Disculpar

Disculpe y usted comprenderá.

Donde existe amor no hay lugar para resentimientos. Al colocarse en la condición de quien yerra, sea cual sea el problema, de inmediato, usted notará que la compasión nos disuelve cualquier sombra de crítica.

La existencia humana es una colección de pruebas en que la Divina Sabiduría nos observa, con miras a nuestra habilitación para la Vida Superior; quien hoy condena al prójimo, no sabe que tal vez mañana esté enfrentando los mismos problemas de aquellos compañeros presentemente en dificultades.

Leer másDisculpar

Influencia espiritual

Una señora que preguntó:

-Mi marido es un hombre bueno, caritativo, pero cuando está nervioso insulta, riñe, ofende, parece otra persona. Tengo la impresión de que el acaba transmitiendo la manifestación de un Espíritu perturbador.

¿Es posible? ¡Sin duda! Es probable, pero, se trata de una manifestación… anímica, algo de su propio Espíritu, revelando su manera de ser.

***

Culpar a los desencarnados por un comportamiento agresivo y mal educado del marido, puede ser un ejercicio de generosidad de la esposa comprensiva, pero no es compatible con la realidad. Hay un principio fundamental que no podemos olvidar en este asunto: No tenemos un comportamiento inadecuado por influencia espiritual. Somos influenciados en virtud de un comportamiento inadecuado, llevándose en consideración el principio de la sintonía.

Leer másInfluencia espiritual

Sexolatría

Freud, con mucho acierto, descubrió en el deseo sexual la respuesta para muchos trastornos psicológicos y físicos, psiquiátricos y comportamentales que afligen al ser humano.

Basándose en las herencias antropológicas, el insigne maestro vienense estableció los paradigmas del psicoanálisis, fundamentados en los mecanismos del sexo y toda su gama de conflictos no exteriorizados.

Examinando la sociedad como víctima de la castración religiosa ancestral, consecuente de las inhibiciones, frustraciones y perturbaciones de sus líderes que, a través de mecanismos prohibitivos para el intercambio sexual, lo condenaban como instrumento de sordidez, abominación y pecado, tuvo el valor intelectual y científico de levantar la bandera de la liberación, demostrando que el problema se encuentra más en la mente del individuo que en el acto propiamente dicho.

Leer másSexolatría

Límite del trabajo. Descanso

682 Siendo natural el descanso después del trabajo, ¿no es una ley natural?

«Sin duda el descanso sirve para reparar las fuerzas del cuerpo, y es necesario también para dejar un poco de libertad a la inteligencia con el fin de que se levante por encima de la materia.»

683 ¿Cuál es el límite del trabajo?

«El límite de las fuerzas. Por lo demás, Dios deja al hombre en libertad.»

684 ¿Qué debemos pensar de los que abusan de su autoridad para imponer a sus inferiores un trabajo excesivo?

«Es una de las acciones peores. Todo hombre que tiene mando es responsable del exceso de trabajo que impone a sus inferiores, porque viola la ley de Dios.» (273)

Leer másLímite del trabajo. Descanso

La bendita moneda

¡El dinero no trae felicidad! – La frase está en boca de muchas personas y se repite muchas veces. Ciertamente, el dinero, en sí mismo, no trae felicidad, de la misma manera que la belleza, el poder y muchos otros elementos en el mundo no constituyen la felicidad.

La felicidad tiene que ver con los propósitos de la vida, lo que elegimos para nosotros mismos, en términos de realización personal. Sin embargo, el dinero no es de ninguna manera prescindible. Su ausencia, casi siempre, se convierte en un factor de desequilibrio y miseria con el que las multitudes son atormentadas. Entonces, pensemos un poco más antes de repetir lo que muchos dicen.

Leer másLa bendita moneda

Médiums exhibicionistas y problemáticos

Siendo una disposición orgánica, la facultad mediúmnica debe ser canalizada para fines nobles, evitando transformarla en motivo de espectáculo ya que podrá generar conmociones pasajeras. Proporcionando el intercambio espiritual a través del periespíritu del sensitivo, el silencio y el recogimiento son las condiciones propicias para recoger resultados positivos. Independiente de la voluntad de su poseedor, funciona cuando es accionada por los espíritus que la manipulan, por lo tanto, es merecedora de asistencia moral, para atraer agentes dignificantes interesados en el progreso general y en el intercambio saludable con los hombres. A la facultad mediúmnica se le debe dar mucho cuidado, porque los espíritus pululan en la erraticidad, y con el fin de que no se convierta en un instrumento útil para los desencarnados inferiores, se debe luchar con esmero para no convertirse en presa de los frívolos, que fácilmente se juntan con los obsesores, generando serias perturbaciones y enfermedades complejas. El trato con los espíritus impone prudencia, moral elevada, equilibrio emocional en todo aquel que se interese por cosechar resultados satisfactorios. La fe sincera, sin escándalos ni afectación, nuestra entrega a Dios y a nuestro guía espiritual con confianza plena, contribuye para una educación mediúmnica ejemplar. Se debe tener cuidado con respecto a los comunicantes, pues pueden haber sido famosos en la Tierra, pero estar carentes de elevación moral, por lo que el médium se debe prevenir de los engaños peligrosos de la obsesión que fácilmente puede ocurrir.

Leer másMédiums exhibicionistas y problemáticos