Contradicción

Muchos compañeros, bajo pretexto de guardarse contra el mal, evitan contactos con ese o aquel círculo de servicio, cayendo frecuentemente en males de mayor monta. Y para eso, casi siempre, recurren a negativas de variada especie. Se dicen pecadores, pero huyen deliberadamente a la oportunidad que les propicia la adquisición de virtud.

Se afirman deudores, cuando en ese aspecto les cabe mayor diligencia en la solución de los compromisos de que se gravan.

Se declaran inútiles, ausentándose de los cuadros de trabajo en que podrían mostrar las utilidades de que son mensajeros.

Leer másContradicción

Cosas invisibles

«Porque sus cosas invisibles, desde la creación del mundo, tanto su eterno poder como su divinidad se extienden y claramente se ven por las cosas que están creadas.» Pablo. (Romanos, 1:20.)

El espectáculo de la Creación Universal es la más fuerte de todas las manifestaciones contra el materialismo negativista, hijo de la ignorancia o de la insensatez. Son las cosas creadas las que hablan más justamente de la naturaleza invisible. ¿Dónde hay actividad que se desdoble sin base? Toda forma inteligente nació de una disposición inteligente. El hombre conoce apenas las causas de sus realizaciones transitorias, ignorando, con todo eso, los motivos complejos de cada ángulo del camino.

Leer másCosas invisibles

Con amor

«Y, sobre todo esto, revestíos de caridad, que es el vínculo de la perfección.» – Pablo (Colosenses, 3:14)

Todo discípulo del Evangelio precisará coraje para atacar los servicios de la redención en sí mismo.

Nadie dispensará las armaduras de la fe, a fin de marchar con tranquilidad bajo tempestades.

El camino de rescate y elevación permanece lleno de espinas. El trabajo se constituirá de luchas, de sufrimientos, de sacrificios, de sudor, de testimonios.

Leer másCon amor

Derecho sagrado

«Porque a vosotros os fue concedido, en relación a Cristo, no solamente creer en él, sino también padecer por él.» – Pablo. (Filipenses, 1:29.)

Cooperar personalmente con los administradores humanos, en sentido directo, siempre constituye objeto de la ambición de los servidores de esa o de aquella organización terrestre.

Hecho invariable de confianza, compartir la responsabilidad, entre el superior que sabe determinar y hacer justicia y el subordinado que sabe servir, instituye la base de armonía para la acción diaria, realización esa que todas las instituciones procuran alcanzar.

Leer másDerecho sagrado

Crisis sin dolor

Es fácil reconocer las crisis abiertas.

Prueba exteriorizada, dificultad a la vista. Surgen, comúnmente, en la forma de molestias, desencantos, accidentes o suplicios del corazón, atrayendo el concurso espontaneo de los circunstantes que se anclan a las víctimas, venciendo con serenidad y valor, tormentosos días de angustias, como quien atraviesa, sin mayores riesgos, largos túneles de aflicción.

Tenemos, sin embargo, calamitosas crisis sin dolor, las que se esconden bajo la seguridad de la superficie.

-Cuando nos acomodamos en la inercia, a pretexto de haber trabajado demasiado…

Leer másCrisis sin dolor

Delante la ley

El espíritu concienzudo, creado a través de los milenios, en los dominios inferiores de la naturaleza, llega a la condición de la humanidad, después de haber pagado los tributos que la evolución le reclama.

En vista de esto, es natural que comprendas que el libre albedrío establece una determinada posición para cada alma, por lo tanto, cada persona se debe a sí misma la situación en que se coloca.

Posees lo que diste.

Cultivarás lo que vienes dando.

Leer másDelante la ley

Confía, sirve y sigue

¡El claro en las hileras!. ¡La salud en la marcha!…

En la jornada redentora de la fe, monte arriba, caminando hacia la meta vislumbrada por ideal, sufres la separación de los compañeros queridos, como si trajeses el corazón traumatizado por dolorosa cirugía.

Ansiarías seguir al frente, con todos aquellos que abrazaste en las horas primeras de confianza, cuando la renovación amanecía en los paisajes más íntimos de tu alma, mientras tanto, a medida que avanzas las agujas del reloj de la experiencia, marcan con más sufrimiento y más espanto, cuantos te dicen adiós, en el rumbo de otras realizaciones, a veces como si hubiesen perdido la brújula que les orientara en la existencia.

Leer másConfía, sirve y sigue

Tristeza

En todas partes, la tristeza surge en la tierra a la manera de sombra bajo diversas modalidades.

Vemos la tristeza delictuosa de quien no consigue arrojarse al despeñadero del crimen.

Tenemos la tristeza desordenada de aquellos que no pudieron implantar la discordia.

Auscultamos la tristeza destructiva de cuantos solo encuentran frustración en sus planes perversos.

Sondamos la tristeza malévola de aquellos que se vieron inhabilitados para herir…

Leer másTristeza

Resurrección

No aguardes el futuro para abrir los ojos a la propia resurrección.

El atajo del amor puro consigue reducir las sinuosidades de la senda que nos cabe andar para la comunión con el Señor.

Es posible nuestro renacimiento ahora. Para eso, pues, no guardes el corazón en la rígida armadura de las palabras, incapacitándole en movimiento en el infinito Bien.

El Evangelio no es un prontuario de fórmulas irrealizables.

No se reduce a museo de símbolos muertos, ni se resume a enseñanzas que los siglos hayan sentenciado al abandono.

Leer másResurrección

Por ahora

Por ahora, es inútil que el hombre en el mundo labre escrituras y acuerdos sobre propiedades que no le pertenecen.

Usufructuario de la hacienda terrestre vive para decir adiós, cada día, aprendiendo, no es raro, con dificultades y rebeldías, el arte de despedirse. Por ahora, ciudades preciosas e imponentes son patrimonio móvil de las generaciones que se suceden, ininterrumpidamente…  

Casas solariegas son transmitidas de padres a hijos, cuando no descienden a las oscuras disputas envenenadas que rodean la sepultura de aquellos que las relegan a los descendientes…

Leer másPor ahora

Palabras del sembrador

Sembrador de la vida, siembra la buena simiente, los corazones en la Tierra se asemejan, muchas veces, a la propia tierra.

No maldecirás al desierto porque exhiba espectáculos de sequedad.

Le darás el consuelo de la fuente.

No aplastarás los propios dedos en las piedras del campo.

Removerás el obstáculo, amparando la era.

No impedirás el barro del charco.

Leer másPalabras del sembrador

En el tesoro de las horas

Amigos míos, en nuestras reuniones del Espiritismo Evangélico, no nos olvidemos de la buena voluntad y de la cooperación.

Quince minutos de amparo fraternal, a través de la conversación educativa, representa un valioso tiempo en la construcción del bien.

Los orientadores de la Vida Mayor no se expresan junto a nosotros exclusivamente a través de la máquina mediúmnica, especializada en sus funciones técnicas. Más que eso, se aproximan a nuestra expresión verbal y toman la palabra por hilo de transmisión de enseñanzas preciosas, o por vehículo de medicación eficiente a los que nos acompañan, deteniendo problemas más asfixiantes que los nuestros.

Leer másEn el tesoro de las horas