Tiempo

Emmanuel

En el tiempo infinito, el “hoy” es el reflejo de nuestro “ayer”, tanto como el “mañana” será, como es justo la proyección de nuestro “hoy”.

Recibe, cada día, por llama de luz que puedes aprovechar en el engrandecimiento de la vida que te rodea.

Somos siervos privilegiados con valioso préstamo de dones sublimes.

Abstengámonos, de ese modo, de la pérdida de tiempo y hagamos las tareas que nos compete atender. Seguir leyendo “Tiempo”

El señor permanece

Emmanuel

Busca al Cristo, en silencio, y graba sus lecciones en las páginas de la propia lucha de cada día, y quien te acompaña sabrá encontrar, en tu conducta y en tus gestos, bendecido camino de la elevación.

Es necesario que sepamos comulgar la esperanza y el sufrimiento, la prueba y la dificultad de los otros, bendiciendo a los hermanos que comparten la marcha y enseñándoles, por la regla de nuestras propias acciones, el camino renovador, susceptible de ofrecerles la bendición de la paz.

La asistencia es la fraternidad en acción. Sin ella, indiscutiblemente, nuestros más preciosos argumentos verbalísticos no pasarían de bellos muestrarios sonoros. Seguir leyendo “El señor permanece”

Problemas

Emmanuel

En cualquier problema en el camino de la vida, la respuesta cristiana será siempre disfrazar la fuerza del mal por la fuerza del bien.

El corazón abierto a las sugestiones del bien aclara la consciencia, dilatando su grandeza.

La consciencia sin mancha ilumina la mente, renovando sus manifestaciones.

La verdadera renuncia no es desistir de la lucha y si, el trabajo silencioso en el auxilio a aquellos que nos proponemos ayudar o salvar. Seguir leyendo “Problemas”

Orientaciones

Emmanuel

Auxilia, bendice,
soporta, ayuda y pasa.
Ama y sigue. No temas,
Dios te espera y te ve.

Construye, por dentro del propio ser, el abrigo de entendimiento que solicitas, en el cual puedas disfrutar seguridad e irrádiala de ti.

Agradece la tarea que la vida te concedió.

Trabaja confiando en el éxito del bien. Seguir leyendo “Orientaciones”

En el hogar

Emmanuel

Abraza, entonces, en el hogar que te sitúas, el crisol de tu propia purificación al frente de la vida, y, convirtiéndote en el santuario familiar en siervo del amor que auxilia siempre, de él levantarás tu gran vuelo en servicio de la Humanidad entera.

Se afable con los tuyos, se gentil en casa, se generoso donde estés.

Cuando estés al borde de la impaciencia o de la ira, perdona setenta veces siete veces y adopta el silencio por ángel guardián de tu propia paz.
Compadécete siempre. Seguir leyendo “En el hogar”

Luz del Evangelio

Emmanuel

Aceptando la luz del Evangelio en la conciencia y en el corazón somos, de inmediato, promovidos a la condición de cooperadores del Divino Agricultor, en el campo inmenso de la vida.

Atiende mientras es hoy, al círculo de trabajo que te cabe en el inmenso pomar de la vida, y guarda la certeza de que de tu sudor y de tu cariño en la labranza del Eterno Bien, nacerá, en tu favor, el granero de alegría y victoria con que te enriquecerás en el Bendecido Mañana. Seguir leyendo “Luz del Evangelio”

Toda fe

Emmanuel

Toda fe que ama y sirve es luz que viene de Dios.

Olvídate y camina.

El trabajo en auxilio a los otros te hará profunda y bella renovación.

Dios, en algunos instantes, todo puede cambiar.

El servicio del bien a los semejantes, sea donde sea, es el lugar en que, trabajando en ayuda al prójimo, puedes estar en contacto con los Mensajeros Angélicos. Seguir leyendo “Toda fe”

Fe cristiana

Emmanuel

Si estás en la fe cristiana y esperas solamente: caminos sin problemas, paz sin obligaciones, días de cielo siempre azul, ventajas sin trabajo, conquistas sin sudor, derechos sin deberes, apoyo sin servicio y vida sin pruebas, acuérdate de Jesús.

Cuando alguien desea realmente ayudar, en favor de otro alguien, conserva la certeza de que la Bondad de Dios le donará los medios justos y le apuntará el camino. Seguir leyendo “Fe cristiana”

Embajadores de Jesús

Emmanuel

Somos embajadores de Jesús donde estemos, su Luz es la claridad que nos descubre el futuro.

Donde seas enfrentado por la calumnia, se la palabra amiga del esclarecimiento benéfico.

Si la oscuridad intenta envolverte, haz la claridad del optimismo, con las bendiciones del amor que ayudan en todos los instantes.

Si nos proponemos al servicio del Divino Maestro, descubramos a Él nuestro corazón, a fin de que sus designios imperen sobre nuestra ruta y para que nuestra vida sea una luz brillante para cuantos caminan con nosotros, bajo la oscuridad del mundo. Seguir leyendo “Embajadores de Jesús”

Felicidad duradera

Emmanuel

La felicidad duradera y justa nace para nosotros de la felicidad que encendemos en el camino de los otros, y, por eso, comprendiendo con el Evangelio que más vale dar que recibir, procuremos distribuir los bienes que el Señor nos presta, a bien de todos, en la certeza de que solamente así, conquistaremos, en nuestro favor, la felicidad del Sumo Bien. Seguir leyendo “Felicidad duradera”

Derramar el amor

Emmanuel

Si es justo esperar por el amor que vierte sublime, del Cielo, en tu beneficio, es preciso derramar ese mismo amor en las cavernas de la Tierra, a que consciencias fragmentarias se acogen, contando contigo para que se eduquen y perfeccionen.

Auxilia a los que te siguen los pasos y mantén la certeza de que recibirás en pago de paz y luz el concurso de aquellos que te antecedieron en el acceso a la culminación de la Vida Mayor. Seguir leyendo “Derramar el amor”

Correcciones

Emmanuel

No aspires rectificar rápidamente a los otros, cuando los consideres equivocados, según tus puntos de vista, porque también nosotros, cuando equivocados, no siempre admitimos correcciones inmediatas.

No impongas tu ideal de felicidad a aquellos que estimas, de vez que la felicidad de las criaturas varía siempre conforme el nivel evolutivo en que se encuentran.

Cuanto puedas, como puedas y donde puedas, guardando la conciencia tranquila, trabaja sirviendo siempre. Seguir leyendo “Correcciones”

Navegación de entradas

1 2 3 4 5 54 55 56
Volver arriba