Meditación

Cuando, en las horas de intimo disgusto, el desaliento te invada el alma y las lágrimas te afloren en los ojos, búscame: “yo soy aquel que sabe sofocar tu llanto y parar tus lágrimas.”

Cuando te sientas incomprendido de los que te rodean y mires que en torno hay indiferencia, acércate a mí: “¡yo soy la luz, bajo cuyos rayos te iluminan la pureza de tus intenciones y la nobleza de tus sentimientos!”.

Cuando se te acabe el ánimo para encarar las vicisitudes de la vida y te encuentres en la inminencia de desfallecer, llámame: “¡yo soy la fuerza capaz de mover las piedras de tu camino y sobreponerte a las adversidades del mundo!”

Leer másMeditación

La justicia de las angustias

Solamente en la vida futura pueden efectuarse las compensaciones que Jesús promete a los afligidos de la Tierra. Sin la certeza del futuro, estas máximas serían un absurdo; mas todavía: serían un cebo.

A pesar de esa certeza, difícilmente se comprende la conveniencia de sufrir para ser feliz. ¡Eh!, dicen, para que se tenga mayor mérito. Pero, entonces, pregúntese: ¿por qué sufren unos más que otros? ¿Por qué nacen unos en la miseria y otros en la abundancia, sin haber hecho ninguna cosa que justifique esas posiciones? ¿Por qué unos no consiguen nada, mientras que a otros todo les parece sonreír?

Leer másLa justicia de las angustias

Dios de todos nosotros

Anochecía… En la pequeña ciudad la joven, desanimada, pasaba delante de una iglesia, cuando decidió entrar. Aquella institución ni siquiera era de su religión. No obstante, estaba tan triste, pues tenía tantas ganas de que el mundo acabara para que ella misma fuera consumida, que se dirigió hacia la puerta.

En ese exacto momento, el sacristán se preparaba para cerrar el lugar. Isabel retrocedió. Sin embargo, al percibir su intención, él la invitó:

Leer másDios de todos nosotros

¡Murió de frío!

Una tarde fui con mi amiga Herminia Guzmán a una casa de campo que posee en Carabanchel, sitio de preferencia, porque allí pasó su primera juventud con sus padres; allí se casó; allí sonrió a su primer hijo y allí derramó sus primeras lágrimas. Hoy Herminia, mujer muy buena, es profundamente desgraciada, a causa de su marido y de sus hijos, sin otra ventaja en medio de su desventura, que la de una posición adinerada. Suaviza sus amarguras la fe religiosa, esperándolo todo del amor y de la justicia divina.

Al llegar a la quinta, lo primero que hizo fue enseñarme la casa. Luego nos refugiamos en el gabinete que ella ocupara de soltera, donde me mostró retratos, poesías de sus compañeras de colegio, y por último una cajita de raso blanco, en cuya tapa había bordadas con seda azul estas palabras: «¡Murió de frío!». La caja contenía una flor seca y un rizo de cabellos rubios como el oro.

Leer más¡Murió de frío!

Tareas

Te gustaría servir, subiendo, a altos puestos, y resolverías muchas dificultades, solucionando los aflictivos problemas que aplastan al pueblo.

Preferirías actuar en relevantes compromisos, donde la propia actividad se convirtiese en represión al crimen de todos los matices.

Desearías abrazar misiones especiales, en el mundo de las investigaciones científicas o en el campo de las ciencias sociales, abriendo horizontes claros para la colectividad.

Leer másTareas

El quinto hijo

¿Transmiten los padres a sus hijos una porción de su alma, o sólo se limitan a darles la vida animal, a la cual, otra alma, brinda la vida moral?

– Sólo la vida animal, puesto que el alma es indivisible. Un padre torpe puede tener hijos talentosos, y a la inversa.

Pregunta 203

La señora quedó embarazada por quinta vez.
Evento poco animador.

Leer másEl quinto hijo

Anticonceptivos y Planeamiento Familiar

Importantes alegaciones que merecen consideración, vienen siendo clasificadas para justificar la planificación familiar a través del uso de los anticonceptivos de variados tipos.

Son argumentos de carácter sociológico, ecológico, económico, demográfico, considerándose con mayor vigor los factores consecuentes de las posibilidades de alimentación en una tierra tenida como semi-agotada de recursos, para alimentar a aquellos que se multiplican geométricamente con espantosa celeridad…

Leer másAnticonceptivos y Planeamiento Familiar

Vida y sexo

Que los problemas del sexo agitan actualmente varios sectores de la vida humana es incontestable.

¿De que forma, pues, las tesis del sexo son tratadas del plano espiritual para el plano terrestre?

Semejante pregunta, repetidamente dirigida a nosotros, pequeños servidores desencarnados, motivó a escribir este modesto artículo que ofrecemos aquí a los lectores.

Con él, no disputamos cualquier nueva posición, ante los dedicados trabajadores de la psicología moderna que hoy analizan los enredos del alma humana, para beneficio de la salud mental de la comunidad.

Leer másVida y sexo