Historia de un presidiario

amaliadsYo quisiera, hijos míos, procuraros toda la luz que necesitan vuestras inteligencias para que podáis dar en la actual existencia un paso agigantado en el camino de vuestra vida hacia la perfección infinita que tanto anheláis.

Me he propuesto, desde el espacio, contaros historias reales de la vida, para que, deleitándoos, su lectura no os canse y sepáis encontrar en ellas el verdadero sentido, el fondo íntimo, que manifiestan estas mis narraciones de ultratumba. Leedme, pues, en espíritu, y dejad la letra. Y, como me he propuesto, repito, ser vuestra Madre y Maestra, cariñosamente unas veces, enérgica otras, trataré de inculcaros, en mis historietas, las ideas de amor y enseñanza, que son la base eterna del progreso del espíritu. Empiezo:

Leer másHistoria de un presidiario

¡Levantaos!

menezesHijos, levantaos de la caída en que, inadvertidamente, os arrojasteis. No permanezcáis estirados en el suelo del desespero y de la inercia, aguardando que manos anónimas y abnegadas tomen por vosotros la decisión que os compete de proseguir caminando con los propios pies.

Levantaos y continuad, vacilantes hacia adelante.

Reconsiderad la trayectoria y tened cautela contra nuevas posibles caídas. Manteneos todo el tiempo vigilantes y no os descuidéis un solo instante de la trampa traicionera de vuestros males. Apoyaos en los encargos que os cabe cumplir, en relación al prójimo, y no os concedáis excesivo tiempo en las necesidades personales. Olvidaos, cuanto podáis, en las tareas del bien.

Leer más¡Levantaos!

Bendice con alegría

Divaldo#1Bendice con alegría cada oportunidad evolutiva. El dolor enfrentado con resignación disminuye de intensidad, tanto como soportado en silencio pasa con más rapidez.

Nunca te alcanzan los sufrimientos que no merezcas, así como no pasarás por la Tierra, en régimen de excepción, sin enfrentarlos.

Las Leyes de Dios son iguales para todos. Sustituyendo el amor que escasea, el dolor es la maestra que impulsa el avance.

***

Las lesiones del alma son más mortificadoras.

Leer másBendice con alegría

Heroínas

anitaHeroína – sustantivo. Femenino de héroe. Quiere decir: persona extraordinaria por sus hechos guerreros, su valor o su magnanimidad.

Brasil tiene sus heroínas. Algunas que se destacaron por su coraje para perseguir sus propios sueños, venciendo en un mundo de hombres. Otras guerreras, como Anita Garibaldi del Estado de Santa Catarina, que vivió en el siglo XIX. Durante la Revolución Farroupilha, en el entonces Estado de San Pedro de Rio Grande do Sul, se unió a Giuseppe Garibaldi, que la introdujo en la revolución. 

Leer másHeroínas

Buscad la verdad y la libertad

cairbar“Jesús dijo a los judíos que habían creído en él: Si os mantenéis firmes en mi doctrina, sois de verdad  discípulos míos, conoceréis la Verdad y la Verdad os hará libres.” (Juan, VIII, 31-32).

El hombre es un ser dotado de razón y sentimiento. Estos son los dos polos de la Vida Psíquica a través de la cual se realza el eje del Ideal mantenedor de la evolución gradual del Espíritu. El hombre es un ser polarizado por el raciocinio y animado por sentimientos de virtud, por afectos que lo prenden a la Fraternidad y sólo cuando utiliza esos atributos en busca de la Verdad, se levanta, se dignifica, se eleva y se santifica. ¡Fuera de esa esfera de acción y de educación el hombre es una bestia! ¡Bestia porque no siente, bestia porque no piensa! Pensar es existir; asimilar afectos, virtudes, amor; es vivir: ¡Cogito, ergo sum! “¡Pienso, luego existo!”

Leer másBuscad la verdad y la libertad

Divaldo Franco en New York. El día 21 de marzo

divaldo-francoEl día 21 de marzo, el médium y orador espirita Divaldo Franco realizó una conferencia pública en la ciudad de Nueva York, en los Estados Unidos de Norteamérica.

El acto se llevó a cabo en la sede de la organización Casa do Brasil, en Manhattan, adonde concurrieron más de 450 personas que colmaron el auditorio. El tema de la conferencia fue Esquizofrenia y Obsesión. La disertación comenzó con la narración del destacado trabajo del médico francés Dr. Philippe Pinel, en la época terrorífica de la Revolución Francesa. El Dr. Pinel -a quien se denomina Padre de la Psiquiatría-, habría aceptado la invitación para trabajar como médico en el Hospital de la Salpêtrière, en París, con la condición de liberar a los 53 pacientes esquizofrénicos del tétrico pabellón Bicêtre.

Leer másDivaldo Franco en New York. El día 21 de marzo