El génesis y la ciencia

amaliadsNo diremos que las hipótesis sentadas por los grandes sabios, lleven todas ellas el sello de la verdad absoluta que nunca será patrimonio del hombre; porque entonces éste se igualaría a Dios; y siempre habrá tanta distancia de Dios al hombre, como de lo infinito a lo infinitesimal. Esa eterna línea divisoria existirá en todas las edades, mas no por esto el trabajo de la inteligencia humana deja de ser admirable, encantador, asombroso, sorprendente. Nada más bello, nada más grande, nada más sublime y más consolador, que ver los titánicos esfuerzos de esas imaginaciones generosas, que con una ingeniosidad y actividad, y con un afán incansable, dedican todo el tiempo a estudiar los grandes principios que sirven de base a la vida de la humanidad. Qué importa que el fruto de todos esos trabajos no esté aún completamente sazonado, si el fruto, en razón de la verdad suprema, nunca estará al alcance de la inteligencia del hombre.

Leer másEl génesis y la ciencia

Deudas del ayer

amalia-domingo-soler-399Un espiritista de Buenos Aires me escribió hace pocos días enviándome el recorte de un periódico, diciéndome: “Que tenga a bien pedir al guía de mis trabajos, si le es posible explicarnos por qué ese joven, por casarse se volvió ciego voluntariamente; si se hubiera suicidado, ni siquiera le hubiese enviado el suelto, porque en un momento de locura se puede atentar contra la existencia; pero, en cambio, este caso es digno de estudio y creo que su explicación será muy provechosa”.

El suelto dice así:

UN SACRIFICIO POR AMOR. –Los periódicos italianos dan cuenta de un suceso verdaderamente extraordinario ocurrido recientemente en Palermo.

Leer másDeudas del ayer

El espiritismo

amaliaNi los antiguos sabios de la Grecia, ni los grandes pensadores de nuestros días, han podido escribir, ni definir una obra tan perfecta, tan llena de episodios interesantes y de sucesos conmovedores, como encierra ese volumen divino llamado hombre. Ni Voltaire con su profundo estudio del corazón humano, ni el célebre Rousseau con su Contrato Social, ni el inolvidable Lord Byron con sus nostalgias sublimes y sus pesimismos desconcertantes; ni el autor del quijote, Miguel de Cervantes Saavedra; ni el primer poeta y Filósofo del siglo XIX, Víctor Hugo, ninguno ha llegado a idear una tragedia con escenas tan emocionantes como se encuentra en la historia de algunos seres: que nunca la inventiva humana tiene tan vivos colores como la amarga realidad de la vida.

Leer másEl espiritismo

¡Todo es justo!

amaliadsHacía mucho tiempo que no sabía nada de mi buena amiga Leontina, mujer muy aficionada a viajar, muy observadora y a la cual he debido notas muy interesantes para mis artículos espiritistas; hace pocos días que después de una larga ausencia se me presentó tan cariñosa como siempre diciéndome:

—Cuánto me he acordado de ti en mi última excursión.

—¡Sí! ¿Por qué?

—Porque he visto unos cuadros… y unos hogares, que ¡bendito sea Dios! y cuánto se aprende corriendo de un lado para otro. He visto familias, que a no ser por aquello de que mi pescuezo guarda el tuyo, en un decir Jesús, ni la degollación de los inocentes hizo más desastres que harían entre sí familias enteras compuestas de enemigos irreconciliables; en cambio, he visto un cuadro de un hogar, que me ha impresionado tan profundamente, que vengo a pedirte la gracia de que preguntes al guía de tus trabajos sobre el pasado de esta familia.

Leer más¡Todo es justo!

Casamiento “in extremis”

amaliadsEn “El Mundo Latino” leí el suelto que copio a continuación y me impresioné tanto con su lectura, que pregunté al guía de mis trabajos el “porqué” de tan doloroso suceso. El “Daily Mail” da extensa cuenta de un casamiento “in extremis” que acaba de consumarse en Nueva York, en circunstancias trágicas. Dos novios estaban ocupados en abrir varias cajas que contenían sus regalos de boda, cuando inopinadamente se disparó un revólver envuelto en un paquete que el novio tenía en la mano. El proyectil hirió a la novia en pleno pecho. Conducida al hospital, declararon los médicos que la herida era mortal. Al conocer su situación, la joven solicitó que la casasen inmediatamente con el autor involuntario de su muerte. Este fue conducido al hospital, y el policía que había practicado su detención le sirvió de testigo. La joven esposa “in extremis” suplicó que pusiesen a su esposo en libertad, pero el juez, inexorable, dispuso que le llevasen a la cárcel mientras ella agonizaba.

Leer másCasamiento “in extremis”

Amor con amor se paga

amalia-domingo-soler-399Está visto que en los últimos años de mi actual existencia los he de consagrar al consuelo de mis semejantes. Decía Fenelón, que un amigo desgraciado es más propio que otro cualquiera para aliviar nuestras penas; y creo que el sabio dijo una gran verdad, porque yo encuentro más alivio a mis pesares poniéndome en relación con un pobre, que con un rico, y a los que padecen les sucede otro tanto, relacionándome conmigo, que sin ser de las personas mas desgraciadas, estoy muy lejos de figurar entre los individuos felices; sea por lo que sea, no pasa día que no reciba una larga epístola, contándome en ella una serie de desventuras, pidiéndome para ellas algún consuelo; y yo, aunque me es imposible atender a todos los que me preguntan y me piden una comunicación de los espíritus, hay relatos tan conmovedores, hay revelaciones tan dolorosas, que no puedo menos que pedir a los invisibles una palabra de consuelo para éste, o aquel infortunado.

