Por ahora

Por ahora, es inútil que el hombre en el mundo labre escrituras y acuerdos sobre propiedades que no le pertenecen.

Usufructuario de la hacienda terrestre vive para decir adiós, cada día, aprendiendo, no es raro, con dificultades y rebeldías, el arte de despedirse. Por ahora, ciudades preciosas e imponentes son patrimonio móvil de las generaciones que se suceden, ininterrumpidamente…  

Casas solariegas son transmitidas de padres a hijos, cuando no descienden a las oscuras disputas envenenadas que rodean la sepultura de aquellos que las relegan a los descendientes…

Leer másPor ahora

Flores de nostalgia

Si pretendemos venerar la memoria de familiares queridos, transferidos para el Más Allá, elijamos el lugar ideal: nuestra casa.

Usemos muchas flores para adornar la Vida, en el acercamiento al hogar; nunca para exaltar la muerte, en la frialdad del cementerio. Ellos preferirán, invariablemente, recibir nuestro mensaje de cariño, por el correo de la añoranza, sin el sello fúnebre.

Es bueno sentir añoranza. Significa que hay amor en nuestros corazones, el sentimiento supremo que presta significado y objetivo a la existencia.

Leer másFlores de nostalgia

Olimpiada del alma

¿Usted sabe porque los atletas tienen buena forma física? Si usted es atleta ya conoce la respuesta. Sabe que para adquirir un cuerpo bien preparado es preciso esforzarse mucho, hacer ejercicios físicos que desarrollen la fuerza muscular, la rigidez y resistencias necesarias para las competiciones. No es una tarea fácil. El atleta precisa hacer esfuerzos, superar dolores, sufrir rasguños, caer, levantar, tantas veces como sean necesarias para conseguir su intento.

¿En el campo del alma, será que es diferente? ¿Para obtener un desarrollo espiritual, moralmente bien definido, será necesario hacer esfuerzos? ¿Será que la belleza del espíritu se consigue sin ningún esfuerzo?

Leer másOlimpiada del alma

Revuelta

“192 a. ¿Puede el hombre asegurarse en esta vida una existencia futura menos llena de amargura?

– Por cierto que sí, le cabe abreviar la longitud y las dificultades del camino. Sólo el despreocupado se encuentra siempre en el mismo punto.”

EL LIBRO DE LOS ESPÍRITUS

Indiscutiblemente, enfrentas la revuelta en toda la Tierra, cargando una máscara de mil caras con que se presenta, dominadora.

Leer másRevuelta

Sobre las sociedades espiritistas XXIV

Yo os hablaré de la necesidad de observar la más grande regularidad en vuestras sesiones, es decir, de evitar toda confusión, toda divergencia en las ideas. La divergencia favorece la sustitución de malos Espíritus a los buenos y casi siempre son los primeros los que se apoderan de las cuestiones que se proponen. Por otra parte, en una reunión compuesta de elementos diversos y desconocidos los unos de los otros, ¿cómo se evitan las ideas contradictorias, la distracción y aun peor: una vaga y satírica indiferencia?

Leer másSobre las sociedades espiritistas XXIV

El álbum de Estefanía

Guardas en blanco la primera hoja
del libro virginal de tus amores,
para que en ella deje mi congoja
una hoja seca entre tan bellas flores

Más tú lo quieres, con sencillo acento
les pides ecos a mi pobre lira.
¡En la brisa leerás mi pensamiento…
Que siempre el aura de dolor suspira

Yo suspiro también: guardo en mi alma
un sentimiento de dolor profundo.
¡Un desengaño arrebató mi calma
y un cementerio me parece el mundo!

Leer másEl álbum de Estefanía

Palabras del sembrador

Sembrador de la vida, siembra la buena simiente, los corazones en la Tierra se asemejan, muchas veces, a la propia tierra.

No maldecirás al desierto porque exhiba espectáculos de sequedad.

Le darás el consuelo de la fuente.

No aplastarás los propios dedos en las piedras del campo.

Removerás el obstáculo, amparando la era.

No impedirás el barro del charco.

Leer másPalabras del sembrador

Libertad cristiana

“Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen”

Fijando los límites de la libertad cristiana o, en otras palabras, estableciendo reglas para el buen tono evangélico, advierte Pablo a los miembros de la Iglesia por él fundada en Corinto, Grecia, en 1ª Cor. 10:23, en cuanto a la licitud y conveniencia de las cosas.

La orientación Paulina es sabia y equilibrada, dado a que favorece nuestra comprensión en cuanto al comportamiento heterogéneo de los hombres, en determinadas circunstancias de la vida común. Para una mayor claridad del pasaje en estudio, la reproducimos también según otras traducciones bíblicas: “Todo me está permitido, mas no todo conviene; todo me es permitido, mas no todo edifica.” En primer lugar, recalquemos al respecto, al Libre Albedrío individual, en el substrato ético del Cristianismo: todo está permitido al hombre, mas él modificará esa libertad de elección, dejará de usar ese permiso tan luego la Espiritualidad le muestre más amplios horizontes evolutivos, o la evolución le muestre más amplios horizontes espirituales.

Leer másLibertad cristiana