Conserva siempre vivo el ideal de felicidad

animoConserva siempre vivo el ideal de felicidad. Trabaja mirando el bien propio y el bien de la humanidad. Pera no tengas la preocupación de acumular riquezas que los gusanos destruyen y que la herrumbre consume.

Acumula riquezas duraderas, construidas con los beneficios que prestas a tus hermanos; porque, mañana, recibirás de todos la alegría de la victoria lograda con tu auxilio. La alegría del bien que se realiza es el mayor tesoro que podemos obtener.

***

Procura ser humilde en todas las circunstancias. Humildad no es decir «si» a todo y a todos. Ni es pregonar que somos humildes. No es asentir a todo lo que los otros dicen.

¡No! Humildad es saber exactamente lo que somos y lo que valemos. Es conocernos a nosotros mismos, procurar corregir sinceramente nuestros defectos y no querer imponernos a los demás.

El que es humilde, generalmente no sabe lo que es. Pero el que no es humilde, piensa que ya lo es.

***

Sé firme en tus actitudes y perseverante en tu ideal. Pero sé paciente, no pretendiendo que todo te llegue de inmediato. Hay tiempo para todo. Y todo lo que es tuyo, vendrá a tus manos en el momento oportuno.

Aprende a esperar el momento exacto para recibir los beneficios que reclamas. Espera con paciencia a que maduren los frutos para poder apreciar debidamente su dulzura.

***

Procura amar a todo y a todos indistintamente. El amor es un don perenne de luz y de felicidad, que no busca recompensas ni compensaciones. En todas las criaturas está Dios, que habita en cada uno de nosotros.

Ama a Dios amando a tu prójimo como a ti mismo. Derrama comprensión y paz, para que la felicidad pueda morar definitivamente en tu corazón.

***

Algunos son más lentos y otros más rápidas en el andar. No quieras conseguir de otros lo que no siempre tú consigues realizar. Ten compasión por los errores del prójimo y confórmate si sólo unos pocos alcanzan escalar la empinada montaña de la virtud.

Nadie puede hacerse santo de la noche a la mañana. Sé paciente con tus compañeros de peregrinación sobre esta tierra.

***

Permanece calmo y sereno. Confía en la fuerza cósmica que hay en todo el universo, incluso en tu propia persona. Centra tu confianza en Dios que habita en ti y en todas las criaturas.

Libérate del miedo, camina con seguridad, procura oír las palabras de orientación dictadas en lo más profundo de tu corazón por Dios que habita en tu interior.

***

Evita acusar y criticar. Procura, más bien, colaborar, sobre todo con el ejemplo digno y noble. Todo tiene su razón de ser en la vida, aunque no lo comprendamos, porque no tenemos una visión completa, ya que sólo podemos ver la exterioridad de las personas y de las cosas. Deja los juicios a Aquel que ve en los corazones y que, por estar en cada uno de nosotros, conoce los más secretos pensamientos e intenciones.

***

La vida es alegría, siempre que derramemos optimismo y amor en torno nuestro. Busca siempre ayudar y servir, derramando felicidad a tu alrededor, y la alegría regresará a ti. Procura vivir integrado a la Energía Cósmica, que se da igualmente a todos, y verás que tu vida se transformará en un acto de amor, en un paraíso de felicidad.

***

Sé lo que tú deseas ser. No des importancia o lo que otros dicen de ti. Tú eres hijo de Dios, y como tal tienes el derecho de tu libertad. No te desanimes ante los impedimentos y los dolores.

Ten la certeza de que tú, únicamente tú, tendrás que dar cuenta de tus actos… Por lo tanto, busca dentro de ti mismo la luz divina, y sé exactamente lo que deseas ser, subiendo siempre.

***

Trata de vivir mejor tu vida interior. La agitación de la vida no debe perjudicar el yo verdadero, el alma nuestra. Nada debe hacer olvidar la cosa más importante.

La Centella Divino que está en nosotros es lo real y nuestro cuerpo es apenas un reflejo. Por lo tanto, trata de vivir más intensamente tu vida interior, la vida de lo verdadero, la vida de tu alma.

Minutos de Sabiduría
C Torres Pastorino

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.