¿Qué pasa en mi mente?

Meditación

Algo en mi pasa desconocido;
mi ayer perdido quiero olvidar;
y nunca vida, nueva impresión,
siento que se agita mi corazón.
Seres amigos, a quien yo amaba,
que los miraba con gran placer,
hoy los contemplo sin emoción,
y nada dicen a mi razón.
Sobre mi vida de desconsuelo
se extiende un velo;
y el porvenir ya no me inquieta.
¡Que transición!. Seguir leyendo “¿Qué pasa en mi mente?”

La vida social del adolescente

En el periodo de la adolescencia, la vida social gira en torno de los fenómenos de transformación que afectan el comportamiento juvenil. Así, la preferencia del joven es por otro de la misma franja de edad, sus juegos son perteneciente a las ocurrencias que les están sucediendo en el día a día. Hay abrupto cambio de interés, y por tanto, de compañías, que se tornan imperiosos para la formación y definición de su personalidad.

No más él se complace en los encantamientos anteriores, en las colecciones infantiles que le eran agradables, ni tampoco en las aspiraciones que antes lo mantenían preso al hogar, al estudio o a los deportes hasta entonces preferidos. Es cierto que existen excepciones, pero, lo normal es la alteración de conducta social, frente a la necesidad de afirmación de la masculinidad o feminidad, del descubrimiento de las ocurrencias que lo afectan y de como orientar el rumbo de las aspiraciones que ahora pueblan su pensamiento. Su socialización depende, de alguna forma, de relativa independencia de los padres, de ajustes a la madurez sexual y de los relacionamientos cooperativos con los nuevos amigos que atraviesan el mismo estadio. Seguir leyendo “La vida social del adolescente”

Mi sucesor

22 de diciembre de 1861 (En mi casa; comunicación particular. – Médium., Mr. D´A.)

En una conversación que tuve con los Espíritus a propósito de mi sucesor, planteé la proposición siguiente:

Pregunta. Entre los adeptos, muchos se inquietan acerca de quién vendrá en pos de mí, y se preguntan quién me reemplazará cuando parta, puesto que no ven persona notoriamente apta para tomar las riendas. Yo respondo que no tengo la pretensión de ser el indispensable, que Dios es muy sabio para hacer descansar el porvenir de una doctrina que debe regenerar el mundo sobre la vida de un hombre, y que además, me ha sido dicho que para cumplir mi tarea de constituir la doctrina, me será otorgado el tiempo necesario. A mi sucesor le será entonces la empresa más fácil, puesto que tendrá trazado todo el camino y no necesitará más que perseverar en él. Esto no obstante, si los Espíritus juzgan a propósito decirme alguna cosa más positiva a este respecto, les estaré reconocido. Seguir leyendo “Mi sucesor”

Ser Médium

La mediúmnidad es un instrumento paranormal que se encuentra inherente en la criatura humana, como la inteligencia, la razón. Todo individuo que capta la presencia de seres espirituales de forma consciente o no, es portador de mediúmnidad y tiene como tarea el desplegar los recursos paranormales a través de una educación adecuada, gracias a la cual se volverá un instrumento responsable para el ministerio superior a que está destinado. Siendo confundida al comienzo con varias patologías, sean de orden mental u orgánica, la mediúmnidad se convirtió en un medio para demostrar en el equívoco en que tercamente permanecían sus gratuitos opositores o los investigadores apurados.

La mediúmnidad describe una función que siempre ha estado presente en el hombre en todos los tiempos, pero es con Allan Kardec que comienza a ser tomada en cuenta y a ser tratada a través de un estudio minucioso, colocándola así en el lugar que le corresponde, el ser puente para el intercambio entre los espíritus de ambos lados de la vida con aquellos que se encuentran sumergidos en el mismo nivel de percepciones psíquicas en el cuerpo físico. Seguir leyendo “Ser Médium”

Nuevos samaritanos

El que usó de misericordia con él.

Así termina una de las más importantes lecciones del Evangelio de Jesús, cuando el Maestro hace comprender al doctor de la ley lo que significa tornarse el prójimo de alguien. En el instante en que el samaritano se dispone a cambiar la rutina de su día para ayudar a un completo desconocido, él se vuelve el prójimo de aquel hombre, y esa es la esencia del amor al prójimo.