Leer másAmor con amor se paga

Crimen por amor

amaliaHojeando un periódico leí el suelto siguiente, que me impresionó bastante: “Nos dicen de la ciudad de X: A dos infelices panaderos, el patrón y su mozo, que debían inaugurar una nueva panadería, se les ocurrió, el día de dar comienzo a su labor, quedarse a dormir en el horno: al amanecer se les halló asfixiados. Ha consternado al vecindario lo sucedido por ignorancia de las víctimas, que las ha llevado al sepulcro antes de ver el comienzo de sus ilusiones. (Q.E.P.D. ).

¡Infelices, qué habrán hecho ayer!

Leer másCrimen por amor

Influencia del Espiritismo en la clase obrera

amalia-domingo-soler-399Hoy que, indudablemente, todas las clases productoras (o sea los hombre que trabajan) como si se despertaran de un profundo letargo, se levantan y piden sus derechos, creyendo que el cumplimiento de sus deberes excede en mil por uno al respeto y a la consideración en que se tiene al obrero; hoy, que se lee, se investiga, se analiza y se pregunta por qué unos viven considerados y adorados como si fuesen dioses, mientras los otros sucumben acosados por el hambre y el frío; hoy que las exigencias de la vida piden más dinero a los hijos del trabajo para pagar sus viviendas, alimentarse, educarse e instruirse; hoy que parece que han llegado los últimos días de los pueblos, tales son los grandes derrumbamientos de las inteligencias y de las cosas, pareciendo que la naturaleza toma parte en el descontento general y a donde quiera que se mire se ven trastornos, desgracias inmensas y hombres de imaginación volcánica que maldicen la hora en que nacieron se dieron cuenta que existían;

Leer másInfluencia del Espiritismo en la clase obrera

Carlos Nebreda

amalia-domingo-soler-399El 22 de Mayo último perdió España uno de sus mejores hijos: en ese día desapareció de la tierra uno de los espíritus más nobles y más elevados que han venido a cumplir una misión en este valle de sombras. Si, hermanos míos; en ese día dejó su envoltura material Carlos Nebreda. ¿Sabéis vosotros quién era este hombre? Era un genio, era un alma que había sabido progresar; era uno de esos seres que vienen a enjugar muchas lágrimas, poniendo en práctica los benditos preceptos del Evangelio. Era uno de lo enviados de Dios, era uno de los compañeros de Cristo, era el Pigmalion de nuestro siglo, que con el soplo divino de la ciencia, anunció a las estatuas inanimadas de los sordo-mudos y los ciegos. ¡Oh, sí, sí! Carlos Nebreda hizo entrar en la vida de relación a esas desgraciadas criaturas que son los parias de Egipto y los ilotas de Esparta.

Leer másCarlos Nebreda

El avaro

amaliaA mi hermana en creencias África Méndez

Hermana mía: una de las más grandes expiaciones que puede tener el hombre, es la avaricia, porque seca en él todas las fuentes de la felicidad. Aunque en la Tierra el placer si no es un mito le falta muy poco para serlo; pero con todo, el mortal puede, a imitación de Cristo, multiplicar como éste los panes y los peces, contentándose él con lo estrictamente necesario y dando a los pobres lo que pudiera gastar en superfluidades.

Leer másEl avaro

Amalia Domingo Soler (1835-1909)

amaliaReconocida en el mundo de las letras como una de las mejores escritoras poetisas de finales del S. XIX. Sus referencias biográficas aparecen recogidas en enciclopedias y trabajos como:

·-“Historia del feminismo en Andalucía”
·-Páginas de biografías de mujeres andaluzas.
·-“Historia del Espiritismo en España”.
·-“Historia del Periodismo Espiritista”
·-Filosofía.org.

Leer másAmalia Domingo Soler (1835-1909)

Dos mujeres

amaliaLa mujer es, como el hombre, un espíritu imperfecto, pero perfectible. Hace poco tiempo, en un mismo día, vi a dos mujeres que me impresionaron vivamente. Para ir desde Gracia a Barcelona, tomé asiento en un tranvía, y en pos de mí, subió una joven hermosísima, que se sentó a mi lado. Era alta y esbelta, de formas bastante desarrolladas, pero de cintura tan delgada, que parecía increíble, siendo tan ancha de hombros, y tan abultada de caderas, pudiese tener un talle tan flexible y tan gentil.

Blanca y sonrosada, caían sobre su frente con gracioso abandono, unos rubios cabellos rizados y peinados con artístico desaliño, descansando sobre sus hombros luengos rizos; en sus ojos azules relampagueaba cierta expresión entre picaresca y lasciva, y en su boca una de esas sonrisas tentadoras que hacen pecar al más ascético anacoreta.

Leer másDos mujeres