Efectos

Richard_simonetti.-¿Acaso soy responsable por mi hermano?

Esa era la respuesta de Caín a Jehová, que lo cuestiono sobre su hermano Abel (Génesis, 4:9) Disfrazaba la propia culpa, dado que lo había asesinado, cometiendo el primer fratricidio de la Historia. Imagino que, diariamente, el Dios Padre, de infinito amor y misericordia revelado por Jesús, nos hace la misma pregunta, en la intimidad de la consciencia, al respecto de todos aquellos que cruzan nuestro camino, en casa, en la calle, en el trabajo, en la ciudad en que residimos, todos hermanos nuestros en Humanidad. Seguir leyendo “Efectos”

Las dos caras

Richard SimonettiUn famoso artista asumió el compromiso de pintar un cuadro al óleo para la catedral de una ciudad italiana. Tendría por tema la vida de Jesús. Durante meses se dedicó al gratificante trabajo. Al final, faltaban dos personajes: Jesús niño y Judas Iscariote. Meticuloso, se puso a buscar los modelos ideales. En un barrio de periferia encontró un chico de siete años, cuyo rostro lo impresionó vivamente. Tenía una expresión suave, una fisonomía tranquila, unos ojos brillantes y expresivos, exactamente lo que deseaba. Conversó con los padres. Consiguió que lo llevaran al taller.

El modelo infantil posó pacientemente, hasta que la figura del sublime infante fue retratada, con toda la pureza e inocencia pretendidas. El pintor suspiró, aliviado. Faltaba solo Judas. Seguir leyendo “Las dos caras”

Determinismo

richard1_simonettiCualquier persona medianamente informada conoce el complejo de Edipo, consagrado por Sigmund Freud (1859-1939), como la tendencia de unirse los hijos a sus madres, en oposición a los padres. Freud se inspiro en una tragedia griega: Edipo Rey, de Sófocles (495-406 a. C). Edipo, según los oráculos, mataría a su padre y se casaría con la madre, lo que efectivamente aconteció, en una fantasía rellenada de lances dramáticos y delirantes, bien al gusto de la mitología griega. La tesis de Freud, pues, no resiste a los hechos. Seguir leyendo “Determinismo”

Vida abundante

Richard_simonetti.Cuando niño, cuenta el escritor Ardis Whitman, vivía en una aldea de Nueva Escocia, en Canadá. Un día una señora, madre de familia, murió. El marido, alcohólico irresponsable, cuidaba pésimamente de los hijos. ¡Pasaban hambre! Compadecida de aquella situación, una piadosa mujer decidió ayudar. Con autorización paterna, llevo al niño más débil y enfermo para su casa. Flaco y sufrido, la vida parecía apagarse en el. Sombrío panorama…

La madre adoptiva era viuda, pobre e inculta, mezcla precaria para la heroica empleada de salvar a la sufrida criatura. No obstante, poseía lo más importante, amor y energía suficiente para superar cualquier limitación. Seguir leyendo “Vida abundante”

La Religión Espírita

Richard SimonettiEn El libro de los Espíritus, publicado el 18 de abril de 1857, y El libro de los médiums, publicado el 15 de enero de 1861, Allan Kardec poco empleó el término religión, dando a entender que el Espiritismo se proponía algo diferente, partiendo de dos contribuciones básicas:

a) Ser una filosofía de vida derivada de las informaciones recibidas del Más Allá sobre las consecuencias de las acciones humanas ante la inmortalidad.

b) Comprobar científicamente la supervivencia del alma, mediante el intercambio disciplinado, racional y regular con el mundo espiritual. Seguir leyendo “La Religión Espírita”

Músculos para el alma

richard1_simonettiUna joven se quejaba porque sufría la persecución de un Espíritu que no la dejaba en paz. Ideas infelices, sentimientos negativos, angustia, tristeza, anunciaban la presencia de la entidad malvada. Y apelaba, afligida, dirigiéndose a Chico Xavier:

-¡No soporto mas esa presión! Mi vida esta transformándose en un infierno. ¿Qué debo hacer para liberarme de ese obsesor que me deja angustiada?

El médium, con la delicadeza que lo caracterizaba, respondió, con buen humor: Seguir leyendo “Músculos para el alma”

Desamarrar

simonettiDelante de una sufrida viuda, la médium transmitía informaciones del “mentor”:

-Su vida esta “amarrada”. Hay gente que no la quiere y la rodean de vibraciones negativas. Eso agrava los problemas con su hija, que se resiente de un sentimiento de rechazo de su parte, pretendiendo castigarla.

-Qué raro…¡yo quería ser madre! ¡Me alegre cuando me quede embarazada!

