Armadura de seguridad

“600. ¿La oración torna mejor al hombre?

“Si, ya que aquel que ora con fervor y confianza se hace más fuerte contra las tentaciones del mal y Dios le envía buenos Espíritus para ayudarlo. Es este un socorro que nunca se le recusa, cuando es pedido con sinceridad.”

LIBRO DE LOS ESPÍRITUS

Cuando el problema tomó proporciones alarmantes en vez de buscar la fuente augusta de la oración, bañando el corazón con el agua lustral del equilibrio y de la serenidad, aspirando en la comunión con las Esferas Elevadas, te dejaste arrastrar por inexplicable desespero que se hizo peso muerto complicando los movimientos de tu liberación.

Leer másArmadura de seguridad

Sobre las sociedades espiritistas XXV

La mayor parte de las veces, ¿con qué fin pedís comunicaciones a los Espíritus? Para obtener un buen escrito y enseñarlo a vuestros conocidos como muestra de nuestro talento, los conserváis preciosamente en vuestros álbumes, pero en vuestros corazones no hay cabida.

¿Creéis que porque nos lisonjeáis venimos a tomar puesto en vuestras asambleas como en un concurso haciendo gala de elocuencia para que podáis decir que la sesión ha sido muy interesante? ¿Qué os queda cuando habéis encontrado una comunicación admirable? ¿Creéis que venimos buscando vuestros aplausos?

Leer másSobre las sociedades espiritistas XXV

El olvido

Entre los dones que el eterno hiciera
a su modelo, a su mejor hechura,
para que goces su existir tuviera
y a su Creador amase la criatura;
para que su grandeza comprendiera
y fuese resignada en su amargura;
presente de valor harto crecido
se dignó dar al hombre, en el olvido.

Tal vez alguno al escuchar mi acento
de mis palabras con desdén se ría,
pues solo en el olvido halle el tormento
que a la humana razón, tanto extravía…
Mi aserto he de probar, para ello cuento
no con frases brillantes de poesía,
que solo busco protección y ayuda
en decir la verdad lisa y desnuda.

Leer másEl olvido

Sobre las sociedades espiritistas XXVI

El Espiritismo debería ser un escudo contra el Espíritu de discordia y desunión; pero este Espíritu en todo tiempo sacude su ponzoña sobre los humanos, porque está celoso de la felicidad que procura la paz y la unión.

¡Espiritistas! Él podrá, pues, penetrar en vuestras asambleas y no lo dudéis, procurará sembrar en ellas la defección, pero será impotente contra los que están animados de la verdadera caridad. Estad preparados y velad cesar en la puerta de vuestro corazón, como en la de vuestras reuniones para no dejar penetrar al enemigo.

Si vuestros esfuerzos son impotentes contra el de fuera, siempre dependerá de vosotros el impedirle el acceso de vuestra alma.

Leer másSobre las sociedades espiritistas XXVI

Trabajando

Si erraste en alguna ofensa
sin el perdón del ofendido,
huye de la tristeza sin sentido,
no pierdas tiempo llorando…

Da nuevo provecho a las horas,
no discutas, ni descanses,
para sanar esos lances
pide perdón, trabajando…

Si alguien te armó “mal mirar”,
induciéndote a la tristeza,
dándote angustia e incerteza,
a pesar del gesto delicado,
recuerda que, en este mundo,
es fácil encontrar persona
de alma ruda y palabra buena
y prosigue trabajando…

Leer másTrabajando

Mentores y tareas

«491. ¿Cuál es la misión del Espíritu protector?

– La de un padre para con sus hijos: conducir a su protegido por la buena senda, ayudarle con sus consejos, consolarlo en sus aflicciones, sostener su valor en las pruebas de la vida.”

EL LIBRO DE LOS ESPÍRITUS

El proceso de transferencia de responsabilidad vigente entre los encarnados, lentamente está siendo aplicado en la Siembra Espirita por la falta de vigilancia de los compañeros residentes en la organización física.

Leer másMentores y tareas

Sueños de semilla

En el silencio de mi reflexión percibo todo mi mundo interno como si fuera una semilla, de alguna manera pequeña e insignificante pero también pletórica de potencialidades. …Y veo en sus entrañas el germen de un árbol magnífico, el árbol de mi propia vida en proceso de desarrollo. En su pequeñez, cada semilla contiene el espíritu del árbol que será después. Cada semilla sabe cómo transformarse en árbol, cayendo en tierra fértil, absorbiendo los jugos que la alimentan, expandiendo las ramas y el follaje, llenándose de flores y de frutos, para poder dar lo que tienen que dar. Cada semilla sabe cómo llegar a ser árbol. Y tantas son las semillas como son los sueños secretos.

Leer másSueños de semilla

Cremación

El miedo de ser enterrado vivo induce a mucha gente a pensar en la propia incineración. Se quema el cadáver evitando el problema. Pero hay una duda que inspira la pregunta más frecuente en las conferencias sobre la muerte:

– Si en el crematorio yo aún estoy preso al cuerpo, ¿qué ocurrirá?

En esas oportunidades, acostumbro a decir:

– Bien, en el interior del horno la temperatura alcanza mil cuatrocientos grados centígrados. Considerando que el agua hierbe a cien grados, podemos imaginar lo que es eso. Queda tan caliente que el propio cadáver entra en combustión. Entonces, en medio de las llamas, si el fallecido está lleno de concepciones teológicas medievales, imaginará, horrorizado:

“¡Dios mío! ¡Estoy en el Infierno!”

Leer másCremación

Mediúmnidad y Jesús

La mediúmnidad es una facultad, que hace posible el intercambio con los espíritus de una forma consciente o no, no importando si éstos espíritus se encuentren en el cuerpo físico o estén fuera de él, más allá de la muerte orgánica. Ella es neutra, desde el punto de vista filosófico y religioso, ha sido utilizada a través de la historia para fines que le destinan los grupos sociales en los cuales se presenta. Es innata a la naturaleza humana, contribuye para demostrar con seguridad la transitoriedad de la organización biológica, al mismo tiempo que favorece la indiscutible realidad de la vida inmortal.

Su uso la hace merecedora de bendiciones o de perturbación, pues está de acuerdo a la conducta del médium, así como de aquellos con los que él alterna. Se expresa de forma automática, despertando curiosidad y llamando la atención, sin embargo, impone un comportamiento saludable, con el fin de ofrecer resultados provechosos.

Leer másMediúmnidad y Jesús