Vida feliz

foto_joannaPorque las personas se te presenten malas y egoístas, o porque te aflijan y desconsideren, no planees responder.

Hay quien aún se complace en el mal, quien perturba y se ufana de eso.

Son seres mal salidos del primarismo, adquiriendo la luz de la razón y la sensibilidad de la emoción. No es justo que desciendas y a ellas te niveles, sufriendo más, cuando puedes ascender y elevarlas al paisaje moral del mundo para mejor.

Sea tuya la acción de engrandecimiento y comprensión de las faltas y límites de tu prójimo.

Jamás te arrepentirás, obrando así.

***

¡Cuidado con las fantasías morales negativas que afectan las áreas del sexo y de la emoción que se pervierte! Ellas se enraízan en las imágenes mentales y crean dependencias aflictivas que se convierten en tormentos y desequilibrios.

Lo que cultives por la imaginación puede convertirse en un ángel de ayuda, si es noble, o en fantasma, cuando es vulgar.

Hay conductas morales graves en el campo físico, bajo la incitación de pasiones mentales alucinatorias.

Piensa y obra con armonía.

Cultiva las ideas edificantes y te sentirás dichoso.

***

Calma las ansias de tu corazón.

Lo que aún no alcanzaste, está en camino.

No sufras anticipadamente, entregándote a estados deprimentes, por ausencias que ciertamente no hacen falta.

La carencia puede proporcionar recursos e valoración de las personas y cosas.

Quien disfruta de beneficios, con facilidad subestima lo que posee.

Aprende a convivir con la escasez, la soledad, y sabrás evitar la embriaguez de los sentidos, la voluptuosidad de la lujuria, la exacerbación de la posesión.

Eres lo que tu realizas y no lo que tienes o con quien te encuentras.

***

Resérvate el derecho de permanecer indiferente a las provocaciones de cualquier naturaleza.

En una época de insensatez como esta, el mal anda en libertad, seduciendo a los incautos.

Aquí, es la ira de los otros que te agrede.

Allí, está el sexo sin freno que te sensibiliza.

Allá, he aquí la ambición que te despierta el interés.

Cerca se encuentra el vicio, enredando víctimas.

En torno de ti, la diversión perturbadora campea.

Por todas partes, la victoria del crimen y de la disolución de las costumbres multiplica sus tentáculos como polvo cruel y dominador.

Mira esas facilidades como siendo el camino de espinos venenosos que la hierba verde y agradable esconde en el suelo, y no te permitas ponerle los pies, evitándote los accidentes de efectos dañinos.

***

Cuando asumas resoluciones superiores y te ahorres la locura del desequilibrio, serás visitado por personas que intentarán convencerte de que estas equivocado.

Insiste en tus propósitos saludables y no les des oídos.

Al caer, son pocas las manos que intentarán levantarte.

Nunca falta quien empuje, más, al caído en el foso del desespero.

Desgraciadamente, son aun escasos los individuos que están dispuestos a ayudar desinteresadamente, mientras se multiplica el número de aquellos que se complacen entristeciendo.

Sigue adelante en el bien y el Bien te hará un gran bien.

***

Aprende con las lecciones de la vida, pero, principalmente, con tus propias experiencias, confiando menos en los cantos de las sirenas, que seducen arrastrando para los abismos.

Si el ebrio desea liberarse del alcoholismo, encuentra con más facilidad quien le sirva un nuevo trago, envés de quien le dé un pan.

Si el fumador quiere abandonar el tabaco, la ironía de los amigos intentará ridiculizarlo, insistiendo con él para que continúe envenenándose.

Si el toxicómano hace el esfuerzo para dejar la droga, el traficante lo amenaza y lo chantajea.

Si el delincuente de cualquier matiz intenta la rehabilitación, pululan a su lado los que conspiran contra su esfuerzo.

Ten, pues, cuidado y mantente sano, física y moralmente.

***

Acostúmbrate a la verdad.

El hábito de la mentira blanca también llamada inocente o social, te llevará a las más grabes, empujándote para el lodazal de la calumnia y de la frecuente maledicencia.

La chispa produce incendios semejantes a los generados por las llamas crepitantes…

Los grandes crímenes se originan en pequeños delitos, no alcanzados por la Justicia, que proporcionan el agravio del mal.

Usa de severidad moral contigo, no embarcando en las canoas de las conveniencias generales.

Cada persona responde por sí misma y sus actos quedan grabados en la consciencia individual.

Se tú mismo, en constante progreso moral.

***

Siempre que sea posible, ilumínate con la oración.

Haz espacios mentales y busca las Fuentes de la Vida, donde absorberás energías puras y paz.

Todos los santos y místicos que alteraron el rumbo moral de la Humanidad para mejor, en el Oriente como en el Occidente, son unánimes en aconsejar la oración como el recurso más eficaz para preservar o conquistar la harmonía intima.

Jesús mantenía la convivencia amiga con los discípulos y el pueblo, sin embargo, reservaba momentos para conversar con Dios a través de la oración, exaltando la excelencia de esos coloquios sublimes.

Sal, por tanto, del torbellino en que te encuentras sumergido y sigue en el rumbo del oasis de la oración para rehacerte y bañarte de paz.

***

Los negocios ocultos dan rendimientos venenosos.

Muchas personas nos justifican y exaltan los lucros de sus advenidos, informando que son frutos de la época y todos deben aprovechar la ocasión.

Como la moral esta desgobernada, no te dejes conducir por ella, antes controla los abusos y excesos que te lleguen, a fin de corregir la situación caótica.

El error nunca debe ser tomado como ejemplo.

En una época de epidemia gripal, el estado normal de salud no pasa de ser este, solamente porque la mayoría de las personas están infectadas.

Vacúnate contra los abusos y permanecerás con la vida en orden, talvez sin lo superfluo, nunca, con escasez o falta.

***

Cuando el hombre decide modificar su conducta moral para mejor, parece enfrentar una conspiración general contra sus propósitos de ennoblecimiento.

Todo se altera y se desgobierna.

Las mínimas cosas se hacen complicadas, y el ritmo de los acontecimientos, por algún tiempo, cambian para peor.

Ese estado de cosas lleva al candidato a la reforma íntima a retroceder, a desistir. Es natural, que así ocurra.

Toda transferencia modifica lo habitual.

En el área de las acciones morales la reacción es mayor, ya que se adentra en las raíces del mal para extirparlo, a fin de dar surgimiento a nuevos y equilibradas costumbres.

No abandones, de ese modo, tus intentos de moralidad y crecimiento interior, en razón de las primeras dificultades a enfrentar.

Espíritu Joanna de Ângelis
Médium Divaldo Pereira Franco
Extraído del libro “Vida feliz”
Fragmento por Jacob

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.