-Y hay más: su marido no se conforma con vivir lejos de la familia, principalmente de la hija, por quien tiene un cariño especial. Está pensando en llevársela. De ahí los problemas de salud que viene enfrentando. Seguir leyendo “Desamarrar”

Comercio Contestado

RsimonettiMateo, 21: 12-13. Marcos, 11: 15-17. Lucas, 19: 45-46. Juan, 2:14-17

Después de la célebre transformación del agua en vino, en Cana de Galilea, Jesús, acompañado de su madre y algunos discípulos, se instalaron en Cafarnaúm, en las cercanías del lago de Genesaret. Pequeño, cerca de seis mil habitantes, pero con mucho ambiente, la ciudad era un centro comercial, particularmente de pesca, y también un puesto militar romano. Sería la residencia de Jesús durante algún tiempo, sede de sus actividades. De allí partiría para jornadas de divulgación de la Buena Nueva.

***

Como estaba cerca la pascua de los judíos, en que se conmemoraba la huida de Egipto, el grupo fue a Jerusalén. Seguir leyendo “Comercio Contestado”

Videncia

richard1_simonetti1.¿Cómo definiríamos la videncia?

Conforme ocurre, frecuentemente, en nuestro idioma, el término videncia tiene varias acepciones. Vidente es todo aquel que ejercita el sentido de la visión, utilizando los ojos. Es, también, el que adivina el futuro, el dotado de la visión a distancia, el individuo perspicaz…Bajo el punto de vista espírita, es la persona que ve el mundo espiritual.

2.Personas en estado de perturbación, enfrentando problemas existenciales o de salud, no es de extrañar que tengan videncia. ¿Es una facultad a ser desarrollada?

No necesariamente. Así como ocurre en relación a otros fenómenos envolviendo el mundo espiritual, la persona podrá tener videncias en hechos de una superexcitación psíquica. Después de someterse al tratamiento espiritual, tenderá a desaparecer. Seguir leyendo “Videncia”

Olor de candil

Richard_simonetti.Cuenta el historiador griego Plutarco (46-119) que Demóstenes (284-322 a.C), uno de los grandes maestros de la elocuencia en el mundo antiguo, experimentaba, cuando joven, serias limitaciones con la palabra. No parecía destinado a brillar en la tribuna. Tuvo que emplear gran fuerza de voluntad para superar limitaciones que en el inicio de su carrera lo sometieron a vejaciones de ser vociferado por el auditorio donde hablaba como abogado.

Buscando corregir graves defectos de pronunciación, leía, en solitario, interminables discursos, teniendo pequeñas piedras en la boca. No es raro que lo hiciera en la orilla del mar, esforzándose para elevar la potencia de la voz cuando se agitaban las olas, preparándose para dominar los gritos de la multitud. Seguir leyendo “Olor de candil”

Viejo testamento

richarsimonetti1 –¿Existen referencias a la reencarnación en la Biblia?

Es evocada muchas veces en el Viejo Testamento, de cara a las tendencias inmediatas del pueblo judío, pero dirigido a los intereses materiales, sin asuntos de orden espiritual.

2 -¿Dónde aparece la reencarnación, en el Viejo Testamento?

Dice Jo (14:14): “Muriendo un hombre, por ventura volverá a vivir. Todos los días en que ahora combato espero hasta que llegue mi cambio”. No había motivo para el patriarca cuestionar su fe en la supervivienda. Ciertamente se refería a la posibilidad de retomar la experiencia humana. Seguir leyendo “Viejo testamento”

Violencia

richard1_simonetti1 – Existe un aumento significativo de la violencia en los centros urbanos. ¿Será que la Humanidad está pasando por un retroceso en los caminos de la evolución?

Nadie involuciona. Tan sólo se revela. La incidencia mayor de esos sucesos resulta de la reencarnación de multitudes de Espíritus en estados primarios de la evolución.

2 – Hay crímenes chocantes, cometidos con excesos de perversidad. ¿A qué atribuir ese comportamiento? Seguir leyendo “Violencia”

Vivir en el Paraíso

Richard_simonetti.No penséis que yo vine a destruir la Ley y a los profetas. No os vine a destruir, sino a cumplir. Porque en verdad os digo: Antes que pase el cielo a la tierra, ni una sola jota, ni una sola tilde de la Ley pasara, sin que todo se cumpla. Mateo, 5:17-18.

-Conviértase, mi amigo. ¡El tiempo está llegando! ¡Es su última oportunidad!

-¿El mundo va acabar?

-¿En el fuego, como esta en el Apocalipsis? Seguir leyendo “Vivir en el Paraíso”

Navegación de entradas

1 2 3 26 27 28 29
Volver arriba