No hacer juicios. Dejar de pensar solo en sí mismo. Tornarse útil al otro y al mundo. Misericordia es poner el corazón en la miseria del otro. Seguir leyendo “Nuevos samaritanos”

Definiendo rumbos

En verdad, amigo mío, en el Espiritismo habrás encontrado tu renovación mental. El fenómeno mediúmnico habrá modificado tus convicciones. Seguramente, las conclusiones filosóficas han alterado tu visión del mundo. Ahora admites la inmortalidad del ser. Sientes la excelsitud de tu propio destino.

Pero si esa transformación de la inteligencia no eleva tu corazón mediante el perfeccionamiento íntimo, si los principios que abrazas no te ayudan a que mejore tu comportamiento en relación con nuestros hermanos de la Humanidad, ¿para qué te sirve el conocimiento?

Si una fuerza superior no educa tus emociones, si la cultura no te conduce hacia la sublimación del carácter y del sentimiento, ¿qué haces con el tesoro intelectual que la vida te confía?

El intercambio con los habitantes del mundo espiritual no tiene valor si solamente satisface un capricho. La asombrosa manifestación de lo que no es habitual puede carecer de sustancia. Seguir leyendo “Definiendo rumbos”

En la hora más amarga

Ella es así. Llega cuando uno está en el auge de la alegría, cuando los planes son muchos y se espera lo jamás alcanzado. Llega y derrumba sueños, destruye placeres idealizados, consume de dolor a los que permanecen.

Cuenta la actriz Helen Hayes su inconformidad con la muerte de su hija, de apenas diecinueve años, llevada por una crisis de poliomielitis. ¿Por qué? – Gritaba su corazón. Mi hija era joven e inocente, ¿por qué razón fue llevada de esta forma, en vísperas de su estreno en la carrera teatral, en Nueva York?

Ella misma, envuelta en luto, abandonó la carrera artística. ¿Cómo podría crear belleza en los escenarios, si estaba muerta por dentro? Comenzó a rechazar compromisos sociales y profesionales, limitándose a recibir a las personas más íntimas de la familia. Seguir leyendo “En la hora más amarga”

Impedimentos

1. Protestan los dirigentes de reuniones mediúmnicas de la inestabilidad del grupo, en cuanto a la frecuencia. Difícilmente comparecen todos los participantes. ¿Eso puede perjudicar los trabajos?

Sin duda. El grupo forma lo que llamaríamos un “cuerpo mediúmnico”, a la medida que se armonicen sus participantes, en torno de los objetivos de la reunión. Cuando ocurren ausencias hay una disminución de potencial.

2.¿Si determinado Espíritu va a manifestar por intermedio de un médium y este no comparece, otro médium deberá sustituirlo?

Sí, pero sin la eficiencia deseada, ya que la manifestación envuelve una armonización de la entidad con el médium, que acostumbra a ocurrir antes de la reunión. Si el médium, después de ese contacto preliminar, no comparece, el trabajo queda perjudicado. Seguir leyendo “Impedimentos”

La violencia en el cuerpo y en la mente del adolescente

La adolescencia siempre fue considerada un periodo difícil en el desarrollo del ser humano, con más desafíos que en la infancia, creando incomodidades para el propio joven como para sus padres y todos aquellos que con él conviven.

Trescientos años antes de Cristo, Aristóteles escribió que los adolescentes son impetuosos, irascibles y tienden a dejarse llevar por sus impulsos, demostrando una cierta irritabilidad con relación al comportamiento juvenil.

A su vez, Platón desaconsejaba el uso de bebidas alcohólicas en los jóvenes antes de los dieciocho años, debido a la rápida excitabilidad de estos, él propuso: No lanzar fuego sobre fuego.
Los conceptos sobre la adolescencia siempre ganaron aceptación, particularmente cuando es de naturaleza censoria, intolerante. Seguir leyendo “La violencia en el cuerpo y en la mente del adolescente”

Contigo mismo

Amigo mío, protestas contra las dificultades del mundo, ¿pero has pensado ya acerca de las facilidades que tienes en las manos?

Observemos. Contribuyes dentro del plazo establecido, para librarte de la multa legal, con una significativa tasa por el consumo de luz y energía eléctrica; aun así, la usina solar que te suministra claridad, calor y vida, por lo general ni siquiera es identificada por tu memoria…

Saldas periódicamente abultadas cuentas relacionadas con el gasto de agua corriente; no obstante ni te acuerdas del agua gratuita de las lluvias y los manantiales que enriquecen tus días. Seguir leyendo “Contigo mismo”

Navegación de entradas

1 2 3 7 8 9 10 11 12 13 467 468 469
Volver arriba