertad de pensar

Llamada fraternal a los hermanos de ideal espirita. Queridísimos hermanos, por el pensamiento podemos crear o destruir, por eso Jesús nos recomendó vigilar y orar (Marcos, 14:38) antes de hablar y actuar. Todo lo que pensamos, más tardeo más temprano, influenciará nuestras vidas y la de los otros para bien o para mal, si insistimos en eso y trabajamos para su realización.

El pensamiento, dice León Denis, “genera nuestras palabras, nuestras acciones y,con él, construimos, día a día, el edificio grandioso o miserable de nuestra vida presente y futura” (1). Dice aun ese filósofo que: Modelamos nuestra alma y su envoltura con nuestros pensamientos; estos producen formas, imágenes que se imprimen en la materia sutil, de que el cuerpo fluídico es compuesto. Así,poco a poco, nuestro ser se puebla de formas frívolas o austeras, graciosas o terribles, groseras o sublimes; el alma se ennoblece, embellece o crea una atmósfera de fealdad. Según el ideal que vea, la llama interior se aviva o se oscurece. (1)

Leer másLibertad de pensar

La indeseada de la gente

¿Y anos hemos preguntado alguna vez qué haríamos si, repentinamente, una enfermedad cruel nos abrazase y fuese decretada nuestra sentencia de muerte?¿O si, en plena actividad, la muerte llegase y nos llevase?

La proximidad de la muerte ya ha llevado a muchas mentes privilegiadas a reflexionar sobre la vida. Algunos transformaron esta reflexión en palabras. El neurólogo y escritor inglés Oliver Sacks, con cáncer en el hígado, a los ochenta y un años escribió, en febrero de 2015, en el periódico americano The New York Times: Me siento intensamente vivo y quiero y espero en el tiempo queme queda, profundizar mis amistades, decir adiós a los que amo, escribir más,viajar. Si me quedaran fuerzas, alcanzar nuevos niveles de comprensión y entendimiento.

Leer másLa indeseada de la gente

El alma y la reencarnación

Todo ser humano, al nacer, es un espíritu encarnado, un alma que vuelve a iniciar una nueva existencia en la vida corporal. La reencarnación constituye un postulado fundamental del Espiritismo, y se basa en el hecho del renacer del alma en sucesivas veces en cuerpos humanos diferentes, hasta alcanzar un grado elevado de evolución. Allan Kardec en El Libro de los Espíritus en el ítem 222,explica que el concepto de la pluralidad de existencias no fue creado con la codificación del Espiritismo. Él es mucho más antiguo y constituye la base delas religiones orientales y del antiguo Egipto.

Es útil recordar que Buda y Confucio, 500 a.C., creadores de religiones aceptadas por millones de personas, fueron adeptos de la reencarnación. El sintoísmo,cuya palabra viene de sinto, que significa el camino de los dioses, es la religión principal del Japón, anterior al budismo. No tiene un fundador, como en otras religiones, sino que nació naturalmente en la conciencia del pueblo, y acepta la reencarnación como base de su doctrina. Pensadores eminentes como Sócrates y Platón, 400 a.C., también fueron adeptos de la reencarnación. El Espiritismo rechaza el concepto de las metempsicosis, que consiste en la trasmigración del alma, del ser humano hacia los animales, y viceversa. No obstante, pensadores notables como Pitágoras, en Grecia, 400 a.C., enseñaba la teoría de la metempsicosis y prohibía el consumo de carne, en virtud de la posibilidad del alma en encarnar en los animales, y recíprocamente. Debía estar inspirado por intuición, basando la hipótesis de la probable encarnación de espíritus engrandes simios del pasado (Pitecántropos erectus) que ocupaban el grado más elevado en la escala de la evolución de esos animales, y considerados intermediarios entre los simios y los seres humanos.

Leer másEl alma y la reencarnación

La flor más hermosa

El bosque estaba casi desierto cuando el hombre se sentó para leer debajo de las largas ramas de un viejo roble. Estaba desilusionado con la vida, con buenas razones para llorar, pues el mundo intentaba hundirlo. Y como si ya no tuviera razones suficientes para arruinar su día, un chico llegó, jadeando, cansado dejugar. Se detuvo delante suyo, con la cabeza baja y le dijo, lleno de alegría:

-¡Mire lo que he encontrado!

El hombre lo miró desanimado y vio que en la mano tenía una flor.

Leer másLa flor más hermosa

Música para el alma

Se llama Jorge Bergero. Es un violoncelista de la orquesta del Teatro Colón, en Buenos Aires. Sin embargo, seguramente su más importante papel y la más extraordinaria lección que ofrece al mundo, es la que realiza como presidente de la Asociación Civil Música para el Alma.

Iniciada en Argentina, con solo diez músicos, hoy cuenta con más de dos mil quinientos y ha traspasado las fronteras del país. Ya ha alcanzado Uruguay, Bolivia, Chile,Perú, Paraguay, Ecuador, Italia, Francia e Israel. El propósito es tocar música clásica en hospitales y residencias de ancianos. El objetivo es llevar la música al que está lejos de ella y alegrar a todos.

Leer másMúsica para el alma

Jesús está presente

A veces parece que el mundo está al borde del caos y que ya no hay manera de arreglarlo. A veces se piensa que nada conseguirá revertir la confusión que se instaló.

Miseria, guerras, terrorismo, corrupción, violencia, dolor. Tal parece que no hay nada que esté bien. Pero el bien existe. No hace alarde, apenas acontece y se explaya.

El amor existe e impulsa a los seres humanos al progreso, a la búsqueda de su espiritualidad, a la caridad legítima y mantiene encendida la llama de la esperanza. Porque Jesús está presente. No se ausentó del mundo. Permanece e inspira al ser humano para que alcance su elevado destino.

Leer másJesús está presente

Silencio necesario

El silencio hace gran falta en la civilización contemporánea. Se habla en demasía, y por consiguiente, se habla de lo que no se debe, no se sabe. En la falta de un asunto edificante, o indiferentes para con el, las personas se sirven de temas negativos, perjudiciales o sórdidos, denegriendo la propia alma, insultando al prójimo y consumiendo valiosas energías. Hay una preocupación excesiva por hablar, opinar, aun mismo cuando se desconoce la cuestión. Parece que el referirse a todo con buenos modales, cuando estamos juntos, da respeto. Aumentan, así, la maledicencia, se confunden las opiniones, y se entorpecen los contenidos morales de las palabras. 

Leer másSilencio necesario

Entendemos tan poco

Era una vez dos hermanos que pasaron la vida entera en la ciudad y nunca habían visto un campo o una pradera. Pero, un día, decidieron hacer un viaje para el interior. Mientras caminaban, vieron un labrador arando la tierra y se quedaron intrigados con lo que aquel hombre estaba haciendo. Ese sujeto está todo el día marchando hacia adelante y hacia atrás, excavando surcos profundos en la tierra. ¿Qué tipo de comportamiento es ése? ¿Por qué alguien destruiría una campiña tan hermosa? Preguntó uno de los hermanos.

Al atardecer, volvieron a pasar por el mismo lugar y vieron al labrador colocando las semillas en los hoyos. En esa oportunidad pensaron: ¿qué estará haciendo? Debe ser loco. Está tirando trigo bueno dentro de esas zanjas. El campo no es lugar para mí. La gente actúa como si fueran chiflados. Voy a volver para casa, dijo uno de los muchachos. Y realmente regresó para la ciudad. Pero el otro se quedó, y pocas semanas después comprobó un cambio maravilloso.

Leer másEntendemos tan poco